Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

En principio incluye biografías, autoayuda, libros de viajes, arte y otros que no sean ensayos o de divulgación.

Moderador: magali

Avatar de Usuario
Mariela
Vivo aquí
Mensajes: 5014
Registrado: 11 Ene 2008 00:06
Ubicación: Donde se pueda disfrutar del placer de la lectura

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Mariela »

¡Por fin en Samarcanda! Aún no han entrado los embajadores en la ciudad y no han visto al Tamurbeque (Tamorlán), porque les ha hecho esperar en las afueras de la ciudad cinco días, pero ya en el capítulo VIII me enteraré de cómo fue su estancia en Samarcanda.

El viaje ha sido largo: salieron de Palos de la Frontera el 21 de mayo de 1403 y ahora estamos a 8 de septiembre de 1404. En el viaje ha habido de todo. El recorrido por mar ha sido relativamente cómodo, a excepción del naufragio que tuvieron en el Mar Mayor (Mar Negro) en el que milagrosamente no murió nadie de la embajada ni perdieron tampoco el equipaje con los regalos para el Tamurbeque. Pero la ruta terrestre ha sido otro cantar. Sobre todo desde que dejan el territorio de la actual Turquía y se adentran en lo que ahora es Irán. Ahí el clima y la dureza del viaje les ha hecho mella y ya han fallecido cuatro personas de las que componían la embajada. Pero han conseguido llegar hasta Samarcanda y ahora falta ver cómo les va a recibir el Tamurbeque y si la embajada podrá cumplir con las expectativas con que la envió el rey Enrique III.

@Emilio6, ¿qué tal te está resultando el texto en castellano antiguo? A mi me está resultando bastante fácil de leer. Mucho más que otros libros que hemos leído.
"He buscado el descanso y sólo lo he encontrado en un rincón leyendo un libro" (Tomás de Kempis)

Recuento 2021
Agenda 2021
Lista de pendientes
Avatar de Usuario
Emilio6
Foroadicto
Mensajes: 2982
Registrado: 03 Oct 2015 18:01
Ubicación: Asturias

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Emilio6 »

No es muy difícil la lectura, no, aunque yo otros los leí adaptados. El VI es el que más me ha gustado por ahora. Dejan atrás las montañas de Turquía y entran en lo que sería el imperio timúrida. Se nota que empezan a encontrarse en terrritorio fronterizo por la mezcla de diferentes pueblos, religiones y costumbres. Hay presencia de turcomanos y armenios de religión cristiana, gente bilingüe que hablaba el tártaro y el persa y la figura de Tamorlán se va haciendo cada vez más omnipresente con varias historias sobre sus victorias por la zona. En Huy/Khoy (la última ciudad armenia) alucinaron cuando vieron una jirafa. De repente, tanto el paisaje como el clima cambian totalmente. Dejan atrás las cumbres nevadas y se adentran en el desierto persa, donde las ciudades (Turis/Tabriz, Sanga/Zanyán, Soltania/Soltaniyeh) son mucho más ricas y grandes y en sus mercados se maneja mucho dinero. Todavía hoy conservan un patrimonio impresionante, no como en Turquía, que ya casi no queda nada. Se nota que esta ya era una ruta muy transitada por el curioso el sistema de postes que tenían para orientar a los viajeros o la presencia de caravasares, que son una especie de ventas u hoteles donde incluso se echaron una siesta.
Avatar de Usuario
Emilio6
Foroadicto
Mensajes: 2982
Registrado: 03 Oct 2015 18:01
Ubicación: Asturias

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Emilio6 »

El camino a Samarcanda se les hace eterno por culpa del calor. Se mueren hasta los gerifaltes, que son un especie de halcones que es uno de los regalos más preciados que se le podía hacer a un miembro de la nobleza. Le regalan uno a un nieto de Tamorlán. También se empiezan a morir miembros de la embajada y se nos dice por primera vez que eran 14.

Van por una zona de aldeas medio abandonadas, supongo que por las incursiones de Tamorlán. Se quedaron espeluznados con unas torres hechas con cabezas de los tártalos blancos. Por otra parte, hay ciudades muy avanzadas incluso con traídas de agua subterráneas y un servicio de correos que funciona de lujo.

Salen de lo que hoy es Irán por la zona de Cabrahim/Quchán y Nixaor/Nishapur, en la región de Horçania/Jorasán, tierra de buenos melones a juzgar por lo que dicen. Cruzan Turkmenistán y van a salir a Anchoy/Andkhoy, en el norte de Afganistán, donde les trataron muy bien y cuentan que les llamó la atención la manera que tenían las madres de llevar a los hijos a caballo, en una cuna. A continuación, llegan al río Biamo/Amu Daria, que actualmente hace de frontera entre Afganistán y Uzbekistán y a cuya orilla les cuentan que tuvo lugar la victoria de Alejandro Magno sobre Poros. Lo cruzan por Cermid/Termez y se dirigen hacia Quix/Shahrisabz, ciudad muy rica y grande y donde los trataron muy bien. Es una ciudad que todavía conserva parte del patrimonio que describen y la verdad que es impresionante. Hoy se sabe que es la ciudad natal de Tamorlán, aunque los de la embajada no se enteraron muy bien. Al parecer, podía haber problemas con el idioma o porque los informantes fueran tendenciosos o no estuvieran bien informados. Les contaron cómo Tamorlán atacó Samarcanda y venció a su malvado emperador con ayuda de los habitantes de Samarcanda y aquí empezó el nacimiento de su imperio. Finalmente, llegan a Samarcanda, pero Tamorlán no los puede recibir porque está ocupado con otros embajadores y, además, tiene la costumbre de hacer esperar a los embajadores, y cuanto más importantes fuesen, más los tardaba en recibir. Eso sí, mandó que los agasajaran pero bien.
Avatar de Usuario
Emilio6
Foroadicto
Mensajes: 2982
Registrado: 03 Oct 2015 18:01
Ubicación: Asturias

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Emilio6 »

Hoy me pegué un buen tute porque el capítulo VIII es el más largo con diferencia. Empieza con la recepción de Tamorlán, que tiene un palacio un palacio espectacular, a la entrada numerosos guardas y hasta elefantes (que quedan descritos mejor que la jirafa de antes). Le dan la carta y tiene lugar la entrega de regalos y tal. Aparte de los halcones, llevaban telas de lujo. Nuestros embajadores coinciden con otra embajada china y, durante el pantagruélico convite que ofrece Tamorlán, reciben mejor trato, ya que está preparando la invasión a Catay/China. Poseía enormes riquezas y tenía mucho poder. Hay magníficas descripciones de las alhanías, que son como habitaciones o casas llenas de los objetos más lujosos y exóticos que te puedes imaginar. Manda montar un campamento enorme para dar una fiesta y se levanta en poquísimo tiempo. Hay tiendas lujosísimas y después se celebra una boda por todo lo alto y más.

Tamorlán es viejo y se mueve con andas, juega al ajedrez. Imparte justicia de manera un poco cruel, mandando agujerear narices y pasándoles cuerdas por el agujero. A los ricos que comente delitos más graves los ahorca, mientras que a los más pobres los degolla.En la guerra es hábil, evidentemente, y nos cuentan varias técnicas de guerra como llenar camellos con paja, prenderles fuego y enviarlos hacia el enemigo. Así derrotó al señor de la India y se quedó sus tierras. Al señor de China también lo venció mediante engaños bebiendo la sangre de un cordero y después escupiéndola para que pensara que estaba herido de muerte.

Samarcanda la describe como una gran ciudad super cosmopolita, como no podía ser de otra manera. Llena de mercancías tales como especias, telas, diamantes, cuero, almizcle, provinientes de China, Taratalia, Rusia, India... En la ciudad había grandes obras y para ello Tamorlán podía derruir los edificios que quisiese, aunque sus dueños protestasen, para levantar otros. Se trabajaba día y noche literalmente. De los territorios que conquistaba, mandaba llevar a los mejores maestros y artesanos.

Después de una temporadita en la ciudad, le piden una carta de respuesta para el rey de España, pero no se la da. Los despide muy educadamente y les ayuda mucho para el viaje de vuelta pero nada más.
Avatar de Usuario
Emilio6
Foroadicto
Mensajes: 2982
Registrado: 03 Oct 2015 18:01
Ubicación: Asturias

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Emilio6 »

Acabado. En el penúltimo nos cuenta el viaje de vuelta después de más de dos meses en Samarcanda. Casi siempre van por el mismo camino que a la ida. El viaje se les hace duro por las nevadas y el frío de la zona. Cuando van por Carabeque/Karabaj se enteran de la muerte de Tamorlán y hay movida para sucederlo, incluyendo guerras varias. Después de varios avatares llegan a Trebisonda y de ahí, en barcos genoveses. Llegan a casa.

El libro me ha gustado. Casi en cada página hay datos supeor interesantes para investigar por internet acerca de gastronomía, vestidos, etc. Es un libro para leer en una edición con notas a pie de página, de otra manera, la lectura se quedaría más coja que Tamorlán (es que Tamorlán era cojo, de hecho llamar se llamaba Tamor y "-lan" significa cojo) . Me queda mal sabor de boca porque resulta que, al final, el viaje fue en balde. Tamorlán pasó olímpicamente de ellos y se centró en su lucha contar china en vez de seguir dando caña a los otomanos como se le pedía en la carta y de esa manera, ayudar a los castellanos.
Avatar de Usuario
Mariela
Vivo aquí
Mensajes: 5014
Registrado: 11 Ene 2008 00:06
Ubicación: Donde se pueda disfrutar del placer de la lectura

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Mariela »

He tenido un fin de semana movidito y sólo he podido leer el capítulo VIII que como ya ha dicho @Emilio6, es el más largo con diferencia, pero no sobra nada de lo que cuenta. Las descripciones son concisas pero detalladas, quiero decir que los embajadores no se dejan nada por contar, pero a la vez tampoco se van por las ramas repitiendo cosas o dando detalles superfluos.

Prácticamente no tengo nada que añadir al comentario de @Emilio6 sobre el capítulo. Únicamente que me ha llamado mucho la atención el carácter social que le daban a la bebida. Los embajadores dan buena cuenta de todas las invitaciones que les hicieron en la corte, la descripción de los lugares donde tenían lugar las recepciones y las fiestas, cómo les llevaban hasta el Señor (Tamurbeque) sujetados por los brazos y cuántas reverencias tenían que dar, cómo tenían que alejarse del Tamburbeque caminando hacia atrás sin volverse de espaldas, cómo era la comida que les servían... Pero lo de la bebida era tremendo: para Tamorlán y sus gentes había que emborracharse sí o sí en los banquetes. Y bebían tanto los hombres como las mujeres. Y nos describe cómo servían las tazas de plata con vino y cómo se tenían que apurar y una vez vacías, volcarlas hacia abajo para que quien les hubiera servido comprobara que no había quedado nada de líquido. Y una vez apurada la taza, les servían otra. Así que nos podemos imaginar lo mal que lo pasó Ruy González de Clavijo que era abstemio. Y me imagino que Fray Alfonso Páez de Santamaría tampoco bebería (un fraile beodo, aunque sea como embajador en tierra de infieles, no es de recibo). No sé cómo se las ingeniarían para salir del paso. Tamorlán dice cuando los recibe por primera vez que sabe que Ruy González de Clavijo no bebe vino, pero del resto de los embajadores no se nos dice nada. Por suerte no sólo bebían vino o licor, sino que también tenían un refresco hecho con leche de yegua azucarada, que seguramente pudieron aprovechar los embajadores para evitar beber alcohol sin ofender a sus anfitriones.

La embajada fracasa en su objetivo, como bien ha dicho @Emilio6, porque Tamorlán estaba preparando la invasión de Catay (China) y no estaba pensando en atacar nuevamente al turco, que era lo que le interesaba al rey Enrique III el Doliente. Pero es que además, Tamorlán no llegó a recibir a los embajadores para "librarlos" (es decir, despedirlos para que volvieran a su país). Ni siquiera hizo que les entregaran una carta de su parte para el rey de Castilla. Fueron los "mirazaes", podríamos decir que los ministros de Tamorlán, quienes ordenan a los embajadores que regresen a su tierra. Y no sólo a los españoles, sino también a la embajada del Soldán de Babilionia y otros embajadores que también estaban en Samarcanda en ese momento. Les dicen a todas estas embajadas que vuelvan haciendo grupo, ya que comparten ruta de regreso y les entregan documentación para que tengan derecho a cambiar de caballos en las diferentes paradas del camino. Los embajadores castellanos trataron en varias ocasiones de entrevistarse con Tamorlán para finalizar su embajada y no les fue posible verlo: ya estaba demasiado enfermo para recibirlos. Y viendo los mirazaes que ya no iba a durar mucho, lo que pretendieron fue que todos los embajadores salieran cuanto antes del territorio del Tamorlán, para garantizar su seguridad. Y en semejantes circunstancias no les podían ni dar ninguna carta para el rey, ni explicarles lo que estaba pasando. Así que en el aspecto diplomático, la embajada fracasó, pero su relato nos ha dejado un testimonio valiosísimo de primera mano sobre cómo fue ese viaje.

Espero poder leer los dos capítulos dedicados al regreso esta tarde y así rematar el viaje y mi lectura. Apenas si me quedan treinta páginas. En cuanto las termine, volveré a pasarme por aquí.
Última edición por Mariela el 19 Abr 2021 14:45, editado 2 veces en total.
"He buscado el descanso y sólo lo he encontrado en un rincón leyendo un libro" (Tomás de Kempis)

Recuento 2021
Agenda 2021
Lista de pendientes
Avatar de Usuario
Emilio6
Foroadicto
Mensajes: 2982
Registrado: 03 Oct 2015 18:01
Ubicación: Asturias

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Emilio6 »

Sí, lo de la bebida es muy bueno. Incluso tienen la palabra bahaduer para indicar una persona que aguanta mucho bebiendo sin emborracharse.
Avatar de Usuario
Mariela
Vivo aquí
Mensajes: 5014
Registrado: 11 Ene 2008 00:06
Ubicación: Donde se pueda disfrutar del placer de la lectura

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Mariela »

¡Terminado el libro y el viaje!, ¡Laus Deo! Y no me extraña que le dieran gracias a Dios al llegar a Alcalá de Henares, porque la de peligros que tuvieron que afrontar en el viaje de vuelta. Sobre todo cuando se supo que Tamorlán había muerto. El viaje de vuelta fue mucho más rápido que el de ida, salvo por los más de cinco meses que tuvieron que quedarse en Turriz, mientras Homar Miraza, nieto de Tamorlán hacía de las suyas tratando de matar a su hermano Abogadir Miraza y a su padre Miraxan Miaraza. Que entre esas gentes, lo de ser familia no les libraba de morir a a manos de sus parientes.

Y aunque parecía que durante el viaje de ida y en su estancia en Samarcanda habían hecho acopio de muchas ropas de camoacán y otros regalos, viendo lo que les robaron y lo que tuvieron que entregar como presentes a varios señores una vez que dejaron Turriz, lo que me sorprende es que llegaran a la corte de Enrique III el Doliente con algún regalo del Tamurbeque. Desde luego que viajar en aquellos tiempos era más que una aventura, casi diría que una temeridad y no sólo por los peligros que se afrontaban, sino también por las incomodidades del alojamiento (cuando lo había).
Emilio6 escribió: 17 Abr 2021 23:51 [...]
El libro me ha gustado. Casi en cada página hay datos supeor interesantes para investigar por internet acerca de gastronomía, vestidos, etc. Es un libro para leer en una edición con notas a pie de página, de otra manera, la lectura se quedaría más coja que Tamorlán (es que Tamorlán era cojo, de hecho llamar se llamaba Tamor y "-lan" significa cojo) . Me queda mal sabor de boca porque resulta que, al final, el viaje fue en balde. Tamorlán pasó olímpicamente de ellos y se centró en su lucha contar china en vez de seguir dando caña a los otomanos como se le pedía en la carta y de esa manera, ayudar a los castellanos.
Sí, este libro es de los que tienes que leer con un atlas al lado para hacerte una idea de por donde van avanzando y una buena enciclopedia para irte enterando de esos detalles acerca de la indumentaria, la comida, las costumbres... Bueno, hoy en día el atlas y la enciclopedia se llaman internet y es más cómodo consultar la información. Por cierto que leí un artículo en la red en donde decían que Ruy González de Clavijo no era precisamente un jovenzuelo cuando hizo este viaje: andaba por los sesenta años, si no recuerdo mal. Y pensar que tuvo que hacerlo con los medios de entonces y si tocaba dormir al suelo y al raso, pues a fastidiarse. :shock:

¡@Emilio6, ya no vamos a tener este clásico en las encuestas del mc! :cry: ¿Y ahora con qué daremos la lata? :cunao:
Última edición por Mariela el 21 Abr 2021 16:06, editado 2 veces en total.
"He buscado el descanso y sólo lo he encontrado en un rincón leyendo un libro" (Tomás de Kempis)

Recuento 2021
Agenda 2021
Lista de pendientes
Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 16584
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Embajada a Tamorlán - Ruy González de Clavijo

Mensaje por Arden »

Yo lo dejo en lista, pero leerlo lo voy a leer. He seguido con mucho gusto vuestros comentarios :D
Ulises y la Odisea de Pietro Citati. Les fúries invisibles del cor de John Boyne.

Recuento 2021
Responder