Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Responder
Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 17 Feb 2012 08:17

Imagen

En una apacible ciudad de una región imprecisa hay un sitio muy especial: un museo dedicado al suicidio, fundado por una rica benefactora con el noble intento de disuadir a las almas afligidas de pensar en la muerte. Sin embargo, cuando cae la noche, suceden cosas muy extrañas. ¿Qué horribles secretos se esconden tras sus muros? Y ¿quién es Ernst Fröhlicher, el enigmático doctor a quien siempre acompaña un fiel perro labrador negro? Entre presencias siniestras, triángulos amorosos, suicidios, canibalismo, personajes grotescos y situaciones al límite del absurdo, se teje una fábula gótica, apasionante y divertidísima.


«Una fábula gótica, extraña y surrealista que combina romance arrebatador, nihilismo y desesperación, flaquezas humanas, ¡ah! y unas cuantas arañas de aperitivo, y nos brinda un relato único y chispeante. Dan Rhodes es un escritor a atesorar.»
List

«Rhodes ha dado al mundo pequeños libros geniales, relatos en los que conjuga un estilo prosístico preciso, un temperamento cómico maravillosamente anclado en lo oscuro, y una dosis de emoción que parte los corazones. Corazones hambrientos es sin duda su obra más lograda hasta la fecha.»
The Scotsman

«Una fábula divertida sobre cómo pueden frustrarse el altruismo y malograrse las buenas intenciones, cuya lectura complacerá a idealistas cínicos y a cínicos idealistas por igual.»
Financial Times

«Bajo la ligereza superficial de su tercera novela, Rhodes ha urdido una trama ingeniosa, oscura y precisa como un reloj… El resultado es un libro abigarrado, lleno de vida y de fugas rocambolescas, descripciones deslumbrantes de detalles curiosos y personajes interesantes.»
The Daily Telegraph

«Rhodes es un novelista cómico que aborda asuntos como el sufrimiento, la neurosis, la soledad, el egocentrismo, e incluso la maldad genuina. Qué delicioso e inspirador leer una novela que destila una sabiduría cargada de mordacidad.»
Scotland on Sunday

«Después de leer el libro de Rhodes, uno acaba aplaudiendo a rabiar.»
The Observer

«Ah, cómo nos gusta Dan Rhodes. Indefectiblemente raro, pero siempre fabuloso.»
The Guardian
Alfaguara

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 17 Feb 2012 08:19

Hace un par de días que ha salido a la venta, y después de leer Oro, me voy de cabeza a buscar éste :D

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44718
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por julia » 17 Feb 2012 09:04

Pues yo diria que esto encaja mas en gotico y terror que aqui.

Eso me pasa por vaga, por no abrir los hilos cuando los localizo
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 17 Feb 2012 11:55

A mí, desde luego, me encaja más en "Narrativa contemporánea", y la novela está clasificada como "Narrativa de humor".

PS. ¡Ya es mío! :mrgreen:
Última edición por 1452 el 17 Feb 2012 19:54, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44718
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por julia » 17 Feb 2012 12:13

Hay un gotico humoristico muy recomendable: Ciudad Vampiro por ejemplo.

Bueno ya contaras cuando lo leas, a mi me apetecio mucho cuando lo vi.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 17 Feb 2012 12:33

Julia, lo podéis poner donde queráis, si os encaja más en "Terror y gótica" pues allí.

Si te gusta la sinopsis no lo dudes, hazte con él, Rhodes escribe muy bien y tiene un estilo muy especial.
Por cierto, por esta novela ganó el premio E. M. Forster en el año 2010.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44718
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por julia » 17 Feb 2012 12:50

Se que es uno de los autores del Granda ingles del 2010 creo, Le tengo muchas ganas, pero tengo tan poco empuje esta temporada que me cuesta muchisimo todo
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 04 Mar 2012 22:55

Lo he empezado hoy y me he encontrado con una expresión, que nunca antes había escuchado o leído, que me parece preciosa: "... sentía el corazón hacerse de plomo por la pena".
Soy una incauta, he buscado la canción de Frieda, para ver si realmente existía :grinno:.

Avatar de Usuario
masako
Vivo aquí
Mensajes: 13679
Registrado: 25 Jul 2009 10:31
Ubicación: Norte

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por masako » 05 Mar 2012 10:34

Parece original y a este autor no le conocia.

Apunto este y el de Oro; empezaré por el que encuentre antes :wink:
'El expreso de Tokio' - Seicho Matsumoto

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 05 Mar 2012 13:40

Masako, original es, eso no se le puede negar, otra cosa ya es que a uno le agrade o no.
A mí Oro me gustó mucho.

Lo que aprende una, no sabía que Yukio Mishima se hubiera suicidado, además un suicido ritual, harakiri :shock:.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por 1452 » 09 Mar 2012 19:18

Rhodes es extravagante como él solo el condenado :lol:

Tengo la impresión de haber cometido un error al pensar que este libro sería menos extraño, y por ello mejor para empezar a leer a este autor, que Oro, creo que es todo lo contrario, pero es sólo mi opinión, cada uno puede leer el que le plazca.

Pone en la contraportada que es "divertidísima", pero yo no la veo tan divertida, está escrita con humor, es innegable, y es divertida, no hay duda, pero en el fondo cuenta cosas muy negras, y lo peor de todo es que lo está describiendo es la vida, ni más ni menos.
Personas que por sentimientos de culpabilidad que colaboran con causas benéficas, personas que para defenderse de los abusos de otros tienen que cometer crímenes porque nadie los ayuda a salir de esa situación (ni siquiera sus madres que son las encargadas de protegerlas), personas que después de cometer esos crímenes se sienten culpables la mayor parte del resto de su vida, personas que pueden parecer monstruos, o que lo sean, pero quizás no tanto como pareciera, personas que encuentran motivos para seguir viviendo, personas que no los encuentrran, personas que viven toda su vida acuciadas por el miedo a lo que pueda suceder, personas que pierden su preciada sonrisa y su predisposición impagable a pensar bien del prójimo, personas que no se rinden a pesar de los años, personas que aman durante toda la vida, personas a las que nadie conoce nunca...

De nuevo vuelvo a encontrar los temas que encontré en Oro, amor y soledad, y en éste, además, el tema del sentimiento de culpabilidad, que pienso que está bastante bien expuesto desde más de un ángulo. Esos son para mí los temas principales, pero también es importante la crítica mordaz a la sociedad que he percibido, y que comparto, con su inclinación hacia la imagen y hacia la hipocresía.

El tema del museo dedicado al suicidio me ha recordado a la "Galería de los Horrores" de El monasterio encantado, y me he vuelto a hacer la misma pregunta que me hice entonces, ¿no habrá ocasiones en las que al idear una manera de disuadir a las personas de hacer algo se está consguiendo justamente el efecto contrario? Creo que sí.

Debo de agradecerle a Rhodes, que tras situaciones realmente deprimentes y alguna escena bastante repugnante (que hasta a eso sabe darle una capa de humor), ha conseguido que acabe el libro sonriendo.
Es como si al final te dijera: "La vida apesta, pero dale una segunda oportunidad antes de acabar con ella, puede haber algo que merezca la pena".

Avatar de Usuario
Mohamed Arafat
Lector voraz
Mensajes: 114
Registrado: 15 Dic 2009 22:44
Ubicación: Ciudad de México, Distrito Federal

Corazones hambrientos - Dan Rhodes

Mensaje por Mohamed Arafat » 16 Ago 2012 15:38


Espero que esta novela de humor negro esté bien ubicada aquí. De lo contrario, favor de colocarla donde corresponda.


CORAZONES HAMBRIENTOS
, de Dan Rhodes (Alfaguara): una curiosa propuesta literaria de humor negro y un tanto caníbal.



ARGUMENTO

En una ciudad inconcreta, se alza entre las calles del casco antiguo un museo dedicado al suicidio. El objetivo al que aspira la mujer que lo abrió – la mujer de Pavarotti, aunque su marido no es el cantante de ópera, sino alguien que tiene un gran parecido con el tenor – es persuadir a las almas afligidas de cometer los actos que se exponen en el museo. Pero la realidad parece contradecir sus intenciones, ya que algunos de los visitantes del museo no vuelven a salir de allí… al menos con vida.
De la mano de un viejo excéntrico, grisáceo y asocial que sólo quiere que nadie le cause molestias, un doctor algo peculiar que intenta escapar del fantasma del recuerdo de su espantosa mujer, y un elenco de personajes variopintos, esta historia de humor, negro y a veces macabro, avanza entre romances imposibles, huidas hacia delante y costumbres alimentarias poco ortodoxas.

OPINION

¿Qué relación pueden tener una araña que se adentra en el abismo de la boca de un hombre y una persona que decide acabar con su vida? Probablemente el instinto suicida, un instinto que la mujer de Pavarotti ha inmortalizado en un pequeño museo con la intención de disuadir a los visitantes de seguir el mismo camino que los muertos de los que se habla dentro de esas cuatro paredes. Sin embargo, parece que las historias que allí se exponen animan a los indecisos a acabar con su vida. Y también dan rienda suelta a otros actos oscuros que el lector irá descubriendo a su debido tiempo de la mano de la cuidadosa prosa de Dan Rhodes. Y es que el altruismo, por muy bien intencionado que sea, no tiene por qué recoger los frutos esperados.

Todos los personajes que aparecen en este Corazones hambrientos comparten con el título un anhelo, una necesidad que guía y fija sus vidas, así como la forma que tienen de expresarse. Aunque en un principio puede chocar la frialdad del viejo o la autocompasión que muestra Hulda, al avanzar en los entresijos de sus personas, se descubre que cada palabra que dicen está ligada a su forma de ver el mundo, a los vacíos que los empujan a actuar de una forma que, desde fuera, puede resultar absurda pero que, a fuerza de conocerlos, uno acaba por comprender, a pesar de sus rarezas.

El viejo sólo desayuna una galleta salada, no necesita más. La señora Pavarotti siempre lleva un pastel en el bolso para el viejo, quizás por ese instinto de cuidar del prójimo que la ha empujado a crear el museo. ¿Y el doctor? El doctor es un ser dual, con un sentido de la justicia social y la moral que parece impoluto y que, a su vez, es capaz de tener frigoríficos enormes en casa, donde guarda seres humanos. ¿Un monstruo con piel de cordero? ¿O tal vez un hombre que cayó en el abismo y no supo encontrar una salida? ¿Es el único, o hay más abismos en las vidas de estos Corazones hambrientos? Parece que los personajes que pueblan estas páginas comparten tienen en común esa sensación de transitar un camino sin salida, un camino por el que algunos ni siquiera quieren caminar.

Si uno se queda únicamente con la superficie de la historia, descubrirá una fábula ácida, perversa y a la vez hermosa, en la que no sólo el horror y la desesperación tienen lugar, sino también el amor, un amor que dura a pesar del tiempo y el destino. Sin embargo, si uno se deja llevar por las reflexiones de cada uno de los habitantes de este libro, desde Madalena hasta el doctor, e incluso el agente Horst, descubrirá un laberinto de miedos, angustias y complejas inseguridades que no aplanan el camino que deben seguir. Comportamientos neuróticos, egocéntricos, desquiciados y apartados de la realidad se entremezclan en las pieles de estos personajes que muestran sus entrañas con crudeza, sin titubear y sin avergonzarse. Gracias a la forma en que el autor plasma los hechos y arranca sus pensamientos y sentimientos, esa desnudez del alma se reviste de una extraña naturalidad que no incomoda al lector; es más, incluso puede hacerla cercana.

Narrada con un humor que permite enfrentarse a las truculentas realidades que muestra (no sólo el canibalismo, sino algunas otras enfermizas obsesiones y rutinas que en otras circunstancias harían que uno cerrara el libro), Corazones hambrientos arranca más de una sonrisa y muestra una serie de personajes memorables que, más allá de sus excentricidades, tienen una carga humana impactante. Entre las sombras del viejo y el doctor, Hulda representa una pequeña luz que lucha por sobrevivir a sus propias sombras. También el personaje de Pavarotti y su mujer son pequeños faros de luz, aunque no cualquier tipo de faros porque, ¿quién le dedica un museo al suicidio?

Un apunte aparte merece ese pequeño pueblo de Portugal en el que nacen Madalena y Mauro, un lugar que se acerca más al realismo mágico que a la truculenta realidad que sucede entre las cuatro paredes del museo. Otra luz en medio de la oscuridad. Una luz que, sin embargo, se verá ensombrecida por un dolor mucho más habitual que el que puebla la vida del doctor y el viejo. Pero no adelantemos acontecimientos.

Corazones hambrientos es un libro sorprendente, ágil y fresco a pesar del sufrimiento que esconde en sus páginas. Dan Rhodes nos ofrece una fábula extraordinaria en la que lo macabro y lo romántico se mezclan, donde la desesperación, el dolor por un amor no correspondido pueden llevar a las personas que habitan estas páginas a cometer actos irreparables; aunque siempre hay quien sale por la puerta del museo – tal vez una metáfora física del abismo al que el sufrimiento nos puede conducir – con vida.

FUENTE: ANIKA ENTRE LIBROS

No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Solidaridad mundial con la lucha de la Nación Palestina

"En lo profundo del invierno me di finalmente cuenta de que en mi interior se escondía un verano invencible".

Albert Camus


Responder