El cisne negro - Nassim Nicholas Taleb

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12086
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: El cisne negro - Nassim Nicholas Taleb

Mensaje por 1452 » 21 Mar 2012 21:08

¡Me encanta leer a este tipo :mrgreen: !
Nassim Nicholas Taleb escribió:«Nunca quise decir que los conservadores en general sean estúpidos. Me refería a que la gente estúpida normalmente es conservadora», se quejaba en cierta ocasión John Stuart Mill. [...] Nuestra maquinaria deductiva, esa que empleamos en la vida cotidiana, no está hecha para un entorno complicadoen el que una afirmación cambie de forma notable cuando su formulación en palabras se modifica ligeramente. [...] «Todos los zoogles son boogles. Has visto un boogle. ¿Es un zoogle?». Los jóvenes que responden mal este tipo de pregunas en su SAT (Scholastic Aptitude Test, «prueba de aptitud académica») es posible que no puedan acceder a la universidad. Sin embargo, otra persona puede obtener una nota muy alta en los SAT y no obstante sentir miedo cualdo alguien de aspectosospechoso entra con ella en el ascensor. Esta incapacidad para transferir de forma automática el conocimiento o la complejidad de una situación a otro, o de la teoría a la práctica, es un atributo muy inquietante de la naturaleza humana. [...] Reaccionamos ante una información no por su lógica impecable, sino basándonos en la estructura que la rodea, y en cómo se inscribe dentro de nuestro sistema social y emocional. [...] El conocimiento, incluso cuando es exacto, no suele conducir a las acciones adecuadas, porque tendemos a olvidar lo que sabemos, o a olvidar cómo procesarlo adecuadamente si no prestamos atención, aun en el caso de que seamos expertos. [...] Tendemos a emplear una maquinaria mental diferente —los llamados módulos— en situaciones diferentes: nuestro cerebro carece de un ordenador central multiusos que arranque con unas reglas lógicas y que las aplique por igual a todas las situaciones posibles.
La afirmación de Mill ejemplifica perfectamente lo que Taleb quiere mostrar acerca de la falacia del viaje de ida y vuelta, es decir, que es común sobreestimar inconscientemente ciertas probabilidades en base a ciertas afirmaciones; las siguientes reflexiones acerca de ello son estupendas.

Después, además, menciona la "prueba" que en 1971 Danny Kahneman y Amos Tversky les hicieron a profesores de estadística, que consistía en hacerles preguntas formuladas como cuestiones no estadísticas, obviamente, y explicado por lo que él llama la especificidad del dominio, muchos de ellos fallaban en sus respuestas.

Pone algunos ejemplos muy buenos también sobre la arrogancia científica en el campo médico y el daño que puede causar ésta.

Nassim Nicholas Taleb escribió:Ver cisnes blancos no confirma la no existencia de cisnes negros. [...] Podemos acercarnos más a la verdad mediante ejemplos negativos, no mediante la verificación. Elaborar una regla general a partir de los hechos observados lleva a la confusión. Contrariamente a lo que se suele pensar, nuestro bagaje de conocimientos no aumenta a a partir de una serie de observaciones confirmatorias, como la del pavo. [...] Es verdad que mil días no pueden demostrar que uno esté en lo cierto. Pero basta un día para demostrar que se está equivocado. [...] Popper expuso el mecanismo de las conjeturas y las refutaciones, que funciona como sigue: se formula una conjetura (osada) y se empieza a buscar la observación que demostraría que estamos en un error. Ésta es la alternativa a nuestra búsqueda de casos confirmatorios. Si pensamos que la tarea es fácil, quedaremos decepcionados: pocos seres humanos tienen la habilidad natural de hacerlo.
Da que pensar, y mucho.

Nassim Nicholas Taleb escribió:Tal vez sea esto la auténtica confianza en uno mismo: la capacidad de observar el mundo sin necesidad de encontrar signos que halaguen el propio ego.
Me parece maravillosa esta cita en referencia al comportamiento de Soros.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12086
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: El cisne negro - Nassim Nicholas Taleb

Mensaje por 1452 » 22 Mar 2012 12:10

Un último comentario antes de hacer una pausa en la lectura.
Nassim Nicholas Taleb escribió:Un poco más de dopamina
Además de la historia del intérprete del cerebro izquierdo, contamos con más pruebas fisiológicas de nuestra búsqueda innata de patrones, gracias a nuestro creciente conocimiento del papel de los neurotransmisores, las sustancias químicas que, según se cree, transportan las señales entre las diferentes partes del cerebro. Parece que la percepción de patrones aumenta a medida que lo hace la concentración de dopamina química en el cerebro. La dopamina también regula los humores e introduce un sistema de recompensa interno en el cerebro (no es de extrañar que se encuentre en concentraciones ligeramente superiores en el lado izquierdo del cerebro de las personas diestras que en el lado derecho). Al parecer, una mayor concentración de dopamina disminuye el escepticismo y se traduce en una mayor vulnerabilidad a la detección de patrones; una inyección de L-dopa, sustancia que se emplea en el tratamiento de las personas que padecen Parkinson, puede aumentar esa actividad y disminuir la suspensión del juicio en el paciente. La persona se hace vulnerable a todo tipo de manías, como la astrología, las supersticiones, la economía y la lectura del tarot.

De hecho, mientras escribo estas líneas, hay noticias de una demanda pendiente de resolución presentada por un paciente que reclama a su médico más de 200.000 dólares, la cantidad que presuntamente perdió en el juego. El paciente alega que el tratamiento de su Parkinson lo llevó a frecuentar los casinos, donde hacía apuestas descontroladas. Resulta que uno de los efectos secundarios de la L-dopa es que una cantidad reducida pero importante de pacientes se convierten en jugadores compulsivos. Esta actitud
ante el juego se asocia con el hecho de que los pacientes ven lo que ellos creen que son patrones claros en los números aleatorios, lo cual ilustra la relación entre el conocimiento y la aleatoriedad. También demuestra que algunos aspectos de lo que llamamos «conocimiento» (y que yo denomino narrativa) son una enfermedad.

Una vez más, advierto al lector de que no me estoy centrando en la dopamina como la razón de nuestra interpretación exagerada; lo que digo, por el contrario, es que existe una correlación física y neural con ese funcionamiento, y que nuestra mente es en gran medida víctima de nuestra encarnación física. Nuestra mente es como un preso, está cautiva de nuestra biología, a menos que consigamos dar con una ingeniosa escapatoria.

Lo que subrayo es que no tenemos control sobre ese tipo de inferencias. Es posible que el día de mañana alguien descubra otra base química u orgánica de nuestra percepción de los patrones, o contradiga lo que he dicho sobre el intérprete del cerebro izquierdo, demostrando el papel que desempeña una estructura más compleja; pero ello no negaría la idea de que la percepción de la causalidad tiene una base biológica.
Esto en el fondo es bastante divertido, porque utiliza la dopamina para afirmar que los creemos en en ciertas cosas lo hacemos por nuestra química, vamos a asumir que es así, de lo que parece no darse cuenta es de que al afirmar eso está, por ende, afirmando que los que no creen en ciertas cosas también lo hacen por una cuestión de química, ni más ni menos, cosa que por otro lado es bastante insustancial para intentar dirimir si vivimos en un mundo plagado de aleatoriedad o no.

grossman
Mensajes: 13
Registrado: 08 Mar 2012 20:14

Re: El cisne negro - Nassim Nicholas Taleb

Mensaje por grossman » 02 Abr 2012 23:37

Yo leí el Cisne negro hace algun tiempo y, sinceramente, me gusto mucho. Por el tiempo pasado no puedo entrar en detalle aunque aparte lo del 11S, que empieza a ser tópico, el libro lo que pretende, en esencia, es llamar la atencion sobre la imprebisiblidad del futuro y, por tanto, lo que esto condiciona nuestra planificacion de cualquier actividad humana, especialmente en economia.

Por eso se producen las crisis economicas, porque parten de la falacia de una planificacion y control absoluto, o al menos asi se cree en algunos momentos, sin tener en cuenta que tarde o temprano algun hecho imprebisible, un cisne negro, dara al traste con nuestro mundo.

A partir de esta premisa el autor se lanza a documentar mil y un hechos de la historia que nos pillaron por sorpresa, empezando por la caida del muro de Berlin, la segunda guerra mundial, y un largo etc. Aqui se ha nombrado las revueltas arabes, otro ejemplo, nadie se lo olió, si no muchos habrian evitado determinados acuerdos, empezando por el primer ministro ingles que soltó a un terrorista para congraciarse con el presidente libio que pocos meses despues caeria.

Por supuesto, a posteriori, todos encontramos logica y consecuencia a un monton de hechos pero, claro, a toro pasado.

Por último, el autor cierra el razonamiento con algo muy simple, si tuvieramos capacidad de anticipar el futuro dejaria de ser tal para convertirse en presente. Si nuestros antepasados llegaran a preveer el invento de la rueda y sus consecuencias, pues ya dejaria de ser futuro, o sea, lo que va suceder no puede ser anticipado, el error es creer que si.

Magnifico libro, con muchas mas conclusiones que las que yo torpemente he intentado de dar.

Responder