Leyendas mexicanas

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Avatar de Usuario
Alfredo Rueda
No tengo vida social
Mensajes: 1053
Registrado: 27 May 2005 15:23
Ubicación: México

Leyendas mexicanas

Mensaje por Alfredo Rueda » 13 Jul 2005 17:01

Leyenda Mexicana sobre el conejo en la luna.

Quetzalcóatl, el dios grande y bueno, se fue a viajar una vez por el mundo en figura de hombre. Como había caminado todo un día, a la caída de la tarde se sintió fatigado y con hambre. Pero todavía siguió caminando, caminando, hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó a la ventana de los cielos. Entonces se sentó a la orilla del camino, y estaba allí descansando, cuando vio a un conejito que había salido a cenar.

-¿Qué estás comiendo?, - le preguntó.

-Estoy comiendo zacate. ¿Quieres un poco?

-Gracias, pero yo no como zacate.

-¿Qué vas a hacer entonces?

-Morirme tal vez de hambre y de sed.

El conejito se acercó a Quetzalcóatl y le dijo;

-Mira, yo no soy más que un conejito, pero si tienes hambre, cómeme, estoy aquí.

Entonces el dios acarició al conejito y le dijo:

-Tú no serás más que un conejito, pero todo el mundo, para siempre, se ha de acordar de ti.

Y lo levantó alto, muy alto, hasta la luna, donde quedó estampada la figura del conejo. Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo:

-Ahí tienes tu retrato en luz, para todos los hombres y para todos los tiempos.

...........................

Esta es un leyenda que venía en un libro de texto en la escuela hace ya algunos añitos.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"LOS LIBROS HACEN LIBRES A LOS HOMBRES"

Avatar de Usuario
Ginebra
Foroadicto
Mensajes: 3501
Registrado: 29 Mar 2005 19:48
Ubicación: por aquí y por allá...

Mensaje por Ginebra » 13 Jul 2005 17:29

OOOHHHHH! qué bonita :D :D :D más, quiero más!!!!!

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66856
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 13 Jul 2005 18:07

Preciosa.

Avatar de Usuario
bblanco
La Thatcher
Mensajes: 9197
Registrado: 09 Feb 2005 18:28
Ubicación: Barcelona

Mensaje por bblanco » 13 Jul 2005 18:24

Alfredo, qué suerte tienes por pertenecer a una cultura con tanto que explicar :)

Saludos,
Begoña

Avatar de Usuario
Agatha
Arpía mayor
Mensajes: 8153
Registrado: 12 Feb 2005 12:51

Mensaje por Agatha » 13 Jul 2005 18:24

A mi también me ha gustado mucho. :D :D :D
Estoy leyendo: La justicia de los inocentes - Elizabeth George.



Recuento

Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11376
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Re: Leyendas

Mensaje por JANGEL » 13 Jul 2005 18:24

Bonita leyenda. Cuéntanos alguna más, anda, que por aquí la mitología mesoamericana es poco habitual, poco conocida.
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com

Avatar de Usuario
Alfredo Rueda
No tengo vida social
Mensajes: 1053
Registrado: 27 May 2005 15:23
Ubicación: México

Mensaje por Alfredo Rueda » 13 Jul 2005 20:15

La influencia de Teotihuacan en el resto de los pueblos mesoamericanos fue tal que algunos de ellos —entre otros los mexicas— buscaron allí su origen. En el siglo XVI fray Bernardino de Sahagún recuperó un mito que hace referencia al nacimiento del Quinto Sol en la majestuosa Ciudad de los Dioses.



LA CREACIÓN DEL QUINTO SOL.


Pasado el tiempo la tierra se mantenía desierta y obscura, pues no había quien iluminara al mundo. Entonces los dioses se reunieron y la leyenda lo narra así:
Cuando aún era de noche,
cuando aún no había día,
cuando aún no había luz,
se reunieron,
se convocaron los dioses
allá en Teotihuacán.
Dijeron,
hablaron entre sí:
¡Venid acá, oh dioses¡
¿Quién se hará cargo
de que haya días,
de que haya luz?
Todos los dioses reunidos en Teotihuacán acordaron que dos de ellos tendrían que sacrificarse para crear al nuevo Sol. Para ello se ofrecieron Tecuciztécatl "El Señor de Los Caracoles" y Nanahuatzín, "El Purulento". Uno era la exaltación de la belleza y el otro la representación de la imperfección humana. Los dos querían ser el Sol del quinto intento en busca de la perfección humana. Para ello debían que hacer una semana de sacrificios para purificarse y entonces saltar sobre el fuego cósmico que libera a la materia y la convierte en energía.
Tecuciztécatl en vez de usar para su ofrenda las ramas de abeto y bolas de barba de pino, en donde se colocaban agudas púas de maguey con las que se punzaba el penitente; utilizó plumas de quetzal y en vez del abeto, bolas de oro con espinas hechas de piedras preciosas y en lugar de sacrificarse con las espinas de maguey, ofreció en cambio espinas preciosas hechas de coral. Tecuciztécatl no se comprometió y evadió el autosacrificio espiritual por medio de la presentación de ofrendas materiales suntuosas. Nanahuatzín en cambio se sacrificó con verdadero compromiso y fervor, utilizando el abeto, el pino y las espinas de maguey. Uno confundió el sacrificio espiritual con la riqueza material; el otro se comprometió totalmente con su responsabilidad y sacrifico su carne para purificar su espíritu.
Llegado el gran momento, estaba allá en Teotihuacán la gran fogata cósmica rodeada por todos los dioses en donde tendrían que saltar para consumirse en el fuego liberador de las impurezas terrenales.
Primero Tecuciztécatl intentó saltar cuatro veces, pero el miedo no lo dejó. Tocó entonces el turno a Nanahuatzín quien, decidido a la primera oportunidad, saltó en medio de las grandes llamas. De inmediato, Tecuciztécatl lleno de vergüenza se arrojó a la hoguera en forma tardía.
El destino de Nanahuatzín fue convertirse en el Sol de la quinta era y Tecuciztécatl se convirtió en la luna, porque después de haber saltado y vencer su miedo, apareció por el Oriente. Fue entonces qué los Dioses decidieron arrojarle un conejo en la cara, para que no brillara tanto como el Sol. ¿Cómo haremos vivir a la gente?
¡Que por nuestro medio se robustezca el Sol,
sacrifiquémonos, muramos todos!
De esta manera los dioses decidieron sacrificarse para que en este Sol hubiera movimiento. Es por ello que a los seres humanos también se les llamaba –"macehuales"- que quiere decir –"merecidos del sacrificio de los dioses"-. Por ellos la tierra nuevamente tenía un Sol y estaba en movimiento, sin embargo, faltaba lo más importante, los seres humanos.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"LOS LIBROS HACEN LIBRES A LOS HOMBRES"

Avatar de Usuario
Agatha
Arpía mayor
Mensajes: 8153
Registrado: 12 Feb 2005 12:51

Mensaje por Agatha » 13 Jul 2005 20:18

¡Qué chulo!. :D :D :D
Estoy leyendo: La justicia de los inocentes - Elizabeth George.



Recuento

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 13 Jul 2005 21:37

Son historias preciosas, las desconocía por completo. Gracias por exponerlas Alfredo.

Avatar de Usuario
Amaya
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 949
Registrado: 24 Ene 2005 17:20
Ubicación: Fondo de Bikini

Mensaje por Amaya » 13 Jul 2005 23:29

Cuando he empezado a leer la historia del conejo, pensaba que en vez de en estrellas lo iba a convertir en chocolate y que de ahi salio el conejo de chocolate, porque el tal Quetzalcóatl era el del chocolate no??

Avatar de Usuario
Brianna
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 306
Registrado: 16 May 2005 11:17
Ubicación: En mi mundo...

Mensaje por Brianna » 14 Jul 2005 09:33

Que bonitas!!

Avatar de Usuario
merxe
No tengo vida social
Mensajes: 2271
Registrado: 02 Jun 2005 10:31
Ubicación: Madrid

Mensaje por merxe » 14 Jul 2005 10:53

Me han gustado mucho esas historias, no habia leido/oido nada de ese estilo.

Gracias por acercarnos un poco mas tu cultura.

Avatar de Usuario
Alfredo Rueda
No tengo vida social
Mensajes: 1053
Registrado: 27 May 2005 15:23
Ubicación: México

Mensaje por Alfredo Rueda » 16 Jul 2005 16:08

La muerte de la diosa de la luna

Historia que recuperó fray Bernardino de Sahagún
Coatlicue era la Tierra, madre de todos los dioses, de Coyolxauhqui, la Luna y de los "Cuatrocientos del sur" Centzon Huiznahua, las Estrellas. Un día, cuando barría su templo en lo alto del cerro de Coatepec, la Tierra quedó embarazada milagrosamente gracias a una bolita de plumas que provenía del cielo y que ella guardó en su pecho. La Luna consideró el embarazo de su madre como una afrenta e instigó a sus hermanos las Estrellas a matarla. Huitzilopochtli, el Sol, desde el vientre de la Tierra, advirtió el peligro y decidió defender su vida y la de su madre. Cuando la Luna y las Estrellas estaban a punto de asesinarla, nació el Sol Huitzilopochtli, ataviado para la guerra y armado con una serpiente de fuego, llamada Xiuhcóatl, con la que la decapitó para, después, arrojarla desde lo alto del cerro Coatepec. En su caída, la diosa se fue desmembrando en cada giro.
Así muere la Luna cada mes derrotada por el Sol, en cuatro pedazos. Coyolxauhqui y su desmembramiento son la explicación a un fenómeno celeste, en cual la luna muere y nace por fases, y así fue encontrada al pie de la escalinata de Huitzilopochtli en el Templo Mayor.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"LOS LIBROS HACEN LIBRES A LOS HOMBRES"

Avatar de Usuario
Alfredo Rueda
No tengo vida social
Mensajes: 1053
Registrado: 27 May 2005 15:23
Ubicación: México

Mensaje por Alfredo Rueda » 16 Jul 2005 16:10

Gracias a todos por sus comentarios. :D
"LOS LIBROS HACEN LIBRES A LOS HOMBRES"

Avatar de Usuario
Agatha
Arpía mayor
Mensajes: 8153
Registrado: 12 Feb 2005 12:51

Mensaje por Agatha » 16 Jul 2005 16:13

¡Que preciosidad!.

Y gracias a ti por contarnos estas leyendas tan hermosas. :wink:
Estoy leyendo: La justicia de los inocentes - Elizabeth George.



Recuento

Responder