Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Novela gótica, de vampiros, hombres-lobo y demás engendros de la noche.

Moderador: julia

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 46057
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por julia » 01 Feb 2017 09:44

Cuando leí este cuento, me recordó a Cementerio de Animales de King, el planteamiento es idéntico.

Os recomiendo la película del hijo de Buñuel, es preciosa, y la protagonizan Michel Piccoli, Liv Ullmann y Ornella Muti. Sale también Inma de Santis.
Ya podéis comprarlo Los mohicanos de Paris

Avatar de Usuario
Fernweh
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 685
Registrado: 26 Feb 2016 06:42

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Fernweh » 01 Feb 2017 16:15

Es muy entretenido, me ha gustado, pero hay cosas que me han dejado un poco :shock:.

Entiendo que Walter
ame con locura a la difunta Brunilda y que desee que vuelva de entre los muertos a cualquier precio, pero me choca mucho que, cuando esta resucita, se vaya tan pancho al castillo sin acordarse ni un solo momento de Swanhilde (una cosa es que no la ame y otra que la ignore de esa manera) ni de sus hijos (peor aún), vamos, que si no es porque Brunilda le recuerda que tiene una mujer y que no le hace ni pizca de gracia que así sea, Walter no hubiera regresado a su casa para formalizar la separación. Y luego, también me choca que él se lleve a los hijos al castillo, primero porque mucho no los debe querer cuando ha pasado así de ellos, y segundo por la pasividad de Swanhilde ante el hecho de que la separen de sus hijos.
También se me hace raro que
el hechicero, puesto que es conocedor de en qué clase de ser va a volver la difunta, no le cuente a Walter con todo detalle esas condiciones con las que ella resucitará. Vale, el no escucha mucho, y sí que le advierte que será terrorífico..., pero no le cuenta que ella tendrá que alimentarse de sangre conbrándose tantas y tantas vidas. Y ya le vale también al hechicero realizar el ritual solo para que Walter "aprenda la lección" sabiendo que pueden morir tantos inocentes.
Ya me ha parecido el colmo cuando
al final Walter vuelve a pedirle una segunda oportunidad a Swanhilde, vaya caradura el tio :cunao:.
Con todo, lo he disfrutado,
sobretodo porque al final Walter acaba mal :twisted:
" El futuro es más ligero que el pasado, y los sueños pesan menos que la experiencia porque la vida no vivida es más leve, tan leve."
Marie Luise Kaschnitz

Avatar de Usuario
artemisa27
Foroadicto
Mensajes: 4172
Registrado: 28 Dic 2016 16:01
Ubicación: La Comarca

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por artemisa27 » 01 Feb 2017 16:21

A mí Walter me ha caído fatal por lo que tú dices, Fernweh. Y además,
no solo se olvida de Swanhilde cuando resucita a Brunilda, sino que se casó con ella pero aún estaba pensando en la otra...
Entiendo que Walter
resucite a Brunilda, yo también resucitaría a mi amado de tener la posibilidad y si se hubiera muerto, pero no apruebo su comportamiento con Swanhilde
Y la verdad que lo del hechicero me pareció algo incoherente, pero lo excusé pensando que muchas veces los hechiceros son personajes locos que se divierten provocando todo tipo de cosas... Y no compartiendo del todo su saber.


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
Leo, y soy libre y cautiva al mismo tiempo

Avatar de Usuario
Lua
No tengo vida social
Mensajes: 1897
Registrado: 21 Nov 2008 14:33

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Lua » 01 Feb 2017 22:08

Pues yo no es que haya leído mucho de vampiros, un poquito sí, y me han chocado cosas claro...
el hechicero, o las víctimas que van muriendo unas detrás de otras: Brunilda no vampiriza a nadie en la historia, sólo quiere vivir, conservar su belleza.
Luego hay aspectos más "típicos" o que nos suenan más
como que ha de morir con una estaca clavada en el pecho.
En fin, me parece un acierto ahora que el miniclub sea de cuentos sólo de vampiros porque vamos a poder comparar y creo que es muy interesante.

Un apunte más sobre el cuento:
¿qué es lo que hace mal Walter para que Brunilda vuelva para vengarse?
Un viaje de mil millas comienza por el primer paso

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 16460
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Gabi » 01 Feb 2017 22:19

Qué mal me cayó Walter :evil: Obsesivo, egoísta, caprichoso y cara dura.
El relato está escrito raro. Hay cosas con buena descripción y otras que van pasando un poco apresuradas y sin detalles.
Me gustó esta
vampira con distinto origen y que no convertía a otros tampoco.
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 46057
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por julia » 01 Feb 2017 22:24

Lo que me reído leyendoos :lol: :lol:

Que sois muy racionales, hijos un poquito de convenciones literarias,

Es un cuento de principios del XIX, aun se estan construyendo los modelos de los vampiros y sus rasgos,

GAbiii tu tienes que ver la película de Buñuel hijo,
Ya podéis comprarlo Los mohicanos de Paris

Avatar de Usuario
Toga
No tengo vida social
Mensajes: 1153
Registrado: 10 May 2013 20:48

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Toga » 01 Feb 2017 22:33

Ya estoy aquí, en condición informáticas óptimas para el parloteo :D

Otro relato romántico que si bien me ha gustado, no me ha encantado como sí lo ha hecho Clarimonda.

Me ha gustado encontrarme con
la estaca y me ha sorprendido que mordiera el pecho
:lol:

A mí Walter no me cae mal, creo que esa
locura de amor lleva aparejado que pase de su segunda mujer...él sólo quiere a Brunhilda y la quiere tanto que la resucita pese a las advertencias del brujo. Y la sigue queriendo tanto que no se da cuenta que todo el mundo huye, ni quiere creerse a las que cuidaban a sus hijos... Y es precisamente esta pasión, la intensidad de este amor, lo que me gusta porque se equivale a la frialdad absoluta de la otra una vez resucita, que solo piensa en beber sangre. Da igual de quién y cómo, y por no dejarla continuar se vengará
. Me parecen muy acertado el juego que hace el autor llevando a ambos al extremo.

Ahora bien, lo que no me acaba de convencer es el final :noooo: Me hizo gracia cuando lo leí, dudo mucho que esta fuera la pretensión del autor. Lo veo metido con calzador, hubiera preferido otro desenlace para hacerlo más redondito.
Lua escribió: En fin, me parece un acierto ahora que el miniclub sea de cuentos sólo de vampiros porque vamos a poder comparar y creo que es muy interesante.

Un apunte más sobre el cuento:
¿qué es lo que hace mal Walter para que Brunilda vuelva para vengarse?
Te he dado mi opinión arriba.

Pues fíjate, Lua, que yo dudaba de que fuera buena idea leer todos los cuentos de la misma temática. Temía empacharme pero ahora creo que ha sido acertado por lo que apuntas, podremos ir comparando :D

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 16460
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Gabi » 01 Feb 2017 22:48

julia escribió:GAbiii tu tienes que ver la película de Buñuel hijo,
Tus deseos son órdenes :lol:
Ya le abrí hilo, de entrada es llamativo el título Leonor :o
Quien quiera darse una vueltita y comparar con el cuento :lista:
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
Toga
No tengo vida social
Mensajes: 1153
Registrado: 10 May 2013 20:48

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Toga » 01 Feb 2017 22:56

Gabi, propones un mc de la peli? Ay, yo me uno, exactamente dónde tengo que ir?

Avatar de Usuario
Gabi
Vivo aquí
Mensajes: 16460
Registrado: 16 Feb 2008 21:27
Ubicación: Argentina

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Gabi » 01 Feb 2017 23:01

En mi mensaje anterior dejé el enlace al hilo.
Estaría bueno, si :D Yo la veo seguro :boese040:
"Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón".

Avatar de Usuario
artemisa27
Foroadicto
Mensajes: 4172
Registrado: 28 Dic 2016 16:01
Ubicación: La Comarca

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por artemisa27 » 01 Feb 2017 23:04

Toga, Walter es un caradura igualmente. Yo entiendo que
su locura de amor le lleve a pasar de su segunda mujer. Pero la solución es muy fácil: que no se hubiera casado con ella

Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
Leo, y soy libre y cautiva al mismo tiempo

Avatar de Usuario
artemisa27
Foroadicto
Mensajes: 4172
Registrado: 28 Dic 2016 16:01
Ubicación: La Comarca

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por artemisa27 » 01 Feb 2017 23:06

Lua escribió:Pues yo no es que haya leído mucho de vampiros, un poquito sí, y me han chocado cosas claro...
el hechicero, o las víctimas que van muriendo unas detrás de otras: Brunilda no vampiriza a nadie en la historia, sólo quiere vivir, conservar su belleza.
Luego hay aspectos más "típicos" o que nos suenan más
como que ha de morir con una estaca clavada en el pecho.
En fin, me parece un acierto ahora que el miniclub sea de cuentos sólo de vampiros porque vamos a poder comparar y creo que es muy interesante.

Un apunte más sobre el cuento:
¿qué es lo que hace mal Walter para que Brunilda vuelva para vengarse?
yo lo que entiendo es que de alguna manera volvió a contar su historia o a mencionar su nombre. Porque si te fijas ella le dice
que no la vuelva a mencionar nunca (o algo así)

Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
Leo, y soy libre y cautiva al mismo tiempo

Avatar de Usuario
Toga
No tengo vida social
Mensajes: 1153
Registrado: 10 May 2013 20:48

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Toga » 01 Feb 2017 23:09

Chicas, buscando sobre la peli he descubierto que el título de este cuento esta un fragmento de un poema clásico del romanticismo, Leonore de Gottfried August Bürger:
Amaneció Lenore junto al alba carmesí,
surgiendo de temibles visiones,
"¿Eres infiel, William, o estás muerto?
hace tanto que has marchado..."
Pues él, con los guerreros de Federico,
a la lejana Praga fue a luchar;
nunca escribió, en el fragor del combate,
y triste estaba el corazón sincero que lo añoraba.

La Emperatriz y el Rey,
cansados de una lucha sin cuartel,
al fin terminaron con el odio pertinaz,
que inspiraba la rivalidad:
y la multitud marcial, con risas y canciones,
hablaba de su hogar mientras marchaba,
y ¡clank, clank, clank! venían los rangos,
al sonido de las trompetas que crecía.

Y aquí y allí, en todas partes,
a lo largo del sendero lleno de gente,
venían viejos y jóvenes, con música alegre,
a unirse a las bandas;
y los niños saltaban y gritaban para espiar a la multitud,
y temblando y estremecida la novia empujaba:
Pero ¡Oh! para los labios suaves de Lenore
se habían terminado los besos y agradecimientos.

Corría rápidamente mirando hombre por hombre
con ojos anhelantes;
pero se sentía sola en la multitud poderosa,
como si la presionara y aplastara,
Mientras pasaba de la tropa (un grupo agradable)
orgullosas las plumas ondeaban y caían,
Ella se arrancaba los cabellos y giraba,
y como loca se retorcía contra el piso.

Su madre la acariciaba con ternura,
con suaves palabras de aliento:
"Hija mía, que Dios te contemple
y te tranquilice, niña mía."
"¡Oh, madre, madre! ¡Lo que se fue, se fue!
No comprendo cómo el mundo sigue rodando:
¿Qué piedad tiene Dios conmigo?
¡Pena, pena y aflicción, para mi pesado corazón!

"¡Cielos, ayúdenla!
¡Niña, reza un Ave María!
Grandes y sabios son los actos de Dios;
Él te ama y se compadece de ti."
"¡Fuera, madre, fuera con esas mentiras!
¿Acaso Él ve mi desesperación, o escucha mi llanto?
¿Qué importa ahora esperar o rezar?
La noche ha llegado, el día ha muerto.

"¡Ayuda, Cielos, ayuda! Quien conoce al Padre
sabe por cierto que ama a su niña:
El pan y el vino de su mano divina
suavizarán su ira temperamental."
"¡Oh, madre, querida madre! el vino y el pan
no aliviarán la angustia que tortura mi mente;
porque será tarde para el pan y el vino
para este frío cádaver que aúlla desde la tumba."

"¿Qué pasaría si la falsa fe del traidor falló,
instigada por dulces tentaciones?
¿Qué pasaría si en la lejana Hungría
el tomó otra novia?
Rechaza al frágil tonto, mujer,
que acepta piedras y rechaza las perlas:
mientras que el alma y el cuerpo estén juntos
en su corazón traicionero siempre habrá tormentas."

"¡Oh madre, oh madre! ¡Lo muerto, muerto está,
y perdido quedará!
La muerte, la muerte es el destino de mi alma,
aplastada, quebrada y desolada.
¡La chispa de mi vida! ¡Abajo, abajo a la tumba:
muere sola en la noche, muere lejos en la oscuridad!
¿Qué piedad tiene Dios de mí?
¡Lamentos, ay, por mi pesado corazón!"

"Ayuda, Cielos, ayuda, y no la abandonen
porque sus penas son muy agudas,
no sabe lo que dice,
¡Oh, no consideren pecado sus palabras!
Abandona, hija mía, tu desdicha,
y piensa en las felicidades prometidas,
para que tenga paz tu mente
y sé una esperanza y hogar y novia para él."

"¿Madre mía, qué es la felicidad?
¿Madre mía, qué es el infierno?
¡Mi felicidad es estar con Guillermo,
Sin él, el mundo es infierno!
Muero sola en la noche, lejos en la oscuridad!
Tierra y Cielo, Cielo y tierra,
nada peor que estar sin Guillermo."

Esta pena quebraba el pecho de Lenore,
y apesadumbraba su cerebro;
Así surgía su lamento al Poder en lo alto,
para dudar y quejarse:
Sacudiendo sus manos y golpeando su seno,
Gritando y aullando sin descanso,
hasta que su suave velo la luna desplegó,
y las estrellas brillaron en el azul oscuro.

¡Pero se escuchan unos ruidos y el trote
de un pesado caballo!
¡Cómo retumba el acero mientras surge el jinete!
¡Cómo grita el eco!
Mientras silenciosa y claramente la campana gentil
repiquetea y tintinea dulcemente;
y claro y muy bajo a través del tablón de la puerta
llega una voz a los oídos:

"¡Hola, hola! Destraben la puerta;
¿Estás despierta, novia mía, o dormida?
¿Tu corazón aún está libre y fiel al mío?
¿Estás riendo, novia mía, o llorando?"
"¡Oh, cansada estoy, Guillermo, he esperado por ti,
Lamentandóme mientras aguardaba todo el día,
llorando con una gran pena,
por la crueldad de tu demora."

"Hasta la mortal medianoche no descansamos,
he viajado rápido desde muy lejos,
y aquí estoy de vuelta con ellos
ahora ya pasó la oscuridad."
"Ah! Descansa con ellos hasta que la noche esté tranquila,
suave debes ser, y blando, y cálido:
Escucha al viento, cómo susurra y golpea
a través de las hierbas espinosas."

"A través de las zarzas de espinos déjalos suspirar,
Déjalos suspirar, niña, déjalos!
Calma la fiereza del ojo brillante de mi cabalgadura,
y su orgulloso y salvaje penacho.
Arriba, arriba y lejos! No pararé,
Carguen rápido detrás mío, arriba, arriba y lejos!
Cientos de millas serán cabalgadas
hasta que pueda reposar en la cama nupcial."

"¡Qué! cabalgar cien millas esta noche,
llevado por esas locas fantasías!
¿No escuchas la campana con su lamento,
mientras tocan las once?"
"Mira, mira! Mira! la luna brilla:
Nosotros y los muertos cabalgamos rápido en la noche.
Es por una apuesta que te llevaré
al recinto nupcial cada vez que nazca el día."

"¡Oh! ¿Dónde está el cuarto, querido Guillermo,
y dónde la cama, Guillermo?
"Lejos, lejos de aquí: quieto, estrecho y frío:
tablón y fondo y tapa."
"¿Hay lugar para mí?"
"¡Para mí y para tí,
Sube, sube a la montura rápidamente!
Los invitados a la boda están listos,
y la puerta de la cámara está abierta."

Aquí a la derecha y allá a la izquierda,
pasaban los sembrados de maíz y tréboles,
y los puentes apenas vistos por los ojos asombrados,
mientras los sobrevolaban traqueteando.
"¿Qué pretende mi amado? La luna brilla,
Los muertos viajan rápido a través de la noche.
¿Acaso mi amado teme a los tranquilos muertos?"
"¡Oh, no, déjalos dormir en su lecho polvoriento!"

En la fresca y suave brisa que flotaba alrededor
mientras los cuervos volaban sobre sus cabezas,
¡Din dón! ¡Din Dón! Es el sonido, es la canción,
"Lugar, hagan lugar para los muertos que pasan!"
Lentamente el tren funerario se acerca,
llevando el ataúd, llevando el ferétro;
y el lamento de su canto era crudo y sibilante,
como el croar de las ranas en las marismas.

"Desenterraste tu cádaver en la medianoche oscura,
con himnos y tañidos y gemidos,
Pero yo te devuelvo al hogar, mi joven esposa,
para una fiesta nupcial más hermosa.
Ven, corista, ven con tu gentío coral,
y canten solemnemente una canción de bodas,
Ven, hermano, ven - deja escapar la bendición
que no se interrumpa el descanso del novio y la novia."

¡Pasan a la derecha, pasan a la izquierda,
los árboles y montañas en la carrera!
¡A la izquierda, y a la derecha y la izquierda,
vuelan sobre el pueblo y el mercado!
"¿Qué pretende mi amado? La luna brilla,
Los muertos viajan rápido a través de la noche.
¿Acaso mi amado teme a los tranquilos muertos?"
"¡Oh! déjalos solos en su lecho polvoriento!"

¡Mira, mira, mira! en el árbol del patíbulo,
mientras bailan rodando alocadamente,
arriba y abajo, al resplandor lunar,
un grupo volátil, semi perdidos: "¡Jo, jo! loca multitud,
vengan aquí, y unánse al comienzo de mi veloz carrera; Vengan,
bailénme una danza, oh bailarines,
mientras nos encerramos en los tablones del lecho nupcial."

¡Cómo corre la luna allá en lo alto,
en la salvaje carrera alocada!
¡Afuera y adentro, moviéndose como las estrellas
y giran sobre el cielo resplandeciente!
"¿Qué pretende mi amado? La luna brilla,
Rápidamente los muertos cabalgan a través de la noche.
¿Acaso mi amado teme a los tranquilos muertos?"
"¡Ay! Déjalos solos en su lecho polvoriento!"

"¡Corcel, corcel! apura la marcha,
que la arena del tiempo está bien gastada;
¡Corcel, corcel, rápido! comienza el día,
El aroma matutino se siente.
Termina nuestra cabalgata, termina:
¡Hagan lugar, espacio para el novio y la novia!
¡Finalmente, al fin hemos llegado al sitio,
porque la velocidad del muerto no ha aminorado!

Y rápidamente hacia una puerta de hierro,
llegaron con las riendas sueltas;
Al toque del jinete los cerrojos cedieron,
y las trabas se quebraron y cayeron;
las puertas se abrieron ante el toque de difuntos,
y sobre las blancas tumbas se lanzaron sin orden ni concierto:
las tumbas parecían arbustos sombríos,
mientras brillaban por la débil luz de la luna.

¡Pero mira, mira! en un parpadear,
una maravilla fantasmal,
la chaqueta del jinete, pedazo a pedazo,
se cae como ceniza brillante,
Sin sangre y sin pelo, una calavera desnuda,
la visión de esa macabra cabeza fue horrible,
ya no estaba allí la máscara de la vida,
y el esqueleto llevaba un reloj de arena y una guadaña.

Fuerte relinchó el caballo mientras se hundía,
y las chispas caían desparramadas:
¿Qué hombre podría decir si hubiera huído,
o se hubiera desmayado en terreno abierto?
¡Lamentos desde la tierra y aullidos en el aire!
¡Gritos y gemidos por todas partes!
Semimuerta, medio viva, el alma de Lenore
luchó como nunca antes había luchado.

La tropa del cementerio -un grupo fantasmagórico-
rodeó a la mujer agonizante;
Adentro y afuera en sus volteretas
a través del giro de los danzarines:
"Paciencia, paciencia, cuando el corazón se está quebrando;
A tu Dios no se le hacen preguntas:
¡Fuera de tu cuerpo y liberada:
El Cielo conservará tu alma eternamente!"
Última edición por Toga el 01 Feb 2017 23:14, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Toga
No tengo vida social
Mensajes: 1153
Registrado: 10 May 2013 20:48

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por Toga » 01 Feb 2017 23:12

artemisa27 escribió:Toga, Walter es un caradura igualmente. Yo entiendo que
su locura de amor le lleve a pasar de su segunda mujer. Pero la solución es muy fácil: que no se hubiera casado con ella
:lol: Y nos quedamos sin cuento! :lol:

Avatar de Usuario
artemisa27
Foroadicto
Mensajes: 4172
Registrado: 28 Dic 2016 16:01
Ubicación: La Comarca

Re: Deja a los muertos en paz - Ernst Raupach (cuento)

Mensaje por artemisa27 » 01 Feb 2017 23:14

Toga, muy interesante el dato. Y el poema.


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
Leo, y soy libre y cautiva al mismo tiempo

Responder