Auto de fe - Elias Canetti

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: magali, caramela, Ashling

Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

ratonB escribió: 21 Jul 2019 09:49 Casi he acabado la segunda parte, me falta el último capítulo. Vaya pájaro Fischerle y sus maquinaciones :lol: Su "empresa" es como las que montamos en Grandes clásicos. Se ha ido enredando todo cada vez más dando lugar a situaciones grotescas. El humor blanco y absurdo me recuerda al del humorista gráfico Ibañez; de lo más "mortadelianos" son algunos pasajes.

Voy por el mismo capítulo que tú. Es cierto que todos estos personajes han perdido el norte, si es que alguna vez lo vislumbraron: depravados, mentirosos, mezquinos, confusos y cualquier otro adjetivo que resulte odioso. Lo que no comprendo es por qué Kien se parece cada vez más a una roca, en el sentido de algo inanimado. ¿Por qué aguanta tanto? Su capacidad de soportabilidad ha quedado más que manifiesta. Dan ganas de zarandearlo para que despierte. :icon_no_tenteras:


Respecto al humor es cierto que es inocuo y, a ratos, pueril. Pero lo agradezco. A veces, resulta cansado que la risa y el humor sea a costa de herir y acribillar al otro. Esta me parece más currada, sana, más inteligente. Y con déficit de todo esto estamos.

ratonB escribió: 21 Jul 2019 09:49 Qué terrible y paradójica casualidad llamar Fischerle (y Fischer en un capítulo), al enano ajedrecista :shock: Igual que el campeón de los setenta Boby Fischer :shock: Con la diferencia que el real era aun más liante y estaba más loco :lol: como siempre, la realidad supera la ficción :meparto:

Seguro que no es casualidad. La locura y el delirio, en este libro y en la vida, campa a sus anchas.
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

Me confundí de capítulo, ahora sí que ando por el último titulado "El botón" para completar la segunda parte. Menudo atropello están cometiendo todos contra Kien. La masa, la enfurecida masa, siempre tan peligrosa. Y aunque mustio y anguloso, como un inerme esqueleto, por fin, Kien, habla. "En cuarenta años no había hablado de sí mismo tanto como ahora, en veinte minutos". ¡Y vaya verborrea!.

Un erudito de su rango nunca está perdido. La humanidad padecía de imprecisión. Millones de hombres ordinarios habían vivido y muerto absurdamente. Mil espíritus exactos – mil a lo sumo - habían edificado a la ciencia. Dejar que alguno de esos mil espíritus superiores murieran prematuramente equivaldría, para la pobre humanidad, a un suicidio.
La multitud es irreflexiva. En general no me gusta. [...] ¿No habían quemado esas bestias a un Giordano Bruno?

Y referido a Teresa, o al fantasma de Teresa, que al fin y al cabo es lo mismo, una frase buenísima. :cunao:
Debo decirles que su vocabulario no se componía de unas cincuenta palabras y, sin embargo, no hablaba menos que otras personas.
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

hierbamora escribió: 21 Jul 2019 16:48 Me confundí de capítulo, ahora sí que ando por el último titulado "El botón" para completar la segunda parte. Menudo atropello están cometiendo todos contra Kien. La masa, la enfurecida masa, siempre tan peligrosa. Y aunque mustio y anguloso, como un inerme esqueleto, por fin, Kien, habla. "En cuarenta años no había hablado de sí mismo tanto como ahora, en veinte minutos". ¡Y vaya verborrea!.

Un erudito de su rango nunca está perdido. La humanidad padecía de imprecisión. Millones de hombres ordinarios habían vivido y muerto absurdamente. Mil espíritus exactos – mil a lo sumo - habían edificado a la ciencia. Dejar que alguno de esos mil espíritus superiores murieran prematuramente equivaldría, para la pobre humanidad, a un suicidio.
La multitud es irreflexiva. En general no me gusta. [...] ¿No habían quemado esas bestias a un Giordano Bruno?
Si en el fondo Kien es un idealista aristócrata y un elitista. Y los libros representan la ciencia, la verdad, que protege al precio que sea.

Ya he acabado la segunda parte, con las andanzas de Fischerle...
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 50729
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por Aben Razín »

Sigo vuestros comentarios, :lista: :60:
Pasado: Sueño del origen de Eloy Sánchez Rosillo.

Presente: Mito y pensamiento en la Grecia antigua de Jean-Pierre Vernant.

Futuro: Kaddish por el hijo no nacido de Imre Kertész.
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

Asistimos a una sociedad agónica, que quebranta los mejores valores. Descreída, incrédula, falsa, que marcha frenética y alocada. Las máscaras son gratis, y no hay pieles que cubran la desarmonía vital. Nadie se busca pues todos andan perdidos. Lamentable horizonte, amenazador y temerario. ¿Salva la cultura de la barbarie? ¿o es ineficaz ante tanto drama? Kien no es una luz sino un despojo, minúsculo, enigmático, inabarcable. ¿Quién es Kien? ¿la conciencia, quizá? ¿es la búsqueda del tiempo perdido? Un mundo se resquebraja, y otros entran en su lugar. ¿Es inevitable el cambio? ¿son siempre los ideales futuros cristales rotos? ¿lamentarse o luchar? ¿son las letras un respiro diario a la apatía? Beberse la cicuta ya no será necesario. El nuestro es un mundo roto, desordenado y cabizbajo. Masas adormecidas frente a la cúspide del terror, diminutas marionetas impúdicas y desarraigadas, anónimas e irreflexivas. ¿Inevitable el descenso a los infiernos? ¿quieres una golosina?

ratonB escribió: 22 Jul 2019 09:10
Ya he acabado la segunda parte, con las andanzas de Fischerle...

Yo también he acabado la segunda parte. Vaya colofón el de Fischerle y vaya perorata la mía. :mrgreen:
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

ratonB escribió: 22 Jul 2019 09:10
Si en el fondo Kien es un idealista aristócrata y un elitista. Y los libros representan la ciencia, la verdad, que protege al precio que sea.
En el fondo y en la forma Kien es tan sólo un saco de huesos. ¿Ves algún personaje que se salve? :meditando:
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

hierbamora escribió: 22 Jul 2019 12:45
ratonB escribió: 22 Jul 2019 09:10
Si en el fondo Kien es un idealista aristócrata y un elitista. Y los libros representan la ciencia, la verdad, que protege al precio que sea.
En el fondo y en la forma Kien es tan sólo un saco de huesos. ¿Ves algún personaje que se salve? :meditando:
Ninguno, y el algo llamativo. Son todos miserables, ruines o codiciosos. No se ve ni señal de bondad o altruismo. El más diferente es Kien, quien al contrario de los demás protagonistas no piensa en si, solo en salvar libros y en su ciencia (se olvidaba hasta de comer)... igual esta es la clave de la novela.

El libro estuvo prohibido en la Alemania nazi, aun no se ve muy claro porqué.

La coincidencia con el nombre de Fischer sí que ha tenido que ser casualidad, es casi tema de cuarto milenio :lol: ya que el libro fue publicado en 1935 y Robert Fisher fue jugador y campeón del mundo en los setenta. Un enano de ficción que sueña con derrotar a Capablanca, el campeón del mundo del momento y un ajedrecista de igual nombre (también "enano" frente al ajedrez soviético de entonces) que lo consigue al derrotar al campeón del mundo contra todo pronóstico. Recuerda a las magufadas de las profecías de Nostradamus. En el fondo esto no es más que casualidad y pareidolias del intelecto
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

ratonB escribió: 22 Jul 2019 13:03
Ninguno, y el algo llamativo. Son todos miserables, ruines o codiciosos. No se ve ni señal de bondad o altruismo. El más diferente es Kien, quien al contrario de los demás protagonistas no piensa en si, solo en salvar libros y en su ciencia (se olvidaba hasta de comer)... igual esta es la clave de la novela.

El libro no trae consuelo ante tanto personaje miserable. Sería interesante saber el motivo de la prohibición. :meditando:

ratonB escribió: 22 Jul 2019 13:03 La coincidencia con el nombre de Fischer sí que ha tenido que ser casualidad, es casi tema de cuarto milenio :lol: ya que el libro fue publicado en 1935 y Robert Fisher fue jugador y campeón del mundo en los setenta. Un enano de ficción que sueña con derrotar a Capablanca, el campeón del mundo del momento y un ajedrecista de igual nombre (también "enano" frente al ajedrez soviético de entonces) que lo consigue al derrotar al campeón del mundo contra todo pronóstico. Recuerda a las magufadas de las profecías de Nostradamus. En el fondo esto no es más que casualidad y pareidolias del intelecto
Pues qué curioso, entonces. :cunao:
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

Lo he aparcado un par de días por haber colado un libro entre medias, El dolor de los demás, de M.A, Hernández, pero ya lo he retomado hoy con un par de capítulos de la tercera parte y Kien cada vez más zumbado (la teoría del quijote vamos a retomarla), y el portero engañándolo, para variar, vaya tipejo.
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

Yo voy por el cuarto capítulo de la tercera parte, es buenísimo!! Creo que existe la esperanza.
Mañana comentaré con más calma.

Por cierto, ¿qué tal el libro que nombras? Lo tengo pendiente de leer.
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

hierbamora escribió: 23 Jul 2019 23:59 Yo voy por el cuarto capítulo de la tercera parte, es buenísimo!! Creo que existe la esperanza.
Mañana comentaré con más calma.

Por cierto, ¿qué tal el libro que nombras? Lo tengo pendiente de leer.
He dejado mi impresión en su hilo.

A ver cuando acabemos... el Señor Canetti tiene que darnos algunas explicaciones
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

hierbamora escribió: 23 Jul 2019 23:59 Yo voy por el cuarto capítulo de la tercera parte, es buenísimo!! Creo que existe la esperanza.
Mañana comentaré con más calma.
Ya he leído el tercer y cuarto. ¡Qué buenos! ¡Por fin ha venido alguien a poner un poco de cordura entre tanto grillado! Y ha tenido precisamente que ser un psiquiatra :lol: Espero que ponga todo en su sitio.

Algunos pasajes del capítulo tercero, cuando habla de su trabajo en el manicomio son geniales. Mira esta comparación; parecería superficial, pero en medio de esta novela de... de... ¡locos! ( :lol: ), no lo es nada.

Peter vivía para los caracteres chinos; él, por los seres humanos
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

"Creer que nada ocurre es una simple ilusión". Comienzo mi comentario final (que no el último) con esta frase de Kien. Quizá sirva para desvelar algo de esta enigmática y desprevenida novela. A mí me ha resultado totalmente impredecible y eso, en literatura, suele resultarme grato. Ha sido un fascinante viaje. Cada capítulo era un embrollo más pero no sabía la dirección de la bola. Los personajes deambulan enloquecidos por todo el libro y el lector (yo, tú, nosotros) no puede más que asistir a esa incertidumbre de no saber qué está ocurriendo. Es cierto que nada se explica, y que una, quizá, deba elucubrar más de la cuenta. Pero también esto es un punto más a favor de esta novela que más que explicar, muestra. No desvela interrogantes porque no los crea. Y sin embargo, ¡hay tanto sinsentido!

"¿Qué han aportado las mujeres a la historia?". Para Kien, indudablemente, problemas, demasiados problemas. Su invectiva contra las mujeres, su manifiesta misoginia también está argumentada, justificada. Otra cosa es que tenga razón. También el raciocinio tiene grietas. Se retrotrae al origen de la historia y de los mitos griegos (de gran genialidad la relectura que hace de la obra de Homero en clave misógina en el capítulo titulado "Odiseo, fecundo en ardides") para adueñarse de la figura perversa por antonomasia: la mujer. Evas y Cleopatras insinuantes, entre otras, zigzagean como serpientes venenosas.

Pero Kien no las admira. Podría ignorarla. ¡Dios sabe qué poco le costaría! Una simple cuestión de voluntad. Ignorar lo prescindible es algo que un erudito lleva en la sangre. La ciencia es el arte de ignorar ciertas cosas. [...] Las mujeres son analfabetas, insoportables y estúpidas: un incordio permanente.

Pues el germen de su odio también comienza con una fémina: Teresa.

Mención aparte se merece el capítulo "Un manicomio". Aquí conocemos a Georges, o Georg, hermano de Kien, anteriormente ginecólogo y ahora psiquiatra. Ya esto de por sí daría para mucho comentario. Realmente buenísimo. Numerosas y enjudiosas son las frases sobre la locura, el manicomio, la cura, etc...

Los seres humanos, sobre todo los alienados y criminales, le eran indiferentes. O esta otra: "La locura ataca a los que solo piensan todo el tiempo en sí mismos. La demencia es el castigo del egoísmo.
Ellos lo enriquecían con sus experiencias únicas, mientras que él, al curarlos, no hacía otra cosa que simplificarlos.

Por otro lado, la cultura (ejemplificada por Kien) actúa contra la masa, funciona como un cinturón de defensa del individuo. A más cultura más protección. Porque una de las característica de la masa es que crece, crece, crece.

Pues nada sabían de aquella fuerza motriz de la historia, mucho más profunda y auténtica: el impulso humano a fundirse en una especie animal superior, la masa, y a perderse tan irremisiblemente en ella como si nunca hubiera existido un hombre aislado.
La "humanidad" existía como masa ya mucho antes de haber sido inventada y diluida conceptualmente. Como un animal monstruoso, salvaje, ardiente y exuberante, la masa hierve y se agita en lo más hondo de nuestro ser, a mayor profundidad que las mismas Madres.

¿Podrían ser estas algunas de las claves para entender que el libro estuviera prohibido bajo el régimen de Hitler? Porque hay que tener en cuenta, además, que después de esta obra de ficción, Elías Canetti, haría su gran aportación al ámbito de la sociología y antropología social con su obra Masa y poder, ensayo publicado en 1960 donde aborda el tema de la relación entre los diversos tipos de "masa" y las estrategias de control y poder mediante las cuales los gobernantes y líderes políticos pueden dirigir a dichas masas. Esto último lo he sacado de la wikipedia.

Toda la tercera parte del libro me ha resultado sobresaliente con un gran estrellato como final. Un gran libro, desde luego. Muy recomendable.

El único problema es que ahora me siento huérfana de libro y de un gran personaje.
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8876
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por ratonB »

Ya lo he terminado yo también. Es un libro complicado, denso, de difícil digestión. El tono humorístico de muchos capítulos es solo el envoltorio.

El punto de inflexión de la novela empieza cuando aparece George Kien, y culmina con el penúltimo capítulo (la metáfora de Odiseo) cuando conversan los hermanos. Es lo mejor de la novela. Peter Kien no se presta a que le ayude y el hermano hábilmente lo psicoanaliza usando herramientas tan dispares como la mitología griega, entomología o las pinturas de la capilla Sixtina (la novela está escrita estando aun en la época dorada del psicoanálisis como práctica terapéutica). Todo vale para desnudar, y poder sanar, el alma de ese pobre fracasado social. El final se ve venir: el propio título es un spoiler.

La locura, el abismo de la mente, la masa aborregada, el amor, la inteligencia emocional (que ahi llaman la memoria sensitiva frente a la intelectual)… son muchos los temas secundarios de la novela.

Los epílogos los dejo para mañana, y tu comentario final también @hierbamora que sólo lo he leído entre líneas. Creo que de esta novela nos va a merecer la pena indagar más sobre ella.
:101: Gerona. Pérez Galdós, Benito. Cómo hablar de los libros que no se han leído. Bayard, Pierre

2021
Agenda
Avatar de Usuario
hierbamora
Vivo aquí
Mensajes: 5046
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Auto de fe - Elias Canetti

Mensaje por hierbamora »

ratonB escribió: 25 Jul 2019 00:48 Ya lo he terminado yo también. Es un libro complicado, denso, de difícil digestión. El tono humorístico de muchos capítulos es solo el envoltorio.

Los epílogos los dejo para mañana, y tu comentario final también @hierbamora que sólo lo he leído entre líneas. Creo que de esta novela nos va a merecer la pena indagar más sobre ella.

Coincidimos en el mejor capítulo de todos, es una maravilla el pulso entre los dos hermanos, y las perspectivas antagónicas pero complementarias de la vida. No somos mente ni sentimiento, somos un todo, una unidad orgánica compleja.

Yo también estoy desde ayer rumiando el libro porque tiene tela para rato. Y sí, nos compensa indagar, investigar, elucubrar, continuar, el libro lo merece. Tampoco he leído los epílogos. Valoro la impresión a priori (desnuda) de cualquier interpretación, pues de esta habrá siempre (o casi siempre) pugnas por la mejor cuando lo múltiple, de por sí, es lo valioso.

Por otro lado, me tienta mucho Masa y poder. Le he abierto hilo, ratón, por si no lo has visto. Un gran libro te lleva a otros libros, y Auto de fe sugiere continuación. Es magnífico. ¡Qué gran libro hemos leído! ¡Cuanta felicidad lectora! Si me oyera Kien... :mrgreen:
Leyendo:
- Irene Vallejo, El infinito en un junco.
- Miguel Sánchez Robles, Salvación.


Agenda de lecturas
Responder