Por favor, si queréis colaborar en que la pandemia se reduzca, hagamos como en Chequia o Japón: no salgamos de casa sin mascarilla, aunque sea casera. Aconsejan algodón por su respirabilidad

No te contagies, no me contagies. #mascarillasxatodos

Tutorial para hacerlas https://neurosalus.com/coronavirus/tuto ... rillas.pdf

El cuaderno dorado - Doris Lessing

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: Ashling, magali, caramela

mínimus
Lector
Mensajes: 96
Registrado: 27 May 2008 20:19

Mensaje por mínimus » 20 Jun 2008 09:49

Reconozco que el párrafo que he reproducido y la actitud de las relaciones de la protagonista con los hombres son lo que más me ha llamado la atención (bueno, y la enfermiza dependencia al comunismo soviético), pero la novela refleja en general lo que fue la época de los años 50 en determinados ambientes del progresismo, música de jazz incluida (recuerda también a "Los mandarines" de Simone de Beauvoir). Hay párrafos y episodios complicados que exigen desentrañar sentimientos que parecen contradictorios, y que al final hacen que el lector un poco impaciente acabe por desistir.

La frase final "toda mujer... lo siente así por instinto" denota una cierta ansiedad de la autora por autojustificarse.

los diversos personajes de esta novela de Lessing (varios son "alter ego" de la autora, evidentemente) sufren a causa de su relación con los hombres a los que permite que la tomen como mujer fácil e incluso que la maltraten. Yo encuentro incluso cierto paralelismo con su resignada sumisión al comunismo soviético como ideal.

Ya quisiera haber llegado a eso para comprender mejor tus apreciaciones, pero me gustaría que profundizaras un poco en eso del deseo de la autora por autojustificarse, en relación al párrafo de "toda mujer..."


Bueno, con respecto a esta frase, siempre me ha parecido que enfatizar eso por el estilo de "¡no es una opinión personal!, ¡les pasa a todas!", denota inseguridad en lo que se dice: "toda mujer, incluso las menos experimentadas, lo sienten así por instinto". No creo que su contemporánea, madame de Beauvoir, estuviera de acuerdo. Madame de Beauvoir, por ejemplo, nunca se complicó la vida con los hombres. Tuvo los que quiso, experimentó relaciones lésbicas y mantuvo siempre su unión especial con Sartre. Evidentemente miss Lessing pertenece a otro tipo de mujer, digamos apasionada, y reacciona, a mi parecer, a la defensiva, cuando subraya eso de "toda mujer..."

Para mí, eso de la mujer que depende del "deseo urgente del hombre", que "toma" y "exige" es una gran desgracia, un handicap heredado de la naturaleza, y creo que las feministas deberían de verlo así, en lugar de pretender ignorarlo, unas, u otras, como Lessing, considerar que eso es razón y fin de la vida, una especie de dramático fatalismo. Me suena como el equivalente masculino, la violencia, de considerar, como Nietzsche, que la violencia es razón y fin: se trata de handicaps heredados de nuestro pasado primitivo. Superar la violencia en los hombres y superar la androfilia en las mujeres, deberían ser objetivos humanistas primordiales.

En esta novela, Doris Lessing me parece que se resigna a numerosos males, extrayendo de estas fatalidades un contenido dramático que se plasma en valores literarios.

Ahora recuerdo otro mal al que se resigna, aparte de los hombres y el comunismo soviético: el fracaso como madre. Por un lado, el tremebundo hijo de su amiga (cuya desgracia no es en ningún momento rastreada en su origen) y también un poco el perceptible desapego de la hija de la protagonista.

Avatar de Usuario
Yuri_Zhivago
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 384
Registrado: 13 Feb 2008 16:53

Mensaje por Yuri_Zhivago » 21 Jun 2008 16:33

Pues yo, que voy más despacio que la mayoría, estoy disfrutando ahora con las vivencias de Anna en Africa y no me aburre, todo lo contrario, me resulta interesantísima (el fondo se está imponiendo a la forma a mi pesar) la descripción del desarrollo ideológico de la izquierda. Quizás a algunos les aburra precisamente eso, tanta ideología.
Y en los comentarios precedentes al mío, cuando se habla de relaciones hombre/mujer, observo algo que supongo inevitable. Se tiende a calificar moralmente en demasía, quizás habría que hablar más de aceptación que de resignación, al fin y al cabo somos animales y yo al menos no renuncio a esa parte de mí. Y no la califico con los baremos de la cultura actual, tan poco duradera como la propia Doris Lessing señala en el prólogo.

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 21 Jun 2008 18:30

En La verdad de las mentiras Vargas Llosa comenta este libro. Voy a copiar una parte que me ha parecido interesante:

En teoría, la novela está dividida de este modo: una historia objetiva -Mujeres libres_, que consta de cinco episodios, e , intercalados entre ellos los cuadernos secretos que escribe Anna. Éstos son de cinco colores diferentes y, también en teoría, cada uno de ellos contiene materiales de distinta naturaleza. En el negro aparece todo lo relacionado con Anna como escritora; en el rojo sus experiencias políticas; en el amarillo, Anna inventa historias que se basan en su propia vida, y el azul quiere ser un diario. El cuaderno dorado del final debería ser la síntesis de todos los otros, un documento que integraría, dando unidad y coherencia, a la Anna desmembrada en los otros cuadernos.
Esta organización es desmentida por la práctica. Anna no puede mantener invioladas las fronteras que ha fijado a cada cuaderno y el lector descubre que las invenciones irrumpen a menudo en el diario y que se habla de política en todas partes, del mismo modo que el oficio de Anna, la literatura, impregna con frecuencia el cuaderno político.
Todo ello muestra, de manera muy gráfica, en el dominio de la forma, lo que Anna descubre en el curso de la novela: que la vida es incasillable en un esquema esclusivamente racional, se trate de una doctrina política como el marxismo, de una terapia con pretensiones de filosofía totalizadora como el psicoanálisis o de las simetrías de una estructura novelesca. Lo racional y lo iracional constituyen una indisoble realidad que confiere a la vida humana una característica fundamental: su imprevisibilidad.

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7690
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 22 Jun 2008 08:24

Todo ello muestra, de manera muy gráfica, en el dominio de la forma, lo que Anna descubre en el curso de la novela: que la vida es incasillable en un esquema esclusivamente racional, se trate de una doctrina política como el marxismo, de una terapia con pretensiones de filosofía totalizadora como el psicoanálisis o de las simetrías de una estructura novelesca. Lo racional y lo iracional constituyen una indisoluble realidad que confiere a la vida humana una característica fundamental: su imprevisibilidad.

Estoy de acuerdo con la Vargas Llosa, Babel, nada se puede encasillar.

Mínimus escribió:
En esta novela, Doris Lessing me parece que se resigna a numerosos males, extrayendo de estas fatalidades un contenido dramático que se plasma en valores literarios.

Resignación o aceptación, como menciona Yuri, creo que esos párrafos son demasiado reduccionistas. Es imposible encasillar actitudes (como ha dicho Vargas Llosa :lol:), y afirmar que hay un "deseo femenino por sentirse poseída por el hombre". Seguramente miles de mujeres lo experimentan, pero muchas otras no, y es que esto depende de una gran cantidad de factores como educación, entorno, etc., etc.
Hay párrafos y episodios complicados que exigen desentrañar sentimientos que parecen contradictorios, y que al final hacen que el lector un poco impaciente acabe por desistir.

Indudablemente, Mínimus, ya empiezo a notarlo. Coincido con tus apreciaciones; comprendo que cualquier afirmación ha de adecuarse tanto a la época como a la persona que lo asegura, tal y como has mencionado:
Bueno, con respecto a esta frase, siempre me ha parecido que enfatizar eso por el estilo de "¡no es una opinión personal!, ¡les pasa a todas!", denota inseguridad en lo que se dice: "toda mujer, incluso las menos experimentadas, lo sienten así por instinto". No creo que su contemporánea, madame de Beauvoir, estuviera de acuerdo. Madame de Beauvoir, por ejemplo, nunca se complicó la vida con los hombres. Tuvo los que quiso

Y con las de Yuri:
Y no la califico con los baremos de la cultura actual, tan poco duradera como la propia Doris Lessing señala en el prólogo.


Me parecen muy interesantes todos vuestros comentarios, de verdad que no me gustaría estar leyendo sola este libro (ni ningún otro :lol:), y menos ahora que veo lo enriquecedor que puede resultar conocer la percepción y los conocimientos de otros lectores (en novelas de este tipo, sobre todo). :D

Sigo con el cuaderno negro, leyendo sobre las distintas actividades de los jovenes comunistas; sobre homosexualidades pasajeras que de alguna manera estaban "a tono" con el movimiento... :shock:

Toda esta parte me está pareciendo muy buena, espero avanzar para alcanzar a Babel que ya debe ir por el dorado.. :? :lol: :lol:
Imagen

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 22 Jun 2008 09:37

Andromeda escribió:Toda esta parte me está pareciendo muy buena, espero avanzar para alcanzar a Babel que ya debe ir por el dorado.. :? :lol: :lol:


:lol: :lol: :lol:
No, no me voy por el dorado, voy por Mujeres libres 2. :lol:

De verdad que está interesante, cuanto más avanzo más me gusta :D . No he ido comentando nada por esperaros a Yuri y a tí, que creo que váis parecido. :wink:

Por cierto, Minimus, también Vargas Llosa en su comentario de este libro en La verdad de las mentiras comenta que recuerda un poco a Los mandarines de Beauvoir, aunque dice que El cuaderno dorado es menos pretencioso y trata los mismos temas con más hondura....
De lo poco que se de la Beauvoir es verdad que Anna Wulf (¿Lessing?) parece más perdida, es más derrotista que ella. Anna está atrapada en una maraña de ideas y lo pasa mal... es una mujer libre pero está deseando casarse, es simplemente una mujer como las demás, producto de su cultura, y no le resulta tan fácil deshacerse de todas esas convenciones. :cry:
Y con respecto al partido comunista... ¡igual! :shock: Se afilia porque la convencen, no tiene nada claro que esté haciendo bien estando en el partido lo cual es otra manera de insatisfacción que le produce infelicidad. :?

A mí Anna me da un poco de pena. :cry:

La psicoanalista me gusta, en lo poco que he leído de ella se me ha hecho simpática. :D

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7690
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 23 Jun 2008 07:36

voy por Mujeres libres 2

:shock: :shock:

:icon_mutis:

:oops: A punto de terminar el cuaderno negro... :101: :oops: :oops:

Cof, cof.., seguramente alguien más :roll: comentará el negro, el rojo y el amarillo y el azul. :lol: :lol:
Imagen

mínimus
Lector
Mensajes: 96
Registrado: 27 May 2008 20:19

Mensaje por mínimus » 23 Jun 2008 10:43

La verdad es que "Los mandarines" es lectura menos recomendable que "El cuaderno dorado". Es más frío, los personajes son más esquemáticos. Pero hay coincidencias por la época: "mujeres libres" en la primera época en que comenzaron a serlo (incluso el alter ego de la autora francesa también tiene un rollete con un escritor norteamericano, jeje) y el comunismo también. Sólo que el potente partido comunista francés no corresponde al más humilde comunismo británico, lo que da también más interés a una visión emocional y sentimental de esta creencia en el libro de Lessing.

No sé si por ahí he recomendado ya "Memorias de una joven formal" de madame de Beauvoir. La verdad es que parece ser que madame era mejor escritora de "no ficción" que de novela. Sus memorias de juventud son fascinantes. "Una muerte muy dulce", acerca de la muerte de su madre, es también un libro valiosísimo y estremecedor.

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 23 Jun 2008 14:43

mínimus escribió: No sé si por ahí he recomendado ya "Memorias de una joven formal" de madame de Beauvoir. La verdad es que parece ser que madame era mejor escritora de "no ficción" que de novela. Sus memorias de juventud son fascinantes.

Memorias de una joven formal lo tengo en la pila de pendientes, mínimus, aunque siempre acabo dejándolo para más adelante :? . Con esto que dices a ver si me animo con ella de una vez :D . La Beauvoir siempre me ha parecido fascinante (ella, su vida, su entorno...), por eso me compré el libro... :wink:

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7690
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 24 Jun 2008 01:11

Yo no le he leído nada, :oops: :oops: me encantaría comenzar por esas Memorias. Babel, te he hecho caso y ya he terminado América (me hubiera gustado que lo leyeras conmigo y con Fley). Ahora me dedicaré únicamente a este libro. :lol:
Imagen

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 24 Jun 2008 08:11

Andromeda escribió:Ahora me dedicaré únicamente a este libro. :lol:
:ola:
:lol: :lol: :lol:

El de América no lo he leído. :oops:

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7690
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 25 Jun 2008 08:05

Babel escribió:
Andromeda escribió:Ahora me dedicaré únicamente a este libro. :lol:
:ola:
:lol: :lol: :lol:


:roll: :oops: :oops: :oops:

Bueno Babelilla pues ya he logrado engancharme nuevamente... :lol:

Hasta ahora no me ha parecido una novela taaaan feminista (al menos dentro de la idea que yo me he fabricado acerca de este concepto). La obra aborda varios aspectos como el comunismo, el racismo y también el femenino, como en tantos otros libros. Claro que es todavía muy pronto para hacer afirmaciones.
Leí con interés acerca la fase tan obsesiva de June, hasta que tuvo a bien encontrar a "su hombre", aunque me parece quizá un tanto exagerado su comportamiento, ya que no me queda muy clara la llamada "fase de obsesión sexual" mencionada en el libro.
Con esto quiero decir que, aunque por supuesto que hay un despertar a la sexualidad, no lo creo tan primitivo como para esperar al primero que nos atraiga para lanzarnos sobre él... :roll: :lol:, y así lograr al fin, el "buen humor". :lol: Bueeeeeeeeno... :roll: :mrgreen:
Otras frases como una en la que dice Anna: "con Willy aprendí por qué a tantas mujeres les gusta que las maltraten"; o cuando se hace alusión a que las mujeres bellas deben pagar su cuota por ser guapas dejándose tocar y besar, me parecen casos aislados de la vida real, y creo que el mismo libro los toca -en general- de esta manera.

Me llamó la atención toda la situación de George con su amante negra y casada, y los prejuicios que surgieron incluso en Anna, quien no dejó de sentirse culpable ante este hecho. La vida del cocinero y su familia llamada, en ese contexto, como privilegiada, pone de manifiesto la de otros miles que vivían en condiciones miserables.

Otras circunstancias entre las parejas no dejaron de ser interesantes, salpicadas también de alusiones a conductas femeninas, como cuando se dice que "..., en el fondo, todas las mujeres creen que si sus hombres no las satisfacen, tiene todo el derecho a irse con otros."

Las situaciones entre esos chicos eran bastante equitativas, después de todo. Cada quien tenía derecho a hacer lo que mejor le pareciese. Pero bueno, no hay que olvidar que al partido sólo pertenecía la "gente pensante". :roll:

En el cuaderno Rojo me encontré con una inconformidad intensa, con unos deseos infructuosos de abandonar el partido al que se critica -y mucho-, pero finalmente es quizá más fácil permanecer en un medio conocido. Es muy significativo -y desconcertante-, de cualquier manera, el hecho de no tener el pleno convencimiento de pertenecer a una ideología y continuar, sin embargo, apoyándola. :?

Creo que todos los sistemas tienen defectos pero, en este caso, los que comenzaron a cobrar fuerza detro del Partido, fueron resultando abrumadores:
" -Imagínate, Anna, que todos aquellos héroes comunistas han muerto para crear una sociedad en la que la camarada Irene puede escupirme porque yo llevo un traje un poco mejor que el de su marido".

El desaliento empieza a mostrarse con fuerza, desde que encontramos a la misma Anna haciendo proselitismo -infructuoso- de casa en casa, hasta con Jean Barker, quien prefiere impartir clase a niños retrasados para "HACER ALGO ÚTIL DE VERDAD", es decir, reclutar miembros para el partido sería entonces, ¡¿totalmente inútil?!

Estoy ahora en el Amarillo, del que he sacado en claro únicamente -de acuerdo a la obra, digo-, que actitudes como el suicidio pueden permanecer en el más profundo inconsciente, pero estar preparadas para surgir en el momento oportuno... Interesante que muchas ideas provengan de otro sitio, de otras novelas leídas por los personajes; de textos dentro del texto...

Bueno, creo que ya me he extendido demasiado..
Sigo leyendo. :lol:
Imagen

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 25 Jun 2008 15:28

no me queda muy clara la llamada "fase de obsesión sexual" mencionada en el libro.


Otras frases como una en la que dice Anna: "con Willy aprendí por qué a tantas mujeres les gusta que las maltraten"; o cuando se hace alusión a que las mujeres bellas deben pagar su cuota por ser guapas dejándose tocar y besar.


Muchas de estas afirmaciones me sorprenden, a parte de que no estoy de acuerdo, me parecen exageradas, y más cuando parece que lo está expresando no como un pensamiento personal, sino como algo que se piensa en general, como lo de la "fase" de June, que todos los que estaban allí lo veían lo más normal, y la tal June parecia que había perdido cuarquier rasgo de racionalidad. Vamos, no me digas. :meparto:
O lo del suicidio, eso de que inconscientemente vamos pensando en suicidarnos y un día nos damos cuenta de que estamos los damos los pasos para hacerlo. Yo no lo veo así, pero bueno :? , eso sí que puede ser una apreciación personal de Anna.

Estoy ahora en el Amarillo.

¿y qué te parece la historia de
Ella y Paul? A mí me gustó mucho (más adelante seguirá hablando de Ella :448: :P ) Es muy triste pero me parece que analiza muy bien la relación, de principio a fín, de lo que cada uno dice y siente. Yo, cuando "conocí" a Paul esperaba mucho más de lo que luego fue. Porque al fín sólo fue un hombre casado más en busca de aventura.... Y las cosas que va diciendo de ella cuando la relación termina. :evil: :evil: :evil:
¡Ese Paul! :8_azotes:


Y luego
¿tienen algún parecido las historias de Ella-Paul y las de Anna-Michael? Yo creo que sí, en lo fundamental, aunque haya detalles distintos.
Anna se rebela como una mujer muy dependiente, que espera como agua de mayo una proposición de matrimonio. Quiere ser una mujer libre y no puede. :cry:

Avatar de Usuario
Xenevra
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 534
Registrado: 04 Dic 2006 03:38

Mensaje por Xenevra » 25 Jun 2008 18:42

Lo léi hace unos meses. Ahora acabo de terminar Diario de una buena vecina que me emocionó más, quizá porque lo tengo mucho más reciente.
Con respecto a la comparación con S. de Beauvoir, esta última, aunque me encanta, como decís es mucho mejor memorialista que novelista, de hecho sus novelas son casi calcos de situaciones de su vida. Lo que no estoy de acuerdo es con la afirmación de que Beauvoir no se complicó la vida con los hombres. De hecho, su relación con Sartre distó mucho de ser tan clara y abierta como pretendían dar a entender.

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7690
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 26 Jun 2008 20:44

Ya terminé Mujeres libres 1. :lol:

Babel escribió:
Muchas de estas afirmaciones me sorprenden, a parte de que no estoy de acuerdo, me parecen exageradas, y más cuando parece que lo está expresando no como un pensamiento personal, sino como algo que se piensa en general, como lo de la "fase" de June, que todos los que estaban allí lo veían lo más normal, y la tal June parecia que había perdido cuarquier rasgo de racionalidad. Vamos, no me digas. :meparto:
O lo del suicidio, eso de que inconscientemente vamos pensando en suicidarnos y un día nos damos cuenta de que estamos los damos los pasos para hacerlo. Yo no lo veo así, pero bueno :? , eso sí que puede ser una apreciación personal de Anna.

Oye Babel, la "fase de June" o de cualquier otra chica, la puedo advertir tan sólo con una mirada y, claro, mediante la ayuda de mi bola mágica... Imagen :boese040:
:mrgreen: :mrgreen:
Y del suicidio: tampoco lo veo así, aunque me has hecho pensar en otras situaciones (al decir que puede ser una apreciación personal de Anna), como cuando, por ejemplo, decidimos cortar una situación de tajo, y hasta entonces comprendemos que venía siendo una carga.. No sé, puede ser..

¿y qué te parece la historia de
Ella y Paul? A mí me gustó mucho (más adelante seguirá hablando de Ella :448: :P ) Es muy triste pero me parece que analiza muy bien la relación, de principio a fín, de lo que cada uno dice y siente. Yo, cuando "conocí" a Paul esperaba mucho más de lo que luego fue. Porque al fín sólo fue un hombre casado más en busca de aventura.... Y las cosas que va diciendo de ella cuando la relación termina. :evil: :evil: :evil:
¡Ese Paul! :8_azotes:

Me gustó muchísimo, con todas las reflexiones que conlleva una relación de ese tipo.

Y luego
¿tienen algún parecido las historias de Ella-Paul y las de Anna-Michael? Yo creo que sí, en lo fundamental, aunque haya detalles distintos.
Anna se rebela como una mujer muy dependiente, que espera como agua de mayo una proposición de matrimonio. Quiere ser una mujer libre y no puede. :cry:


También creo que se trata de las mismas personas. Es interesante la manera como Lessing juega con los personajes y nos lleva de unos a otros hasta que, en cierto momento, comprendemos los paralelismos.
Cierto eso que dices de Anna, quizá pretende una libertad mal entendida, pareciera que el lazo matrimonial es indispensable para que una mujer pueda sentirse "completa", por más que su interior pretenda ir en contra de ello. En toda esta parte parece precisamente lo contrario, y quizá es esta misma ansiedad lo que lleva a Paul de separarse -un tanto asustado- de Anna/Ella ( duras palabras las que le dirige el Dr. West, y que Ella -en su inconsciencia- todavía quiere eludir, pansando en otra chica -Stephanie-, creo..)

Y sobre esta última parte:
Se plantea una situación muy triste en estas mujeres, tanto en el papel de amantes, como en el de esposas (qué tal la vida de la mujer de Paul, abordada de pasada, pero tan significativamente).
El que Paul le hable a Ella de esta manera:
-Vamos, Ella, tú eres mi amante no mi mujer. ¿Por qué quieres que comparta contigo la seriedad de la vida? :evil:

Pero si él no compartía esa "seriedad" con ninguna de las dos..
:evil: :evil:
Algunas afirmaciones sobre las mujeres me molestaron, como las del orgasmo y las situaciones en que ¿de verdad? se obtiene.
Y la famosa frase de que sólo hay un verdadero orgasmo cuando el hombre exige a la mujer que corresponda...bla... :evil:

Y esta otra:
Las mujeres (qué manera de generalizar :?) prefieren, conscientemente, no pensar en los aspectos técnicos del sexo. Se irritan cuando los hombres hablan de sus técnicas, pues necesitan preservar la espontánea emoción que requiere su satisfacción sexual.

Es que por momentos sentía que estaba leyendo un libro sobre sexualidad, pero muy subjetivo.
No entiendo el afán por delimitar la experiencia amorosa o sexual mediante una o varias afirmaciones. Yo creo que el placer que puede -o no- percibir el ser humano, sea hombre o mujer, depende de infinidad de factores, y lo que a unos puede parecer chocante, a otros quizá resulte atractivo.

El relato me parece sumamente interesante, no dejan de plantearse muchas verdades que podemos reconocer fácilmente; situaciones muy humanas y tristemente cotidianas. Lo que no me agrada es el estilo tan sentencioso... :roll:

Bueno, sigo... :lol: :lol:
P.D. Empiezo a comprender la ideología de Doris Lessing que, por cierto, no es lo que yo pensaba. Tal vez ella quiere plantear situaciones en las que -cree-, se depende del hombre; pretende tener un conocimiento muy profundo acerca de la mujer -en base a su experiencia-, y quizá de acuerdo a la época y a su contexto, no deja de tener razón. :roll:
Esto es sólo una apreciación superficial, que me falta muchoooo para terminar. :P
Imagen

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7351
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Mensaje por Babel » 27 Jun 2008 18:18

Andromeda escribió:Oye Babel, la "fase de June" o de cualquier otra chica, la puedo advertir tan sólo con una mirada y, claro, mediante la ayuda de mi bola mágica... Imagen :boese040:
:mrgreen: :mrgreen:

¡Pues claro! :lol: :lol: Además el pañuelo de la cabeza te queda bien. :P

[i
]-Vamos, Ella, tú eres mi amante no mi mujer. ¿Por qué quieres que comparta contigo la seriedad de la vida?[/i] :evil:

Pero si él no compartía esa "seriedad" con ninguna de las dos :evil: :evil:

Él se limitó a
utilizar a las dos, y lo que peor me parece es:
1. Que la lleve a ver su casa cuando su mujer no está. :evil:
2. Que nunca da la cara y le dice que la está dejando, se limita a poner una excusa e irse. :evil:
2. Que hable mal de Ella cuando acaba la relación. :martillazos:
Y pensar que al principio Paul me caía bien. :roll:

Y de como tenía a la mujer... no iba ni a dormir a casa. Claro que ella también era un poco cómoda, cambiaba la honorabilidad y la estabilidad económica por vivir con un marido que pasa de ella.
Hay varios personajes así: mujeres cornudas que aguantan sin dejar al marido. Y la que más pena me da es Marion, la mujer de Richard, que encima se da a la bebida. :074:


Estamos de acuerdo en que hay frases que :eusa_naughty: Anna, en su afán por analizar y explicar las personas y las situaciones se pone como bien dices sentenciosa y dice cosas con la que poco o nada estoy de acuerdo, sobre todo en situaciones con respecto a la sexualidad de la mujer. :roll:

Hay párrafos y situaciones que me están resultando repetitivos, cuando habla, por ejemplo, del comunismo. O simples situaciones de su vida diaria. :?

Responder