El palacio de los espíritus -Roger Corman (1963)

Moderadores: Ashling, Gabi, Judy Bolton

Responder
nimh
No tengo vida social
Mensajes: 2018
Registrado: 06 Feb 2009 19:44

El palacio de los espíritus -Roger Corman (1963)

Mensaje por nimh »

545560_507796822566126_1454335546_n.jpg
El palacio de los espíritus(The Haunted Palace) -Roger Corman(1963)

Guión: Charles Beaumont, Francis Ford Coppola (H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe)
Música: Ronald Stein
Fotografía : Floyd Crosby
Reparto : Vincent Price, Debra Paget, Frank Maxwell, Lon Chaney Jr., Leo Gordon…

Cuando un hombre llega a un pueblecito de Nueva Inglaterra a reclamar el castillo de su familia, descubre que está habitado por mutantes y que, además, se halla bajo una diabólica y ancestral maldición. En otros tiempos, su abuelo se había dedicado allí a la practica de ritos satánicos. (Filmaffinity)

Atmosfera, niebla...gótico a lo Corman en estado puro. El director intentó colar esta peli en el ciclo de “E.A.poe” titulándola como una de sus poemas, poema que sirve de introducción, aunque realmente es una adaptación de “El caso de Charles Dexter Ward” de H.P. Lovecraft.
“El palacio de los espíritus" penetra en el mundo del escritor desde una mirada clásica pero sin renunciar a mutantes cultistas, maldiciones, magia, Yog-Sothoth, el Necronomicón y unas actuaciones brillantes (Vincente Price está tremendo de Curwen-Charles.) Francis Ford Coppola y Beaumont adaptan el relato -novela corta de una manera efectiva aunque bastante libre.

Recomiendo su visión y revisión, siempre es bueno visitar Arkham, un lugar perdido, un mundo de laberintos, supersticiones y seres deformes.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
1
nimh
No tengo vida social
Mensajes: 2018
Registrado: 06 Feb 2009 19:44

Re: El palacio de los espíritus -Roger Corman(1963)

Mensaje por nimh »

El palacio encantado.

En el más verde de nuestros valles,
por buenos ángeles habitado
un bello e imponente palacio
(un palacio resplandeciente) irguió una vez su cabeza.
En los dominios del rey Pensamiento,
¡allí se alzaba!
¡Ningún serafín extendió jamás un ala
sobre edificio la mitad de hermoso!

Banderas amarillas, gloriosas, doradas,
en su tejado flotaban y ondeaban
(esto —todo esto— existió antaño,
largo tiempo atrás),
y cada apacible soplo que jugueteó,
en aquel dulce día,
a lo largo de las pálidas, empenachadas murallas,
se fue convertido en alado aroma.

Vagabundos en aquel feliz valle,
a través de dos ventanas luminosas, vieron
espíritus moviéndose musicalmente,
bajo la afinada autoridad de un laúd,
alrededor de un trono donde, sentado
(¡Porfirógeneta!)
bien digna de su majestad su gloria,
se veía al soberano del reino.

Y toda con destellos de perla y rubí
era la puerta del hermoso palacio,
a través de la cual vino fluyendo, fluyendo, fluyendo,
y chispeando eternamente,
una tropa de Ecos, cuyo dulce deber
era sólo cantar,
con voces de sobresaliente belleza,
el buen sentido y la sabiduría de su rey.

Pero cosas malvadas, con ropas de aflicción,
asediaban la ilustre propiedad del monarca.
(¡Ay, aflijámonos!... pues nunca la mañana
amanecerá sobre él, el desolado!)
Y alrededor de su hogar la gloria
que fulgía y se mostraba en todo su esplendor,
es solamente una leyenda vagamente recordada,
sepultada en la antigüedad.

Y los viajeros, ahora, en ese valle,
por las ventanas de rojo resplandor ven
atroces formas, que se mueven grotescamente
con una discorde melodía,
mientras, como un espantoso rápido,
a través de la apagada puerta
un horrendo tropel se abalanza afuera por siempre
y ríe... mas ya no sonríe.

E.a.Poe(1839)
1
Responder