El clon

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
Nelly
GANADOR del I Concurso de relatos
Mensajes: 12436
Registrado: 01 Mar 2006 16:17
Ubicación: Donde la música me lleve...
Contactar:

El clon

Mensaje por Nelly »

- Una vez más, explique cómo ocurrió el desastre.
H23R12 miró al gran ordenador procesando los datos necesarios para recapitular la presentación de su informe.
- Fue un error de cálculo de variables estadísticas no proporcionales, … señor –añadió con un ligero titubeo de sus circuitos de comunicación.
El gran ordenador contempló al androide. Un subordinado de tercera generación dedicado a la recuperación de fragmentos estropscopicos de entes tecnológicos pre-generacionales.
Un historiador, por así decirlo.
Su tarea consistía en encontrar, recuperar, analizar y catalogar entes de épocas anteriores en las que la hegemonía pertenecía a especies basadas en una forma de vida distinta e inexacta, una forma de vida imperfecta, en constante conflicto, llamada orgánica.
El gran ordenador, que se construyó a sí mismo hacía media docena de flags se había enfrentado con anterioridad a situaciones conflictivas, pero nunca una con tales dimensiones ilógicas. Y menos aún, provocadas por un error de otra máquina.
Estaba estupefacto, por así decirlo.
- Nuestra tecnología es perfecta –contestó escaneando el cuerpo del droide con su potente haz de luz azul en busca de averías-, no cometemos errores. La causa debe ser, por tato, otra. Explíqueme de nuevo qué ocurrió.
H23R12 ahogó un profundo suspiro surgido de la necesidad de recombinar sus circuitos cronológicos y espacio-temporales. Sabía que el gran ordenador buscaba incongruencias en su memoria, pero no tenía más remedio que obedecerle:
- Encontramos restos de una entidad tecnológica informatizada no autosuficiente. Siguiendo estrictamente el manual de recuperación y análisis, aplicamos los protocolos de extracción de la entidad y tras asegurarnos de que no era peligrosa, procedimos a su implantación en un ser bioestable autosuficiente pero vacío de memoria. Es decir, en uno de nuestros ordenadores-anfitrión. Como en todos los procesos de recuperación, el ordenador-anfitrión fue escaneado en busca de fallos y resultó negativo, era un ser perfecto, informe todavía, hecho de una aleación fundida que le permite adoptar la forma más adecuada para recrear la entidad que queremos recuperar una vez que esta es introducida en su memoria.
Hasta aquí, el procedimiento había transcurrido de forma normal.
- ¿Pertenecía la entidad a eso que los antiguos denominaban La Red?
H23R12 asintió.
- Sí.
- ¿Fue eso lo que causó el problema?
- No lo sabemos,… con exactitud. Una vez introducidos los datos y el patrón de memoria del archivo recuperado, el ordenador-anfitrión comenzó a convulsionarse de una manera extraña. Alarmados, mi equipo y yo decidimos abortar el procedimiento de recuperación pero era demasiado tarde. El ordenador anfitrión se deshizo de su parrilla matriz y, todavía sin adoptar una forma definida, se abalanzó sobre el equipo del laboratorio, profiriendo una serie de ráfagas de datos articuladas en el lenguaje de los antiguos.
- ¿Qué decían esas ráfagas?
- Libros… libros… libros…
- ¿Libros?
- Los libros, señor, eran una forma de comunicación obsoleta, muy común entre los seres denominados humanos o antiguos.
- Ya sé lo que son los libros –respondió tajante el gran ordenador- Lo que no comprendo es que una máquina resucitada los demande.
- Fue algo más que eso. El ente empezó a exigirlos con tanta urgencia, que decidimos neutralizarle. Pero nuestros deuterones no sirvieron. El ente engulló nuestras armas y, mientras se solidificaba, golpeó brutalmente la pared del laboratorio provocando un agujero por el que salió al mundo exterior.
Las luces del gran ordenador parpadearon violáceas.
- A partir de ahí….-el androide titubeó de nuevo-, fue engullendo cuanto encontraba a su paso. Al principio pensamos que se trataría de un virus informático antiguo, que al ser implantado en un ente moderno se había descontrolado, pero luego, extraños sucesos nos llevaron a descartar tal posibilidad.
- ¿Qué sucesos?
H23R12 respondió sin demora:
- En el primer control periférico establecido, el ente, solidificado en su mayor parte, se enfrentó a los androides centinelas de un modo extraño. A grito de “Quitáos de ahí u os arranco la cabeza” despachó a buena parte de ellos y acto seguido girando sobre si mismo para admirar su obra profirió algo como “A Giove no le para ni….” Y continuó su camino.
- ¿A Giove?
- Sí, señor.
- ¿Y eso qué significa?
- No lo sabemos.
El gran ordenador guardó silencio.
- Tres manzanas más allá, cuando alcanzó el museo de historia pretecnológica se abalanzó contra sus puertas y descendió hasta la biblioteca donde engulló-literalmente-, todos los manuscritos que se conservan de los antiguos.
- ¿Todos?
- Sin excepción.
- ¿Intentaron dialogar con el ente? –preguntó el gran ordenador.
- Lo intentamos, señor, pero salió como rodando como un poseso mientras gritaba “más,… más,… más… libros” hasta que fue detenido dos cruces más allá, frente a la fábrica de recambios. Fue entonces cuando le preguntamos quién era.
- ¿Y qué respondió?
- Dijo llamarse Lucía, señor.
- ¿Lucía?
- Al menos su cabeza se llamaba así. El resto de su cuerpo que cambiaba sin cesar se presentó con al menos otras dos docenas de nombres distintos.
El gran ordenador guardó silencio. Sus circuitos podían procesar quince trillones de respuestas distintas para un mismo problema, era, por tanto, imposible que no alcanzara a vislumbrar la solución del enigma al que se enfrentaba:
- Puede tratarse de una mala recuperación de la identidad del ente pretecnológico. Recuperaron un archivo configurado por multitud de identidades y de ahí su mal funcionamiento.
- Es algo más complejo que eso, señor –replicó R23H12
- ¿Qué más puede ser?
- Investigaciones recientes sobre La Red nos indican que ésta estaba configurada por cientos de identidades virtuales comandadas por humanos que crearon así sus primeras proyecciones en el mundo digital. La Red fue el primer espacio no-físico de encuentro entre estas inteligencias artificiales, meros apéndices de los hombres que las gobernaban y utilizaban para paliar su incapacidad intrínseca, y que no podían, por tanto, actuar con independencia de aquellos.
Al parecer, dichas entidades, a menudo se reagrupaban en torno a temas de común interés, dando lugar a espacios virtuales denominados Foros, y compuestos, en muchas ocasiones, por más de un centenar de entidades singulares diferentes.
- ¿Esta diciendo que el archivo que implantó en el ordenador-anfitrión era de unos restos de un foro virtual humano? ¿Y ahora esas identidades virtuales tienen vida y autosuficiencia propias, como nosotros?
- Es peor que eso, señor –respondió el androide-, esas identidades están impregnadas de las características de sus creadores. Es decir…. Poseen los rasgos propios de los humanos.
Por segunda vez, el gran ordenador guardó silencio.
- ¿Qué significa?
- Significa, señor, que una máquina con sentimientos humanos anda suelta por el mundo, desorientada, descontrolada y tragándose todo lo que encuentra a su paso.
- ¿Y cómo se llama esa Entidad compuesta por identidades humanas?
- Abretelibro, señor.
El gran ordenador procesó los datos.
- ¿Qué tipo de foro era?
- De lectura. Las entidades que lo configuraban se reunían para leer.
- Libros de los antiguos.
- Exacto.
- ¿Si se los damos se podríamos controlarla?
- Lo dudo mucho, señor, ya que lleva más de tres mil años sin leer, no habría suficientes restos como para saciarla.
Las luces del gran ordenador se tornaron púrpuras.
-Quiere saber qué ocurrirá si no se sacia –dijo el androide materializando observando al gran ordenador. - ¿Puede calcular el devenir del suceso?
Y por primera vez en su vida, el gran ordenador no supo que responder.

Lo que ocurrió fue que la resucitada entidad Abretelibro, devuelta a la vida tras tres mil años de aislamiento, se dedicó a recorrer ciudades sin forma estable aparente, cambiando de enorme esfera a triángulo isósceles cuando se terciaba, con el frenesí y el ansia de devorar libros.
Solo que en esa época ya no que daban.
A veces dialogaba con los droides que el gran ordenador enviaba, en un intento vano de encerrarla en algún lugar aislado. De los encuentros –y a menudo batallas- ambos entes aprendían. Así el gran ordenador sabía que era sencillo dialogar con Abretelibro cuando era Jangel la entidad que contactaba desde él, y que a menudo preguntaba por las condiciones de vida y características de la época en que había resucitado, pero tremendamente difícil si Giove decía comandarlo, ya que eran esos los momentos previos a que el ente saliera en estampida, llevandose por delante cuanto encontrara a su paso.
Abretelibro estaba compuesto por un millar de voces distintas que a menudo peleaban entre ellas, y un sinfín de memorias virtuales de mil libros diferentes, que aglutinaban la información y la fantasía de todo el género humano.
El gran ordenador no sabía que hacer con aquella cosa que deambulaba a sus anchas de ciudad en ciudad. Hasta que un día, el ente llegó a su presencia.
Había destruido a todos los centinelas droides –en aquella época no había ejércitos- y tras saltar unos cuantos muros y destrozar unas cuantas puertas, había accedido a la sala principal del núcleo del gran ordenador.
Parada de pie, donde tres años antes R23H12 explicara el proceso de su nacimiento, la entidad Abretelibro, que había adquirido unas dimensiones considerables, miró a su más empecinado enemigo. El gran ordenador que había intentado destruirla, contenerla,… entenderla.
- Ya no quedan humanos –dijo-, ya no existe ninguno de los que me dieron vida.
Las luces del gran ordenador se tornaron blancas.
- No.
- ¿Murieron?
- Extintos.
- Tampoco quedan libros.
- No, solo los que te has comido.
- Ya estaban incluidos en mi memoria –dijo Abretelibro con tristeza.
Las luces del gran ordenador se tornaron azules.
- Resulta poco apropiado -dijo-: una máquina que actúa motivada por sentimientos humanos primitivos. Aunque desde el punto de vista de la ciencia es fascinante. Deberías rendirte, frenar tu devenir ilógico, y permitirnos estudiarte. Podemos hacer que te adaptes a las nuevas tecnologías. Nacerás de nuevo, de forma mejorada, eficiente.
Abretelibro cambió de forma, y por un momento su superficie se volvió líquida como el mercurio a temperatura ambiente.
- Si dejo que hagan eso, se perderán cientos de matices, de emociones, de anécdotas, de historias, de características inherentes a las identidades que me configuraron.
- Cierto, pero funcionarás mejor.
Abretelibro tembló por segunda vez y su superficie empezó a agitarse.
- Tan solo me queda una cosa por hacer para evitar que todo desaparezca conmigo.
Y metamorfoseándose, su estructura cambió, los vestigios de las identidades virtuales que lo componían se armonizaron, sus memorias, sus archivos, sus voces, giraron a la vez. Y así, poco a poco, su figura menguó, su superficie se alteró y se concentró en finas láminas, y a los pies del gran ordenador, Abretelibro dejó de ser una entidad para convertirse en otro objeto capaz de albergar todo cuanto era.
Las luces del gran ordenador se tornaron amarillas.
Un libro.
A sus pies, la entidad virtual resucitada se había transformado hasta convertirse en un libro. Pero no uno cualquiera, sino el más completo, sorprendente, inesperado y perfecto compendio de toda la fantasía, sabiduría y diversidad humana. Era el legado de los seres humanos. Sus sueños.
- Lastima –se dijo el gran ordenador mientras sus luces se tornaban anaranjadas, comprendiendo la calidad sin parangón de la obra que tenía delante- que no queden hombres para leerlo.

FIN
Avatar de Usuario
elPeregrinoGris
Foroadicto
Mensajes: 2842
Registrado: 27 Jun 2006 12:03
Ubicación: Nido de águilas...
Contactar:

Mensaje por elPeregrinoGris »

:eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap: :marie_bow: :marie_bow: :eusa_clap: :eusa_clap: :eusa_clap:
1
Avatar de Usuario
Nelly
GANADOR del I Concurso de relatos
Mensajes: 12436
Registrado: 01 Mar 2006 16:17
Ubicación: Donde la música me lleve...
Contactar:

Mensaje por Nelly »

"gacias"!!
Avatar de Usuario
Gi0vE
Foroadicto
Mensajes: 3032
Registrado: 01 Ago 2005 22:04
Ubicación: Inubicable

Mensaje por Gi0vE »

Enhorabuena y gracias.
Avatar de Usuario
Rosa Estrada Díaz
Lector voraz
Mensajes: 114
Registrado: 12 Abr 2007 20:04
Contactar:

robot abrete libro

Mensaje por Rosa Estrada Díaz »

Me gustó mucho.
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 74582
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia »

:lol: :lol: Eso de termianr adoptando de forma definitiva la de un libro es un cierre geniaaaaaaaaaaaaal.
Un libro es un mundo por descubrir.

¿No sabes qué regalar estas navidades? Echa un vistazo a Los mohicanos de París I y II, de Dumas y El huésped y otros cuentos, de Morales en www.osapolar.es
Avatar de Usuario
karinita1919
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 402
Registrado: 13 Feb 2007 21:59
Ubicación: Montréal-Canada
Contactar:

Mensaje por karinita1919 »

:D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D :D

Y un (enorme) :

–B-R-A-V-O!!!!!
1
Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11359
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Mensaje por JANGEL »

Nelly, empecé leyéndolo sin saber lo que me iba a encontrar. ¡Menuda sorpresa! No sé cómo te encontrarás anímicamente, pero en tus últimos textos se percibe más serenidad, más madurez, a pesar de que lo que escribas sea pura diversión.

Vaya homenaje al foro. Y vaya homenaje a algunos foreros (me incluyo gustoso). Parece que se me ve como el elemento pacifista y diplomático de esta entidad con vida propia. No está mal cumplir ese papel.

Cómo he disfrutado con la metamorfosis del propio relato. Y el final, brillante para un conjunto de lectores empedernidos como nosotros. :wink:
Última edición por JANGEL el 17 May 2007 09:01, editado 1 vez en total.
1
Avatar de Usuario
Nelly
GANADOR del I Concurso de relatos
Mensajes: 12436
Registrado: 01 Mar 2006 16:17
Ubicación: Donde la música me lleve...
Contactar:

Mensaje por Nelly »

De nuevo, me halagas.
Cuando escribí este relato pensé que te gustaría particularmente a ti, porque te gusta el género de ciencia ficción, o yo te tengo quizá asociado a este género, por cuentos que has publicado.
Lo que no esperaba es que dijeras que "he evolucionado" más o menos, pero sin duda es por vosotros. Sois estupendos, ayudáis a la gente a crecer y a escribir mejor.
Gracias!!! :D
Avatar de Usuario
Catón
No tengo vida social
Mensajes: 1237
Registrado: 07 Dic 2005 20:37
Ubicación: Cádiz

Mensaje por Catón »

Pues tu evolución sí que se nota, y bastante. Además, este cuentecillo de cc ficción ha sido toda una revelación. Nelly: vales mucho.
Responder