El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 16 Nov 2019 14:10


In the mood for love


Mar de nubes.JPG

Eleonor y yo somos oriundas del mismo pueblo y tenemos la misma edad. En cierto modo, parecemos gemelas, si bien ella es un poco más alta y mucho más reservada y sensiblera que yo. Diferencias que no han sido óbice para que formemos una buena pareja y pasemos la mayor parte del tiempo juntas y en perfecta armonía.

Conmigo se siente segura. Prueba de ello es que, a diferencia de lo que hace con los demás, cada vez que me aproximo a ella dispuesta a fisgonear en su interior, no baja los párpados con recato para ocultar lo que está pensando. Y es justo a través de sus ojos, de un azul cambiante según su estado de ánimo, por donde suelo columbrar sus entresijos más recónditos. Aunque hasta para mí, que la conozco desde que tengo uso de razón, descifrar lo que veo en su interior es una tarea asaz compleja.

Como ya se habrán imaginado, ser más baja que Eleonor tiene el pequeño inconveniente de que debo aproximarme bastante a ella, amén de ponerme de puntillas si quiero entrever lo que hay debajo del azul cielo de sus ojos. Gracias a dios usa, como yo, calzado plano y tampoco es necesario que me coloque nariz contra nariz ni que me empine demasiado.

Hay veces en las que parece ser ella quien busca mi compañía. Y en esas ocasiones, se diría que incluso se agacha levemente, en una tácita invitación a que me asome a sus ojos y me adentre en sus pensamientos. Ni que decir tiene que lo hago sin dilación, pues sé que alcahueteando entre los recuerdos de Eleonor me sumerjo a veces en estados de beatitud que, de no ser así, yo nunca conocería. Vislumbro entonces un cielo, de un azul acuciante, que corona grises montañas peladas y, entre ellas, valles de un verdor exultante.

En esos días, Eleonor no solo me busca y se agacha para ponérmelo más fácil, sino que, una vez me ha dejado ver veredas que zigzaguean entre matas de aulaga y alcornoques de tronco descorchado, en cuanto empieza el revoloteo de los petirrojos, las tarabillas y los jilgueros, me agarra del hombro y hace que me gire noventa grados para que escuche mejor su canto. Sé así que son esos, de entre todos sus recuerdos felices, los que menos pudor le da compartir conmigo.

Cuando miro a través de sus ojos, nunca la veo a ella, salvo las tardes en las que ha estado hurgando en la caja de las fotografías o mirando las que tiene enmarcadas sobre los muebles de casa. Recuerdo que, en una de esas tardes, la vi sentada entre las casas blancas y las cúpulas azules de Oia, en Santorini; sentí curiosidad y, cuando miré hacia donde miraba ella, vi la caldera de Thira inmensamente azul e inmensamente serena; volví a sentir curiosidad, esta vez por sus sentimientos, y cuando logré que ella, la Eleonor de la fotografía, girara la cabeza, pude asomarme a sus ojos de aquel día, y descubrí que miraba el agua con tanta ansiedad porque lo que de verdad deseaba era atravesar la bahía a nado. En aquella época debía de estar enamorada puesto que solo alguien enajenado por el amor se plantea hacer semejante locura.

Lo más complicado de todo es adivinar lo que ocurre bajo los cielos estrellados de Eleonor. Cuando me descubre husmeando en sus recuerdos nocturnos, noto que por un instante duda si bajar los párpados. Pero hemos crecido juntas y la confianza mutua hace que no los baje. Disfruto así de la oportunidad de columbrar sus paisajes mejor guardados, aunque solo sea como si yo estuviese ciega; o dicho de otra manera: bajo sus cielos estrellados únicamente me puedo guiar por los sonidos y los olores que percibo. Y es gracias a ellos que sé que en esas noches no está sola. Al principio veo las constelaciones que intenta en balde mostrarle a su acompañante; luego, en cambio, las estrellas dejan de verse y, a partir de ese momento, me toca imaginar. De lo que imagino, empero, no voy a decir nada porque, si ella se llegara a enterar de que se los he contado, dejaría de confiar en mí y, al sentirme cerca, bajaría los párpados.

Sí, lo reconozco: me gusta mirar en los ojos de Eleonor. La mayoría de las veces encuentro en ellos un cielo de un azul alegre y luminoso, como el azul de la infancia de Machado, bajo el que a menudo hay paisajes montañosos, mares de nubes y trinos de pájaros; pero, de vez en cuando, descubro un cielo estrellado y, aunque no estaría bien traicionar su confianza entrando en detalles, les diré al menos que, cuando desparecen las estrellas y me pongo a imaginar, siempre acabo tatareando In the mood for love de Shigeru Umebayashi.


phpBB [media]

Enlace
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por jilguero el 18 Nov 2019 08:27, editado 3 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 16 Nov 2019 15:18

Sé, Cata, que la imagen de Eleonor del otro día fue muy descompensada porque el tono de la pamplina me lo marcó nuestro isótopo favorito, el cual andaba ese día de celebración del dos de noviembre. Algo que muestra el comentario que hizo Greto:
Gretogarbo escribió:
09 Nov 2019 17:15
Aunque da la impresión de que sólo lo hayas hecho en momentos de miedos, temores, tristezas, apatías, derrotas, pérdidas,...

Quizás algún día nos hables de los otros momentos de Eleonor, que supongo que también los ha tenido.
Creo que lo justo era mostrar, aunque sea con algunos brochazos y sin entrar en detalle, ese otro lado más alegre, que ha sido además el dominante hasta ahora. Si Eleonor quiere contar alguna otra cosa más, que lo haga ella personalmente, que hasta aquí hemos vivido en armonía y así pretendo que siga siendo. :wink:

Otra cosa, Cata, a Hexa le gustaría que hubiese en el bujío un jardín con estanque incluido y libélulas. Digo yo que delante del chamizo, antes de que empiecen las berenjenas, podría haber algo como lo qu él demanda. Eso sí, en plan minimalista, que esto lo convirtió él en un berenjenal y no puede pretender ahora que lo pongamos todo patas arriba.
Última edición por jilguero el 16 Nov 2019 22:56, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6564
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: Vaquilandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 16 Nov 2019 21:06

Si lo que pueda ser buenamente posible.

Y para amenizar una canción en ladino.

phpBB [media]

Enlace


Siete modos de guisados
se guisa la merenjena.
la primera que la guisa
es la vava de Elena.
Ya la hase bocadicos
y la mete en una cena.
Esta comida la llaman:
comida de merenjena.
A mi tio Cerasi ,
que le agrada beber vino;
con el vino, vino, vino
mucho y bien a él le vino.
La segunda que la guisa
es la mujer del samas.
la cavaca por arientro,
la hinchi de arroz moti.
Esta comida la llaman:
la comida la dolma.
La trecera que la guisa
es la prima Esther di Chioti.
la cavaca por adientro
la henchi de arroz moti.
Esta comida se llama:
la comida la almondroti.
La alburnia es saborida
en color y en golor.
ven, haremos una cena,
mos gozaremos los dos
antes que salga el gosano
y li quite la sabor.
La salata maljasana,
es pastosa y saborida,
mi vesina la prepara
con mucho aceite de oliva.
Estos platos acompañan
a los rostos de gallinas.
En las mesas de las fiestas.
siempre brilla el jandrajo.
Ya l'hacemos pastelicos;
ellos frien en los platos
esperando ser servidos
con los güevos jaminados.
La setena que la guisa es mejor y más janina,
la prepara Filisti, la hija de la vecina,
ya la mete en el forno de cabeza a la cosina
con aceite y con pimienta ya la llama una meyina.
Última edición por hexagono69 el 17 Nov 2019 09:41, editado 1 vez en total.
Cada mochuelo a su olivo.

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 778
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 16 Nov 2019 21:59

jilguero escribió:
16 Nov 2019 14:10

In the mood for love



Mar de nubes.JPG


Eleonor y yo somos oriundas del mismo pueblo y tenemos la misma edad. En cierto modo, parecemos gemelas, si bien ella es un poco más alta y mucho más reservada y sensiblera que yo. Diferencias que no han sido óbice para que formemos una buena pareja y pasemos la mayor parte del tiempo juntas y en perfecta armonía.

Conmigo se siente segura. Prueba de ello es que, a diferencia de lo que hace con los demás, cada vez que me aproximo a ella dispuesta a fisgonear en su interior, no baja los párpados con recato para ocultar lo que está pensando. Y es justo a través de sus ojos, de un azul cambiante según su estado de ánimo, por donde suelo columbrar sus entresijos más recónditos. Aunque hasta para mí, que la conozco desde que tengo uso de razón, descifrar lo que veo en su interior es una tarea asaz compleja.

Como ya se habrán imaginado, ser más baja que Eleonor tiene el pequeño inconveniente de que debo aproximarme bastante a ella, amén de ponerme de puntillas si quiero entrever lo que hay debajo del azul cielo de sus ojos. Gracias a dios usa, como yo, calzado plano y tampoco es necesario que me coloque nariz contra nariz ni que me empine demasiado.

Hay veces en las que parece ser ella quien busca mi compañía. Y en esas ocasiones, yo diría que incluso se agacha levemente, en una tácita invitación a que me asome a sus ojos y me adentre en sus pensamientos. Ni que decir tiene que lo hago sin dilación, pues sé que alcahueteando entre los recuerdos de Eleonor me sumerjo a veces estados de beatitud que, de no ser así, yo nunca conocería. Entreveo entonces un cielo, de un azul acuciante, coronando grises montañas peladas y, entre ellas, valles de un verdor exultante.

En esos días, Eleonor no solo me busca y se agacha para ponérmelo más fácil, sino que, una vez me ha dejado ver veredas que zigzaguean entre matas de aulaga y alcornoques de tronco descorchado, en cuanto empieza el revoloteo de los petirrojos, las tarabillas y los jilgueros, me agarra del hombro y hace que me gire noventa grados para que escuche mejor su canto. Sé así que son esos, de entre todos sus recuerdos felices, los que menos pudor le da compartir conmigo.

Cuando miro a través de sus ojos, nunca la veo a ella, salvo las tardes en las que ha estado hurgando en la caja de las fotografías o mirando las que tiene enmarcadas sobre los muebles de casa. Recuerdo que, en una de esas tardes, la vi sentada entre las casas blancas y las cúpulas azules de Oia, en Santorini; sentí curiosidad y, cuando miré hacia donde miraba ella, vi la caldera de Thira inmensamente azul e inmensamente serena; volví a sentir curiosidad, esta vez por sus sentimientos, y cuando logré que ella, la Eleonor de la fotografía, girara la cabeza, pude asomarme a sus ojos de aquel día, y descubrí que la miraba con tanta ansiedad porque lo que, en verdad, deseaba era atravesarla a nado. En aquella época debía estar enamorada porque, como todos ustedes saben, cuando alguien está enamorado solo piensa en hacer ese tipo de locuras.

Lo más complicado de todo es adivinar lo que ocurre bajo los cielos estrellados de los ojos de Eleonor. Cuando me descubre husmeando en sus recuerdos nocturnos, sé que por un instante duda si bajar los párpados. Pero hemos crecido juntas y la confianza hace que no los baje. Me da así la oportunidad de columbrar, al menos, el paisaje como si estuviera ciega; o dicho de otra manera: bajo sus cielos estrellados me debo guiar solo por los sonidos y los olores que percibo. Y es gracias a ellos que sé que en esas noches Eleonor no está sola. Al principio veo las constelaciones que, con no mucho éxito, intenta mostrarle a su acompañante; luego, en cambio, las estrellas dejan de verse y, a partir de ese momento, me toca imaginar. De lo que imagino, empero, no voy a decir nada porque, si ella se llegara a enterar de que se los he contado, dejaría de confiar en mí y, al acercarme, bajaría los párpados.

Sí, lo reconozco: me gusta mirar en los ojos de Eleonor. La mayoría de las veces encuentro en ellos un cielo de un azul alegre y luminoso, como el azul de la infancia de Machado, bajo el que a menudo hay paisajes montañosos, mares de nubes y trinos de pájaros; pero, de vez en cuando, descubro un cielo estrellado y, aunque no estaría bien traicionar su confianza entrando en detalles, les diré al menos, amables lectores, que, cuando desparecen las estrellas y me pongo a imaginar, siempre acabo tatareando In the mood for love de Shigeru Umebayashi.


[media]https://www.youtube.com/watch?v=ins5_QsQOxk[/media]


Quedo atrapado en esa mirada, me gusta ver a los ojos de Leonor

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Nov 2019 09:53

Gracias, Hexa, por el recetario musical, lo tendré en cuenta cuando haya cosechas de berenjenas. Y habrá que escribir alguna pamplina para que sepamos cómo es ese jardincito minimalista. ¿No te animas?

Edgardo, gracias por leerte el texto. Paginas atrás te pregunté si tenías lector y, en caso afirmativo, qué tipo de archivos usaba. Es por lo de los cuentos de Felisberto Hernández. En cualquier caso, en este hilo tienes uno de sus cuentos más famosos y otro leído por él.

Greto, espero que la Eleonor de In the mood for love te resulte más optimista y menos perdedora que la de Deep peace. En cierto modo, la nueva pamplina la he escrito por tí, porque en tu comentario leí cierta "queja" por haber dado una imagen tan sesgada de ella.

Cata, qué fresquito hace por aquí y qué pereza me da bajar a subir y bajar rampas como Sísifo, solo que yo no cargo con piedras sino con la rodilla a rehabilitar. No sé si lograré que se recupere del todo, pero como dice la frase de Camus de mi firma: El esfuerzo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre. :chino:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8187
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 17 Nov 2019 10:28

jilguero escribió:
17 Nov 2019 09:53
... espero que la Eleonor de In the mood for love te resulte más optimista y menos perdedora que la de Deep peace.
Perdedora no me resulta pero optimista tampoco. Atractivamente enigmática, diría yo.

Al margen del calificativo que Eleonor me despierta leyendo tu pamplina, gracias por mostrarnos ese otro cielo que en sus ojos se encierra.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6564
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: Vaquilandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 17 Nov 2019 11:25

Ya se que soy un tocapelotas pero a mi me gustaba mas la anterior pamplina-relatin. :lol:
Cada mochuelo a su olivo.

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6564
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: Vaquilandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 17 Nov 2019 11:34

Un jardín minimalista no suena muy bien.

Y si es tipo japonés con grava y bonsais, no me gustan nada de nada.



Imagen


Mira aqui hay muchos donde elegir. :arrow: https://jardinessinfronteras.com/2017/1 ... a-inglesa/
Cada mochuelo a su olivo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Nov 2019 11:37

hexagono69 escribió:
17 Nov 2019 11:25
Ya se que soy un tocapelotas pero a mi me gustaba mas la anterior pamplina-relatin. :lol:
Con independencia de que pueda ser la otra mejor, los perdedores suelen caer más simpáticos y, además, esta tiene la clara desventaja de ser segunda parte y, por ende, carente de la novedad de la que pudiera disfrutar la otra. Pero de la melodía imagino que no tendrás queja.


En cuanto al jardin, escógelo tú, pero recuerda que hay poco espacio y que estará rodeado de plantones de berenjenas.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Nov 2019 11:38

Gretogarbo escribió:
17 Nov 2019 10:28
Perdedora no me resulta pero optimista tampoco.
¿En qué notas la falta de optimismo?
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6564
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: Vaquilandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 17 Nov 2019 11:39

Ya segundas partes nunca fueron buenas. :D
Cada mochuelo a su olivo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Nov 2019 11:45

hexagono69 escribió:
17 Nov 2019 11:39
Ya segundas partes nunca fueron buenas. :D
Claro, claro; además, en esta no has dado tú la nota determinante del tono y eso hace que te resulta más ajena :cunao:.

En cualquier caso, mi opinión es que ninguna de las dos pamplinas son nada del otro mundo. Lo que sí me gusta es que giren en torno a la idea de que la más controladora cotillea en los ojos de la otra.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6564
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: Vaquilandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 17 Nov 2019 13:23

Ya pero eso reafirma la idea que tu quieres tener de ti como una persona muy racional, cuando en mi modesta opinión no es así. :hola:
Cada mochuelo a su olivo.

jose2v
Vivo aquí
Mensajes: 5855
Registrado: 15 Oct 2008 17:13
Ubicación: En mi azotea.

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jose2v » 17 Nov 2019 16:45

Me uno a la idea de poner música en el bujío.

¡Un brindis por quienes son capaces de renunciar a sus sueños para ver cumplidos los de otros!

phpBB [media]

Enlace
Hasta en lo más oscuro habitan los colores.

Buriel.

De la soledad soy el duende rojo, para mostraros como buenas compañías se vuelven malas y malas en buenas.

:twisted:

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17401
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Nov 2019 17:00

:lol:
hexagono69 escribió:
17 Nov 2019 13:23
Ya pero eso reafirma la idea que tu quieres tener de ti como una persona muy racional, cuando en mi modesta opinión no es así. :hola:
Pero nunca olvides que yo en el foro bordeo la realidad y, si bien uso parte de material real, a partir de este puedo fantasear cuanto quiera. Lo digo no sea que os tomeis las pamplinas al pie de la letra y luego me "acuseis" de ser una farsante. Aquí, en el bujio, me siento libre. De este lado de la pantalla, en cambio, soy la que soy y así me muestro a los demás cuando me comunico en privado. O eso creo yo :roll:.
jose2v escribió:
17 Nov 2019 16:45
Me uno a la idea de poner música en el bujío
Gracias, JoseW.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder