Seré amado cuando falte - Javier Marías

En principio incluye biografías, autoayuda, libros de viajes, arte y otros que no sean ensayos o de divulgación.

Moderadores: madison, Caroline

Avatar de Usuario
Hypathia
La jabata
Mensajes: 14242
Registrado: 22 Jul 2007 17:19
Contactar:

Seré amado cuando falte - Javier Marías

Mensaje por Hypathia » 13 Oct 2007 16:01

Seré amado cuando falte
Javier Marías



Recopilación de artículos, publicado en 1999.


"Este libro es la prolongación literal de otro que publiqué en 1997, Mano de sombra.
Si aquel volumen recogía ciento cuatro artículos, correspondientes a dos años de tarea, el presente reúne veinticuatro meses más de opiniones sin cuento… Me despedí entonces diciendo que al releer todas las piezas seguidas había tenido la impresión de haber opinado demasiado. Así que imagínese ahora, tras otras ciento cuatro. No sé como nadie consiente, tras tanto tiempo, que le siga reventando los domingos".

Así dice Javier Marías en el preámbulo a Seré amado cuando falte. Pero quizá haya que concederle más crédito en otro sitio: "No me gusta el proselitismo y aún menos el espíritu evangélico, veo ambas cosas como una forma de violentar las creencias y las voluntades. Es arriesgado que diga esto quien escribe una columna dominical desde hace años, pero, si no me equivoco en exceso, y aunque mis argumentaciones sean a veces vehementes, creo que no pretenden tanto convencer a los lectores para que se adhieran a ellas o adopten ciertos comportamientos como que las tengan en cuenta y se paren a pensar un rato con la perspectiva de otro a quien no suele bastar lo que la mayoría piensa o, como lo he expresado otras veces lo que ya piensa la época por nosotros.


ÍNDICE

Nota previa

Un extraño día para la justicia
Falsos méritos
Monedas cínicas
Compañías frías
Leyenda o verdad
Para combatir una plaga
Lo inmutable
Desde fuera y cerca
El estado de la sospecha
La vida sierva
La escuela del póker
Maldad y locura
Confiscación
Yo aún diría más
Un corazón sencillo
Lo que Dolly piensa
Más días extraños
Tú a Tonga y yo a Kiribati
La penumbra de Dean Martin
Galaxias medievales
El largo adiós
Una forma de admiración
Los comprensivos
La machada
El invasor en casa
Mejor callados
Las fastidiosas víctimas
Ente Desaprensivo
Abusivo Controlador
Un camarada tahúr
Breve y arbitraria guía demográfica para detectar cursis
Dublín vislumbrado
El español equivocado
Un poema
Todos los actores muertos
Demasiados para la infamia
Frívolamente
La verbena en curso
Mastuerzos de pantalón corto
El inminente lunes
En desuso por abuso
El servilismo de la risa
No era tuya
De la hipocresía e imbecilidad mundiales
Para no salirnos
Noches tantálicas
Memoria personal y viva
Del terror a la comedia
Seré amado cuando falte
Una o dos necedades
Intermediarios literarios
Los seres grabados
Descansos cobrados
No son nada
Yo me rindo
Si no han visto el río
Escrupulosos racistas
El tren de los homicidios
Noticias de mis favoritas
Vida vieja
Fuma y suma
Cuyo estólido piafar
Sospechosos de respirar
De no haber nacido
Es la causa, es la causa
Tres héroes
Mamada y mentira
Jünger y Gellhorn
Desfachateces
Un poco de vértigo
Sonreír a las sanguijuelas
Y que rompan la baraja
Pollo y Gallina
Real Madrid Republicano
La fiesta de los impostores
Los enemigos de la duda
Duele la tierra o uña
De algo pueden servir los libros

Contraespionaje a Alemania
Pánico y explotación
La historia completa
Mercadeo de pensamiento
La puñalada del decano
Mis viejas
No aguanto a Pérez-Reverte
Capulleo de verano
A la altura del Japón
Don y daño de lenguas
A los que sólo están y esperan
Música para camaleón
Dopados o descabalgados
Vengan a rescatarnos
Harakiri con decapitación
Cuando la acusación se hace condena
Ondeante y flotante
Los traicionados muertos
Gansada
Trasvase o estafa
El hombre que supo mentir
Nunca con las mismas armas
Duda
El soberbio estupefacto
Mujeres odiosas
Otro lío horrible

Responder