La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1348
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por Josek » 03 Dic 2008 01:55

Stefan Zweig
La lucha contra el demonio
(Hölderlin · Kleist · Nietzsche)
Traducción de Joaquín Verdaguer
El Acantilado, 16
Ensayo
ISBN: 978-84-95359-04-9
336 páginas - 19 €
5ª edición

Imagen

Reseña:

Hölderlin, Kleist, Nietzsche, tres personajes extraordinarios por los que Stefan Zweig, como «psicólogo por pasión, creador por voluntad creadora» sentía un profundo apego. Su inquietud vital los aleja de la contención de Goethe decidido a autoconstruirse: «La fórmula para la vida según Goethe es la representada por el círculo: una línea cerrada, la redondez absoluta que abarca toda existencia, el eterno retorno a uno mismo.» En cambio, «la forma de lo demoníaco», de la inquietud interna en Hölderlin, Kleist y Nietzsche, «se expresa por una parábola: un ascenso rápido e impetuoso en una única dirección, hacia lo superior, lo infinito, una curva perpendicular y una caída brusca.» El demonio, entendido por Stefan Zweig como remanente del caos original del mundo, es quien desafía a los hombres creativos, poseídos por él, y les «arranca de las manos, a la fuerza, el timón de la voluntad, de manera que... son tambaleados por la tempestad, y chocan contra las peñas de su destino.»



Crítica de Luis Antonio de Villena: 20/2/2000

No bien recordado hoy –pese a algunos intentos de recuperación, como el libro de Jean-Jaques Lafaye, Nostalgias europeas. Una vida de Stefan Zweig– el autor austríaco, cuyas novelas nutrieron hermosas películas –Carta de una desconocida– y cuyo suicidio, en 1942, exilado en Brasil, conmocionó al mundo doliente de entonces, tan célebre en vida, tan popular y al tiempo tan discretamente atrevido, no ha vuelto a encontrar aún hoy su espacio. Que Zweig –nacido en Viena en 1881– merece, como parte de aquella ciudad, antes de la 2ª Guerra Mundial, portentosa. Claro que junto a la fuerza o enjundia de Musil o de Roth, en Zweig, en su obra narrativa o en su ensayismo, se percibe una ligereza, un viento alado, que más parece francés que centroeuropeo. Quizá lo que más perviva de la obra de Zweig sean sus biografías más sólidas –María Antonieta– y algunas de sus novelas cortas, como la citada Carta de una desconocida o incluso la en su momento avanzada, La confusión de los sentimientos. Pues hay algo que no se debe olvidar en nuestro autor (y que prefacia el libro que voy a comentar) su afán, no minoritario, de entrar e iluminar sendas raras, incluso sendas prohibidas.

La lucha contra el demonio. (Hölderlin. Kleist. Nietzsche), editado en 1921 y dedicado significativamente a Freud, es mucho más un ensayo que tres biografías. De hecho más que narrarnos la vida de esos tres grandes y desgarrados alemanes –apenas bosquejada en las páginas– lo que Zweig pretende es trazar la radiografía de tres espíritus violentamente románticos, que lucharon contra su propio demonio y al fin perecieron en esa lucha. Hölderlin y Nietzsche murieron en la locura y Von Kleist, el poeta dramático, se suicidó de un disparo en la sién. Como convenientemente se aclara en la Introducción que precede a los tres estudios, el demonio al que se refiere Zweig, no es el mal de los cristianos o los católicos, sino el daimon de los griegos, ese lado oscuro de la conciencia –el ello freudiano– que empuja al ser hacia el infinito o hacia el caos, de donde procede, y cuya máxima significación el creador busca. Hölderlin sueña una Grecia ucrónica y utópica que no es sino el absoluto reino del espíritu; como Kleist solo busca la inmensidad que lo aleje de lo cotidiano y Nietzsche no desea sino una euforia que, hija del dolor, sea el sentimiento de un nuevo mundo. Quiméricos, desasosegados, terribles, los tres –en cierto modo poetas– deben a su lucha con el demonio la creación de sus mejores obras, pero también su caída en el abismo, su imposibilidad para la vida. La lucha contra el demonio es un libro claro y eficaz. Pero si ahí radica su virtud, ahí estaría también hoy su defecto. Muy literario, no demasiado denso, a veces un tanto retórico para los gustos del ensayismo actual, a Zweig hay que agradecerle la nitidez con que expone su tesis, y hay que reprocharle cierta ausencia de datos que las hubieran solidificado y –sin abandonar lo literario, siempre muy plausible como vehículo ensayístico– un algo más de enjudia o (quizá venga a ser lo mismo) un punto más alto de concentración. Con todo, se trata de un libro sencillamente iluminador.

La lucha contra el demonio se publicó ya en la traducción (que suena muy bien) de Joaquín Verdaguer, en la Editorial Apolo de Barcelona en 1935, en pleno éxito mundial de Zweig y en la editorial que editó entonces parte de su narrativa entre nosotros. La presente edición es una mera reimpresión de aquélla, con un pequeño descuido (raro en colección tan cuidadosa) y es que en el estudio sobre Nietzsche falta el último capitulillo, titulado El educador de la libertad. El último apartado de la edición presente, La danza sobre el abismo, es en realidad el penúltimo. Faltan, pues, unas cinco páginas. No obstante aquí está la lección daimónica de Zweig (que contrapesó en otro libro, La curación por el espíritu) que oponía a la firmeza, equidad y templanza de un Goethe, el delirio pánico, atractivo y perturbador de estos tres románticos abismáticos, indudablemente altos e indudablemente seductores.

Luis Antonio DE VILLENA





Este me llamó la atención por qué lo cita Sanchez Pascual en la introducción del Zaratustra de Nietzsche, que es lo que en realidad me interesa, a Holderling y Kleist no los he leido pero tienen biografias interesantes y trágicas aunque parece que Zweig tiene una particular forma de enfocar las biografias, más centrado en el aspecto psicológico que en el meramente biográfico. De Zweig solo conozco algunos relatos y, precisamente, lo que más me atrajo fué la fina penetración psicológica de las pasiones en los personajes. Lo he descargado directamente de la red y trae también el último capítulo que, según Villena, falta en la edición del Acantilado.

.........

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 04 Dic 2008 11:26

¡Ohhhhhhhhhhh, Zweig! ¡Yo lo quiero! :D
Josek, Zweig es el maestro de las biografías, yo he leído la de Maria Antonieta y la de Fouché y son fantásticas, precisamente por algo que tu mencionas, la penetración psicológica de los personajes.
Cuando termine con El misterio de la catedral de Chartres y con Los viajes en el tiempo y el universo de Einstein, me pongo con éste.
Imagen

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1348
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por Josek » 05 Dic 2008 21:50

Vale, 1452.
Solo he leido el de Nietzsche (pero pienso completarlo) y, es cierto, Zweig, es buenísimo, aunque de biografía, al menos con este autor, tiene poco o mejor, yo diría, no tiene nada, es más bién, tal como comenta Villena, un ensayo ligero y muy literario sobre su personalidad pero de una calidad y agudeza genial. Comentar que el libro se publicó 1925.
Un pequeño ejemplo:

HACIA SÍ MISMO

Los hombres de orden son habitualmente ciegos para descubrir lo que es original, pero tienen un instinto infalible para señalar lo que les es hostil; mucho antes de que Nietzsche se presentara como amoralista e incendiario de sus refugios morales, intuyeron ya que era un enemigo; esos hombres presintieron mucho más de él que lo que él mismo podía saber de sí. Les era molesto (nadie ha practicado con tanta pericia the gentle art of making enemies), porque era para ellos un tipo dudoso, un outsider de todas las categorías, una mezcla de filósofo, filólogo, revolucionario, artista, literato y músico; desde el primer momento le odiaron los especialistas porque traspasaba sus límites. Apenas Nietzsche, como filólogo, publicó su primera obra, Wilamowitz, maestro de la filología (en maestro quedó, mientras Níetzsche se elevaba hacia la inmortalidad), lo fustiga delante de todos sus colegas: los wagnerianos desconfían (y muy justamente) del apasionado defensor; los filósofos, de sus filosofías; antes de haber salido de la crisálida de la filología, antes de que le hayan nacido las alas, tiene ya contra sí a los especialistas. Solamente el genio, que conoce todas las mudanzas, solamente Richard Wagner ama a ese espíritu que ha de ser su enemigo. Pero todos los demás olfatean el peligro en su manera audaz de ser, en su manera de caminar; adivinan en él a aquel que no está nunca seguro y que no ha de permanecer mucho tiempo fiel a sus convicciones, adivinan en él esa libertad absoluta que todo hombre libre practica con todas las cosas y, por tanto, consigo mismo; a incluso hoy, cuando su autoridad los intimida y aplasta, los especialistas querrían volver a encerrar de nuevo al "príncipe fuera de la ley" en un sistema, en una doctrina, en una religión o en una misión; querrían verlo atado a las convicciones, como lo están ellos mismos, encerrado entre las cuatro paredes de una concepción del universo (precisamente lo que más temía Nietzsche); lo definitivo, lo absoluto, es lo que ellos querrían imponer a ese hombre que ahora ya no puede defenderse, y querrían también colocar a ese gran nómada en un templo (ahora que ya ha conquistado el mundo infinito del espíritu), en un palacio, cosa que él no deseó nunca.
Pero Nietzsche no puede ser encerrado en una doctrina, ni clavado en una convicción nunca se ha pretendido en estas páginas sacar la conclusión, a la manera de un maestro de escuela, de que de esta tragedia del espíritu surgió una «teoría del conocimiento» ; nunca este apasionado de todos los valores quiso sujetarse a las palabras de su propia boca, ni a una convicción de su espíritu, ni a una pasión de su alma. «Un filósofo utiliza o consume convicciones», responde altaneramente a los espíritus sedentarios que se jactan orgullosamente de su firmeza de voluntad y de sus convicciones; cada una de sus convicciones es algo provisional; y hasta su propio «yo», su piel, su cuerpo, su estructura intelectual, no han sido jamás a sus ojos más que «un asilo de numerosas almas» Una vez llega a pronunciar la frase más atrevida: «Es pernicioso para el pensador estar sujeto a una sola persona. Cuando uno ha llegado a encontrarse a sí mismo, es necesario intentar perderse de nuevo, para después volverse a encontrar.» Su modo de ser constituye, en él, un modo de transformarse, un modo de perderse para hallarse nuevamente, es decir, un eterno cambio sin reposo ni quietud; por eso el único imperativo de vida que se encuentra en sus escritos es: «Llega a ser lo que eres.»


............
Última edición por Josek el 07 Dic 2008 00:28, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 06 Dic 2008 00:32

Es muy interesante, Josek, a ver si termino con el de los viajes en el tiempo este puente y me pongo con éste :D
Estas palabras son fantásticas y considero que encierran gran parte de verdad:
Una vez llega a pronunciar la frase más atrevida: « Es pernicioso para el pensador estar sujeto a una sola persona. Cuando uno ha llegado a encontrarse a sí mismo, es necesario intentar perderse de nuevo, para después volverse a encontrar.» Su modo de ser constituye, en él, un modo de transformarse, un modo de perderse para hallarse nuevamente, es decir, un eterno cambio sin reposo ni quietud; por eso el único imperativo de vida que se encuentra en sus escritos es: «Llega a ser lo que eres.»
Imagen

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por madison » 06 Dic 2008 20:48

Me gustaría leer este libro. :wink:

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1348
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por Josek » 07 Dic 2008 01:25

Quería hacer una pequeña matización con respecto a lo que he dicho anteriormente y que puede dar lugar a una mala interpretación de lo que he intentado expresar; es un ensayo "ligero y muy literario" pero esto no implica que no esté basado en datos reales o que estén modificados, tal vez, lo más correcto sería decir que tiene un estilo más acorde con una narración convencional, una novela, por ejemplo, que con un ensayo propiamente dicho.
En la introducción habla Zweig de que tomó como modelo a Plutarco y sus Vidas paralelas en las que, como sabeis, confrontaba las vidas de dos autores, uno romano y otro griego para contrastar sus diferentes personalidades, en este caso con quién confronta a estos tres autores "demoniacos" es con Goethe a quién, Zweig, consideraba, lógicamente, dentro del mismo ámbito de la genialidad, en el polo opuesto a los citados autores.
En la Holderling cuenta algunos detalles más concretos sobre su vida, aunque tampoco sin especificar demasiado, habla de su genial caracter apasionado y volatil pero, al mismo tiempo, cohibido, su relación con Goethe y sobre todo con Schiller del que era un devoto admirador del cual, finalmente, se distanció para poder afirmarse. Fué, sobre todo, un poeta destacado aunque tiene también una novela, Hyperion, y un drama, Empedocles. Amorios, pocos, solo habla de una relación con una mecenas que lo acogió de la que tuvo que separarse por los celos del marido. Tras haber rechazado la profesión religiosa, que era lo que quería su madre y su abuela, que eran quien realmente lo mantenían (su padre murió siendo el muy joven) hacía trabajos de enseñanza pero siempre provisionalmente hasta que una enfermedad le nubló la mente totalmente y así estubo hasta su muerte durante la mitad de su vida, más de treinta años, acogido en casa de un carpintero.

PD. Madison, 1452, como ya lo conoceis bién, no es necesario que os anime.

...........

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 07 Dic 2008 12:03

Josek escribió:Plutarco y sus Vidas paralelas.

Ésta es otra obra que me llama mucho la atención. Pero ésta es para tomársela con paciencia, que tendrá alrededor de 2000 páginas :roll:
Imagen

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1348
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por Josek » 08 Dic 2008 00:48

No conozco nada Plutarco, 1452.

Heinrich von Kleist (1771 - 1811), es otro de los referentes de romanticismo alemán, dramaturgo, autor de relatos y alguna novela, es considerada su obra más importante el drama El principe de Homburg. Como en los otros, y en comunión con ellos, Zweig hace un estudio psicológico de su inquieta y atormentada personalidad e, igualmente, de trágico desenlace. También es cierto que estuvieron condicionados por el escaso reconocimiento que recibieron en sus vidas lo que torturó su genial y exacerbada sensiblilidad lo cual, lógicamente, también fue determinante en sus percepciones enfermizas y alineantes de la vida. Kleist, ante el fracaso de su faceta como autor y su caracter orgulloso y visceral decide quitarse la vida para lo cual busca una persona que lo acompañe en su "viaje" y encuentra, por fín, a una desconocida enferma terminal de cancer que acepta la proposición y tras pegarle un tiro a ella se suicida, aquí, Zweig, le otorga a este hecho un caracter poético muy novelesco pero que, en mi opinión, podría ser muy discutible. Por lo demás hace un retrato muy verosimil y acertado, aunque, tanto de Holderlin como de Kleist poco podría yo certificar este hecho, ya que, como he comentado antes, no conozco nada de ellos. En cuanto a Nietzsche, relaciona su genialidad directamente influenciada por la enfermedad que sufría y los continuos dolores y sufrimiento que esta le causaba sirviéndole de catalizador e "inspiración" de su filosofía, esto también lo comenta Mann (probablemente ya conocía el escrito de Zweig), y bueno, no sabría que decir, es posible que haya algo de verdad pero no sé hasta que punto la fisiología puede influir en los planteamientos puramente racionales.

.........

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 13 Dic 2008 10:38

Me está gustando muchísimo este libro porque me está creando dudas, que es de lo mejor que un libro puede hacer por mí.
Aún estoy con Hölderlin, pero no sé si estoy muy de acuerdo con el principal planteamiento de Zweig, acerca de lo que él denomima la lucha contra el demonio. Tiene su parte de coherencia, pero no me acaba de cerrar del todo la idea hasta el momento.
Estas palabras de Empédocles son brutales:
"Sin embargo, ése ha de destruir su propia casa y destrozar, como si fuera enemigo, lo que le es más querido; y ha de ver sepultados en sus escombros a su propio padre y a sus propios hijos..."
Imagen

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por madison » 13 Dic 2008 12:34

Josek escribió:No conozco nada Plutarco, 1452.

Heinrich von Kleist (1771 - 1811), es otro de los referentes de romanticismo alemán, dramaturgo, autor de relatos y alguna novela, es considerada su obra más importante el drama El principe de Homburg. Como en los otros, y en comunión con ellos, Zweig hace un estudio psicológico de su inquieta y atormentada personalidad e, igualmente, de trágico desenlace. También es cierto que estuvieron condicionados por el escaso reconocimiento que recibieron en sus vidas lo que torturó su genial y exacerbada sensiblilidad lo cual, lógicamente, también fue determinante en sus percepciones enfermizas y alineantes de la vida. Kleist, ante el fracaso de su faceta como autor y su caracter orgulloso y visceral decide quitarse la vida para lo cual busca una persona que lo acompañe en su "viaje" y encuentra, por fín, a una desconocida enferma terminal de cancer que acepta la proposición y tras pegarle un tiro a ella se suicida, aquí, Zweig, le otorga a este hecho un caracter poético muy novelesco pero que, en mi opinión, podría ser muy discutible. Por lo demás hace un retrato muy verosimil y acertado, aunque, tanto de Holderlin como de Kleist poco podría yo certificar este hecho, ya que, como he comentado antes, no conozco nada de ellos. En cuanto a Nietzsche, relaciona su genialidad directamente influenciada por la enfermedad que sufría y los continuos dolores y sufrimiento que esta le causaba sirviéndole de catalizador e "inspiración" de su filosofía, esto también lo comenta Mann (probablemente ya conocía el escrito de Zweig), y bueno, no sabría que decir, es posible que haya algo de verdad pero no sé hasta que punto la fisiología puede influir en los planteamientos puramente racionales.

.........


A este autor aleman sí que lo he leido, tengo algunos libros por aqui en casa. Me gusta mucho la literatura alemana.
Todavía no tengo este de Zweig, a ver si mañana que está todo abierto me acerco al FNAC

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por madison » 13 Dic 2008 12:36

Mil, respecto a Holderlin, hay un libro de Sebald, se titula Del Natural...(creo) y hay un capítulo sobre este autro, a mi me encantó.
Perdón por desvirtuar un poco el hilo :wink:

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 13 Dic 2008 13:13

Madison, gracias por la recomendación, tomo nota de ella, aunque si sólo tiene un capítulo dedicado a él, creo que caerá antes uno que he visto de Heidegger sobre la poesía de Hölderlin :D
Imagen

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por madison » 13 Dic 2008 17:36

Ohhhh eres mala, ahora también quiero ese que dices :mrgreen:

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por 1452 » 17 Dic 2008 13:04

Madison, el título es Aclaraciones a la poesía de Hölderlin. Le voy a abrir hilo que es también un ensayo :D
Imagen
Tenía mis dudas acerca del concepto de Zweig, sobre la lucha contra el demonio, sobre todo al principio y con Hölderlin, pero cuando he empezado con von Kleist, he entendido el concepto en toda su extensión. De hecho, me he enamorado de la figura de von Kleist, tiene algo que me atrae como un imán...
Las dudas, más que nada, me las creaba la contraposición que hace entre estos tres hombres y Goethe... al principio me resistía un poco a estar de acuerdo con Zweig, pero, según he ido avanzando, hay una serie de argumentos que son demoledores.
Vamos con Nietzsche :D
Imagen
Aún me resta una duda sobre Goethe, ¿ha vencido al demonio o realmente nunca se ha enfrentado a él?

¡Vaya vida la de Nietzsche! :shock: ¡Me encanta este tipo!
Una de tantas frases lapidarias de Zweig, el gran maestro de las palabras:
"Nada ha hecho más doloroso el padecimiento de Nietzsche que esa continua vivisección; como siempre, el psicólogo sufre doblemente, porque vive dos veces su dolor: una vez, en la realidad, y otra vez, en la auto-observación".
Imagen

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1348
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: La lucha contra el demonio - Stefan Zweig

Mensaje por Josek » 18 Dic 2008 16:23

1452, aunque no he profundizado en ese punto en concreto, por lo que he entendido, ese demonio sería la genialidad romántica que tenían estos autores que tendería buscar su propia afirmación dramática por encima de sus voluntades lo que les abocaría a su autocondena e incapacidad de adaptación a la sociedad, en el caso de Goethe, aunque también poseía ese "demonio", supo domarlo y, en cierto modo, utilizarlo para su beneficio ya que él si consiguió adaptarse y se consolidó como una gran figura ejerciendo gran influencia en su época, de todas formas, creo que en los tres "condenados" también afectó en gran medida que su obra no tuviese reconocimiento durante sus vidas un detalle que, en mi opinión, constituye una importante diferencia con respecto a Goethe.

..........

Responder