La divina comedia - Dante Alighieri

Grandes clásicos de la literatura mundial.

Moderador: LizzyDarcy

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 30 Nov 2019 18:52

Leídos los Cantos XIII y XIV.

El XIII cuenta la visita a la selva de los suicidas, el segundo recinto del séptimo círculo. Visualmente uno de los que más me ha impactado. Una selva de hombres árbol espinosos, donde las arpías arrancan ramas y hojas haciéndolos sufrir y sangrar, por lo que no podrán tener el cuerpo completo cuando lleguen al Juicio Final. Cuenta la historia, además, de un personaje concreto, que se suicidó al no poder soportar las acusaciones que por envidias palaciegas le llevaron a la ruina. Después llegan dos espectros huyendo, son pródigos muy famosos en la época, uno de ellos se ve que quemó su casa para iluminar una fiesta, y tiraba monedas de oro al río, pero los suicidas son más bien dignos de compasión, o así me ha parecido la visión de Dante. El último verso me ha parecido muy bueno sea en la lengua que sea o en la traducción que lea:

Yo hice de mi casa mi cadalso.
Jo vaig fer de ma casa cadafal.
Io fei gibetto a me de le mie case.

Es una visión tremenda en un solo verso, no necesita más explicación, lo lees y ves a la persona colgada de una viga en su propia casa como si de un cadalso de tratase y fuera un condenado a ser colgado hasta morir.

El XIV nos lleva al tercer recinto, siguiendo los círculos concéntricos. Un desierto árido con arena candente en el que cae una lluvia de fuego. Tenemos tres tipos de pecadores: los blasfemos, cuyo ejemplo es Capaneo (me resulta curioso que la blasfemia se aplica a cualquier Dios no solo al Dios cristiano sino a los paganos también), pero que al parecer su soberbia hace que no sea suficiente castigo sea lo que sea, no le va a dar a Dios la alegría de que se queje o se esconda; después tenemos a los sumisos que yacen boca abajo, y parece que los sodomitas son los mejor tratados porque al parecer pueden moverse e intentar recibir el menor fuego posible evitando la lluvia de fuego con el movimiento.

Me encanta la historia de la estatua que simboliza la Historia del mundo occidental desde Augusto (época de oro) hasta la época medieval, con esos dos pies, uno es el Imperio y otro es la Iglesia, que es de barro y por lo tanto el más débil e inestable. También la explicación de dónde salen los ríos infernales y hacia dónde se dirigen, porque nos completan la topografía infernal.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 01 Dic 2019 21:28

Leídos los cantos XV y XVI.

Ambos cantos están dedicados a los condenados por sodomía. Muy curioso todo. Tenemos un pecado tan grave que, como se decía en la época de Oscar Wilde, no osaba decir su nombre, y eso aquí se cumple puesto que no se nombra en absoluto qué tipo de pecadores son los que se nombran.

Sin embargo, un pecado tan grave, que atenta contra natura, es decir contra Dios mismo y por eso está peor castigado que el asesinato, resulta que viene representado por excelsos florentinos, que además de ser figuras eminentes, son no solamente respetados sino admirados por Dante, y así lo expresa claramente.

En el XV están los hombres de letras y de la Iglesia, que son tantos que sería inútil hablar de todos ellos, y escoge a uno de ellos al que saca del armario puesto que no había ninguna noticia de la homosexualidad de uno de los maestros de Dante, al que él quería y admiraba. Esto ha sido siempre muy criticado, pero son tales las muestras de respeto y admiración respecto a él que dudo mucho que quisiera hacerle daño, el hecho de que no haya fuentes escritas que digan nada acerca de la homosexualidad de su maestro no quiere decir que no fuera vox populi, con lo cual quizás Dante lo que quiso fue apoyarlo. Esta opinión me la reafirma el hecho de que en el capítulo siguiente se habla de tres grandes florentinos de la época, además de su propio partido, el güelfo, militares y aristócratas "de los suyos", grandes hombres, que digamos también saca del armario oficialmente, excepto uno, cuya excusa es que aborreció a las mujeres porque se casó con una que era inaguantable.

Según los comentaristas del momento, Dante lo que pretendía era hacer ver que por muy noble que fueras, por muy buena persona, jurista, profesor, digno de alabanza, el hecho de caer en este pecado ya te hacía ir al infierno si no había habido arrepentimiento a tiempo y absolución del pecado. Pero me parece que una interpretación más actual podría ser el ensalzar el hecho de que un sodomita podía ser un hombre estupendo y magnífico digno de admiración y respeto, y que si tenía que ser juzgado que fuera ya en la otra vida pero no en esta.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 05 Dic 2019 23:12

@Arden, yo me decanto a pensar que Dante nombra a personas que respeta para dar la sensación de equilibrio, que no solamente va a poner en el Infierno a personas a las que sea contrario o indiferente, sino que la muerte nos va a tratar igual a todos según nuestros pecados. No creo que Dante quisiera apoyar la homosexualidad de su mentor, aunque me parece que habla con mucho respeto de él para lo que pudo ser la mentalidad de la época.
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 05 Dic 2019 23:31

Esta semana y media he ido un poco más ocupada y he leído los cantos XVII - XXI.
Dante desciende al octavo círculo, el del fraude, a lomos de Gerión, símbolo del fraude, ya que tiene un rostro benevolente, pero en su cola hay un aguijón venenoso. El octavo círculo, conocido como Malasbolsas, se encuentra formado por diez valles, y cada uno de ellos contiene a un tipo de defraudadores diferente. Los seductores son empujados por demonios que les obligan a marchar eternamente (igual que ellos hicieron con otros en vida). Los aduladores están sumergidos en un lago de heces, propio de los embustes que ellos mismos soltaban (madre mía, Dante debía odiarlos mucho). Los acusados de comprar cargos eclesiásticos están colgados boca abajo y con llamas a sus pies. Y para los adivinos, astrólogos y demás tiene preparado un castigo muy poético, se ven obligados a andar encorvados para atrás y solo poder ver lo que tienen tras de sí mismos, ya que en vida se dedicaron a ver más allá del presente. Creo que este es el castigo que más me ha gustado de todos los vistos.
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 06 Dic 2019 15:21

Wrathchild escribió:
05 Dic 2019 23:12
@Arden, yo me decanto a pensar que Dante nombra a personas que respeta para dar la sensación de equilibrio, que no solamente va a poner en el Infierno a personas a las que sea contrario o indiferente, sino que la muerte nos va a tratar igual a todos según nuestros pecados. No creo que Dante quisiera apoyar la homosexualidad de su mentor, aunque me parece que habla con mucho respeto de él para lo que pudo ser la mentalidad de la época.

En el contexto medieval el pecado de sodomía era de lo peor a lo que se le podía acusar a alguien, de hecho no era solo una condena social, era un delito muy grave y podía llevar a la condena a muerte, según lugares. No es algo baladí. Creo que en este círculo Dante no va en contra de la Iglesia o el cristianismo, porque formalmente están donde les corresponde, pero esas muestras de respeto y aprecio creo que se pueden interpretar como un respaldo a un pecado que no hacía peores a las personas sino como muestras de la debilidad humana.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Megan
Beatlemaníaca
Mensajes: 16382
Registrado: 30 Mar 2008 04:52
Ubicación: Uruguay

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Megan » 06 Dic 2019 18:55

Qué hermoso es su comienzo, me trae recuerdos de mi juventud en el secundario.
La parte del infierno es una verdadera obra de arte.
Me encantaría leerla nuevamente pero se necesita tiempo.

"En medio del camino de la vida
me vi perdido en una selva oscura,
la buena senda errada y la andadura,
cuando el alma vagaba adormecida.
Largo fuera contar, que no se olvida,
cómo era aquel lugar de desventura
y es sólo recordar tanta amargura,
y la mente quedar despavorida.

Aquel lugar terrible, desolado,
aquel lugar inhóspito, intrincado,
aquel lugar de pena y destemplanza,
aquel vagar sin rumbo ni sentido,
y cuanto más los pasos, más perdido,
sólo a la muerte tiene comparanza.

Mas al llegar al pie de una colina
donde acababa aquel valle de horrores
que en la noche crucé, con mil terrores,
y a punto estuvo de causar mi ruina,
alcé los ojos, vi la matutina
luz en el altozano. Mis temores
cesaron al mirar los resplandores
del astro que a los seres encamina."

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 14 Dic 2019 16:51

Leídos los cantos XVII y XVIII, que empieza en el final del séptimo círculo donde vemos a los usureros, donde encontramos a los boloñeses mayoritariamente, y acaba describiendo la geografía del octavo círculo, donde vemos en su primera bolsa a los rufianes, que venden a las mujeres, y pone como ejemplo a uno que aún siendo rico facilitó que su hermana, o su hija según otros, yaciera con el Marqués de Ferrara, de la familia D'Este; y a los seductores, el prototipo sería el Don Juan pero como no era un mito que Dante podía conocer pone como ejemplo a Jasón el de los argonautas.

En la segunda bolsa encontramos a los lisonjeros, y ahí aparece la puta Tais, que es un personaje literario de una comedia de El eunuco de Terencio, obra divertidísima, aunque la atribución del diálogo está equivocada, seguramente no leyó a Terencio, era un diálogo entre amo y el criado contando la anécdota de Tais.

De estos dos cantos me quedo con las imágenes explícitas de estos últimos que están hasta las cejas de mierda en una especie de cloaca, de Tais dice que "che là si grafía con l'unghie merdose", o al describir la visión dice: "vidi un col capo sí di merda lordo, que non parëa s'era laico o cherco"
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 15 Dic 2019 12:40

Esta semana he leído hasa el canto XXV.

Seguimos en Malasbolsas. En los siguientes recintos encontramos políticos sumergidos en brea hirviente. La brea representa la corrupción que los impregna y una pandilla de diablos los vigila y tortura. Más adelante, encontramos a los hipócritas, vestidos con capas doradas que resultan ser de plomo, pues las mentiras que los visten son una pesada carga (otra preciosa alegoria). Dentro de este grupo, destacan los ancianos del Sanedrín que condenaron a Cristo, crucificados en tierra. Y finalmente a los ladrones, acosados por serpientes. Cuando una serpiente les muerde, los condenados pierden su identidad (se la ¨roban¨) y se transforman en otra cosa.

Perdón si hay algo mal escrito. Mi café de la mañana y mi teclado han tenido un pequeño conflicto... :?
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 15 Dic 2019 17:05

Pues yo he leído los que me tocaban esta semana, voy un poco retrasado porque la semana pasada estuve fuera, así que he leído el XIX y XX, y ya debería haber llegado hoy al XXIV.

Después de haber leído estos dos cantos, en especial el XIX contra los simoníacos, es decir los clérigos que vendían los cargos eclesiásticos o elementos como las bulas, en especial se dirige contra los Papas, me doy cuenta que hay pecados que molestan especialmente a Dante, como este, donde le dice al Papa Nicolás III "Bien castigado estás. Te lo mereces."
O:

"Y si no fuese porque me lo impide la reverencia por las altas llaves que en la vida terrena detentaste, usaría palabras aún más duras, porque vuestra avaricia aflige al mundo, pisando al bueno y aupando al malo"

Continuando en ese tono de reproche y desprecio.

Contrasta con el tono en contra de los sodomitas, de amistad y respeto, y el de piedad respecto de los magos y adivinos del siguiente canto, hasta el punto de que Virgilio le reprende porque el divino juicio no puede errar. Lo que me confirma la idea de que en realidad Dante no estaba de acuerdo con las penas ni el lugar reservado para estos pecados y pecadores en comparación a otros como los simoníacos.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 22 Dic 2019 18:31

Pues hoy me he leído, dos por la mañana y dos por la tarde, los cantos XXI a XXIV.

El XXI y el XXII realmente van juntos puesto que tratan de la 5ª bolsa del 8º círculo. No tiene nada que ver con el tono empleado hasta ahora. En este se ve un infierno más parecido a la imaginería popular, un especie de lago de brea hirviendo donde están los condenados hundidos sufriendo y para tener un poco de respiro sacan partes del cuerpo fuera, pero entonces hay demonios negros con alas y cuernos y con lanzas con las que pinchan a los condenados y los sumergen como hacen los cocineros con los trozos de carne en la olla. Aquí están los barateros, es decir los corruptos que venden cargos y prebendas o que se dejan sobornar, y en una escena muy divertida uno de ellos al que los diablos habían ensartado e iban a descuartizar logra engañarlos y acaba huyendo y dos de los demonios cayendo a la brea teniéndolos los demás demonios que rescatar. Es una acción ágil, divertida y el XXI termina con unos versos buenísimos:

Per l'argine sinistro volta dieron;
ma prima avea ciascun la lingua stretta
coi denti, verso por duca, per cenno;

ed elli ave a del cul fatto trombetta.

Para saludarse, los demonios a su jefe le sacan la lengua y le hacen muecas y el jefe les contesta con un pedo tremendo porque del culo hizo una trompeta. Parece que estemos en un cuadro de El Bosco.

Me resulta curioso las diferentes formas de traducirlo:

José María Micó: y él hizo de su culo una trompeta.
Ángel Crespo: y él usó el culo a modo de trompeta.
Joan Francesc Mira: i ell amb el cul havia fet trompeta.
Josep María de Segarra: i ell toca la trompeta amb el seu cul.

El XXIII cambia totalmente el tono, vuelve a ser de tristeza y seriedad, la bolsa 7ª del 8º círculo tiene a los hipócritas, primero tienen que salir huyendo de los demonios que han salido escaldados en el canto anterior, y ven a los condenados con largos hábitos con capuchas pero hechas de plomo por dentro y por fuera dorados, van pintados, todo es apariencia pero en realidad se están cociendo en el plomo que se les derrite y que pesa muchísimo y por eso van tan lentos, y acaban viendo a Caifás y Anás crucificados.

En el XXIV, bolsa 8 del 8º círculo, están los ladrones a la iglesia, con esas imágenes tan magníficas de un valle lleno de serpientes de todo tipo y los condenados tiene que andar por ellas y llevan las manos atadas a la espalda con serpientes y enroscadas otras que les entran por la espalda y les salen por el pecho, símbolo de lo que han hecho mal con las manos, robar, pero también con el corazón porque lo han hecho planeándolo no por necesidad, y les muerden las serpientes se queman y convierten en cenizas y renacen como el ave Fénix para volver a empezar. Muy curiosa la profecía de un condenado sobre el partido de Dante porque él como escribe después de que ocurra porque la acción transcurre años antes en realidad es una profecía ya cumplida.

Ya hasta después de Reyes no podré leer más porque me voy de viaje, pero le tengo ganas, no he calculado el tiempo que me llevará pero me parece muy interesante ir así poco a poco.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 28 Dic 2019 12:33

Voy ya por el canto XXX.

En la octava Bolgia se hallan los malos consejeros rodeados por llamas. Vemos a Ulises y Diómedes castigados por la treta del caballo de Troya. Ulises cuenta su final, embarcado en busca del fin de mundo, aunque por lo que veo es una invención de Dante. En la novena Bolgia están los que han causado cismas religiosos y los demonios los parten en dos con espadas como ellos hicieron en vida con la fe. Llama la atención la presencia de Mahoma aquí, pues indica la consideración del Islam como una rama escindida del Cristianismo, así mismo su cuñado Alí está csstigado por la division entre chiítas y sunitas. Y en la última Bolgia encontramos a los falsificadores, que sufren una especie de peste.
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 11 Ene 2020 09:40

Finalicé ya hace unos días la parte del infierno, con los canto XXXI-XXXIV, sobre el noveno círculo, el de los traidores, cuyos actos se consideran más graves que el del resto de embaucadores que hemos visto antes, ya que en este caso los pecadores tienen un vínculo especial con los engañados (familia, amigos...). Los pecadores están inmersos en un lago congelado, y según el grado de traición, la profundidad del cuerpo que tienen inmersa es mayor. En la primera zona, la Caína, con un nombre muy apropiado, se encuentran los que traicionaron a sus familiares, como hizo Mordred con el rey Arturo. En Antenora, de Antenor, que traicionó a Troya, se encuentran los traidores a la patria. En Ptolomea, los que traicionan a sus huéspedes. Y en Judeca, los que traicionan a sus benefactores y a Dios, y en esta parte es donde encontramos a Satanás, también atascado en el hielo. Me llama mucho la atención el hecho de que él también esté castigado, por la tradición cultural de imaginarlo como el señor del infierno, donde debería mandar a voluntad, aunque el papel que le da Dante es bastante lógico, pues debe pagar por su pecado como los demás. La descripción del mismo es bastante espectacular, tiene tres caras y en cada una de sus bocas hay un traidor, Bruto, Casio y Judas. Es como una santísima trinidad corrompida. Y trepando por Satanás, Dante y Virgilio cambian de hemisferio y llegan al Purgatorio.
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 12 Ene 2020 17:07

Yo me he quedado un poco retrasado por culpa de las vacaciones, no me iba a llevar los tochos detrás...

Y tampoco este finde he avanzado mucho, aunque sí al menos he leído dos cantos más, el XXV y el XXVI.

El XXV me ha sorprendido por la cantidad de transformaciones y metamorfosis, de serpientes a personas y viceversa, o fundiendo unas con otras formando una nueva criatura, todo ladrones, o corruptos, si Dante levantara la cabeza seguiría cantando sobre lo mismo. :roll:

El XXVI también es una sorpresa porque cuenta la historia de Ulises de su boca, pero como él no había leído la Odisea pues va a su aire, y me gusta el final que le da, en vez de volver a Ítaca sigue navegando en busca del conocimiento hasta el confín del mundo, y más allá, hasta donde pueda llegar, y siguiendo la visión escolástica y medieval del mundo, va a parar al hemisferio Sur, que sería líquido con la montaña del Purgatorio donde naufraga. Un buen final digno de Ulises.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Avatar de Usuario
Wrathchild
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 257
Registrado: 15 Nov 2015 13:17

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Wrathchild » 19 Ene 2020 09:45

Llevaba días sin comentar a raíz de un examen, aunque he ido leyendo un canto cada 1 o 2 días. Ahora mismo voy por el canto IX del Purgatorio.

En realidad lo que se describe en este primer tramo es el Antepurgatorio, custodiado por Catón, lo que resulta extraño ya que es un suicida. El camino hacia el Purgatorio es una penitencia previa a la expiación de los pecados, en forma de una cuesta. En este camino se encuentran los excomulgados, cuyo ascenso es más largo y depende del tiempo que hayan estado fuera de la fe, y aquellos que murieron sin la extremaunción, con pecados pendientes de limpiar. Es su camino encuentran, entre otras almas, al trobador Sordello, que les guía por el camino. Son muchas las alegorías referentes al perdón de los pecados y a la liturgia de la confesión, como el hecho de que las almas no pueden ascender por la noche, ya que solo con la Luz se puede ascender hacia el perdón y los tres peldaños de antes de entrar al Purgatorio que simbolizan los tres pasos de la confesión. Cuando Dante está a punto de acceder al Purgatorio, un ángel le marca la frente con siete P, de pecado, que debe borrar antes de llegar al Paraíso.
Leyendo:
- Miau. Benito Pérez Galdós
- El hombre hembra. Joanna Russ

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15133
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La divina comedia - Dante Alighieri

Mensaje por Arden » 19 Ene 2020 16:29

Pues yo bastante retrasado, por lo que veo has adelantado bastante en el Purgatorio, yo terminaré la semana próxima el infierno.

Por lo pronto he leído los cuatro cantos de esta semana, XXVII a XXX.

Del XXVII destacar la actuación al final del querubín negro ante el pobre San Francisco, que se le lleva el alma del pecador delante de sus narices con la pura lógica:

"Tiene que estar entre mis prisioneros
por dar aquel consejo fraudulento:
yo le estoy al acecho desde entonces,
pues no hay perdón sin arrepentimiento,
y el hecho de pecar y ser contrito,
todo a la vez contradicción implica."

Y me ha parecido un consejo que se siguió mucho por los Papas y Reyes de aquella época cuando se veían apurados en sus negociaciones o después de una derrota:

"lunga promessa con l'attender corto"

En la traducción valenciana me ha gustado mucho el verso:

"promeses llargues amb resultats curts"

En la versión de Acantilado queda así:

"prometer mucho y mantener muy poco
te hará triunfar en el supremo trono."

Del XXVIII me ha resultado curioso que se incluya a Mahoma y a Alí, como elementos de discordias, y a Fray Dulcino, al que conozco por El nombre de la rosa de Umberto Eco, puesto que se nombra la herejía dulciniana en varias ocasiones.

Y sobre todo este canto XXVIII tiene una escena espeluznante al final, el decapitado que lleva su propia cabeza como fanal, me imagino que en la época debió horrorizar por no estar acostumbrados a ese tipo de imágenes.

Del XXIX, los falsarios, me resulta curioso la imagen de la bolsa en sí, un sitio pestilente como de leprosos amontonados, "un hedor de carne descompuesta".

Y del XXX, que sigue con los falsarios, además de contar el mito de Atamante y de Hécuba, me resulta curioso que ante tanto drama haya una disputa entre condenados pegándose como pueden por las limitaciones que tienen, en una imagen muy humorística, ya que uno parece un laúd por la hidropesía pero tiene fuerza en el brazo para pegarle al otro que está al lado. Es como un paréntesis ante tanto drama y tanta imagen terrorífica.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. El bibliotafo: un coleccionista de libros de Leon H. Vincent.

Responder