CPXII - Cascarón - Mister_Sogad

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67697
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

CPXII - Cascarón - Mister_Sogad

Mensaje por lucia » 14 Abr 2017 11:36

CASCARÓN

Debió dejar atrás los pulmones por aquella época en la que los barcos aún no habían conocido motor alguno. O quizá antes. Echaba de menos poder aspirar y dejar que el pecho se le llenara de fuerza. Y los olores. No es que no pudiera percibir los olores, pero como no podía aspirar la única solución era echar mano de la dirección de los efluvios o sino del viento.

Ni siquiera recordaba dónde había ido perdiendo el resto de los órganos, pero no importaba, lo primordial había sido siempre ir dejando espacio para todo aquello que recogía de los que iba conociendo. A veces se llenaba de amor, otras de odio y rabia, hoy... hoy llevaba tres cuartas partes de tristeza y un poquito de esperanza. Al fin.

Se subió un poco más la solapa del abrigo y siguió con paso veloz la estela de Evelyn. Este día no ribeteaban sus ojos las líneas rojizas que la aprisionaban desde hacía tres años. Él se permitió sonreír, solo un poco, bien sabía lo complicado de las emociones humanas.

Humano. Alguna vez se había considerado de tal modo. Pero eso había sido hacía mucho tiempo. Atrás habían quedado la emotividad y los sentimientos, ¿o no? ¿Acaso el corazón no le fue arrancado a la sombra de la caída de un imperio de montañas de piedra? Y sin embargo... se sabía empático, no podía ser de otro modo, ser recipiente de lo bueno y lo malo de aquellos a los que se aferraba no le resultaba frío o ajeno, no, lo absorbía como propio, y sentía, oh sí, sentía, pero podía mantenerse en segundo plano, diseccionando cada pedacito de emoción que se alojaba en el interior de su cuerpo, como un cirujano que aprendiera con fascinación su oficio.

Evelyn se detuvo frente a un escaparate y se retocó el peinado. Estaba guapa, aunque ella no lo reconocería, no todavía. Sus rizos castaños enmarcaban un rostro de líneas suaves y barbilla redondeada; tras los cristales de unas gafas que descansaban sobre una naricita respingona, dos ojos color miel temblaban nerviosamente. Luego reanudó su marcha.

Tranquila. Todo irá bien. La siguió sin atreverse a apostar por sus propias palabras. Infinidad de veces había acompañado a “su” gente con esa leve esperanza acomodada en algún rinconcito de su cuerpo, a la altura del pecho, y había visto como desaparecía, así, como si nada. Pero Evelyn se merecía un respiro, recuperar una vida.

Vidas. Se podía decir que él atesoraba vidas, no enteras, no, ya no. Lo había intentado, quedarse enganchado a una persona hasta que esta moría, acompañarla en su existencia, llenando su interior con todo lo que le acontecía. Pero era mala idea, pues el vacío cuando se marchaban era... era demasiado. No, mejor ir saltando de un lado a otro, conocer a cuantos más mejor y alimentarse de lo que le dieran.

La tristeza de Evelyn lo había atiborrado de mala manera. Y había sido el recipiente de muchas tristezas, pero aquella tenía algo especial. Pocas personas había conocido como Evelyn. Viuda prematuramente, la muerte de su amado la impactó de tal modo que hizo que perdiera la pequeña vida que se alojaba en sus entrañas. Fue duro, muy duro, porque Evelyn era de esas personas cuya luz iluminaba a cualquiera que tuviera el placer de conocerla. Ahora aquella mujer no era más que una sombra, una oscuridad que era difícil de aceptar para sus más allegados. Hasta ahora, pues una chispita de esperanza se había aventurado a crecer en las tinieblas.

Llegaron al restaurante y él se precipitó a buscar una mesa cerca de aquella en la que Evelyn acababa de sentarse frente a aquel apuesto joven de mirada intensa. No tuvo ningún pudor en espiar cómo se desarrollaba la cita. Nervios, torpeza, risas y, finalmente, miradas cálidas, cariñosas. Había ido bien.

No se quedó a la despedida. Con más deseo de lo que sería capaz de aceptar se apresuró a volver a casa, a esperar su llegada. Se acomodó como pudo, pues bien sabía lo que vendría ahora. El tiempo, ese gran enemigo con el que jugaba una partida interminable, lo observó inmisericorde mientras se afanaba en buscar una distracción que no le hiciera mantener la mirada presa de la puerta de entrada.

Cuando ella llegó su alivio se emparejó con la vitalidad renacida de ella.

—Evelyn...

—Ha ido bien, milord.

La mujer se mordisqueó nerviosa el labio inferior. Ambos sabían lo que vendría. Por un momento pensó que lo rechazaría, pero no lo hizo. Se acercó y se sentó en sus rodillas. Él apenas esperó un momento, pues en sus ojos pudo vislumbrar esa chispa de la posibilidad de un futuro venturoso. Con firmeza volvió a dibujar la línea rojiza que adornaba la muñeca femenina. Con delicadeza, pero quizá con más velocidad de la habitual se llevó la herida a los labios y succionó.

***

Lionel reía enseñando esos dientes blancos que ella tanto amaba. Estaban planeando cómo redecorar el estudio, para cuando su hijo llegara. La felicidad inundaba el automóvil justo cuando se sostenían las miradas, un poco más de lo necesario. Por el rabillo del ojo solo pudo ver un extraño destello antes de que un tremendo golpe la dejara sin respiración.

Sintió como si flotara mientras el rostro de Lionel se desencajaba y se dividía en dos por medio de un material transparente que no tenía idea de cómo había llegado allí. Más allá, a través de la ventanilla, el mundo parecía girar en un remolino interminable, un giroscopio de oscuridad y círculos de neón. Su pelo, que debería haber quedado descansando tras su cabeza, se convertía en una extraña medusa de tentáculos horrendos que trataba una y otra vez de cegarla. En su cuerpo podía notar infinidad de puñetazos de duendes belicosos, de algún modo uno de aquellos demonios pateaba su estómago sin importarle que hubiera un tesoro en su interior. Sus ojos se vieron anegados en lágrimas y creyó que la oscuridad la acogería definitivamente. El último golpe ni siquiera lo notó, pero aquél lugar en el que estaba dejó de moverse. Se dio cuenta que había estado gritando cuando ya su garganta no podía soportarlo.

No sabía dónde estaba, creía reconocerlo, pero su mente era un caos de palabras inconexas acompañadas de un estridente pitido que se había alojado a saber dónde. Respiró con dificultad pero logró serenarse lo justo para unir sus pensamientos en algo... Aterrada se llevó las manos al estómago, tardó un momento en darse cuenta que solo una de ellas repasaba con cuidado el pequeño bulto del centro de su cuerpo. No le importó demasiado, más importante fue darse cuenta que sus dedos le producían pequeños destellos de dolor por toda aquella zona. Algo no iba bien. Giró la cabeza desesperada buscando a Lionel, tenían que... Lionel... La imagen la golpeó y dejó de tratar de buscarlo. De algún modo acabó mirando el retrovisor de su lado, su reflejo la asustó, no por la sangre, sino por la mueca desencajada. Esa no era ella.

—Evelyn.

—¿Lionel?

—No, cariño. Soy yo.

—¿Milord?

—¿Qué haces aquí?

—¿Aquí?

—Esto ya ha pasado, ¿recuerdas?

Entonces las imágenes se aceleran. Evelyn en la cama de un hospital, mirando al techo, con los ojos resecos y sin ganas de seguir existiendo. Luego en casa, aquel hogar que estaba terriblemente vacío, y que sin embargo estaba repleto de objetos que dolían. Días grises y encharcados, noches largas y tormentosas. Entonces aparece algo nuevo, un hombre... no, un caballero que alivia de vez en cuando su pena.

—Ese soy yo.

Por un momento ambos se quedan mirando a ese caballero que recrea ella en su mente. Él sonríe, siempre lo representan como alguien elegante pero con un halo peligroso alrededor, unos ojos rojos quizá, o unos incisivos desarrollados. Evelyn lo construye sin ninguna de esas cosas, de hecho es quizá la que más se ha acercado a la realidad de todos aquellos que alguna vez se han cruzado en su camino. Salvo por el bastón. Se le escapa una carcajada.

Y por fin llegan al día de hoy. El restaurante está más iluminado, más acogedor. Solo hay una mesa y en ella se sientan Evelyn y un hombre que parece iluminar toda la sala. La velada se alarga, se repiten escenas, frases y gestos una y otra vez. El caballero se recrea en todo aquello, lo vive, lo siente, absorbe cada sentimiento que ella desprende, al hombre no le hace ni caso, ¿para qué?, es solo una imagen de la que no puede alimentarse.

***

La despierta con suavidad, acariciando lentamente su mejilla encarnada. Los ojos de caramelo se posan en los suyos con dulzura. No siempre es así, a veces el intercambio deja a “su” gente con una mirada completamente vacía, lo cuál no tiene por qué ser malo. Pero Evelyn es especial, su mirada siempre retorna dulce del pequeño viaje a sus recuerdos, esas escenas y sentimientos que apuñalan con fuerza justo en el centro del pecho y se aferran al dobladillo del alma.

Este es el mejor momento para hablar de lo que debe hacer, para que la idea vaya calando en la mujer.

—Cariño, se acercan tiempos felices para tí, puedo verlo. Será mi momento de partir.

—¿Milord? —Un pequeño destello de alarma asoma entre las largas pestañas.

—Ya no me necesitarás. ¿Qué podría hacer por tí?

Una pequeña mentira, pues la felicidad también es un néctar al que le es fácil engancharse. Pero Se está encariñando demasiado con Evelyn. No está seguro de poder observar cómo envejece su hermoso rostro, aunque destelle alegría.

—¿Cuándo?

—Aún no, tranquila. Pero no falta mucho.

—Le debo tanto...

—Cariño, te aseguro que me has dado de sobra todo este tiempo. Me conformo con tu preciosa compañía.

Otra pequeña mentira, pero esta vez ambos lo saben.

Evelyn cierra los ojos y duerme. Su cuerpo tardará un par de horas en recuperarse un tanto, luego precisará alimento. Él se levanta y la carga como si fuera una pluma. Una pluma de fénix que coloca en el lecho.

Durante su vigilia autoimpuesta la estudia con detenimiento. Serán pocas las veces que la aliviará de sus emociones y recuerdos a partir de ahora, pues es necesario ir espaciando aquellos momentos para que el adiós definitivo no se enquiste.

No por ella, sino por él mismo.

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12733
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, más bonita que nunca

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Berlín » 21 Abr 2017 15:12

Cascarón

Me da que te has montado una versión muy libre de Drácula, autor, así que yo me voy a montar un comentario muy libre también. El tipo, un alma errante antiquísima, se alimenta de los sentimientos de los demás, sentimientos de los que él ya carece, casi olvidados. Entiendo que se va a aferrando cada vez a una persona distinta y se alimenta de ellas, de lo bueno y de lo malo, e intuyo que lo hace, tal vez, para no dejar de ser humano del todo. Y diría que a cambio él les regala la eternidad.

Pero como esto mio son palos de ciego, volveré a ver si los demás comentarios me alumbran un poco más.

No está mal.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"

Avatar de Usuario
Frigg
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 644
Registrado: 21 Mar 2016 12:45
Ubicación: Más pallá que pa cá

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Frigg » 21 Abr 2017 15:14

Tengo la sensación de que el estilo del relato queda un tanto rebuscado y el autor/a no se termina de sentir cómodo en la narración. Eso hace que me salga un poco de la historia. Encuentro frases que no fluyen y algunos detalles de puntuación que me faltan.
En cuanto al argumento, entiendo que nos encontramos con una especie de vampiro, que además de la sangre se alimenta de las emociones de las personas. Antes el vampiro secaba las almas de aquellos que elegía, pero al parecer, ahora tan solo se queda para coger un poquito de cada uno, aliviando un poco el dolor del donante. Pero se engancha demasiado a Evelyn, esa dulce mujer que empieza a ver la luz después de tanto tiempo. Ella sigue reviviendo el pasado, como una cicatriz que aunque parezca haberse borrado, vuelve a aparecer de nuevo sobre la muñeca y sobre su alma.
Es sin duda una historia con halos de romanticismo y misterio, pero no me termina de encajar. Tengo la sensación de encontrarme con alguien que tiene mucho que contar pero que se ha quedado sin tiempo o energías para mostrármelo.
“Mientras dure la vida, que no pare el cuento.”
Carmen Martín Gaite

Avatar de Usuario
rubisco
No tengo vida social
Mensajes: 1884
Registrado: 15 Oct 2016 12:17
Ubicación: Tenerife

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por rubisco » 21 Abr 2017 17:12

Querido autor, querida autora.

Al terminar de leer este relato tuve la tentación de ponerme de rodillas y hacer varias alabanzas. Y eso es porque has tratado con absoluta dignidad un género que me interesa más bien poco, como es el de los vampiros, hasta el punto de mantenerme enganchado hasta el final.

Confesaré que la lectura se me hizo complicada en ocasiones. Hay algunas descripciones un poco ambiguas, o incluso difusas. Un ejemplo es la escena del accidente, que no terminé de entender hasta dos párrafos después, cuando todo encajó. Quizá sea un estilo narrativo, pero no termina de gustarme.

Has conseguido, además, unos personajes con una fuerza tremenda, teniendo en cuenta que Milord practicamente no aparece, y sin embargo su potencia es increíble.

Por otra parte, he interpretado que Milord es un vampiro que se alimenta de sentimientos, no de sangre ―Igual me equivoco, en cuyo caso no lo he entendido, pero―: Tal idea me parece genial, porque reinterpreta el concepto de vampiro.

Si no te llevas mi mayor puntuación es bastante posible que estés cerca (aún me quedan bastantes relatos por leer). Eso muestra lo genial que me ha parecido este relato.

Gracias por compartirlo.
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!

Avatar de Usuario
Topito
GANADOR del V Concurso de relatos
Mensajes: 4300
Registrado: 13 Abr 2009 20:43
Ubicación: Los Madriles

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Topito » 21 Abr 2017 19:19

Sintió como si flotara mientras el rostro de Lionel se desencajaba y se dividía en dos por medio de un material transparente que no tenía idea de cómo había llegado allí. Más allá, a través de la ventanilla, el mundo parecía girar en un remolino interminable, un giroscopio de oscuridad y círculos de neón. Su pelo, que debería haber quedado descansando tras su cabeza, se convertía en una extraña medusa de tentáculos horrendos que trataba una y otra vez de cegarla. En su cuerpo podía notar infinidad de puñetazos de duendes belicosos, de algún modo uno de aquellos demonios pateaba su estómago sin importarle que hubiera un tesoro en su interior. Sus ojos se vieron anegados en lágrimas y creyó que la oscuridad la acogería definitivamente. El último golpe ni siquiera lo notó, pero aquél lugar en el que estaba dejó de moverse. Se dio cuenta que había estado gritando cuando ya su garganta no podía soportarlo
Pues eso, me quedo con este párrafo. Es magnífico.

Sobre el texto. Qué quieres que te diga: yo no suelo leer nada de vampiros y solo he visto algunas películas del género, así que no me había enterado que lo de "Milord" venía por ese motivo. Por ello, no me quedó nada claro la historia. Mea culpa, nada más. Posiblemente si desde el principio hubiera entendido que era un vampiro todo me hubiera encajado. Pero al no comprenderlo, no tenía mucho sentido para mí. Mea culpa, como ya he dicho.

Pero, vamos, que me quedo con el párrafo que he citado. ¡Qué bueno!
leyendo: Haruki Murakami
leyendo cuentos: Zuñiga, O´Connor, Fitzgerald, Chéjov, Matute

Avatar de Usuario
Iliria
Foroadicto
Mensajes: 3367
Registrado: 23 Jul 2014 23:13
Ubicación: Tyris - Valentia

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Iliria » 21 Abr 2017 21:06

Me estreno con este :comp punch:

Creo haber entendido que una especie de vampiro (¿emocional?) se encariña con alguna de sus víctimas.
Como aspectos positivos destaco un buen ritmo en la prosa, preciso. No abusa de un lenguaje recargado como este tipo de lecturas a menudo hace.

En lo negativo, decir que se vuelve confuso en ciertos pasajes. Creo que es bueno que el lector no tenga deducir tanto, sino que el autor le dé las cosas un poco más mascadas. Aquello de buscar equilibrio entre el mostrar y el decir, vaya.

Gracias por tu participación :60:
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Escritoradesueños » 21 Abr 2017 23:06

No se que me está pasando en este concurso, pero hay relatos que no logro "pillarles" el tranquillo.
No entiendo que tipo de "ente" puede ser Milord y no tengo idea de como imaginarlo ¿Yo también lo tengo que imaginar? ¿Cómo se aparece ante "su" gente? ¿En forma de qué? ¿Es un vampiro de emociones o recoge los sentimientos de los demás para vivirlos a su lado con la misma intensidad?
Se me hizo complicada de seguir en un principio...Después me he ido enterando poco a poco de su historia con los humanos y con Evelyn.
Es una idea original, pero la forma en que ha sido expuesta, para mí, es muy confusa.
Este relato creo que guarda su potencial, pero podría haber desplegado mejor su belleza.
A nivel técnico nada que objetar, por el contrario, es de un nivel alto.
Es una historia compleja, más bien para reflexionar y saber leer entre líneas.
Me ha gustado cuando Milord piensa que no soportaría ver envejecer el bello rostro de Evelyn. Creo que a muchas personas les pasa eso consigo mismas...hasta yo me pregunto, cuando vea envejecer y arrugarse mi rostro (si es que lo presencio así), que sentiré.
Supongo que Milord ha sido el cascarón vacio para recoger sentimientos, emociones y volverse a quedar vacio para ir de nuevo a alguien más, a recoger de nuevo.
No entiendo bien lo de la línea roja y lo que le ha sucedido a Evelyn, pero me ha parecido dañino que la lleve a viajar por sus recuerdos más dolorosos, pues eso me ha parecido.
En fin, el relato me confunde mucho y no es de mi estilo. Tiene originalidad y su toque, pero no me gusta en sí. Vamos, no es lo mío.
De todas maneras creo que te presentas con un relato digno, así que, mucha suerte, autor.
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 5005
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por prófugo » 22 Abr 2017 08:40

Estimado(a) autor(a):

Excelente relato de un Conde Drácula que en vez de alimentarse de sangre..lo hace de sentimientos, estados de ánimo y almas de personas.

Me ha gustado como te has recreado con Milord y Evelyn (su sufrimiento..su sumisión..por llamarlo de alguna manera)....eso sí, no sé si entendí perfectamente lo que pasó con Lionel :meditando:

Lo cierto del caso es que me has tenido enganchado a la lectura con interés y lo he disfrutado. Correctamente escrito y cuidado. Enhorabuena!

Gracias por compartir tu criaturita con nosotros. Un fuerte abrazo :60:

Enviado desde mi ALE-L21 mediante Tapatalk
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
Landra
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 373
Registrado: 18 Mar 2016 01:13

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Landra » 22 Abr 2017 11:24

Te doy la enhorabuena por escribir algo de lo que yo sería incapaz aunque no sea del todo de mi agrado, no sé muy bien que más decir sobre el texto, creo entenderlo pero no lo tengo claro.

Mucha suerte!
Dos más dos igual a cinco, de toda la vida.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10946
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Gavalia » 22 Abr 2017 14:23

Solo puedo decir que la redacción es correcta, aunque no me gusta mucho el desarrollo de lo que me cuentas. Creo que te ha quedado un poco soso a pesar de la intensidad con que lo pretendes transmitir. No es muy novedoso el tema de los vampiros, demasiado trillado, y creo que envilecido con tanto como se escribe del asunto en esas sagas tan de moda que han reducido a una figura tan sugerente como la de drácula a una pantomima que avergonzaría al propio Bran Stoker. Menos mal que no me has contado lo guapo quecera el milord. Se agradece. Lo siento, no me ha gustado la historia aunque si la intensidad con la que la cuentas.
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Sagaz
Lector voraz
Mensajes: 222
Registrado: 05 Dic 2016 22:18
Ubicación: Alianza-Maui
Contactar:

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Sagaz » 22 Abr 2017 17:29

Escritura y estilo: Bastante correcto. Aunque hay fragmentos que agradecerían un repaso a la puntuación, no es nada grave. Sí que me he encontrado con algunos símiles y recursos que no me han parecido muy precisos para lo que el autor/a (entiendo) quería transmitir, y eso me ha sacado un poco de la lectura al causarme perplejidad. También he encontrado otros que me han parecido muy buenos como "el dobladillo del alma" :P

Mensaje, verosimilitud e ideas exploradas: En cuanto a la propuesta, me gusta. Al principio creí que el protagonista era una especie de émpata. Luego vi que era un vampiro de emociones, y creo que eso me acabó gustando todavía más. No obstante, la narración es un tanto confusa, y las escenas demasiado etéreas en general. Me hubiera gustado algo más de claridad, sentir hacia dónde iba la historia. Entender qué es lo que quieres contarnos porque, al final, creo que solo he podido ver el envoltorio. Permíteme un desvarío, autor/a: me has vendido los billetes y el folletín turístico, pero no he podido ver hasta dónde llega ese tren.

Conclusión: La idea me parece buena pero creo que le falta bastante recorrido. En líneas generales me ha gustado, así que gracias por compartirlo :hola:
Última edición por Sagaz el 24 Abr 2017 19:50, editado 1 vez en total.
Imagen

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5746
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Ratpenat » 23 Abr 2017 12:57

No me ha gustado mucho, la verdad :? Curiosamente el párrafo que ha citado Topito es lo que menos me ha gustado del relato. Es curioso cómo varían las opiniones a veces :roll: Te deseo suerte, en todo caso.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15566
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por jilguero » 23 Abr 2017 17:56

El título me ha parecido muy original y el arranque me ha gustado mucho, pelín desconcertante pero también original. Pero luego se me ha desinflado y te reconozco que a ello ha contribuido que no me he acabado de enterar.

Mi sensación es que se trata de una buena idea que no ha cuajado como tenía que cuajar o bien que ha terminado siendo demasiado criptica para mí y por eso no he sabido valorar tu texto como se merece :wink: .
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Robe Ferrer
Mensajes: 8
Registrado: 28 Feb 2017 12:22

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Robe Ferrer » 24 Abr 2017 11:08

Un buen relato, al principio flojea un poco pero enseguida engancha. Lástima que no sea un poco más largo.
Robe Ferrer
Revista Brutal Magazine https://eledendelosnovelis.wixsite.com/brutalmagazine

Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9137
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: CPXII - Cascarón

Mensaje por Ororo » 24 Abr 2017 18:26

Un relato curioso. Un fragmento en la vida de Evelyn que, por fin parece que va a mejorar. Al principio me estaba pareciendo un poco cursi, con todo eso de absorber sentimientos, pero bueno, luego has puesto énfasis a la relación entre el Milord y ella y me ha parecido una buena trayectoria a seguir.

Los recuerdos se me han hecho largos. Está, además, bastante visto que una pérdida sea el detonante del argumento que luego se desarrolla.

No me acaba de cuajar, pero me ha parecido curioso.
No soy lo que escribo; soy lo que tú sientes al leerme.

Responder