El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »



Un pétalo caído antes de tiempo





Pétalo caído.jpg


«La vida tiene pétalos y un rosal donde tiemblan las historias…», afirmó ayer un visitante con pinta de poeta, los ojos tristes, el traje negro, mientras me contemplaba. Me gustan estos versos, me identifico con ellos. Sé que para los demás solo soy una niña enferma. Un capullo que se marchitó sin abrirse. O simplemente «un pétalo caído antes de tiempo», como añadió ayer el que tenía pinta de poeta antes de marcharse. Cuando me miran, en sus rostros veo siempre compasión y también miedo a afrontar mi mirada. Creen que mi existencia fue triste, que me mustié sentada en esta mecedora, que tuve un destino parejo al de la rosa que puse en mi regazo cuando mi hermano Christian me pidió que posara para él.

Es cierto que, desde muy niña, había vivido prisionera de un cuerpo enfermo. Pero no lo es menos que, justo por eso, me había leído ya casi todos los libros juveniles de la Biblioteca Pública de Cristianía. Sin moverme de casa, había dado la vuelta al mundo en ochenta días, sobrevolado Suecia a lomos de un ganso o viajado al fondo del mar con el capitán Nemo. Incluso había hecho una incursión hasta el centro de la Tierra. Los confines de la realidad se ubicaban, para mí, mucho más allá de los trazados por los geógrafos en los mapas. Sabía que nunca iba a pisar esos territorios tan lejanos y, sin embargo, no me pesaba demasiado vivir en una cárcel donde los libros hacían las veces de puertas y ventanas.

Contaba, además, con un privilegio nocturno al que no estaba dispuesta a renunciar: ni siquiera a cambio de ser una niña sana que pudiera saltar a la comba, jugar con el diábolo o perseguir mariposas. En sueños, era la dueña del rosal donde florecen las historias que todavía nadie ha contado; y cada mañana, me despertaba el olor de la rosa que las musas habían depositado sobre mi almohada. Recuerdo que esa vez las hojas del tallo eran ligeras, suaves, cálidas… Como las plumas de los pájaros que criaba Aisha —la niña cairota con la que había soñado esa noche— en un columbario de la Ciudad de los Muertos.

Hacía poco más de un año que Christian había empezado a asistir a clases de pintura en la Escuela de Artes y Artesanías. Yo estaba ya muy enferma y tenía los pulmones llenos de cavernas. Oír mi fatigoso jadeo al respirar le angustiaba. Me quería demasiado y, desde la muerte de nuestra madre, le horrorizaba pensar en perderme también a mí. Normalmente rehuía estar conmigo y, sin embargo, esa mañana me pidió que posara para él. Recuerdo que, a pesar de que deposité la rosa en mi regazo con sumo cuidado, las plumas se desprendieron del tallo. Christian no sabía que yo era la dueña del rosal donde florecen las historias nunca contadas; ni tampoco que esa noche había soñado con una criadora de pájaros. Y quizá por eso, en ese esbozo de juventud —el cuadro definitivo lo acabaría mucho años después—, en lugar de plumas amarillas y ocres desperdigas por la manta, pintó hojas verdes.



Niña enferma.png


Esa mañana, me había levantado con la respiración mucho más sosegada y eso me hizo albergar ciertas esperanzas sobre una mejoría en mi enfermedad. La nana, en cambio, al notar lo bien que respiraba, me miró con cierta aprensión y, a la hora de vestirme, sacó de la cómoda mi mejor camisola blanca. Estaba sin estrenar, reservada para cuando llegara el momento de reencontrarme con mi madre. Que pretendiera ponerme ya el que habría de ser mi sudario despertó en mi cierto recelo. Pero mi desconfianza se desvaneció enseguida, en cuanto Christian, siempre tan esquivo a permanecer en mi compañía, me pidió que posara para él. Por desgracia, la nana llevaba razón y aquella aparente mejoría fue tan solo el canto del cisne.

Gracias a ese mal presagio, mi hermano me inmortalizó con el atuendo más adecuado a mi situación. De hecho, la historia de la niña criadora de pájaros fue la última que soñé antes de abandonar mi otra vida en Cristianía. Porque ahora, cuando las puertas del museo se cierran al público y se apagan todas sus luces, me convierto en la ayudante de Aisha y, entre ambas, nos afanamos en sacar adelante los polluelos que abarrotan los nichos del columbario de la Ciudad de los Muertos. Es un negocio floreciente, sobre todo en el caso de los petirrojos y los jilgueros, que son los pájaros más cotizados por los cairotas a la hora de intercambiar mensajes con sus seres queridos muertos.

Me gusta haber conocido a Aisha y que, gracias a ella, mi vida nocturna trascurra ahora en un cementerio cuyo cielo se ve surcado, a diario, por una caterva de pájaros mensajeros. Cuando levanto la vista, prendidas de sus patas, veo una multitud de banderolas de colores que ondean al viento. Desconozco lo que dicen sus mensajes —están escritos en árabe—, pero sé que harán felices a sus destinatarios y eso me basta para estar conforme con mi suerte. Solo lamento no haber tenido tiempo de ver florecer, de entre todos los capullos pendientes de hacerlo, el de la historia del pájaro azul, prisionero en el corazón de un poeta que iba de duro por la vida y rehuía la ternura por miedo a llorar en público.

No es por mí, sino por el encargado de esta sala, que lamento no haber soñado con ese pájaro. También él es un hombre solitario y arisco que desea hacerse el duro. Por la noche, sin embargo, cuando la sala se queda vacía, antes de apagar las luces, se coloca delante de mí y, sin poder remediarlo, llora por la niña enferma y desgraciada que, en verdad, yo nunca he sido. Me digo entonces que, si hubiera tenido tiempo de soñar con ese prisionero al que solo dejaban salir de la jaula mientras el mundo dormía, ahora, en la época en la que el pájaro estuviera pelechando, al encender las luces por la mañana, habría un puñado de plumas azules en el suelo.

Estoy segura de que, atónito, el encargado levantaría la cabeza hacia mí en busca de una explicación. La hallaría en el fondo de mis ojos al ver revolotear, al fin libre, al pájaro azul que también él esconde en su corazón. Y esos días, al quedarse a solas conmigo por la noche, en vez de llorar, sé que sonreiría.



Un pájaro azul.jpg




No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
luchana
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 543
Registrado: 14 Jul 2015 10:06
Ubicación: Ibiza 38º55'47"N 1º27'00"E

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por luchana »

hexagono69 escribió: 11 Dic 2021 20:28 Y una mas
Enlace


:dragon: :dragon:

A mi negra la quiero y la quiero más que a la cotiza que llevo en el pie
a mi negra la quiero y la quiero más que a la tinaja cuando tengo sed
a mi negra la quiero y la quiero más que a mi chinchorro que me hace soñar
más que al penco alazán que coleando en el pueblo mil veces me ha hecho ganar
(Bis)

Cuando baila mi negra un joropo el amor zapatea por dentro de mí
al compás de puntera y talón y al compás de la Quirpa sin fin
con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!,
curruchá con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!

Si a mi negra la miro a los ojos se pone más roja que el paraguatán,
cuya flor es incendio del bosque, corazón de abeja, licor de panal
si me rozo con ella en el baile me sube al cogollo un inmenso calor,
pues mi negra es chamiza de hornalla que vuelve ceniza mi leña de amor

Cuando baila mi negra un joropo el amor zapatea por dentro de mí
al compás de puntera y talón y al compás de la Quirpa sin fin
con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!,
curruchá con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!
GUZTIONTZAKO ZORIONA – FELICIDAD PARA TODOS
El triángulo de primavera
¿Me enseñas donde está la Estrella Polar?
Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 7321
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: sistema solar

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 »

luchana escribió: 13 Dic 2021 21:54
hexagono69 escribió: 11 Dic 2021 20:28 Y una mas
Enlace


:dragon: :dragon:

A mi negra la quiero y la quiero más que a la cotiza que llevo en el pie
a mi negra la quiero y la quiero más que a la tinaja cuando tengo sed
a mi negra la quiero y la quiero más que a mi chinchorro que me hace soñar
más que al penco alazán que coleando en el pueblo mil veces me ha hecho ganar
(Bis)

Cuando baila mi negra un joropo el amor zapatea por dentro de mí
al compás de puntera y talón y al compás de la Quirpa sin fin
con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!,
curruchá con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!

Si a mi negra la miro a los ojos se pone más roja que el paraguatán,
cuya flor es incendio del bosque, corazón de abeja, licor de panal
si me rozo con ella en el baile me sube al cogollo un inmenso calor,
pues mi negra es chamiza de hornalla que vuelve ceniza mi leña de amor

Cuando baila mi negra un joropo el amor zapatea por dentro de mí
al compás de puntera y talón y al compás de la Quirpa sin fin
con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!,
curruchá con tal gracia menea la cadera, ¡ay mi negra que me hace perder la razón!
Muy bonita la letra, gracias Luchana.
Avatar de Usuario
luchana
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 543
Registrado: 14 Jul 2015 10:06
Ubicación: Ibiza 38º55'47"N 1º27'00"E

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por luchana »

Es que estoy bastante sordo y no entendía la letra, así que la busqué y la puse.
GUZTIONTZAKO ZORIONA – FELICIDAD PARA TODOS
El triángulo de primavera
¿Me enseñas donde está la Estrella Polar?
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »


No hace mucho, Cata, te conté, que ver en el horizonte los cargueros camino de sabe Dios dónde, me hacían ser consciente de cómo el paso de los años se habían ido llevando mis ganas de embarcarme en uno de ellos. Te expliqué cómo al principio de llegar a Cádiz, con mucha vida por delante y muchas ganas de vivirla, a veces los domingos me tumbaba encima de los bloques de algún espigón con la cabeza girada hacia el mar y veía partir los cargueros de la bahía con cierta añoranza de, algún día, ir yo a bordo de ellos; mientras que ahora, cuando los veía pasar solo sentía una chispita de nostalgia de la que fui y cierto sentimiento agridulce de derrota y, a la vez, de conformidad.

Pero hace todavía menos, escuchando la radio, descubrí que, al igual que el poeta de la última pamplina no había dejado morir del todo al pájaro azul que tenía prisionero en su corazón, tampoco yo he dejado que naufrague del todo al carguero que navega en mi interior. Sucedió así... Estaba escuchando el programa Nómadas y, de repente, el locutor dijo: aunque la mayoría de la gente lo desconoce hay cargueros que aceptan llevar de pasaje a viajeros que desean hacer turismo. Fue oírlo y, de repente, revivirse mi antiguo deseo de ir a bordo de uno de esos cargueros que tantas veces he visto perderse en el horizonte. Es más, me dije: en cuánto acabe la pandemia, buscas información y ¿por qué no?

Mi gozo duró, con todo, poco. Ya sabes que soy cobarde, que el instinto de supervivencia ha sido siempre lo que me ha frenado de embarcarme, nunca mejor dicho, en ciertas cosas. Pues bien, cuando ya me estaba haciendo ilusiones, el locutor se puso a entrevistar al capitán de uno de esos cargueros que admiten pasaje ajeno a la tripulación. El capitán comentaba que la gente solía quedar muy contenta y que se creaba una ambiente de camaradería entre los viajeros (pocos, a veces alguien en solitario o una pareja) y la tripulación. En fin, que todo iba miel sobre hojuelas hasta que se le ocurre preguntarle al capitán si él había pasado algún mal rato en sus travesías. Y el buen hombre contó que hubo una noche, con una tormenta atroz, cuando estaba en el Cantábrico, que llegó un momento en que se fue a la cama, porque estaba agotado, pero convencido de que lo más probable era que esa noche el carguero se fuera a pique.

Ya te puedes imaginara, Cata, la impresión que causa, en alguien tan cobarde como yo, escuchar eso en boca de un señor curtido en la mar y que es, además, quien lleva el "timón". La idea pasó de inmediato a quedar de nuevo en suspense. Pero al menos me ha servido para saber que el pájaro azul no está del todo muerto y que todavía hoy es capaz de cantar ahí dentro, aunque sea muy, muy flojito...

Y te lo cuento hoy porque me he acordado de ello al ver esta mañana un carguero en lontananza (te lo pongo también en aumento para que los veas, turbio, pero que al menos lo veas :D).

Carguero en lontananza.jpg
Carguero.jpg


(tocan regulín, pero me gustan los chavalines, sus manos tocando)

No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 10535
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo »

jilguero escribió: 13 Dic 2021 19:17Un pétalo caído antes de tiempo
¡Qué buen zumo le sacas a todo y qué habilidad para salir siempre airosa de los retos, jilguero! Otra maravilla más. Y te confieso una cosa. Me fui aburrido del miniclub anual de relatos pero mi cuento semanal lo cubro, con mucho más satisfacción, leyendo los tuyos.

jilguero escribió: 15 Dic 2021 11:50Ya sabes que soy cobarde,...
Ya te puedes imaginara, Cata, la impresión que causa, en alguien tan cobarde como yo,...
¿Y tú pretendes ser aventurera en otra vida?
Recuento 2022
Ayer: El jardinero del Rey. F. Richaud
Berlín. J. Lutes
Lisario o el placer infinito de las mujeres. A. Cilento
Hoy: Lulú, mujer desnuda. É. Davodeau
Un mal nombre. Elena Ferrante
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »

Gretogarbo escribió: 16 Dic 2021 18:49 Me fui aburrido del miniclub anual de relatos
Ha desaparecido mucha gente. Pero Magali y servidora seguimos en el tajo.
Gretogarbo escribió: 16 Dic 2021 18:49 leyendo los tuyos
Gracias por leerlo, Greto. Tiene un anacronismo, porque la hermana del pintor murió antes de que Selma Lagerlöf escribiera el libro al que hago alusión. Pero puestos a fantasear me apetecía que se diera un paseo a vista de pájaro y, como no se concreta mucho, podría ser cualquier otra historia desconocida.
Gretogarbo escribió: 16 Dic 2021 18:49 ¿Y tú pretendes ser aventurera en otra vida?
Hombre, en la vida en que vaya a ser aventurera espero serlo con todos sus avíos, el valor incluido. Si hubiera sido valiente, igual no estaba ya aquí, sino en el Himalaya. Porque su pasión por la montaña era tal que estaba empeñado en hacerme subir a las cumbres y, si no hubiera sido por mi cobardía, igual le hubiera cogido gusto.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »


Hoy, Cata, amanecer amable y congregación de palomas torcaces.

Marco Antonio también estaba cerca pero no ha salido en la foto.

Se nota que el pradito del sintecho tiene mucho atractivo para todos.
:D
Amable amanecer.jpg
Palomas torcaces.jpg
[/color]
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 80096
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por lucia »

Imagen
Nuestra editorial: www.osapolar.es

Si cedes una libertad por egoísmo, acabarás perdiéndolas todas.

Imagen Mis diseños
Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 10535
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo »

¿Qué hay que encontrar, lucia?
Recuento 2022
Ayer: El jardinero del Rey. F. Richaud
Berlín. J. Lutes
Lisario o el placer infinito de las mujeres. A. Cilento
Hoy: Lulú, mujer desnuda. É. Davodeau
Un mal nombre. Elena Ferrante
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »

Gretogarbo escribió: 17 Dic 2021 18:37 ¿Qué hay que encontrar, lucia?
Es bonito y está lleno de pájaros. Ahora toca identificar las especies.

Por cierto, muy interesante la información sobre este cuadro, El oído, hecho a cuatro manos por Jan Brueghel el Viejo y Rubens.

He intentado identificar pájaros, pero no es fácil. Veo guacamayos, una cacatúa, dos tucanes, una perdiz enjaulada, dos golondrinas posada un ruiseñor o similar, una garceta o similar, un zorzal o similar, un azulón o similar; en vuelo, vencejo, cernícalos o similares, una cigüeña o similar, archibebe o similar. No sé si me dejo alguno. :D


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »


Cata, en breve toca cambiar de paisaje durante las fiestas navideñas.

Como despedida, qué mejor que contemplar el mar sentadas tranquilamente en estos dos asientos. Cuando vuelvas por aquí y yo también, si quieres, completamos la imagen ocupándolos. :wink:

Butacas con vistas.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 10535
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo »

jilguero escribió: 18 Dic 2021 12:43Cuando vuelvas por aquí y yo también, si quieres, completamos la imagen ocupándolos.
Y si me dais un silbidito, yo os sirvo un café o lo que se tercie.
jilguero escribió: 18 Dic 2021 12:43Cata, en breve toca cambiar de paisaje durante las fiestas navideñas.
Pásatelo muy bien, jilguero.
Recuento 2022
Ayer: El jardinero del Rey. F. Richaud
Berlín. J. Lutes
Lisario o el placer infinito de las mujeres. A. Cilento
Hoy: Lulú, mujer desnuda. É. Davodeau
Un mal nombre. Elena Ferrante
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 21626
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina 2 (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero »

Gretogarbo escribió: 18 Dic 2021 13:24 Y si me dais un silbidito, yo os sirvo un café o lo que se tercie.
¡Qué lujo, Cata, el xirín está dispuesto a desplegar sus alas para servirnos los que haga falta!

Gracias, gracias, Greto, ya solo por el gesto virtual estamos en deuda contigo.
Gretogarbo escribió: 18 Dic 2021 13:24 Pásatelo muy bien, jilguero.
Lo intentaré. E igualmente te digo: pásalo bien en ese recuncho habitual que, según parece, es tu favorito.


Una mala racha :party: La sombra del pasado

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Responder