Al leer libros descubro cartas

Aquellas maravillosas cartas.

Moderador: natura

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40320
Registrado: 15 May 2005 21:51

Al leer libros descubro cartas

Mensaje por madison » 27 Mar 2008 14:20

Sí, me he dado cuenta que en muchos de los libros que leo hay cartas entre los personajes de la historia, quiero poner aquí alguna de ellas y si vosotros os animais sería fantástico.

Escucha, Marella, escucha lo que dice Gino en una carta que me ha llegado esta mañana: Me he puesto la camiseta de Vialli porque me dijiste que era tu futbolista favorito. ¿Vamos a la playa el jueves que viene? Te veo todo el rato Ninon. Monto el puesto en la Piazza Marconi y te veo al otro lado de la gente que llena el mercado. Yo estoy en Parma y tu en Modena, y te veo cuatro o cinco veces al dia. Reconozco tu codo y la forma que tienes de pasar el brazo bajo el asa de tu bolso blanco, y ese vestido de seda china arrugada que te pones a veces y que tiene llamas anaranjadas en la cadera izquierda. Te veo porque te has metido bajo mi piel.
Ayer, domingo, vendí cuarenta y tres camisetas Ricci. Un buen dia. Hice un milón y medio limpio. Un mes entero así, me dije, y vamos y nos compramos billetes de avión para ir a París.
Te quiero
Gino

Marella, tengo otra carta de Gino:
Ninon, no entiendo nada. Me has dejado plantado. Me has devuelto el anillo de la tortuga. Lo dejaste en el buzón sin una nota ni nada. Vienes hasta Cremona y no me ves. Ni siquiera sé cuándo recibirás esta carta.
Pero te voy a encontrar y te voy a querer.
Una mañana dondequiera que estés, te despertarás y verás aparcada delante de tu casa mi furgoneta Mercedes con el rótulo VESTITI SCIC en los laterales. Y esa mañana, mejor que vuelvas a meterte en la cama.
NINON+GINO=AMORE


HACIA LA BODA de JOHN BERGER

Avatar de Usuario
WaraWara
Lector voraz
Mensajes: 120
Registrado: 09 Mar 2008 17:31
Ubicación: Galicia

Al leer libros descubro cartas

Mensaje por WaraWara » 27 Mar 2008 16:15

Es verdad que las cartas siguen apareciendo en muchas novelas aunque a veces no les prestamos mucha atención como tales por cuanto están integradas en la propia historia. Como suele decirse, voy a poner los cinco sentidos...

Un saludo, B.
No me indigno, porque la indignación es para los fuertes; no me resigno, porque la resignación es para los nobles;
no me callo, porque el silencio es para los grandes. Y yo no soy fuerte, ni noble, ni grande.
- Pessoa -

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40320
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 27 Mar 2008 16:30

Pon alguna, no me dejes solita en este subforo minoritario, pero precioso :lol:

Avatar de Usuario
WaraWara
Lector voraz
Mensajes: 120
Registrado: 09 Mar 2008 17:31
Ubicación: Galicia

Al leer libros descubro cartas

Mensaje por WaraWara » 27 Mar 2008 17:44

Pues así de repente me coges con la relectura de "la rosa de los vientos", que es propiamente epistolar. Bueno, pues un fragmento de donde acabo de dejarlo:

"... La tendera de verduras de la calle del Timón Roto, que tiene una cochiquera pese a que la gente protesta, ha visto aumentada la población cerdil en ocho rosados lechones, de los cuales ya lleva vendidos cuatro; y es lo que dice la señorita Verbena, que le hace la competencia: o vende berzas o cerdos, pero no ambas cosas. Por cierto que el hijo de la señora Verbena, contra la voluntad de sus padres, que querían asociarlo a su negocio, se ha embarcado en una fragata de las que van a Inglaterra, pero con la intención de pasar a América cuando esté más espabilado en lo de trepar a los mástiles. Señor Gran Duque, a la señora Zanahoria, que tiene un negocio de ultramarinos en la calle del Timón Intacto, le ha salido un grano maligno debajo del sobaco, y se corrió la voz de que han de salirle otros seis: que por el número llaman golondrinos, yo no podría explicar por qué".

Y sigue...
No me indigno, porque la indignación es para los fuertes; no me resigno, porque la resignación es para los nobles;
no me callo, porque el silencio es para los grandes. Y yo no soy fuerte, ni noble, ni grande.
- Pessoa -

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

Mensaje por Ivanovich » 27 Mar 2008 17:54

Al leer el título del libro me imaginaba otra cosa, ya que estamos lo digo: yo me he encontrado una par de veces postales escritas dentro de libros comprados en librerías de viejo, fechadas hace muchos años ... y me dio mucho que pensar, un poco de nostalgia ajena. En una de ellas la dirección del destinatario estaba muy cerca de mi trabajo y estuve a punto de pasarme por la casa o reenviarla otra vez metida dentro de un sobre ... pero me pareció algo macabro, igual el destinatario ya estaba en este mundo.

Esta historia me lleva (aunque tampoco tenga nada que ver) al "sucedido" que Galeano cuenta en El libro de los Abrazos y que ya colgamos en el hilo correspodiente, pero es tan bonito que lo cuelgo otra vez:

Antaño Don Verídico sembró casas y gente en torno al boliche El Resorte, para que el boliche no se quedara solo. Este sucedido sucedió, dicen que dicen, en el pueblo por él nacido.
Y dicen que dicen que había allí un tesoro, escondido en la casa del viejito calandraca.
Una vez por mes, el viejito, que estaba en las últimas, se levantaba de la cama y se iba a cobrar la jubilación.
Aprovechando la ausencia, unos ladrones, venidos de Montevideo, le invadieron la casa.
Los ladrones buscaron y rebuscaron el tesoro en cada recoveco. Lo único que encontraron fue un baúl de madera, tapado de cobijas, en un rincón del sótano. El tremendo candado que lo defendía resistió, invicto, el ataque de las ganzúas.
Así que se llevaron el baúl. Y cuando por fin consiguieron abrirlo, ya lejos de allí, descubrieron que el baúl estaba lleno de cartas. Eran las cartas de amor que el viejito había recibido a lo largo de su larga vida.
Los ladrones iban a quemar las cartas. Se discutió. Finalmente, decidieron devolverlas. Y de a una. Una por semana.
Desde entonces, al mediodía de cada lunes, el viejito se sentaba en lo alto de la loma. Allá esperaba que apareciera el cartero por el camino. No bien veía asomar el caballo, gordo de alforjas, por entre los árboles, el viejito se echaba a correr. El cartero, que ya sabía, le traía su carta en la mano.
Y hasta san Pedro escuchaba los latidos de ese corazón loco de la alegría de recibir palabras de mujer.

Avatar de Usuario
WaraWara
Lector voraz
Mensajes: 120
Registrado: 09 Mar 2008 17:31
Ubicación: Galicia

Al leer libros descubro cartas

Mensaje por WaraWara » 27 Mar 2008 18:09

Ay, Ivanovich, que no conozco "El libro de los abrazos"... ¡y tu fragmento es tan precioso!
No me indigno, porque la indignación es para los fuertes; no me resigno, porque la resignación es para los nobles;
no me callo, porque el silencio es para los grandes. Y yo no soy fuerte, ni noble, ni grande.
- Pessoa -

Avatar de Usuario
verosmosis
Foroadicto
Mensajes: 3048
Registrado: 23 Dic 2007 02:55
Ubicación: Argentina

Mensaje por verosmosis » 27 Mar 2008 21:33

Acá va una carta que figura en "Antes del fin" de Ernesto Sábato.
Se la manda el soldado Vanzetti desde la guerra a su hijo:

Querido hijo mío, he soñado con ustedes día y noche. No sabía si aun seguía vivo o estaba muerto. Hubiera querido abrazarlos a ti y tu madre. Perdóname, hijo mío, por esta muerte injusta que tan pronto te deja sin padre. Hoy podrían asesinarnos, pero no podrían destruir nuestras ideas. Ellas quedaran para generaciones futuras, para los jóvenes omo tú. Recuerda, hijo mío, la felicidad que sientes cuando juegas, no la acapares toda para tí. Trata de comprender con humildad a tu prójimo, ayuda a los débiles, consuela a quienes lloran. Ayuda a los perseguidos, a los oprimidos. Ellos seran tus mejores amigos. Adios esposa mía. Hijo mío. Camaradas.
Bartolomé Vanzetti.


Es para ponerse a llorar no creen?? y más cuando vienen leyendo todo el libro...
Recuento - Mi estantería
Cuando la oruga se convierte en mariposa, ¿crees que se dará cuenta de lo hermosa que es? ¿o seguirá pensando que es una oruga?

Avatar de Usuario
verosmosis
Foroadicto
Mensajes: 3048
Registrado: 23 Dic 2007 02:55
Ubicación: Argentina

Mensaje por verosmosis » 27 Mar 2008 21:35

Ahh.. y propósito Madison, qué buen hilo! :lol:
Recuento - Mi estantería
Cuando la oruga se convierte en mariposa, ¿crees que se dará cuenta de lo hermosa que es? ¿o seguirá pensando que es una oruga?

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40320
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 27 Mar 2008 21:37

Gracias, fijate que yo iba a decirte lo mismo de tu carta :lol:

Este hilo me da buenas vibraciones, creo que van a surgir cosas hermosas :wink:

Avatar de Usuario
verosmosis
Foroadicto
Mensajes: 3048
Registrado: 23 Dic 2007 02:55
Ubicación: Argentina

Mensaje por verosmosis » 30 Mar 2008 03:46

Les dejo un link en el que estan las cartas de amor más famosas de la historia (o de personajes históricos):
http://ar.geocities.com/amorencarta/cartashistoria.html
Recuento - Mi estantería
Cuando la oruga se convierte en mariposa, ¿crees que se dará cuenta de lo hermosa que es? ¿o seguirá pensando que es una oruga?

Avatar de Usuario
WaraWara
Lector voraz
Mensajes: 120
Registrado: 09 Mar 2008 17:31
Ubicación: Galicia

Al leer libros descubro cartas

Mensaje por WaraWara » 30 Mar 2008 19:43

Querido padre:
He hablado con mi madre tal como usted mi pidió, pero me temo que su negativa a regresar a Tyndall es irrevocable, a pesar de la generosa oferta que usted le hace de permitir su vuelta al hogar, incluso absteniéndose de mencionar su marcha repentina y su larga ausencia de casa.
En cuanto s u otra pregunta, lamento tener que responderle negativamente, pues creo que recibirle a usted aquí sólo agravaría su nerviosismo. Por el momento su estado de ánimo es relativamente tranquilo, y está más atareada con el jardín y el cuidado de nuestra pequeña Daisy. Sin embargo, no debemos abandonar la esperanza de una reconciliación futura.
También lamento su decisión con respecto al dinero, que se ha convertido para mí en una constante causa de apuros.
Su hijo,
Barker.


"La memoria de las piedras", de Carol Shields
No me indigno, porque la indignación es para los fuertes; no me resigno, porque la resignación es para los nobles;
no me callo, porque el silencio es para los grandes. Y yo no soy fuerte, ni noble, ni grande.
- Pessoa -

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40320
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 31 Mar 2008 15:34

Querida niña:
Por pensar en vos ante la pálida luna por poco no me caigo a los abismos amargos del mar, la otra noche me salvó el capitán en persona, Dios se lo pague sin quitarle el mérito por más que te diré que es flor de sanguijuela y sucio además no se baña nunca.
Por mucho uniforme blanco y almidón que se ponga y los aires que se da de gran señor se le nota lo ordinario qué querés qu te diga. de haberlo querido así el destino vos estarías disfrutando al dia de hoy la lectura de estas líneas y envueltas en lágrimas llorarías la agonia de aquellas horas que tanto te hacen gozar, mimosa cochina tu amor es todo para mi.
Por eso te pido que hagas ese sacrificio para ver si por fin podemos tener nuestro nido propio y nunca más andar cual mariposa sin rumbo, como si lo nuestro fuera vicio o verguenza social, perdonando la expresión.
Te digo que no me hagas la crueldad de condenarme al desengaño y sin egoismo te acuerdes de mi como yo me acuerdo, te llevo en el corazón todo el tiempo dulce herida de amor que me hace sangrar, y antes que andar con otra soy capaz de cortarme el instrumento vida mia.

Bien sabés que ya no puedo soportar esta existencia que llevo a bordo. Trabajo como bestia, ni ébrio ni dormido, prefiero morir si preso de esta esclavitud he de seguir viviendo, por eso lo que te pido no es ruego, es exigencia, vos hacé lo que te digo y si te falta coraje piensa en mi que la vida entera te he dado como yo pienso en ti lamiendomé como bien sabes picarona y tus mordisquitos también si pudiérate expresar todo lo que siento, a pesar del mar que nos separa.

LA CANCION DE NOSOTROS
EDUARDO GALEANO

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40320
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 10 Abr 2008 10:31

Estimado señor:
¿Ha señalado alguno de sus lectores la escasez de mariposas este año?
En esta región habitualmente prolífica casi no las he visto, a excepción de algunos ejambres de papilios.
Desde marzo sólo he observado hasta ahora un Cigeno, ninguna Etérea, muy pocas Teclas, una Quelonia, ninguna Ojo de Pavorreal, ninguna Catocala, y ni siquiera un Almirante Rojo en mi jardín, que el verano pasado estaba lleno de mariposas.
Me pregunto si esta escasez es general, y en caso afirmativo, ¿a qué se debe?
M. Waslibourn

RAYUELA

Avatar de Usuario
gaviero
Lector voraz
Mensajes: 179
Registrado: 19 May 2007 20:12

Mensaje por gaviero » 10 Abr 2008 19:23

Querido mío:
Las voces me persiguen, obesionada como estoy en saber. Hace unos días dejé esta carta pues un dolor de cabeza espantoso ya me impedía escribir. Hoy, más calmada, trato de terminarla, pero sólo para decirte que una voz, me despertó anoche diciéndome que mi culpa es no saber lo que debía saber y mi castigo será saber lo que nunca hubiera querido ni debido saber. ¿A qué se refería? No lo sé, pero te juro que con o sin esas voces, con o sin tu consentimiento, seguiré buscando mi única salvación: la verdad. Aunque sea la más terrible de las verdades.

Deseo disfrutes de un lindo fin de año. Hemos vivido doce meses infames, con desgracias de todo tipo, rematadas con tu lejanía desde hace ya más de tres meses. Espero que estos días de fiestas y jubilos sagrados den un poco de paz a tu alma y puedas tener un respiro de felicidad. Yo, en mi soledad, sigo consolándome con la idea de que muy pronto estaremos en otrao año, y será un año propicio para cada uno de nosotros.

Te deseo toda la felicidad del mundo, toda, toda, porque te quiere...

Tu Nena


La neblina del ayer
LEONARDO PADURA
"Todo cuanto se aprende no se olvida jamás, aunque se olvide."

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Mensaje por 1452 » 10 Abr 2008 22:51

De Eduardo a Otilia
«Mientras lees esta carta, amada mía, estoy muy cerca de ti. No debes asustarte, no te espantes. No tienes que temer nada de mí. No trataré de llegar junto a ti a la fuerza. No me verás antes de que tú lo permitas.
»Piensa primero en tu situación, en la mía. ¡Cuánto te agradezco que no te hayas propuesto dar ningún paso definitivo! Pero el que das me parece suficientemente decisivo. ¡No lo des! Aquí, en esta especie de encrucijada de caminos, vuelve a meditarlo una vez más: ¿Puedes aún ser mía, quieres ser mía? ¡Oh! ¡Nos harías a todos un enorme favor, a mí un bien inconmensurable!
»Déjame que te vuelva a ver, que te vuelva a mirar con alegría. Déjame hacer esta hermosa pregunta con mis propios labios y contéstame mediante tu simple y bella presencia. ¡Sobre mi pecho, Otilia, contra mi corazón, en donde alguna vez ya has descansado y en donde siempre está tu lugar!»


"Las afinidades electivas", Goethe.

Responder