El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 30 Abr 2020 21:12

jilguero escribió:
30 Abr 2020 20:56
Creo que a Greto le encanta y está muy apenado porque, debido a vivir en ese recuncho apartado del mundanal ruido, solo la ha podido escuchar en la lejanía. Así que, esta va dedicada al xirín, para que la escuche más cerquita (jajaja).
No sabía yo de ese punto picajoso tuyo, jilguero. Eres cruel mortificándome con ese engendro. La venganza se sirve en plato frío pero por ahora te deseo que esos paseos que te des a partir de mañana los disfrutes como lsólo tú sabes hacerlo. ¡Y recuerda que puedes alejarte hasta un kilómetro de casa!
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 30 Abr 2020 21:40

Gretogarbo escribió:
30 Abr 2020 21:12
jilguero escribió:
30 Abr 2020 20:56
Creo que a Greto le encanta y está muy apenado porque, debido a vivir en ese recuncho apartado del mundanal ruido, solo la ha podido escuchar en la lejanía. Así que, esta va dedicada al xirín, para que la escuche más cerquita (jajaja).
No sabía yo de ese punto picajoso tuyo, jilguero. Eres cruel mortificándome con ese engendro. La venganza se sirve en plato frío pero por ahora te deseo que esos paseos que te des a partir de mañana los disfrutes como sólo tú sabes hacerlo. ¡Y recuerda que puedes alejarte hasta un kilómetro de casa!
Jajaja, más que punto picajoso (no sé si tú usarás el adjetivo con otro significado) diría que guasón. Recuerdo un representante de una casa de productos de laboratorio, que yo le había puesto de mote el Triste, que le bromeé de forma parecida a como lo hecho contigo y recuerdo que le dijo a un compañero: ¡No sabía yo que ..... tuviera tanta guasita!

Gracias a esa guasita que tengo ha quedado en evidencia que no eres rencoroso. Gracias por tus buenos deseos. Intentaré disfrutar todo lo posible. Y bien apuntado lo del kilometro: tengo que mirar en Google Earth por dónde va ese círculo.
Greto, obrigada :chino:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 01 May 2020 12:15

Ya estamos Cata en el 1..... :alegria:

Hoy he salido un momento a la farmacia (por fin he conseguido algunas mascarillas de las quirúrgicas) y hace un día magnifico. Ahora, con la ventana abierta, puedo escuchar cómo lo celebran los gorriones, las tórtolas turcas, los mirlos, y también algún estornino suelto que se está dando unos paseos tan magníficos como el día.

Y estoy leyendo un libro de la Expedición Terra Nova que hizo Sccot a la Antárdida. Tenía varios objetivos, entre ellos adquirir conocimientos científicos de la zona y de su flora y su fauna. Pasaron momentos magníficos, pero en general fue una gesta muy dura, que le acabó costando la vida, entre otros, al propio Scott. Pero leyéndolo me digo que entiendo perfectamente que en mi segunda vida quiera ser aventurera. Espero nacer en esa segunda vez con el arrojo necesario.

Al margen de eso, te he querido hablar del libro en el bujío porque ayer leí una frase que es aplicable a cualquier situación, también a la nuestra actual, y que es una muestra de la actitud con que conviene afrontar la vida. La escribió un tal Bowers, después de una noche de tormenta en al que el barco estuvo a punto de irse a pique: Incluso en las peores circunstancias, la Tierra es un buen lugar para vivir. :chino:

Espero que con esto de dejarnos salir al recreo, Réquiem por un don nadie sea la última pamplina triste que te cuente. De hecho, con esto de acompañar a los intrépidos aventureros durante los momentos en que están a punto de naufragar, me he acordado de una leyenda que hay sobre otra santera de Benaocaz. Es una minipamplina, pero al menos no es triste como las últimas que te he contado. Cualquier día de estos te la cuento :wink:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 02 May 2020 10:22

Y llegó el día 0, y por fin he podido caminar sin las manos llenas de bolsas cargadas de víveres y pasar cerca de los jacarandá en flor; aunque el grande que creo que lo es, mas en la distancia no puedo estar segura porque aún no floreció, me quedaba del otro lado de la vía. Ya inspeccionaré de ese lado mañana.

Jacarandá.jpg

La única pega hoy ha sido que en los descampados de por esta zona hay un predominio de margaritas, como las que se ven al pie del jacarandá, las cuales hacen que los ojos me lagrimeen por la alergia y, como no se los puede uno tocar con las manos, pues he caminado un tanto de lacrimosa pero sin pena. :cunao:.

Ayer tarde, Cata, leí de dos perros hermanos de la expedición a la Antártida cuyo comportamiento me hizo acordarme de eso hermanos inseparables de Santa Cata que murieron por culpa del cardenillo: Siendo aún muy niña, se hallaba un día jugando con una cuchara de palo en la cocina y su madre, que andaba entre los pucheros preparando el almuerzo, le habló por primera vez de sus hermanos mellizos muertos por culpa del cardenillo. Dos varoncitos que, tras nueve meses de juegos secretos y risas cómplices en el útero materno, nacieron cogidos de la mano con tanta fuerza que ni siquiera la violencia de la expulsión logró separarlos. Tras la tragedia, ese gesto fue reinterpretado como una expresión del miedo a separarse por haber ya presentido lo que les aguardaba fuera [...] Los lactantes pasaron de patalear alegres, bajo los vivos colores de las ropas de las cunitas, a yacer inmóviles en el interior de dos pequeños ataúdes blancos. No mucho mayores que una caja de zapatos e idénticos, los dos paralelepípedos fueron enterrados juntos en el cementerio de Córdoba. A última hora, cuando ya iban a ser introducidos en el nicho, la madre le pidió al sepulturero que abriese un orificio en cada féretro y que luego los situase uno junto al otro, de forma que quienes habían nacido y vivido siempre cogidos de la mano pudieran continuar haciéndolo durante el sueño eterno. Esa es la razón de que algunos devotos de Santa Cata afirmen que, todavía hoy, los huesos de las manitas de los mellizos siguen estando en contacto y que hay madrugadas en las que, tras el ulular de los autillos y de los cárabos, en el cementerio de Córdoba se escuchan el entrechocar de los huesos de sus manos jugando y una especie de risas con sordina.

Y me acordé de ellos, leyendo del comportamiento de estos dos hermanos perrunos, Bieleglas y Váid, y que mira la forma tan cariñosa y solidaria que tenían de darse calor uno al otro: A los perros en cambio no les afectaba. Aquellas tormentas, que eran bastante templadas, constituían para ellos, sencillamente, una ocasión para descansar. Acurrucados cómodamente en agujeros practicados en el suelo, dejaban que les cubriera la nieve. Bieleglas y Váida, dos hermanos que tiraban juntos, insistían siempre en compartir el mismo agujero, y para estar más abrigados se tendía uno encima del otro. A intervalos de dos horas más o menos cambiaban fraternalmente de lugar.

PD: acabo de ver que tenemos a Catulo laureado :ola:; y voy a buscar el relato de Edgardo, que los suyos me suelen gustar.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 03 May 2020 18:50


Hoy, en Hispalis, 35 grados. Menos mal que nos ha tocado el periodo tempranero que, con ir madrugando más, se puede paliar la temperatura.

Y te diría, Cata, que después del desboque de ayer, por ser el primer día, hoy ya había menos gente y ha sido más agradable pasear.
He visto esta florecilla, que me recuerda a las Scilla pero que con esta foto imposible avanzar más. Así, pues, mañana toca volver a pasar por su lado y me traeré un ramito para poderlas destripar. aunque aquí no tengo la bibliografía adecuada que tengo en Gades.

Por lo demás, aquí, debido a ser una ciudad cálida, la primavera está ya muy avanzada y no hay demasiadas flores, salvo las dichosas margaritas :nono:.

Scilla.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 04 May 2020 12:23


Pues aquí estoy, Cata, en la penumbra. Se acabaron los cielos de nubes y y arcoiris que a menudo he colgado. Y es que cuando en Hispalis sube la temperatura, toca bajar las persiana hasta que el sol deje de castigar. Pero qué te voy a contar cuando en Corduba la cosa funciona parecido.

Hoy me he acordado de algo que decía a menudo mi abuela materna, la del moñito en la nuca, el cual de vez en cuando le pido prestado cuando estoy muy harta de algo; la que era tan aficionada a la expresiones hechas, como la de "esto tiene tres bemoles" o "están a partir un piñón", que eran dos de sus favoritas. Y decía también esta otra expresión, que luego se la escucharía también a mi santacatalina, que he recordado hoy: "Dios aprieta pero no ahoga".

Sí, Cata, al volver del paseo matutino y vernos obligadas a bajar la persianas para evitar el recalentamiento de la casa he pensado que menos mal que el confinamiento aprieta pero no ahoga. Porque si llega a ocurrir esta subida de temperatura cuando no podríamos salir a la calle, esta vida de penumbra conventual habría sido muy dura. :batman:

Menos mal que la lectura de la expedición a la Antártida, con sus frecuentes ventiscas y nevada me refresca la mente. :D
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 04 May 2020 12:48

jilguero escribió:
03 May 2020 18:50
He visto esta florecilla, que me recuerda a las Scilla pero que con esta foto imposible avanzar más. Así, pues, mañana toca volver a pasar por su lado y me traeré un ramito para poderlas destripar. aunque aquí no tengo la bibliografía adecuada que tengo en Gades.
¿Pudiese ser una Tulbaghia violacea, jilguero?

Imagen

jilguero escribió:
04 May 2020 12:23
...si llega a ocurrir esta subida de temperatura cuando no podríamos salir a la calle, esta vida de penumbra conventual habría sido muy dura.
Te hubiese servido para prepararte para tu segunda vida de clausura (la primera te leí el otro día que será de aventurera).

Pero yo venía aquí a decirte, jilguero, que acabo de ver los primeros golondrínidos, concretamente golondrinas, de la temporada. Como decía tu abuela materna, estaban a partir un piñón, haciendo cabriolas en el aire ayudados por el fuerte viento que sopla, precursor de la tormenta anunciada para la tarde, el uno tras el otro, quizás el uno tras la otra.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 04 May 2020 20:20

Gretogarbo escribió:
04 May 2020 12:48
¿Pudiese ser una Tulbaghia violacea, jilguero?
Esa es nueva para mí, pero por la pinta podría ser. Mañana cogeré ramito y oleré si al tronchar una hoja huele a ajo.
Hoy cuando iba dispuesta a ello había un señor con su perrito instalado junto al parterre y pasé de largo por aquello de la distancia social. Luego se me ha olvidado.
Gretogarbo escribió:
04 May 2020 12:48
Te hubiese servido para prepararte para tu segunda vida de clausura (la primera te leí el otro día que será de aventurera).

Pero yo venía aquí a decirte, jilguero, que acabo de ver los primeros golondrínidos, concretamente golondrinas, de la temporada. Como decía tu abuela materna, estaban a partir un piñón, haciendo cabriolas en el aire ayudados por el fuerte viento que sopla, precursor de la tormenta anunciada para la tarde, el uno tras el otro, quizás el uno tras la otra.
Pero en esa segunda vida conventual espero que el convento tenga buen patio con soportales y jardín con huerto, para practicar el ora et labora.

Tiene tres bemoles, que diría mi abuela, que los golondrínidos hayan tardado más de un mes en llegar desde aquí hasta allí.

¿Ha llegado la tormenta ya?
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4164
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 04 May 2020 21:12

Tremendo fracaso el de los deberes del mayor al subirlos aquí, :cunao:... Harto de ver a Sinkim colgar cualquier cosa y poner a pie de página -pinchar para ver en grande-, pensaba que era más o menos así, jajajaja.

A ver si Cata lo puede leer aquí mejor:


Chatarra

Tenía Joaquín siete años cuando se hizo con un viejo televisor que su abuelo había dejado de utilizar. Probó a enchufarlo pero no funcionaba, así que cogió un rotulador permanente y dibujó dos ojos enormes y una sonrisa en la misma pantalla del televisor. Y quedó aquel aparato guardado en el garaje varios meses.

Una tarde de agosto en la que Joaquín no tenía nada mejor que hacer, bajó al garaje y localizó el televisor. Con las piezas sueltas de una cafetera y un microondas fabricó un cuerpo de metal, que amarró bajo el televisor con cinta aislante de color rojo y algunas cuerdas. Con varias tuberías de plástico añadió brazos y piernas al invento y, al objeto resultante, que parecía un robot, lo llamó Chatarra.

Y bajaba Joaquín cada tarde a hablar con Chatarra de sus dibujos preferidos, de fútbol y de la niña del colegio que le gustaba. Chatarra no respondía, aunque, en cierta ocasión, a Joaquín le pareció ver cómo este sonreía más de lo habitual.

Acabó el verano y llegó el otoño, y luego el invierno, y terminó aquel año y se sucedieron uno, otro y muchos más. Y Joaquín se olvidó del robot y se marchó a la ciudad para estudiar en la universidad.

Fue entonces cuando su madre hizo limpieza en el garaje, deshaciéndose de lo que ya no era necesario. Y cogió aquel cacharro antiguo hecho con piezas de electrodomésticos, tuberías y cinta aislante y lo llevó al vertedero del pueblo.

Allí despertó Chatarra.

Chatarra no sabía cómo había terminado tan lejos del garaje, solo recordaba las tardes en que su amigo Joaquín le hablaba de estampas de fútbol y de juguetes. Y se puso en pie, salió del vertedero y, decidido a encontrar a su amigo, caminó hacia el pueblo.

Pero se topó con un río. Nunca había visto uno, y no sabía si sería capaz de cruzarlo porque a Joaquín se le olvidó enseñarle a nadar. Sin embargo, las ganas de reencontrarse con su amigo y regresar a casa fueron más fuertes que el miedo. Por eso se lanzó al río.


El final le quedó apresurado, pero es que debía dejar hueco para el dibujo del robot, :cunao:.
Que Cádiz no tiene reyes solo poetas de carnaval, y para poeta, poeta... mi capitán.

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 05 May 2020 08:54

jilguero escribió:
04 May 2020 20:20
... en esa segunda vida conventual espero que el convento tenga buen patio con soportales y jardín con huerto, para practicar el ora et labora.
Todo buen convento que se precie los tiene. Y si el tuyo no lo tuviese, pues cambias de orden religiosa y, consecuentemente, de cenobio y así sucesivamente hasta que encuentres el adecuado.
jilguero escribió:
04 May 2020 20:20
Tiene tres bemoles, que diría mi abuela, que los golondrínidos hayan tardado más de un mes en llegar desde aquí hasta allí.
Pues es es el tiempo que han tardado en llegar a mis ojos respecto a los tuyos. Quizás lleven aquí ya unos días aunque me extraña porque desde donde los he visto paso toda la mañana recluido y las miradas hacia el exterior desde un amplio ventanal corrido son continuas.
jilguero escribió:
04 May 2020 20:20
¿Ha llegado la tormenta ya?
Al final no hubo tormenta. Sí se escuchó algún trueno lejano pero no pasó de fuertes, algunos muy fuertes, chaparrones intermitentes.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 May 2020 11:14

Catulo el Chico escribió:
04 May 2020 21:12

Chatarra

Tenía Joaquín siete años cuando se hizo con un viejo televisor que su abuelo había dejado de utilizar. Probó a enchufarlo pero no funcionaba, así que cogió un rotulador permanente y dibujó dos ojos enormes y una sonrisa en la misma pantalla del televisor. Y quedó aquel aparato guardado en el garaje varios meses.

Una tarde de agosto en la que Joaquín no tenía nada mejor que hacer, bajó al garaje y localizó el televisor. Con las piezas sueltas de una cafetera y un microondas fabricó un cuerpo de metal, que amarró bajo el televisor con cinta aislante de color rojo y algunas cuerdas. Con varias tuberías de plástico añadió brazos y piernas al invento y, al objeto resultante, que parecía un robot, lo llamó Chatarra.

Y bajaba Joaquín cada tarde a hablar con Chatarra de sus dibujos preferidos, de fútbol y de la niña del colegio que le gustaba. Chatarra no respondía, aunque, en cierta ocasión, a Joaquín le pareció ver cómo este sonreía más de lo habitual.

Acabó el verano y llegó el otoño, y luego el invierno, y terminó aquel año y se sucedieron uno, otro y muchos más. Y Joaquín se olvidó del robot y se marchó a la ciudad para estudiar en la universidad.

Fue entonces cuando su madre hizo limpieza en el garaje, deshaciéndose de lo que ya no era necesario. Y cogió aquel cacharro antiguo hecho con piezas de electrodomésticos, tuberías y cinta aislante y lo llevó al vertedero del pueblo.

Allí despertó Chatarra.

Chatarra no sabía cómo había terminado tan lejos del garaje, solo recordaba las tardes en que su amigo Joaquín le hablaba de estampas de fútbol y de juguetes. Y se puso en pie, salió del vertedero y, decidido a encontrar a su amigo, caminó hacia el pueblo.

Pero se topó con un río. Nunca había visto uno, y no sabía si sería capaz de cruzarlo porque a Joaquín se le olvidó enseñarle a nadar. Sin embargo, las ganas de reencontrarse con su amigo y regresar a casa fueron más fuertes que el miedo. Por eso se lanzó al río.

Chatarra.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por jilguero el 07 May 2020 12:40, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 May 2020 11:24

Tolomew Dewhust escribió:
04 May 2020 21:12
El final le quedó apresurado, pero es que debía dejar hueco para el dibujo del robot, .
Le he puesto la imagen del texto manuscrito con su dibujito y será ese mensaje el que ponga en el índice del bujío para que Cata tenga acceso fácil. También se lo colocaré en su ciberteca particular. Pero dime ¿qué nombre le ponemos al autor? ¿Eso lo ha escrito tu hijo solo :shock:? ¿Qué edad tiene? Sigue la estela del padre claramente.

Y dile al autor que me ha dejado intrigada con esta frase: Chatarra no respondía, aunque, en cierta ocasión, a Joaquín le pareció ver cómo este sonreía más de lo habitual. ¿Qué le provocó esa sonrisa más generosa? :roll:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 May 2020 12:02

Gretogarbo escribió:
04 May 2020 12:48
¿Pudiese ser una Tulbaghia violacea, jilguero?
¡Bingo, Greto! La has clavado. ¿La conocías de antes? ¿La tienes en tu recuncho?

Efectivamente, esa especie es, las flores con sus tres espoloncitos a mitad de tres de los seis tépalos formando como una cupulita que encierra el "sagrario" de la flor, sus órganos reproductivos. Dentro, los estambres a dos niveles y su estigma muy jugoso hasta donde me alcanza la vista.

De nombre vulgar he visto que le llaman ajo de jardín o ajillo. Es una planta originaria de Sudáfrica pero que lleva ya años introducida aquí. Dicen que su flores y hojas son comestibles en ensalada o en infusiones. Huele a ajo que echa para atrás (ahora mismo tengo aquí un pestazo que no sé como mi acompañante de confinamiento no se ha quejado todavía) por lo que es un repelente natural de insectos. También parace ser que localmente, en Sudáfrica, se usa/usaba como planta medicinal, por ejemplo, en baños para aliviar los dolores reumáticos.

A parte de eso, se usa en la cocina, sobre todo en su tierra de origen, como sustituto del ajo con la ventaja de que no deja mal olor en el aliento de los comensales. De ahí que la denominen ajo de sociedad (society garlic).

Ya ves, Cata, que cada día se aprende algo nuevo.


Ajo de jardín.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 05 May 2020 12:14

jilguero escribió:
05 May 2020 12:02
¿La conocías de antes? ¿La tienes en tu recuncho?
Pues no la conocía hasta que tú pusiste la foto y la busqué, ergo tampoco la tengo por estos lares.
jilguero escribió:
05 May 2020 12:02
... se usa en la cocina, sobre todo en su tierra de origen, como sustituto del ajo con la ventaja de que no deja mal olor en el aliento de los comensales. De ahí que la denominen ajo de sociedad (society garlic).
Y digo yo, jilguero, ya que tienes algún ejemplar en casa,... ¿por qué no aprovecháis tú y tu acompañante a aliñar una ensalada con ese ajo de sociedad?
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 May 2020 12:46

Gretogarbo escribió:
05 May 2020 12:14
Y digo yo, jilguero, ya que tienes algún ejemplar en casa,... ¿por qué no aprovecháis tú y tu acompañante a aliñar una ensalada con ese ajo de sociedad?
Porque es una norma muy aconsejable no consumir plantas que estén a los bordes de los caminos por donde pasen vehículos: es el caso, pues están en una rotonda por donde circulan coches. Estos días apenas, pero imagino que en etapas anteriores muchos más. Por otro lado, no sé si están asilvestradas o plantadas por el ayuntamiento y, en este último caso, si las han tratado de alguna manera. Resumiendo, que por si acaso no me la voy a comer. Pero tú si que la podías incorporar en algún rincón de tu recuncho algunos bulbos y ver qué tal están.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder