Reflexiones (II) - (No ficción)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
mhtdtr
Lector ocasional
Mensajes: 38
Registrado: 16 Dic 2012 16:03
Ubicación: Madrid
Contactar:

Reflexiones (II) - (No ficción)

Mensaje por mhtdtr » 20 Sep 2017 20:26

Abre los ojos al mundo brutal en el que vivimos. Un mundo en el que solo el más fuerte sobrevive, el más preparado, el más determinado, el más inteligente. No hay espacio para la debilidad o el fracaso.

Abre los ojos al mundo en el que vivimos. Un mundo en el que el débil sobrevive, en el que el más preparado, determinado e inteligente se ve desplazado por el más débil, recomendado, vago, estafador y mentiroso. Un mundo lleno de vergüenza, valores perdidos y éxito fácil. Un mundo del revés en el que el perdedor gana y el ganador trabaja para el perdedor.

Abre los ojos al mundo en el que vivimos. Tal vez sea el momento de devolverle su brutalidad perdida.

-----------------------------

Cuando miro atrás no me arrepiento de tomar el camino que tomé solo me arrepiento de no haberlo cogido antes

----------------------------

La vida de cada persona no tiene el mismo valor. La mayoría no ha comprendido aún el valor de la suya

---------------------------

Soy la tormenta que limpia la tierra, el terremoto que separa los mundos, el fuego que purifica.
Estaba ciego y ahora veo, hablaba sin decir nada, el tiempo jugaba en mi contra y mi destino se me escapaba entre los dedos.
Está escrito, lo he visto, lo sé, la luz se enciende y niega la oscuridad, el viento arrastra las últimas hojas del otoño, la lluvia anega las malas hierbas y la mente deja de divagar para encontrar su justo desafío
El tiempo deja de ser tiempo y la muerte deja de suceder a la vida. La inmortalidad espera en la forma en la que siempre estuvo ahí, como una palabra, un acto, un recuerdo, una historia.
No se puede perder lo que nunca se ha encontrado, lo que nunca se ha poseído, no se puede ganar lo que nunca hemos perseguido, lo que solo soñamos, no se puede ser lo que nunca hemos sido, lo que han querido que seamos.
Nunca será demasiado tarde porque nunca es demasiado pronto. Nunca una palabra quedará en el olvido mientras la hayamos pronunciado justamente. Nunca una vida será solo una vida mientras hayamos aprendido a vivirla.
Descubridme el mundo que se encuentra ante mis ojos pues es nuevo para mi. Nunca lo he sentido, nunca lo he vivido y ahora lo hago, ahora es mio de nuevo.
Era la tormenta que limpiaba la tierra, el terremoto que separaba los mundos, el fuego que purificaba y ahora soy mucho más, ya lo he aprendido, ahora soy lo que siempre he sido.

------------------------

Tú, que la próxima vez que me veas comprobarás que mi rostro es el mismo pero mi espíritu es diferente.
Tú, que la próxima vez que hables conmigo comprobarás que mi voz es la misma pero mis palabras son diferentes.
Tú, que la próxima vez que esperes algo de mí no sabrás lo que haré.
Tú, que me has conocido y que ya no me conoces más.
Tú, que eras como yo y ya no nos parecemos en nada.
Tuya es la misión de re descubrir mi espíritu, mis palabras y mis actos. Tuyo es el trabajo de juzgarme de nuevo y comprobar si seguimos siendo tú y yo o solo somos tú y yo.


------------------------

Si pones todos tus pensamientos juntos tienes tu persona. Si pones todos tus recuerdos juntos tienes una vida. Si pones todos tus logros juntos tienes un recuerdo. Si pones todas tus posesiones juntas, ¿qué tienes?


----------------------

Cuando el futuro es tan brillante que solo puedes afrontarlo con una sonrisa es cuando damos lo mejor de nosotros mismos. Cuando lo que te espera es mucho mejor que lo que dejas atrás, aun a pesar de lo bueno que ha sido lo que dejamos atrás, solo puedes ir a hacía delante y luchar porque el brillo no se apague nunca.


-----------------------

Abre los ojos, ¿es que no lo ves?. El mundo no tiene necesidad de nosotros, somos prescindibles para él.
Una voz que nadie escucha,
Un nombre en un papel,
Un bulto más en el metro,
Un número en una tabla,
Un porcentaje en el telediario,
Un recuerdo de infancia de algún otro,
Un cuerpo al que moldear,
Un cliente al que vender,
Un comentario en una conversación,
Una cama de hospital,
Una cuenta corriente más,
Una molestia necesaria,
Un maniquí,
Un títere,
Un juguete sin pilas,
Un carné de identidad,
Un paraguas bajo la lluvia,
Un accidente de coche,
Un anuncio móvil,
Un móvil pegado a una oreja,
Una nomina,
Un coche,
Un susurro en el aire.
¿Alguna vez te has parada a pensar cuantas cosas somos?. ¿No crees que es hora de reducir la lista?.


-------------------------

El cambio es el movimiento de un estado a otro. Cambiar no tiene porque ser positivo ni negativo por definición. La vida está llena de cambios, nosotros cambiamos cada día, cada año, cada cierto tiempo. Las personas a nuestro alrededor cambian, las cosas cambian, todo muta, se transforma o, en algunos casos, parecen permanecer igual. Sin embargo nuestra visión del mundo y nuestras opiniones continúan siendo las mismas por más años que pasen, no cambian, no se reestructuran, las mantenemos fijas pase lo que pase. ¿Por qué no pueden cambiar?. ¿Es acaso asumir una derrota el pensar de manera diferente a como lo hacíamos antes?. ¿Es deshonroso sentir las cosas de manera distinta a como las sentíamos antes?. Todo cambia, lo vemos normal, pero, la mayoría de las veces, nosotros mismos nos negamos ese cambio tan necesario que deberíamos dar para poder evolucionar, para poder dar el siguiente paso.


-------------------------

Cuando somos pequeños queremos ser grandes.
Cuando somos grandes queremos ser pequeños.
Cuando estudiamos queremos trabajar
Y cuando trabajamos queremos volver a estudiar.
No sabemos lo que nos deparará el mañana, si será mejor o peor que el hoy.
Solo sabemos lo que hoy tenemos y, antes de que lo echemos de menos, lo mejor que podemos hacer es aprovecharlo al máximo.


-------------------------

El silencio. El eterno silencio. Nuestra vida está llena de silencios. Silencios por dolor, por perdida, por falta de palabras o por exceso de ellas. El silencio nos acompaña desde que nacemos pues, aunque lo hacemos entre llantos, aún no somos capaces de articular palabra alguna, tardaremos años en hacerlo y, muchos, todavía no han aprendido a decir lo que tienen que decir en el momento en que deben. Se guarda silencio cuando se debe hablar y se habla sin decir nada cuando se debe guardar silencio.


------------------------

No es el primer paso el que nos da miedo, es andar lo suficiente como para hacer imposible volver, llegar al punto en que solo puedes ir hacía lo desconocido y olvidar lo que queda atrás por muy seguros que nos haga sentir.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15358
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Reflexiones (II) - No ficción

Mensaje por jilguero » 21 Sep 2017 17:01

mhtdtr escribió: El silencio. El eterno silencio. Nuestra vida está llena de silencios. Silencios por dolor, por perdida, por falta de palabras o por exceso de ellas. El silencio nos acompaña desde que nacemos...
A leer esta reflexión sobre el silencio, sobre la incapacidad del ser humano para decir lo que querría decir, para comunicar lo que de verdad le importa, me ha traído a la memoria algo que leí anoche en Tierra, Tierra, de Sándor Márai:

"El ser humano no solamente actúa, habla, piensa y sueña a lo largo de su vida, sino que también calla: durante toda nuestra vida callamos sobre quiénes somos, sobre ese ser que sólo nosotros conocemos y que no podemos revelar a nadie. Sin embargo, sabemos que el ser sobre quien callamos representa la verdad: ese ser somos nosotros mismos, y callamos sobre nosotros mismos."
[...]
"El ser humano intenta, durante toda su vida, salvaguardar y mantener en su interior esos secretos insignificantes, con un sentimiento de devoción fervorosa, crispada y demente, sin que ello tenga sentido alguno, puesto que acabará por descubrirse —en el momento de la muerte o incluso antes— que no había ningún gran secreto. Tan sólo teníamos secretos insignificantes, unos residuos que hubiésemos podido mostrar a los demás y que no valía la pena esconder. Los secretos de nuestro papel. Los secretos de la ambición, de la envidia, de la familia. Los secretos de la sexualidad... en su «forma proteica», como dirían los psicoanalistas, esos talmudistas del bajo vientre. ¿Valía la pena mantener todo eso en secreto?".

No sé, mhtdtr, si hablabas de este silencio o bien de otro, pero como me parece interesante la reflexión de Sándor aquí te la dejo :wink: .
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
mhtdtr
Lector ocasional
Mensajes: 38
Registrado: 16 Dic 2012 16:03
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: Reflexiones (II) - No ficción

Mensaje por mhtdtr » 25 Sep 2017 20:14

jilguero escribió:
mhtdtr escribió: El silencio. El eterno silencio. Nuestra vida está llena de silencios. Silencios por dolor, por perdida, por falta de palabras o por exceso de ellas. El silencio nos acompaña desde que nacemos...
A leer esta reflexión sobre el silencio, sobre la incapacidad del ser humano para decir lo que querría decir, para comunicar lo que de verdad le importa, me ha traído a la memoria algo que leí anoche en Tierra, Tierra, de Sándor Márai:

"El ser humano no solamente actúa, habla, piensa y sueña a lo largo de su vida, sino que también calla: durante toda nuestra vida callamos sobre quiénes somos, sobre ese ser que sólo nosotros conocemos y que no podemos revelar a nadie. Sin embargo, sabemos que el ser sobre quien callamos representa la verdad: ese ser somos nosotros mismos, y callamos sobre nosotros mismos."
[...]
"El ser humano intenta, durante toda su vida, salvaguardar y mantener en su interior esos secretos insignificantes, con un sentimiento de devoción fervorosa, crispada y demente, sin que ello tenga sentido alguno, puesto que acabará por descubrirse —en el momento de la muerte o incluso antes— que no había ningún gran secreto. Tan sólo teníamos secretos insignificantes, unos residuos que hubiésemos podido mostrar a los demás y que no valía la pena esconder. Los secretos de nuestro papel. Los secretos de la ambición, de la envidia, de la familia. Los secretos de la sexualidad... en su «forma proteica», como dirían los psicoanalistas, esos talmudistas del bajo vientre. ¿Valía la pena mantener todo eso en secreto?".

No sé, mhtdtr, si hablabas de este silencio o bien de otro, pero como me parece interesante la reflexión de Sándor aquí te la dejo :wink: .
Muchas gracias por compartirlo. Sí, el principio es el mismo.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67352
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Reflexiones (II) - (No ficción)

Mensaje por lucia » 15 Oct 2017 22:28

De las reflexiones se desprende que quieres dar un giro a tu vida y andas autoconvenciéndote de su necesidad y resultados.

En mi caso, el estilo que utilizas, la mayor parte como pontificando o dando listas, no me atrae.

Responder