El robo al Banco de Inglaterra - John Guillermin (1960)

Moderadores: Ashling, Gabi, Judy Bolton

Responder
Avatar de Usuario
Bufo Alvarius
No tengo vida social
Mensajes: 1130
Registrado: 13 Feb 2010 14:21
Ubicación: Bermeo (Vizcaya)
Contactar:

El robo al Banco de Inglaterra - John Guillermin (1960)

Mensaje por Bufo Alvarius »

El_robo_al_Banco_de_Inglaterra-265971647-large.jpg
Título original: The Day They Robbed the Bank of England
Año. 1960
Duración. 84 min.
País: Reino Unido
Director. John Guillermin
Guión: Howard Clewes (Novela: John Brophy)
Música: Edwin T. Astley
Fotografía: Georges Perinal

Reparto. Aldo Ray, Elizabeth Sellars, Peter O'Toole, Kieron Moore, Albert Sharpe, Joseph Tomelty, Wolf Frees, John Le Mesurier, Miles Malleson, Colin Gordon, Andrew Keir, Hugh Griffith

Productora: Summit Film Productions
Género: Acción | Robos & Atracos

Sinopsis. En 1901, un grupo de nacionalistas irlandeses buscan dar un golpe al gobierno británico atracando el Banco de Inglaterra. (FILMAFFINITY)
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
1
Avatar de Usuario
Bufo Alvarius
No tengo vida social
Mensajes: 1130
Registrado: 13 Feb 2010 14:21
Ubicación: Bermeo (Vizcaya)
Contactar:

Re: El Robo al Banco de Inglaterra - John Guillermin (1960)

Mensaje por Bufo Alvarius »

La banda de “El Robo al Banco de Inglaterra” (“The day they robbed the Bank of England”, también de 1960, como “The League of the Gentlemen”, de Dearden) selecciona el mismo objetivo, pero en este caso, los participantes no son “gentlemen” ingleses, sino más bien todo lo contrario, una subespecie de hombres de las mismas islas (hablo, por supuesto, de nacionalistas irlandeses). Consecuentemente, adoptan un método más adecuado a su condición histórica (el de “ratas de alcantarilla”) para socavar las bases del Imperio (de hecho, con el robo del Banco de Inglaterra no buscan el dinero, sino ante todo la rentabilidad política, el gran “golpe” en la mandíbula al enemigo, como lo de las “Torres Gemelas”, pero en plan “problema irlandés”). El caso es que la misión será cancelada al producirse la Proclamación de Independencia de Irlanda, aunque la codicia del vil metal (qué gran hallazgo de ironía el hecho de que el protagonista lleve a cabo los preparativos del atraco camuflándose como “experto en metales y fundiciones”, “ingeniero de minas”, “aficionado a la pesca” o “apasionado de la arquitectura”) los impulsará a seguir adelante con el plan, hasta alcanzar la cámara acorazada.

La película no resulta tan perfecta como la de Dearden, de hecho tiene enormes defectos; no obstante, acapara ciertas escenas de nota, como esa imagen del viejo ladronzuelo de baja estofa, borrachín acostumbrado a cometer delitos de tres al cuarto, plantado en medio de toda una cámara del Banco de Inglaterra, rodeado de lingotes por todos lados; asimismo, da que pensar y resulta reveladora esa idea obsesiva que guía a los perpetradores del plan, la de que “estas paredes parecen inexpugnables: por ellas han pasado guerras, huelgas, han visto fracasar ambiciones y codicia... pero no olviden esto, amigos: el cerebro que las construyó fue humano, y por tanto, como el de todo sujeto, tiene un fallo, y ese fallo tiene que estar ahí, en algún sitio”.

El resto de la película consistirá en la búsqueda de ese fallo (hasta hallarlo también en uno mismo, claro está, pues los propios atracadores, aunque parezcan haberlo olvidado, no dejan tampoco de ser humanos).
http://www.veoh.com/watch/v54832584ex9tFRDG

http://www.veoh.com/watch/v54810208gcDHPPQ9
1
Responder