¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Pues eso, que aquí habrá enlaces a sitios interesantes y a promociones, ya sea de eventos literarios o de otro tipo, y nuestras quedadas.
Con un * los que sirvan para mantener el foro.

Moderadores: magali, Felicity

Responder
Zaoc
Mensajes: 4
Registrado: 23 Oct 2020 00:42

¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por Zaoc »

¡SALVE! ¡OH FORO “ABRETELIBRO”!

Muy buenas a todos y a todas ustedes -de quienes presumir cabe que el ancestral enigma de las musas del Parnaso a su fulgor os religa, arcilla de absorta luna o flor novísima, como a uno mismo, haciéndooos-, a quienes estas líneas casualmente ojearan y a quienes acaso, más allá de un contacto virtual puntual, hayan de leerme o de por mí leídos ser, más tarde o más temprano. De lo más amplio y heterogéneo podría ser el hipotético conjunto: curiosos lectores, sugeridores de obras de relicario, amigos de letras filosóficas o de un marcado aire culterano, etc; lo ideal que fuésemos fabuladores de nosotros mismos capaces de ósmosis y complementariedad, siempre vinculados por el amor a la más noble y bella reina de fantasía y sentimiento sin riel que haya habido y merecedora sea de unción en el conjunto del universo: su majestad la POESÍA -¿no ronda ella justamente, tan deliciosa, en esta hora en la que la muerte adopta al cielo por supremo nuncio suyo, con el gusanillo de la novedad, con la atracción de lo desconocido palpitante, con la oscuridad de un alma al foro allegada diciéndose tras el anonimato, cuando el aterciopelado velo de la madrugada infunde en uno estas palabras iniciales, cuando intensamente se siente como una magia inmensa salva el espacio y la distancia que a uno de otros separan, bien capaz de vincular incluso difusos sueños nunca a la luz sacados y de hacerlo en las antípodas de las malas artes de una resabiada trotaconventos de otrora?-.

Nuevo aquí -y con eternidades de pura emoción y gozosas estadías en la luz incierta de escasamente convencionales metáforas que abrir, descubrir, compartir, someter a una especie de lento y necesario proceso de deshielo, aquí desembocado-, siente uno que ha dado con un hermoso lugar, acaso una ínsula bienaventurada bajo cuyas arenas imponderables tesoros se guarden, y, necesitado de explayarse, por anticipado, pide disculpas si se toma una libertad que no le corresponde abriendo un tema tal vez donde no tocaba, además acaso en demasía extenso, con una largura que años de fragoroso e incomunicado lirismo explica, esperando no parecer pecar de inmodestia al así obrar.

En cualquier caso, agradeciendo la amabilidad, quien aquí les escribe confía en que será aportando valor al foro, con originales destellos literarios, premiada la buena acogida de esta presentación de lo mejor de sí. Partícipe hago a quien por aquí pasare de mi gran secreto: en estas líneas se sintetiza, ni más ni menos, que el sentido de pasado, presente y futuro todo de Zaoc, en este caso dirigiéndose a ustedes, con el encanto aterciopelado de la madrugada por inmejorable adlátere suyo, como el autor clandestino de una poderosamente romántica colección de poemas titulada: “Espejo y loa de las sombras”.

Tras el seudónimo de Zaoc fulgen el corazón y el intelecto de alguien de mediana edad, que, a lo largo de toda su vida, desde que tenía uso de conciencia, dotado de una exuberante sensibilidad y desbordante imaginación, ha sido siempre movido por una incontenible pasión por el lenguaje y sus posibilidades estéticas. Así, muy especialmente la poesía y, un poco menos, la filosofía, centraron desde la adolescencia su mayor interés, como que la búsqueda de belleza y verdad da y sigue otorgando sentido -y también brinda brillo y deleite- a su existencia. Y, aunque el mantenimiento sin altibajos de un desmesurado prurito realizando lo que fuere no es para nada una garantía de hacer bien -ni siquiera con la corrección exigible- nada, sí es cierto también que representa el principio de cualquier excelencia o logro en el orden que se tratare, y que todos mis días y noches se han consagrado con gusto indecible a leer y escribir sin pausa, guardando fidelidad absoluta hacia lo que podemos denominar -sin connotaciones religiosas, en su acepción más trivial- mi alma.

Quien aquí se expresa, arcilla de absorta luna o flor novísima como ustedes mismos, siempre siente que uno, como cada cual visto esencialmente, porta en sí la materia prima de la mayor obra de arte que jamás se imaginara. Así siente Zaoc, teniéndose a sí por un autor privado ya en sazón, al que le encantaría ser tenido en cuenta, en esta presentación y extractos de su poemario al menos, por expertos literarios o -como poco- por lectores no profanos en materia de arte verbal como ustedes mismos. Simplemente, prueben unos instantes a leerme, ¡oh legisladores que seáis institución aquí, o simples invitados, firmes soles o meras estrellas fugaces del foro “Abretelibro” sección poesía!

Así pues, aunque no me resulta fácil dar a conocer parte de la intimidad de mi ser, pilar en el que se asienta mi escritura, por ello me decido, pues un destino es el hilvanar acerca de lo humano, lo divino -y lo soñado nada más- jugosas frases -como he hecho durante décadas llamado incesantemente por ese temblor substancial que es la fécula del lenguaje precioso y vibrante-, no sólo con propiedad sino, seguro estoy, también, de que desde un hambre infinita de hermosura -y hasta de sublimidad- y, sin falsa modestia dicho sea desde el mayor de los anonimatos, con un estilo propio inconfundible, con calidad literaria auténtica y gran fuerza expresiva fundada en una genuina emotividad lírica; por consiguiente, piensa lógicamente Zaoc que haría muy mal en no probar, al menos, en hacer llegar su confesional palabra a personas con la formación y la sensibilidad apropiadas, por ejemplo las que conforman este espacio digital, acaso una isla bienaventurada en este mundo tan brutalmente ajeno a los altos valores, llantos, ideales o destellos de eternidad de su majestad la POESÍA.

Una placentera soledad elaborando versos o prosas poéticas, que como en tantos otros casos, cobró alas desde la necesidad de plasmar, ordenar, pintar metafóricamente un intenso mundo interior, definió cada uno de mis días, recogiéndome en el verbo, en principio, por y para mí. Aproximarme a una fidedigna expresión de mi complejidad y riqueza humanas: he ahí el que siempre fue mi objetivo escribiendo. Gracias a la mantenida fidelidad a tal meta a unos dulces frutos de mis viñas creadoras acceder pueden pulsando en el link que se facilita tras esta presentación. No se abundará en mayores explicaciones sobre él confiando en que -yendo mucho más allá de una trivial fórmula de cortesía- puedan ustedes afirmar, una vez hayan podido hallar unos pocos minutos para ello, que ha sido un verdadero placer echar un vistazo al libro.

Habiendo producido con verdadero gusto y sentimiento de realización personal -cuidando mucho de no confundirlos con ninguna pueril e irracional forma de autocomplacencia- una extensa -a lo largo de los años corregida y perfeccionada, cantada y de pura emoción llorada a solas- obra inédita en verso y prosa -una muy larga novela dividida en varios tomos, un par de ensayos, así como un conjunto de artículos sobre ciertos temas varios que ahora no incumbe mentar-, uno se pregunta por qué no otros amantes de las letras que existiesen -abstracción hecha de egos cegados por el orgullo, que se valen de las mismas para imperar sobre otros, y que también, seguramente, como en tantos otros órdenes de la vida, los haya- hubiesen de querer conocer algo de mis invenciones y propuestas, de su formidable vastedad desconocida; y, ¿por qué no aquí, entre firmes soles o meras estrellas fugaces del foro “Abretelibro”?

Sabe de sobra Zaoc que para la escritura no son los actuales -tampoco lo fueron antaño- tiempos precisamente boyantes, menos aún para la inevitablemente lírica, la cual no nace, en principio, para el consumo de masas -aunque haya habido poetas de raíz popular celebérrimos- ni suele resultar de fácil lectura, y que de hecho no está, en absoluto, concebida para el gran público posmoderno que, por lo general, tiende a ver en el libro una invitación a un entretenimiento intelectual o una evasión pasajera, no un posible nexo entre los entendimientos y los corazones que pueda conducir a sentir y pensar mejor, más libre y hondamente. No obstante este nuevo miembro aquí -arcilla de absorta luna o flor novísima como tal vez sintáis en parte sois vosotros mismos- considera que ahondando en tal vertiente literaria ha ido logrando su modesto triunfo interior, cierta satisfacción interna con los años, reflejando parte de lo que siempre soñó habría de poner de manifiesto; y que ello además, no sólo ha de resultar valioso para su autor sino también para cualquier eventual lector con el nivel cultural mínimo requerido para recibirle, haciendo el contacto bueno aquello que, con su llaneza y tino característicos, dejara dicho el sentido Machado: “En lo más íntimo está lo universal”.

Más allá de un maquinal abrazar el tópico, desde la experiencia interna diaria de muchos años, afirma Zaoc -osando poner el pie en el umbral de esta virtual casa de creación tan atractiva- que la escritura y la lectura -no hay una de mediana calidad sin la otra- representan un camino infinito, y mucho más que su vocación: la primera en mi caso individual es mi vida interior volcada sobre el papel -desde el siglo XXI ya no más que virtual-, una necesidad espiritual constante de realización, un amor sin tacha, un aprendizaje perpetuo, la oportunidad de imaginar al menos dar justa forma a la individual vida moral y sentimental y de racionalizarlas, como poco de bellamente aludir a los abismos de mi corazón. Tanto es así que no le parece a uno nada hiperbólico sostener que el excepcional confinamiento por el que se ha pasado podría ser alargado indefinidamente sin que en su existir apreciara gran diferencia, pero no sería él si se le impidiese una sola jornada sentir, pensar y expresarse a su gusto.

Persuadido de que para publicar cientos o miles de tiradas de un texto a un completo desconocido suele pedírsele una inversión pecuniaria –a veces a través de la compra de un buen número de libros por parte del propio autor- y de que el tipo de cultivado y avezado lector que requiere la vivencia y la debida comprensión de mi escritura no es, a priori, precisamente el mayoritario, cuanto ha escrito ha mantenido uno celosamente guardado, pues, amén de lo ya señalado acerca de la naturaleza de su escritura, tras el nick Zaoc hay un individuo muy solitario, más bien tímido, al que nada desagradaría más que ver amenazada o comprometida su soledad, ¡vamos!, que sus composiciones labró y sigue elaborando para él y su provecho íntimo. Mas llegado a ciertas alturas de la vida, frisando ya cierta edad de respeto, a fuer de ser sincero, considera que el vigor y la originalidad de su escritura podrían sorprender positivamente, incluso cautivar grandemente a quienes hicieran un ligero esfuerzo por dar un paso al frente probando a leerle, y mejor que mejor si las letras amaren hasta representar las mismas poco menos que una pasión religiosa como en su caso; por añadidura, ante la perspectiva de una posible muerte prematura, ¿habría de agradar a este insomne bebedor de ambrosía poética en cada segundo que os habla, arcilla de absorta luna o flor novísima él como vosotros, que quedaran en este mundo sus múltiples creaciones como simples bienes relictos cuando seguramente el mensaje y el cómo de su decir podrían tener un recibimiento comprensivo entusiástico, calando en conciencias y corazones como enamoradora voz manada de ellos mismos?

Acerca de “Espejo y loa de las sombras” enseguida se observará que, al margen de que gustase más o menos, sólo con un más que aceptable nivel de lectura comprensiva quien leyere penetrará en el substrato de las distintas imágenes de sus larguísimos versos -empapándose a su vez de su ritmo, de sus claramente asociados o sólo conjeturables significados, de las emociones condensadas, de su musicalidad, de su plasticidad etc-. Conste junto a ello que Zaoc, como ex profesor de Filosofía que ha pasado la mayor parte de las horas de sus días leyendo -especialmente obras antiguas, referenciales en el acervo cultural- al escribir no ignora que el propio autor debe ser el primer Catón de sí, mas gustaría mucho de cualquier observación fundamentada, crítica constructiva, pregunta que abriera un enriquecedor diálogo desde posturas éticas y estéticas personales de exhaustivos filólogos -titulados o meramente vocacionales- que anteponen la vida espiritual a cualquier otra, que así al menos hizo uno: desde sus años mozos un autodidacta y un ermitaño de las letras consagrado a leer y escribir, y así será cada uno de los días que tenga a bien darle Dios, el azar o el destino. Y abierto queda a tenerles a ustedes en la mayor consideración, a poder aprender de cuantos francos, leales cancerberos del verbo como los haya por este espacio de Internet, en tanto comenten, aporten, propongan, tengan a bien formular interesantes sugerencias. No por mor del azar una de las irritantes limitaciones inherentes a la condición humana que lamentará Zaoc el día de su deceso, sin duda, será no haber podido adentrarse, por falta de tiempo material, en tantas obras y nombres merecedores de unción lectora, de ayer y también contemporáneos; así como, sabiéndose incardinado en el momento actual, no haber sabido qué cariz podría haber tomado el hilo de una conversación virtual que, tal vez, se podría haber establecido ya mismo, bajo este cielo otoñal que la muerte tiene por suyo emisario, en plena madrugada.

Más nada por el momento. Deseando que este mensaje por la presente suponga, además de una grata sorpresa para aquel que por aquí pasare -¿por qué no?-, un vehículo para que Zaoc comparta al fin algo de su música, su búsqueda y su amar con receptores preparados, sensibles y críticos, o el inicio quizás de una cálida amistad marcadamente intelectual, sólo me queda agradecerte a ti, quienquiera que seas, con toda honestidad, amigo o amiga en el anonimato, tu paciencia y tu atención, mientras uno queda consultando el aterciopelado encanto de la madrugada: orfeonistas cigarras, y luna y estrellas de estirpe clásica dentro de las misteriosas genealogías sin fin de la noche, habiendo llamado a las puertas de un nuevo lar que huele a la legua a maravilla recóndita, con un extenso y placentero salve muy de su cosecha, varias horas antes del primer despuntar de un amanecer de Octubre.

¡Salve!, ¡oh foro “Abretelibro”!

https://www.amazon.com/Espejo-loa-las-s ... 69&sr=8-15
Última edición por Zaoc el 25 Abr 2021 02:29, editado 4 veces en total.
Avatar de Usuario
Ceinwyn
Foroadicto
Mensajes: 3612
Registrado: 04 Nov 2005 21:35
Ubicación: Donde da la vuelta el aire

Re: ¡SALVE!, ¡OH FORO “ABRETELIBRO” SECCIÓN POESÍA!

Mensaje por Ceinwyn »

¡La virgen! Me lo he leído todo.

Mucha suerte con esa salida de su cueva, misteriosa y, aunque explicada, bastante contradictoria.
Silba la calandria y nos sorprende en vela, amuchados, con ganas de seguir.
jose2v
Vivo aquí
Mensajes: 6713
Registrado: 15 Oct 2008 17:13
Ubicación: En mi azotea.

Re: ¡SALVE!, ¡OH FORO “ABRETELIBRO” SECCIÓN POESÍA!

Mensaje por jose2v »

¡Qué sus atesorados escritos tengan buena singladura!
Rebelde hasta mi muerte,
yo seguiré soñando.


Julieta Dobles.
Zaoc
Mensajes: 4
Registrado: 23 Oct 2020 00:42

Re: ¡SALVE!, ¡OH FORO “ABRETELIBRO” SECCIÓN POESÍA!

Mensaje por Zaoc »

En este concreto lugar y hora, ¡salve!, ¡oh foro “Abretelibro”!


Una nueva presentación -grávida la palabra a la que se convoca de largos años de minería y auscultación por los adentros, despidiendo deslumbramiento de anónimo cofre anterior a dataciones e historiares-, otro nuncio aquí para dionisíacos navegantes o moradores tuyos que por latidos tañidos de ensoñación hallaren, de un tono carmesí en la línea de un evanescente rosicler veneciano, salvaguardada gloria sobre mundanales bajuras y la erosión de los tiempos...


En este concreto lugar y hora ¡salve!, ¡oh casa virtual donde ora yace ora destella su majestad la Poesía!, aquí el llamado de versos que percutir no cesan, coloreándola, la nada, de acuñaciones de la sublimidad emocional, de anunciaciones del vivir oculto del espíritu al fin con iluminados labios o enamorados pétalos transparentado; aquí ofreciéndose una primavera final de nombres cuya sola pronunciación al cielo fusiona, entroncando un cantor abismo con el abismo celeste, únicamente inalterable buenaventura ahí cabiendo...


Potenciales lectores, amigos de novedad y curiosidades, críticos que gustéis de desafíos exegéticos, paladares de lo más exigente que ansiéis probar algo inusitado, apasionados aficionados a las letras en general, vuestra finura lectora es en estas líneas convocada: acaso un rayo cual saetero príncipe de la luz en este instante aquí materializado quedado ha procedente de alguna brumosa región entre las estrellas; sea como fuere, seguro se está de que de echar una ojeada al link que se deja de dudas de salir se habrá, simplemente de asomarse, gratuitamente, a una transfigurada alma en ígnea expresividad, en albos llantos estróficos.


Justamente invitándoos a recorrerla la dirección donde os aguarda una fantástica carroza interestelar queda aquí grabada; ¿quién, a menos que no supiese dar una oportunidad a la obra hecha desde y por el corazón subido en su propia cresta gualda y roja sobre el prosaico mundo dado de facto, quién, a menos que no gustara de la perspectiva de sublimes vibrares, contendría el impulso de visitarla, cuando en la susodicha nave franqueado cauce al infinito de ser, con mucho de intemporal anfitrión puro amor destellando, significa el reservado hueco?...; ¡ah, tras un brevísimo clic, tan rutinario en la era virtual, tan conocido por oídos de propios y extraños, un fabuloso cosmos, hasta hoy inédito, os aguarda!...


https://www.amazon.com/dp/B08RD38TX9/re ... Jordi+C.+P.
Última edición por Zaoc el 06 May 2021 15:32, editado 2 veces en total.
Zaoc
Mensajes: 4
Registrado: 23 Oct 2020 00:42

Re: ¡SALVE!, ¡OH FORO “ABRETELIBRO"!

Mensaje por Zaoc »

A Ceinwyn y a Jose2v, por supuesto, muchas gracias por las respuestas, aunque con tanta tardanza.


Y para ti, que no eres ninguno de ellos, que dedicas unos instantes a leerme, mi gratitud también. Si gustas de una expresividad lírica que irremediablemente sueña en cada línea una belleza e intensidad inusitadas, este hilo, sin duda, puede suponer un antes y un después, un jalón rosado, una feliz novedad literaria que deja una serie de rutas hacia sus ocultos senos de originales rimas e imágenes. Con ventanas a la exterioridad como la entrañada por este espacio digital sabedor uno es de que va a quedar una puerta entornada en el atrio de su corazón para quien quisiera, cruzándola con la inapagable antorcha de una mínima erudición por zurrón indispensable en el fascinante viaje, descubrirle, sentirle, vivirle, hacer suya su propia sangre parlante en la lengua libérrima y embrujadora de las musas. ¡Pruebe usted a saber de mi obra cuando quiera!


Coherentemente, de acuerdo con lo expuesto, siguiendo mi destino y un designio irreprimible de ir dándome, dejo aquí un pequeño escrito, a caballo entre poesía y prosa, de la segunda colección publicada, en este hilo atrás anunciada, y que es posible descargar gratis.


¡Que os plazca la lectura como un puente de plata y música hacia lo maravilloso, que vuestros pies más que posarse en superficie alguna, floten, vaporosos, sobre él!


LA ESCRITURA LÍRICA AD INFINITUM (O DE LA SEMPITERNA RÚBRICA DEL ALMA QUE HASTA EN LAS TÓRRIDAS ARENAS DEL DESIERTO O EN EL SANSONISMO MINERAL DEL CUARZO EN LA MÁS OSCURA MINA APARECIERE)

¡Ah, la mía escritura, florentino Quatroccento en vena estallando!, romancero de un en su postrera fábula dulcemente ovillado corazón,

¡de un corazón trémulamente retirado en su escondrijo dilecto: soledad clareándose fuego primero, El Escorial del sueño, abismado dios!

No un sentir sino el crucial sentirse falto uno del cual temiblemente oscurece la sangre, ¡cualquier gota de sentimiento tal de miríficamente acaudalada vida boyante embrión!:

eso la mía escritura, romancero siempre en curso de un en su postrera fábula dulcemente ovillado, muellemente recogido corazón,

¡Niágaras encerrados en verbo de incondicionado amor!

No un ser sino el serse, y en ello el feble iceberg cantado, aislada mota azur..., ¡ah, lo que al luchador por perdidas causas su madera de héroe probando cruzar el Rubicón!:

¡eso la mía escritura, romancero siempre en curso de un en su escondrijo dilecto trémulamente retirado corazón,

verde caricia a ignorado fondo celeste, caricia verde locución tras locución!

No un respirar sino el trascendental respirarse todo final ardimiento, posibilidad de rosado endriago barajando, ¡lágrima alfabeto hecha que se figura naciente en el ojo lector!:

¡eso la mía escritura, romancero siempre en curso de un en su postrera fábula dulcemente ovillado, muellemente recogido corazón,

tal mi habitada palabra como Robinsón isleña gruta, verbo liberador cual no hay dos!

No un viajar sino el viajarse donde bajel que llegue no hay, de entrañas que tañidas fueron memoria en letra, estampado saludo su profecía de perennidad loando cumplida hoy:

¡eso la mía escritura, romancero siempre en curso de en su escondrijo dilecto trémulamente retirado corazón,

de enjoyados techos y paredes viejo conducto a cantado yo!

¡Ah, la mía escritura, florentino Quatroccento en vena estallando!, romancero de un en su postrera fábula dulcemente ovillado corazón,

¡de un corazón trémulamente retirado en su escondrijo dilecto: soledad clareándose fuego primero, El Escorial del sueño, abismado dios!
Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 7578
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: ¡Salve! ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por magali »

¡Por favor, no nos grites! Las mayúsculas son para gritar.
Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 9275
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: ¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por ratonB »

¡Aleluya!
:101: Al morir don Quijote.Trapiello, Andrés. El puente sobre el río Kwai. Boulle, Pierre

2021
Agenda
Zaoc
Mensajes: 4
Registrado: 23 Oct 2020 00:42

Re: ¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por Zaoc »

Magali, un saludo. Mil perdones; se lamenta sinceramente haber podido parecer que "se chillaba".

Y ahora, sin abrir un nuevo hilo para no ocupar innecesariamente espacio en "Abretelibro", extraído de mi ebook “DE LAS GALAXIAS POLIFÓNICAS DE LA SOLEDAD (HIMNARIO DEL CORAZÓN SOBRE LAS LINDES DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO)” unas líneas versiculares, las cuales, dada su temática y especialmente su estilo, si se admite la expresión -jugando a catalogar de un modo rara vez escuchado-, cabría denominar de “goticismo de tintes cósmicos”.

He aquí el fragmento de un poema consistente en un emocionado apóstrofe dirigido a la vieja compañera Selene, que se titula y suena como sigue...


Luna de lóbrego invierno, flamante y señorial solista galáctica

“Por más que cantado se te haya derrochando dulce y agradecido ornato rapsódico, de avivar primorosos bríos poéticos, majestuosa, tierna, impoluta, mágicamente remota, no cesas, ¡ay apolínea cantante en el ceniciento estanque de la noche invernal!, no cesas tú con tus suaves arias;

¡luna de lóbrego invierno, flamante y señorial solista galáctica!,

acaso tuyo angelizar destellado fui antes del nacimiento, o críptica onda de ti a la muerte seré yo, ¡oh, en la oscuridad gloriosa cantata!

Fiel a la cita en la nocturnidad que para la ensoñación ideal marco supone, cuando el dormido mundo todo bajo ti sacro espectáculo es de plurales misterios que apenas los mejores libros rozan, ¡ah cesárea cuna de arrebatadora balumba de númenes!, fiel a la cita, en mí enraízas fantástica;

¡luna de lóbrego invierno, flamante y señorial solista galáctica!,

sublime sino del mío corazón que al impertérrito sepulcro dichoso escapará contrario a marmorosa gravedad ser, sí, en tu blanca gracia.

Tan sola y añeja cual la tristeza más personal y pura, reminiscencias del ayer pretérito como signos del hoy ante ti en bandeja de plata servidos, ¡oh tú en privilegiado lugar para inmaculados ahondares, sola y añeja, clásica y envuelta en tu propia somnolencia, Smaug de tesoros del soñar, oh amada!;

¡luna de lóbrego invierno, flamante y señorial solista galáctica!,

tal vez en lejano ayer una etérea línea tuya yo, una línea que es de hechizo floración en tu flagrancia idílica, ¡oh esplendidez dorada!

Como que arrebatado insignes talentos has y el arpa del romanticismo en ti de sonar no termina, ¡ay vieja reina en el terciopelo somnoliento de la noche!, tu casto fulgor como la vez primera honro, como si ya nunca más tu augusta música a mi amor, ¡oh cuna perenne del fantaseo mejor!, llamara;

¡luna de lóbrego invierno, flamante y señorial solista galáctica!,

lene diadema o dulzura flotante tuya al morir tal vez yo, ¡oh donde el misterio siempre exordia ufano y total divina viajera clásica!”



Breve comentario final:

¿Le ha agradado a usted la lectura, ha sentido el indefinible estremecimiento de flor ignota que hemos de exigir a la auténtica poesía? Si así fuere bien satisfecho quedaría uno con su visita a este hilo; no obstante -siempre constando que entre amantes de la misma nunca hay compromiso alguno salvo con la búsqueda de la mayor belleza lingüística-, con ánimo de permitir la profundización en su placentero trabajo, el autor del reproducido escrito sigue dejando vías hacia un personalísimo legado literario de décadas de suma pasión creadora tras él; por eso, simplemente por si a alguien le interesara saber del mismo, se deja un link a la obrita a la que pertenece “LUNA DE LÓBREGO INVIERNO, FLAMANTE Y SEÑORIAL SOLISTA GALÁCTICA”. Ahí queda, para visitar en cualquier fecha a corto o largo plazo. Muchas gracias por su comprensión.


https://www.amazon.com/las-galaxias-pol ... ks&sr=1-51
Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 7578
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: ¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por magali »

Sí el libro está publicado abre hilo en el subforo que corresponda y allí acudirán tus lectores a comentar :hola: .
Zaoc
Mensajes: 4
Registrado: 23 Oct 2020 00:42

Re: ¡Salve!, ¡Oh foro “Abretelibro"!

Mensaje por Zaoc »

Habiendo tenido los primeros lectores virtuales de algunas páginas sueltas y descargas íntegras de algunos de sus ebooks, lo cual sobra decir que supone un gran honor, uno decide concentrar en este hilo -en un proceso que acaso dure años- extractos, comentarios, direcciones de parte de su muy extensa y pulida, sopesada, compleja y singular obra, como enseguida deducirá quien leyere, muy placenteramente realizada a lo largo de décadas. Tácito resulta que si, por fortuna, después de mucho tiempo y empeño para alcanzar el objetivo, se logra subsistir pudiendo escribir con plena libertad, en un ejercicio irrenunciable de autorrealización, de búsqueda y arte para uno, ello no excluye, por supuesto, que mi producción se abra plenamente a quienquiera que potencialmente pudiera compartir, al menos parcialmente, las inquietudes, la filosofía, los mensajes, la necesidad de original belleza o los postulados estéticos de la que es fruto.



Y ahora, sin más preámbulo, en consonancia con lo dicho, extraída de mi colección de poemas titulada "DE LAS GALAXIAS POLIFÓNICAS DE LA SOLEDAD" (HIMNARIO DEL CORAZÓN SOBRE LAS LINDES DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO) -cuyo link ya dejé en este foro por si a algún fino amante de altas intensidades líricas le placiese un día navegar por sus esmaltados océanos de infinitas resonancias y llantos de oro- dejo aquí esta sentida creación, que uno considera poesía versicular -si bien tiene rasgos también de prosa poética-, llamada TU ALMA, O EL SUEÑO PERLADO DE LA INFINIDAD; tratándose de escogidas palabras que pretenden acercarse al misterio sentimental de la amada ideal, la "hermana de las tinieblas".


"TU ALMA, O EL SUEÑO PERLADO DE LA INFINIDAD

Tu alma, ¡oh dulce, oh amantísimamente declamadora hermana de las tinieblas!, es la feliz quimera de la invisibilidad en la que el cielo azul de amoroso encendimiento crecido su correlato mejor señala, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, principio amatorio sobre las resurrecciones del ave fénix, ¡legataria sola del fulgor milagroso de un hada extraña!

Tu alma, ¡oh solitaria, oh dichosamente sobrecogedora hermana de las tinieblas!, es la fuente de belleza inefable en la que piérides gloriosas, miel y admirable sorpresa artística, su cetro mayor reconocen, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, milagro que en azucena tornaría al monstruo que empalideciese saltonas flores de loto, ¡inmensidad rosada y cándida!

Tu alma, ¡oh bonísima, oh naturalmente buena hermana de las tinieblas!, es el fluir culminante de la inocencia, añeja luz que conmigo llevé siempre, transmundana gloria que me conforma sobre la muerte, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, pureza superior tan leve cual celestial aroma que perdidas cordilleras impregna, ¡romanticismo de góndola veneciana!

Tu alma, ¡oh en dadores pálpitos de amazónicas lindezas rica hermana de las tinieblas!, es la figuración mejor del infinito, fabulosa cual aura que esos cuentos blasona en los que ranas son príncipes, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, cristalización de un ángel único, espiritoso aliento para volar sobre todo lo ya visto y sospechado, ventura que nunca acaba.

Tu alma, ¡oh inevitablemente incomprendida, oh llorosa hermana de las tinieblas!, guarda, apasionante tesoro, la barca idílica y presta a gustosamente recorrer los cautivadores mares de la íntima inefabilidad, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, inmejorable lazarillo hacia lo sublime y elevador, ¡y es que vivir para ti o es alzar benditos sentires de zinc o es nada!

Tu alma, ¡oh bienaventurada, oh inmortal hermana de las tinieblas!, es el calderón venerable de la más blanca e inmarcesible ilusión, ésa que de increados colores hierve y en paradisíaco horizonte se nombra, ¡oh sí, así no más que la tuya alma!;

sueño perlado de la infinidad, purgador beso de fuego que enteramente disipa el doliente rumiar subrepticio de la más acusada envidia, delicia innata."
Responder