La muchacha de Catulo – Isabel Barceló Chico

En este foro se hablará de novelas históricas.

Moderador: ciro

Responder
Avatar de Usuario
salvatraca
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 499
Registrado: 21 Feb 2018 17:47
Ubicación: Galicia

La muchacha de Catulo – Isabel Barceló Chico

Mensaje por salvatraca » 02 May 2018 09:46

Imagen

Fecha: mayo de 2013
Colección: Ediciones Evohé
112 págs.
23X15 cm.
¿Puede el amor ser letal? Los romanos de finales de la república (s. I a.C.) no habían descubierto aún la ardiente pasión amorosa que, pocos años después, llevaría a las matronas romanas a tener un amante tras otro. Sin embargo, como suele ocurrir, hay personas que se adelantan a su tiempo o, si preferimos llamarlo así, se convierten en precursoras. Ese fue el caso de Clodia, una aristócrata de la mejor estirpe, poco amiga de los convencionalismos y con una decidida inclinación por vivir según su propia voluntad, sin otras sujeciones que las autoimpuestas. Por azares del destino, su vida se cruzó con la de otro adelantado: el poeta Cayo Valerio Catulo, más joven que ella y con una inusual capacidad de amar y de expresar sus sentimientos a través de los versos. La poesía es un arma. Las palabras acarician o hieren. Perduran. Y tienen tanto poder, que pueden hundir una reputación para siempre.
Imagen Imagen

Avatar de Usuario
salvatraca
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 499
Registrado: 21 Feb 2018 17:47
Ubicación: Galicia

Re: La muchacha de Catulo – Isabel Barceló Chico

Mensaje por salvatraca » 02 May 2018 09:53

Clodia Pulcra Tertia o Clodia Metela nació en el año 97 a. C., es descendiente de una de las familias romanas de mayor antigüedad y prestigio, la familia Claudia. Los miembros más conocidos de esta familia son los componentes de la famosa dinastía Julio-Claudia, la primera en detentar el poder como emperadores después de haber liquidado una república que había durado 500 años. No es casualidad, sin embargo, que lograran alcanzar tanto poder: de hecho, desde su llegada a Roma esta familia ocupó siempre cargos de relevancia pública y se mantuvo, para bien y para mal, en primera línea del escenario político.
Es una mujer de fuerte personalidad y exquisita belleza, Fue coetánea de grandes personalidades: Julio César, Pompeyo el Grande, Catón de Útica y Cicerón entre los varones, y Aurelia, Fulvia, Servilia y Cleopatra, entre las mujeres.
Junto con su hermano Publio Clodio Pulcro, se cambió el nombre patricio Claudia al de Clodia, de connotación plebeya.
Clodia se casó con Quinto Cecilio Metelo Céler, gobernador de la Galia Transalpina. El matrimonio no fue feliz. Clodia tuvo varias aventuras con hombres casados.
Como viuda, Clodia empezó a ser conocida como una mujer de vida alegre, tomando varios amantes, entre ellos posiblemente al poeta Catulo, quien perdería el favor de Clodia y, celoso y encolerizado, empezó a escribir poemas contra ella y su hermano Clodio. Pero fue otra de sus aventuras la que causó un tremendo escándalo, la que mantuvo con Marco Celio Rufo, el amigo de Catulo. Quizás la palabra «celo» viene del enfrentamiento entre Caelio y Cátulo.


Gayo Valerio Catulo nació en Verona, (87 a. C) en la Galia Transalpina. Pertenecía a una familia acaudalada e influyente. Su padre era amigo de César, al que Catulo, sin embargo, despreciaba. Estudió en Roma, donde pasó largas temporadas, hasta que se estableció allí en el 62 a.C., introduciéndose pronto en los ambientes de la nobleza.
Quizá se afincó en Roma siguiendo a Clodia, la esposa del gobernador de la Galia Cisalpina. Clodia era una mujer de gran belleza y extremada desenvoltura que inspiró en Catulo una violenta pasión y un amargo desengaño de los que extrajo inspiración para sus versos, en los que la canta bajo el pseudónimo de Lesbia.
La colección de sus poemas, que el propio poeta dedicó a su amigo Cornelio Nepote (el historiador), nos ha llegado bajo el título de Catulli Veronensis liber, y consta de 116 composiciones de diversa extensión, destacando las que relatan su azarosa relación con su amada Lesbia, y arremeten contra sus rivales. Catulo se revela como un verdadero maestro tanto para la expresión de lo más íntimo como para el improperio más grosero.
Catulo se convertiría en uno de los poetas más importantes e influyentes – literariamente hablando – de su época y su poesía, fresca y personal, sigue fascinando hoy.
La originalidad de Catulo consiste en haber sido el primero en haber iniciado la elegía romana con sus rasgos específicos de subjetividad, autobiografismo e intimidad.
Imagen Imagen

Responder