Parabellum - Juan Marsé

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Sue_Storm, Giada

Responder
Avatar de Usuario
Giada
Vivo aquí
Mensajes: 20842
Registrado: 15 Ene 2009 14:37
Ubicación: In bilico tra tutti i miei vorrei

Parabellum - Juan Marsé

Mensaje por Giada »

Imagen

Vamos con el penúltimo cuento del mes.

Parabellum fue publicado por primera vez en 1977 en la revista Bazar.

A ver qué os parece.
¡Únete a nuestro MC de Cuentos 2022!

Imagen
Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 891
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: Parabellum - Juan Marsé

Mensaje por Edgardo Benitez »

Gracias
1
Avatar de Usuario
laaguja
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 320
Registrado: 07 Nov 2013 02:16

Re: Parabellum - Juan Marsé

Mensaje por laaguja »

Una muy buena y enmarañada historia contada con el estilo de la novela. Al menos desde el principio. Pasados los tres primeros cuartos (quizá los cuatro quintos), la narración se embala para adquirir el formato de cuento.

La apuesta le sale bien a Marsé pero sólo si el lector tiene la audacia de saltar por entre las largas descripciones y los párrafos densos e interminables.

Me temo que esta forma de contar ha envejecido mal. A mí el Kindle se me caía de las manos. ((Siempre es peor la rotura de la táblet que la de un libro)).

O quizá lo que haya avanzado demasiado rápido —como le ocurre al mundo tecnológico y a todo de lo que él tira— sea la forma de leer: desde que los galopines han aprendido a contar empezando por el final haciendo que lo que interese no sea el desenlace (que ya te lo cuentan en la primera página) sino averiguar cómo la protagonista ha terminado hospitalizada con amnesia sobre los golpes que lleva encima (hablo del cuento Melilla Madrid), digo que esta otra forma de contar taaan lenta y tan descriptiva —que en realidad es de ayer mismo si consideramos el tiempo histórico— pues se me antoja que ha envejecido mal.

Además, en ese último cuarto o último quinto de la narración, cuando ha cogido velocidad de crucero, digo… de cuento, he empezado a recordarlo… justo con la llegada de la cuñada a la casa de la playa. Y el caso es que no recuerdo nada de lo leído con anterioridad hasta ese momento. Y es que la acción, aunque sea en pasado, se dispara a partir de ese instante. Tal vez sea que la mente recuerda mejor la acción y no las profusas y espesas descripciones. Me ha resultado curioso cómo sólo al final nos dan el dato de que la muchacha tiene los mismos ojos que el narrador-narrado.

Por cierto, hablando de ese narrador que es también narrado, ha estado bien ese juego que se traía el Marsé saltando del discurrir de conciencia del narrador a un narrador en tercera persona no muy alejado de su mente… Como si el narrador en tercera persona fuera una parte del discurrir de conciencia donde el protagonista se habla a sí mismo como si fuera una persona externa a él. Confuso al principio hasta que le coges el tranquillo, pero necesario para escribir el final. Por suerte es un cuento, porque si el Marsé usa esa técnica en una novela lo mismo cansa.

Tal vez a la fanaticada del Marsé le gustará saber qué reconocía el escritor sobre este cuento.
Género narrativo: epopeya, leyenda, cantar de gesta, fábula, cuento y novela (la última en llegar).
¡Ahí va…!, no aparece el relato.
Relato es todo el género narrativo, además de las biografías…
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 20235
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Parabellum - Juan Marsé

Mensaje por jilguero »

:hola:


La doble sonrisa :party: La noche que conocí a Vibeke

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 20235
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Parabellum - Juan Marsé

Mensaje por jilguero »


Me ha gustado, sobre todo porque ha conseguido dejarme buen sabor de boca.

Es decir, estoy de acuerdo con laaguja, en el sentido de que arranca de una manera lenta y diría que incluso aburrida. Sin embrago, en la última parte, ha cogido ritmo y, n paralelo, la historia ha cogido interés.

Lo que más me gusta es lo bien lograda que está esa maraña que se establece entre realidad y ficción en la cabeza del escritor, protagonista principal de la historia, con detalles como el perro acudiendo a su encuentro con un pincel en la boca, que supuestamente ha sido l usado para pintar el cuadro por él imaginado.

En fin, que al final, ha logrado convencerme Marsé. El protagonista me ha traído a la cabeza el de un cuento de Onetti, cuyo nombre no recuerdo.


La doble sonrisa :party: La noche que conocí a Vibeke

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Responder