Las pesadillas del marabú, Irvine Welsh

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Avatar de Usuario
dog
Lector voraz
Mensajes: 159
Registrado: 27 Mar 2010 13:39

Las pesadillas del marabú, Irvine Welsh

Mensaje por dog » 16 May 2010 16:36

Imagen
Título:Las pesadillas del marabú
Autor: WELSH, IRVINE
Título original:Marabou Stork Nightmares (1995)
Traducción: Federico Corriente
Editor: Editorial Debate
Isbn: 9788483060544
Páginas: 337
Precio: € 15,63

http://www.aceprensa.com/articulos/1997/jun/18/las-pesadillas-del-marab/

El joven escocés Roy Strang se debate entre la vida y la muerte después de un fallido intento de suicidio. Tres obsesiones narrativas se superponen en el destartalado cerebro de Strang: el presente, su anodina vida en el hospital; su pasado, un repaso a su desquiciada historia personal y familiar en una barriada miserable de Edimburgo; y su obsesión por cazar el marabú, una imagen onírica de la maldad construida con retazos de su estancia en Sudáfrica y de su imaginario personal. Al igual que ya hiciera en Trainspotting (ver servicio 127/96), Welsh hace literatura con el ambiente de los bajos fondos de Edimburgo, con un muestrario de personajes animalizados que viven enganchados al sexo gratuito, a las drogas y a la desesperación. Welsh muestra con una prosa ágil y ácida la vida de estos personajes casi fantasmales y psicópatas que asumen de manera acrítica su marginalidad y su condena.


Mi opinión personal: Salvaje, absténganse mentes susceptibles. Un hilo argumental muy interesante y original, desarrollado de forma sublime por un Welsh tan realista y directo como de costumbre. Quizás la primera (y principal) parte se hace un poco extensa y complicada, ya que se pierde en el mundo onírico del protagonista y en ocasiones se vuelve algo pesado. Los saltos temporales, las descripciones de las tres realidades (el presente, el pasado y los sueños) y el monólogo de la voz narrativa están expresados con gran maestría. Nos encontramos con personajes muy verosímiles, de complejos trasfondos. El final, muy bueno, aunque
sobran las atrocidades que hace la chica con Strang, no por violentas sino porque hubiese sido preferible algo más insinuado y menos salvaje. Hubiese quedado más realista y acorde con la obra en sí.

En resumidas cuentas, recomendable para aquellos seguidores del autor u otros tales como Palahniuk o Easton Ellis.
Mi rabo clavado en el suelo me impide
salir volando de aquí.
¡Guau!

Llámame, y haz algo grande por mí.
Cógeme y hazme un perro feliz.
Muérdeme y hazme un perro feliz.
Sílbame y estaré junto a ti.

Responder