El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio Pron

Narrativa española e hispanoamericana

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Responder
Avatar de Usuario
imation
Vivo aquí
Mensajes: 16345
Registrado: 30 Nov 2010 09:57
Ubicación: Pamplona

El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio Pron

Mensaje por imation » 19 May 2011 14:01

Imagen

Título: El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia
Autor: Patricio Pron
Editorial: Mondadori
Año edición: 2011
ISBN: 9788439723639
Formato: tapa blanda con solapas
Páginas: 228
Precio: 16,90 €

Sinopsis:
Una novela sobre la responsabilidad de padres y abuelos en los hechos trágicos de la historia reciente. Una historia universal que afecta a todos aquellos que han vivido y muerto por defender una idea.
Un joven escritor argentino regresa a su país de origen para despedirse de su padre enfermo y se adentra involuntariamente en la historia de su familia a la vez que en la suya propia. Al hacerlo, procura comprender quién fue su padre y en qué creyó durante los años que precedieron a su nacimiento, un período de convulsión política en Argentina lleno de atrocidades y clandestinidad. También descubre que su padre buscaba antes de morir a un hombre desaparecido en extrañas circunstancias y se pregunta si en su historia y en la de su padre no hay una simetría. Desde el primer momento se intuye la gravedad del asunto, que apunta al sustrato podrido de una pequeña comunidad en la Pampa argentina, pero también una segunda simetría: el desaparecido era el hermano de una joven amiga de su padre secuestrada y asesinada por las fuerzas represivas del Estado argentino en 1977, y la búsqueda del joven escritor argentino que narra esta historia se convierte en la de un padre pero también en la de una respuesta, por dolorosa que ésta sea.

Fuente
Confundimos información con conocimiento
***
Se dispersa y se reúne, viene y va

Avatar de Usuario
Tatiasha
Vivo aquí
Mensajes: 7253
Registrado: 07 Ene 2009 16:44

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por Tatiasha » 22 May 2011 12:07

No sé qué tal estará, pero la sinopsis tiene buena pinta ;)

Avatar de Usuario
Jack Skellington
No tengo vida social
Mensajes: 1177
Registrado: 01 Mar 2010 13:35
Ubicación: Galicia

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por Jack Skellington » 22 May 2011 15:34

Me lo ha recomendado gente de fiar. Lo leeré en cuanto pueda.

Avatar de Usuario
Jack Skellington
No tengo vida social
Mensajes: 1177
Registrado: 01 Mar 2010 13:35
Ubicación: Galicia

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por Jack Skellington » 15 Jun 2011 14:12

No tengo muchas ganas de escribir, honestamente, pero tampoco quiero quedarme con las ganas de decir unas palabras para una vez que me llevo una sorpresa agradable: el último libro de Patricio Pron me ha gustado. Esto se va a traducir en una reseña vergonzosa, ya verán.


Me quedo con la sensación (y ésta es terrible porque viene a significar que me estoy muriendo o algo) de que debería decir algunas palabras más después del “me ha gustado” porque así, solo, queda un poco desangelado y lo mismo me acusan de falta de rigor crítico objetivo intelectual. Cuando en el párrafo anterior hablo de sorpresa agradable lo hago porque esta novela ya vino estigmatizada para casa: un amigo me pronosticó que no valdría la pena, que lo intuía. Mi amigo tiene una intuición cojonuda pero no siempre coincidimos en gustos. Al poco de empezar a leer, yo solito me puse a la defensiva por culpa de este párrafo que puentea las páginas 14 y 15:

“En ocasiones no podía dormir; cuando eso me sucedía, me levantaba del sofá y caminaba hacia la estantería de libros de mi anfitrión, siempre diferente pero también siempre, de forma invariable, ubicada junto al sofá, como si sólo pudiera leerse en la incomodidad tan propia de ese mueble en el que uno nunca está completamente tendido pero tampoco adecuadamente sentado.”

A mi estas reflexiones tan de charla entre amigos después de la tercera copa me parecen oportunas en según qué novelas, que suelen coincidir además con las que no me gustan. Llegado este punto, y a pesar del prometedor comienzo, me temía lo peor para el librito de Pron.

[Antes de continuar déjenme contarles que desde que hice pública mi intención de leerla fueron varios los seres humanos –no uno, ni dos, ni tres sino tropecientosmil- los que me recomendaron, antes de leer esta novela, hacer lo propio con el librito de relatos anterior, uno que se llama “El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan” (Pron demuestra tener mucho mejor gusto que Espinosa en lo que a títulos largos se refiere). Pues bien, sepan que yo por lo general hago mucho caso de los consejos excepto cuando se trata de leer otros libros para llegar al objetivo original. Eso no me gusta y suelo hacer oídos sordos. Este es el ejemplo perfecto. Ambos los saqué de la biblioteca el mismo día y el de relatos sigue esperando un turno que ya veremos si le llega.]

Pero estábamos hablando de la mala impresión que me llevé con el citado párrafo. Porque soy un poco cabrón pensé en recogerlos todos para, si no me gustaba el libro, hacer una entrada demoledora con ellos (teniendo cuidado de no destripar el argumento, of course). No ha sido necesario. Parece que a Pron el estilo Marías tampoco le va y aquello quedó en un simple tropiezo. El resto de la novela, ya lo dije, me gustó. Moderadamente, es cierto, un poco porque sí (atención al criterio) y otro poco por prudencia, porque cuando escribo esto acabo de terminarlo y quizá es demasiado pronto para escribir sobre él. De todo, aunque en conjunto la novela es más que correcta, me quedo con la segunda parte, una suerte de novelización de una historia de intriga en clave documental. Esto que suena tan raro es la mejor forma de expresar lo que en ella tiene lugar pero les voy a hacer un resumen de la historia para que lo acaben de entender: Pron (protagonista en la novela) tiene un padre enfermo al que va a visitar. También tiene un problema de memoria y no recuerda su infancia. En eso somos iguales. En casa de su padre y mientras éste permanece ingresado encuentra un libro de recortes que contienen la historia de una desaparición que tiene en apariencia escasa o nula importancia pero que le sirve al protagonista para reconciliarse con el mundo y con su familia y ver las cosas con otros ojos y tal. Lo que viene siendo una novela de resucitación en toda regla. Un poco la parábola del hijo pródigo pero de puertas para dentro y con dictadura de fondo. Es una novela muy sentida, muy bonita y muy tierna que por momentos me ha recordado al “Blanco Nocturno” de Piglia, no por la calidad (aquella me gustó más) sino por el retrato social de un pueblo en el que se comete un crimen y la forma en que se resuelve, a la manera de los pueblos.

Si la novela está basada en hechos reales o no, si tiene más de verdad que de mentira, es algo que por lo general no me importa más allá de lo anecdótico aunque Pron ha tenido la deferencia (y ante esto no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero) de incluir en su blog una entrada en la que detalla lo que es cierto (casi todo, sospecho) y lo que no. No se lo contaría aunque lo supiera, pero no lo sé. No quiero leerlo hasta haber acabado esta reseña (de ahí, también, las prisas) para evitar que influya en mi valoración final de la novela.

* * * * * * * * * *

En definitiva y porque sé por experiencia que muchos prefieren leer los párrafos finales para hacerse una idea rápida de lo que se pueden encontrar les diré que sí, que la novela, en mi opinión, merece el aprobado. Me gusta la historia; me gusta el estilo (casi siempre); pero sobre todo me gusta el montaje, esa mezcla de documental y ficción y la sutileza con que se llega al verdadero asunto de la novela a través de otro. Por la contra me sobran algunas páginas - las de los sueños, por ejemplo - y el exceso de sentimentalismo. Los finales emotivos nunca son de fiar. La lagrimita final ha hecho míticas películas que no valen un pimiento. Supongo que de algo de eso padezco yo también, que en el fondo tengo un corazón que no me cabe en el pecho, pero en conjunto me parece una novela correcta e interesante (dejémoslo ahí) y Pron un tipo al que vale la pena seguir la pista.


Fuente: http://lamedicinadetongoy.blogspot.com/ ... sigue.html

Avatar de Usuario
Eyre
Vivo aquí
Mensajes: 53372
Registrado: 25 Nov 2007 22:34

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por Eyre » 02 Jul 2011 13:06

Una entrevista con el autor:
"No hemos sabido administrar la esperanza"
El escritor argentino crea un puzle literario en El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia, novela transversal y moral que busca comprender la historia de sus padres, la suya y la de su país. Una pesquisa que se extiende más allá del libro.
:arrow: http://www.elpais.com/articulo/portada/ ... bpor_9/Tes

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por triste » 28 Oct 2013 03:17

Este libro no lo terminé de leer porque lo olvidé en casa de unos familiares en otro estado, pero me estaba gustando muchísimo. Comento porque hay más cosas de Pron que valen la pena. Es uno de los autores actuales que hay que leer, y me sorprende que no haya hilos de sus otros libros y casi ningún comentario en éste.

No sé, me queda claro lo necesaria que es la difusión de un autor por parte de las editoriales, la prensa, la crítica, las librerías. ¿De qué depende? Claro, Pron no es un total desconocido, pero me llamó la atención las pocas menciones a él en el foro. No se me había ocurrido buscarlo, pensé que quizá hasta había MC de alguno de sus libros. Tal vez en España no ha sido tan difundida su obra, pero con el internet... En fin, es triste que uno se puede perder a personas a las que hay que leer solo porque no son tan famosos como otros (que pueden ser igual de buenos, superiores o inferiores).
Aquí yace un pájaro.

Avatar de Usuario
Judy Bolton
Vivo aquí
Mensajes: 9012
Registrado: 31 Ene 2008 15:39
Ubicación: 39°28′12″N 0°22′36″O

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por Judy Bolton » 28 Oct 2013 13:24

triste escribió:Este libro no lo terminé de leer porque lo olvidé en casa de unos familiares en otro estado, pero me estaba gustando muchísimo. Comento porque hay más cosas de Pron que valen la pena. Es uno de los autores actuales que hay que leer, y me sorprende que no haya hilos de sus otros libros y casi ningún comentario en éste.

No sé, me queda claro lo necesaria que es la difusión de un autor por parte de las editoriales, la prensa, la crítica, las librerías. ¿De qué depende? Claro, Pron no es un total desconocido, pero me llamó la atención las pocas menciones a él en el foro. No se me había ocurrido buscarlo, pensé que quizá hasta había MC de alguno de sus libros. Tal vez en España no ha sido tan difundida su obra, pero con el internet... En fin, es triste que uno se puede perder a personas a las que hay que leer solo porque no son tan famosos como otros (que pueden ser igual de buenos, superiores o inferiores).


Tienes mucha razón en esas apreciaciones, triste. Precisamente a Pron no lo he leído aunque me gustaría echar un vistazo a alguno de sus libros y más después de tu recomendación. Pero eso mismo que dices se puede aplicar a muchos escritores latinoamericanos muy interesantes y que apenas tienen hilos o comentarios en el foro. ¿Cuántos comentarios hay de libros de: Álvaro Enrigue, Yuri Herrera, Guadalupe Nettel, Pedro Mairal, Edmundo Paz Soldán, Rodrigo Rey Rosa, Iván Thays, Mayra Santos Febres...? y paro ya pero podría seguir ampliando la lista. Y tampoco es que otros que son un poco más comentados tengan mucha atención: Juan Gabriel Vásquez, Andrés Neuman, Rodrigo Fresán...

Pero lo único que podemos hacer es abrir hilos y comentar nuestras lecturas a ver si alguien se anima y comenta a su vez y se van conociendo más por el foro. :wink:
Último: El caso Kurílov - Irene Nemirovsky
Leyendo: Circe - Madeline Miller / ESDLA: La comunidad del anillo - Tolkien

Recuento 2019

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: El espíritu de mis padres sigue subiendo... - Patricio

Mensaje por triste » 28 Oct 2013 23:48

Judy Bolton escribió:Tienes mucha razón en esas apreciaciones, triste. Precisamente a Pron no lo he leído aunque me gustaría echar un vistazo a alguno de sus libros y más después de tu recomendación. Pero eso mismo que dices se puede aplicar a muchos escritores latinoamericanos muy interesantes y que apenas tienen hilos o comentarios en el foro. ¿Cuántos comentarios hay de libros de: Álvaro Enrigue, Yuri Herrera, Guadalupe Nettel, Pedro Mairal, Edmundo Paz Soldán, Rodrigo Rey Rosa, Iván Thays, Mayra Santos Febres...? y paro ya pero podría seguir ampliando la lista. Y tampoco es que otros que son un poco más comentados tengan mucha atención: Juan Gabriel Vásquez, Andrés Neuman, Rodrigo Fresán...

Pero lo único que podemos hacer es abrir hilos y comentar nuestras lecturas a ver si alguien se anima y comenta a su vez y se van conociendo más por el foro. :wink:


Sí, Judy. Justo a algunos autores de los que citas les abrí hilos junto con Pron. Hace tiempo, casi cuando me registré en el foro, también abrí el de Los ingrávidos, novela de Valeria Luiselli (que es esposa de Álvaro Enrigue). Me gusta llegar a autores así, porque uno cita al otro, porque van juntos a una conferencia, porque te los encuentras en una librería, en un evento, cosas así. Creo que no me interesaba mucho por la narrativa hispana hasta que estuve en la Facultad de Letras Hispánicas, comencé a leer mucho más a autores de mi país y otros latinoaméricanos contemporáneos que valen mucho la pena.

Juan Gabriel Vásquez y Andrés Neuman son tipos geniales, además, aunque del primero no soy muy fanática. Aún así quisiera abrirle hilos a todos, quizá lo haga poco a poco. Y hay muchos otros nombres que vale mencionar: Daniel Saldaña París, Héctor Abad, Julián Herbert, Daniel Espartaco, a las ya mencionadas Valeria y Yuri.

Yo incluiría a muchos autores que han salido de los blogs o siguen en ellos, que quizá aún no consiguen publicar en papel, pero tienen ebooks, participan en revistas -digitales e impresas-, son activos en Twitter; etcétera. La mayoría son de mi edad a máximo treinta años, pero no veo por qué habríamos de esperar años, hasta que sean publicados, si podemos leerlos ya.
Aquí yace un pájaro.

Responder