La fuga de Atalanta - Michael Maier

En principio incluye biografías, autoayuda, libros de viajes, arte y otros que no sean ensayos o de divulgación.

Moderador: Caroline

Responder
Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por 1452 » 24 Dic 2008 12:01

Imagen
ISBN 13: 978-84-935763-0-1

«Atalanta Fugiens» ha sido considerado el libro de emblemas más bello y sugerente de todos los tiempos. Su autor, Michael Maier (1568-1622), fue un célebre alquimista y médico de la corte del emperador Rodolfo II de Praga. Entre 1614 y 1622, Maier concibió una serie de obras alquímicas ilustradas, entre las cuales «La fuga de Atalanta» es, sin duda, la más importante. Publicada por primera vez en Oppenheim, en 1617, se inscribe dentro del movimiento espiritual rosacruz que floreció durante las primeras décadas del siglo XVII en los principados alemanes al cual pertenecían tanto el editor del libro, Theodor de Bry, como el autor de sus grabados, Merian.
Parte de la fascinación que ha despertado esta obra se debe a su triple naturaleza, en tanto que libro de emblemas visual, obra musical –con sus cincuenta partituras que acompañan a las imágenes– y volumen puramente textual, con sus epigramas y comentarios alquímicos. Por todo ello, «Atalanta Fugiens» puede considerarse como el primer libro «multimedia» de la historia cultural europea.
La presente edición ha querido rendir tributo a estos tres aspectos: no sólo reproduce los grabados a partir de una edición original e incluye por primera vez en castellano el texto íntegro de Maier, sino que ofrece también una magnífica versión musical interpretada por la Ensemble Plus Ultra, dirigida por Michael Noone, para poder escuchar sus cincuenta fugas, mientras se contemplan sus grabados y se leen sus epigramas.

Como dice en su prólogo el gran erudito y musicólogo inglés Joscelyn Godwin, con esta edición «se hace justicia a los tres componentes (...) de la obra de Maier. Lo que el lector haga con ello depende de él: pues no hay duda de que esta obra es una producción misteriosa, sugestiva y enigmática para la vista, el oído y la mente».
La fuga de Atalanta
Imagen

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por 1452 » 04 Ene 2009 05:49

EMBLEMA XXVII DE SECRETIS NATURAE

Qui Rosarium intrare conatur Philosophicum absque clave,
assimilatur homini ambulare volenti absque pedibus



Imagen


Epigramma XXVII
Luxuriat Sophiae diverso flore ROSETUM,
Semper at est firmis janua clausa seris:
Unica cuí clavis res vilis habetur in orbe,
Hac sine, tu carpes, cruribus absque viam.
Parnassi in vanum conaris ad ardua, qui vix
In plano valeas te stabilire solo.




EMBLEMA XXVII DE LOS SECRETOS DE LA NATURALEZA

El que intenta entrar sin llave en la Rosaleda de los Filósofos es comparable
a un hombre que quisiera caminar sin pies


Imagen


Epigrama XXVII
La ROSALEDA de la Sabiduría se adorna con miles de flores,
pero fuertes cerrojos cierran siempre su puerta.
Su única llave es, para el mundo, cosa vil;
si no la tienes, es como si quieres correr sin piernas.
En vano afrontas las alturas del Parnaso,
tú, que apenas te mantienes en pie en terreno llano.



DISCURSO XXVII
Está escrito de Erictonio que nació de la semilla derramada en tierra por Vulcano cuando fue despreciado por Palas, diosa de la Sabiduría, y que sus pies no eran de hombre, sino de sierpe. Parecidos a él son los que, sin el concurso de Palas y contando únicamente con la ayuda de Vulcano, engendran unos hijos que son meros abortos sin pies, que no pueden alimentarse ni ser útiles a otros. Es penoso ver a un hombre caminar a la manera de un cuadrúpedo, es decir, sirviéndose a la vez de pies y manos; pero es mucho más penoso todavía verle enteramente privado de piernas y utilizando, en su lugar, los brazos. Tal hombre parece haber degenerado y haber pasado al estado de gusano, pues avanza a la manera de gusanos y serpientes. En efecto, las dos piernas son miembros que forman parte del organismo humano, y sin ellas no se puede andar de forma verdadera, del mismo modo que no se puede ver sin ojos, o coger cosas tangibles sin manos. Igualmente la Medicina, como cualquier arte operativo, posee, se dice, dos piernas sobre las que se mantiene: la experiencia y el razonamiento; si le falta cualquiera de ellas, el arte está mutilado, patituerto, no es perfecto en sus tradiciones y sus preceptos y no alcanza su objetivo.
Por encima de todo, la Química encuentra su alegría en dos cosas (que hacen para ella las veces de piernas): una es la llave; la otra, la correa del cerrojo. Con ellas, la rosaleda filosófica, cerrada por todas partes, se abre, y ofrece el acceso a quienes entran de forma legítima. El que pretende entrar sin una de esas dos cosas es semejante a un hombre de pies lisiados que se esforzara por aventajar a una liebre en la carrera. Quien se introduce sin llave en el jardín, rodeado por todas partes por un cercado o seto, imita al ladrón que, llegando en la noche tenebrosa, no distingue lo que crece en la rosaleda y no puede gozar de los bienes que quería robar. La llave es, en efecto, una cosa muy vil que se llama piedra, conocida en los capítulos; es la raíz de Rodas sin la cual el germen no puede brotar, ni el brote crecer, ni la rosa florecer y desplegar sus mil pétalos. Pero, se dirá, ¿dónde hay que buscar esa llave? Respondo con el oráculo que se deberá buscar allí donde se dice que se encontraron los huesos de Orestes, allí donde se pueden encontrar a la vez LOS VIENTOS, LO QUE GOLPEA, LO QUE RECHAZA EL CHOQUE Y LA DESTRUCCIÓN DE LOS HOMBRES, es decir, como interpretó Lynchas, en el taller de un herrero." En el lenguaje del oráculo, en efecto, los vientos representan los fuelles; lo que golpea, el martillo; lo que rechaza el choque, el yunque; y por la destrucción de los hombres entendía el hierro. El buscador encontrará hemisferio meridional, si sabe enumerar y distinguir los signos. Cuando haya tomado posesión de ella, le será fácil abrir la puerta y entrar. En la misma entrada verá a Venus con su amante Adonis, pues con la sangre de éste la diosa tiñe de púrpura las rosas blancas. Se ve allí al dragón, como en el jardín de las Hespérides: encargado de la custodia de las rosas, vigila. El perfume de las rosas, se dice, se intensifica gracias a los ajos que se plantan en las proximidades, en virtud del grado excelente de calor que el ajo posee y que permite a las rosas resistir a los fríos venenos. En efecto, las rosas reclaman el calor del Sol y de la tierra antes de adquirir un color y un perfume agradables a los ojos y la nariz. Añadamos que los vapores del azufre común blanquean las rosas rojas en las partes a las que alcanzan y, a la inversa, el espíritu del vitriolo o agua fuerte les confiere un color rojo intenso y duradero. Pues el azufre común se opone al azufre filosófico, aunque sea impotente para destruirlo, pero el agua disolvente tiene amistad con él y conserva su color. La rosa está dedicada a Venus a causa de su gracia, por la que precede a todas las demás florecillas. Pues ella es una virgen a la que la naturaleza armó para evitar que sea violada impunemente y sin venganza. Las violetas están desprovistas de armas y se las pisotea. Las rosas escondidas entre espinas poseen una cabellera rubia por encima y un vestido verde por debajo. Ninguno, si no es sabio, podrá cogerlas separándolas de las espinas, y sus dedos probarán su aguijón. Igualmente nadie, salvo un hombre muy prudente, cogerá las flores de los filósofos si no quiere pasar por la experiencia de los dardos y las abejas en las colmenas, y de la hiel en la miel. La mayoría entró en la rosaleda con manos ávidas, pero nada se llevaron sino sufrimiento, es decir, que han perdido su aceite y su esfuerzo. Por eso dice Bacasser en la Turba: «Nuestros libros parecen causar un gran daño a quienes leen nuestros escritos una, dos o tres veces solamente, pues quedan frustrados de la inteligencia de dichos libros y de todo su cuidado y, lo que es peor, pierden los bienes, el trabajo y el tiempo que han consagrado a este arte». Y, un poco más adelante: «Aunque piense haber actuado y poseer el mundo, se encontrará con que no tiene nada en las manos».
Fuga XXVII
Imagen

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por 1452 » 10 Nov 2010 12:16

Bello y sugerente, doy fe de ello.
Este libro es una obra de arte.
Imagen

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 45200
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por Aben Razín » 10 Nov 2010 12:18

Bello no lo he podido comprobar, pero sugerente... ¡muchísimo!... :lista:

¡Gracias por el hilo!... :60:
Pasado: Ritmo lento de Carmen Martín Gaite.

Presente: Patria de Fernando Aramburu.

Futuro: Pensar en público de Eugenio Trías.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por 1452 » 10 Nov 2010 12:39

Si no la has escuchado, Aben, pincha con el ratón en el segundo mensaje al final, donde pone "Fuga XXVII", y escúchala; es una de las fugas que vienen con el libro :D
Imagen

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 45200
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por Aben Razín » 10 Nov 2010 12:41

1452 escribió:Si no la has escuchado, Aben, pincha con el ratón en el segundo mensaje al final, donde pone "Fuga XXVII", y escúchala; es una de las fugas que vienen con el libro :D


¡Preciosa, gracias por el vínculo!... :60:

...¡Polifonía y sabiduría puras!... :D
Pasado: Ritmo lento de Carmen Martín Gaite.

Presente: Patria de Fernando Aramburu.

Futuro: Pensar en público de Eugenio Trías.

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14138
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por Arden » 11 Nov 2010 18:07

A mí me lo regaló mi novio, y lo reconozco, soy idiota, aún ni lo he leído ni lo he oído :oops: :oops:

Me apunto ya la recomendación. :lista:
El fin del Homo sovieticus de Svetlana Alexievich. Crónicas en la memoria de Juan-Ramón Barbancho. Los neoplatónicos de Luigi Settembrini.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: La fuga de Atalanta - Michael Maier

Mensaje por 1452 » 11 Nov 2010 22:46

Yo todavía no lo he terminado de leer, Arden, pero lo que he leído me ha gustado mucho.
Imagen

Responder