La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Narrativa española e hispanoamericana

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Responder
Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 13 Dic 2014 14:19

Imagen

Nº de páginas: 906 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: CASTALIA
Lengua: CASTELLANO

Vidas sin historia, sin grandeza humana, individuos vulgares dedicados a oficios menores, muchos de ellos profesionales del mundo del hampa deambulan por las calles del viejo Madrid. Nada que admirar ni tomar como ejemplo: la vida a ras de tierra, la vida como es. Subtitulada “Novela picaresca. En muy paladina lengua española” nos muestra unos pícaros muy especiales. Ni la técnica, ni los personajes siguen el patrón que los cánones de la crítica literaria marcan. Zunzunegui no se somete a sus reglas. Como dice Rafael María de Hornedo su mérito está en haber incorporado la picaresca a su novelística, sin alterar en nada su propio ritmo de maduración creativa “a través de la tradición decimonónica, una tradición flexible, amplia, cuyas figuras representativas podrían ser Dickens, Galdós y Baroja”. Con respecto a “la paladina lengua española” es simplemente la lengua de Zunzunegui, fruto de una búsqueda incansable, enriquecida con el lenguaje de germanía usado por los ladrones y los madrileñismos propios del ambiente y de la época. Muestra evidente de la plenitud de su autor

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por triste » 13 Dic 2014 22:28

Tantas páginas :dragon:
Aquí yace un pájaro.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44513
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por julia » 13 Dic 2014 22:32

Otro autor pendiente.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 13 Dic 2014 23:32

:roll:

Pero es que cuentan el estudio preliminar, el glosario de términos de germanía y hasta el catálogo final de Castalia. En total, de novela serán como 800 o así.

Tiene un aire bastante barojiano. Estamos en el Madrid de la posguerra. Por lo que he leído, transcurre todo en tormo a una taberna de la plaza de Lavapiés, donde van asomando personas de condición humilde, clases bajas y muchos delincuentes, raterillos, estafadores y ladrones de toda índole. Es bastante divertida, castiza y pinturera la presentación de personajes. Por ejemplo, un ladrón de gallinas llamado "doña Rosita", que se da una maña tremenda con las volátiles -él no las roba, las rapta o ellas le siguen, es un don Juan de los gallineros; cuando los abandona le cuelga un cartel al gallo que dice "me han dejao solo a las dose i media de la madrugá" - y luego se gasta el dinero en vestirse de mujer e ir por media España seduciendo a señores; o una madre y un hijo que se ganan la vida metiendo la mano en el cepillo de las iglesias hasta que entran a robar en una de Santander, donde está el famoso Cristo de Limpias y la imagen del Cristo se ponen a hablarle al hijo y él coge un miedo ya tremendo a las iglesias y se queda inútil para el oficio; o un socialista, compañero de Pablo Iglesias, que sólo consiente que su mujer bautice al hijo recién nacido si él elige su nombre. "¿Qué nombre le quieres poner al niño", pregunta ella. "Epaminondas", responde muy serio él. "Se van a reir de la pobre criatura. ¿Por qué quieres que se llame Epaminondas?" "Porque es un nombre que llena mucho la boca. Anda, búscame otro que llene tanto la boca como Epaminondas y te lo cambio".

Luego Epaminondas se queda para todos en el "Epa". Y el Epa tiene una teoría muy graciosas sobre cómo hay que redistribuir la riqueza. En plan partido de fútbol.

Avatar de Usuario
Babel
Vivo aquí
Mensajes: 7354
Registrado: 03 Mar 2007 23:54
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Contactar:

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por Babel » 14 Dic 2014 12:05

Cuánto autor por descubrir. Y este tiene buena pinta... :roll:

Pero vamos por partes, primero leeré Luis Romero, luego Angel Mª de Lera (si lo consigo), y luego veremos con Zunzunegui... :lista:

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 14 Dic 2014 13:21

Pues sí, la novela está muy bien y se lee rápido. Hay mucho diálogo, celeridad, frase corta, párrafo corto, con el adjetivo justo.

Y a mí en algún momento a quien me ha recordado es a Ramón Gómez de la Serna. Hay un fragmento de un clarinetista viudo y su hija que yo creo lo hubiera firmado Ramón sin problemas. Tiene poesía, fantasía.

Luego está el guardia Onofre, con una mujer tonta , cinco churumbeles, que se encarga de cobrar los tributos municipales y va retrasando las licencias para que le "engrasen" un poco. Va a un bar y "hombre, ¿cómo se le ocurre abrir usted si aún no tiene licencia? Ay, ay, ay... a ver cómo lo arreglamos." Luego se entera que todos sus compañeros hacen lo que él empezó por necesidad. Ah. solo somos ruedas en el carro municipal y esta cochina vida.

Lo que no consigo entender es lo de las mecheras, que eran las que iban a las tiendas y apiolaban el género. Tiraban cajas al suelo con disimulo y las escondían debajo de la falda usando los pies. :roll:

Ah, y salen toreros y tardes de toros. Y cuernos, muchos cuernos.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 20 Dic 2014 20:42

Pues ando ya por la segunda parte de esta novela, que realmente merece la pena, y que conecta con la tradición de la novela española, el Siglo de Oro, con Galdós, con Baroja... Me está costando situar temporalmente y con precisión la acción de la novela, que yo diría post guerra civil y contemporánea al autor, pero que también podría colocarse casi en cualquier momento de la primera mitad del siglo XX. No hay referencias políticas ni tampoco, salvo que a mí se me hayan pasado (cosa muy probable) ecos de sociedad, salvo la referencia a algún torero, como Vicente Pastor.

Seguimos, pues, en este mundo lindante con el hampa o metido hasta el cogollo en el hampa. Un mundo de rateros, estafadores, alcahuetas, tramposos, ladrones... Es una amalgama de vidas que se van cruzando, liando y desliando, con quizás un punto de encuentro en la taberna de don Benito. De momento, aun dentro de su coralidad, dos personajes destacan: Encarna, la mujer del tabernero, una hembra de rompe y rasga, tempestuosa, tremenda, apasionada, algo o bastante tonta, de raíces profundas, una Carmen pasada por Zola, una Fortunata hinchada, transformada y muy a lo bestia; y Luis el Cotufas, que es un ladrón de pisos, un espadista. El registro (como aquí se llama a cada ramo de la delincuencia) de los espadistas es muy peculiar y la visión que se ofrece es, digamos, un tanto romántica. El espadista se considera un artista, un aristócrata del Código penal, que a diferencia de otros, como el topista (creo recordar que así se llama), roba pulcramente, sin reventar cerraduras con la palanca, ni ponerlo todo manga por hombro, haciendo sólo el daño preciso, de forma que a la víctima casi le cuesta creer que le han robado pues encuentra su casa hasta mejor de lo que la dejó. El espadista trabaja en parte por prestigio, lo suyo es vocación. El espadista no puede ir como visitante a los museos. Sufre terriblemente viendo tantas cosas y no poder llevárselas (vamos, Luis va al Escorial y necesita asistencia médica). Al autor se le va un poco la olla erótico y festiva cuando habla del espadista que con su espada penetra en los muros pretendidamente infranqueables :blahblah:

Otra rama muy curiosa es la de los renguistas, trulleros o ladrones de trenes. Estos se subían al techo de los vagones y metían un instrumento parecido a una caña de pescar por las ventanillas para quitarle a los pasajeros de los coche-cama sus maletines, abrigos, carteras, etc... Aquí aparecen personajes de corte netamente picaresco y de espeluznante explotación social. Por ejemplo, un padre pone a trabajar a su hijo con un renguista para hacerlo un hombre de provecho y que aprenda el oficio. El niño es sostenido por el renguista por los pies y él es quien maneja la caña suspendido en el vacío y con el tren en marcha. El negocio va bien y la gran preocupación del padre (que vive de lo que gana el niño) es que el chaval no engorde para que no le resulte su peso demasiado difícil de manejar al renguista, de forma que éste se vea obligado a despedirlo. Así que, para mantenerlo delgado, le hace pasar al crío un hambre tremenda. Este es un episodio de inspiración en la novela española del siglo XVII, en su tono y naturaleza. No en vano la novela se autocalifica de "novela picaresca en muy paladina lengua española".

El lenguaje es muy castizo, utilizado con imaginación, riqueza y gracia. Pero hay que entrar en el estilo. Hay algún diálogo chulapo y castizo que lo lees y es digno de sainete o de zarzuela, como el de un mozo cortejando a una moza, con esos "madrigales de urgencia" que son los piropos. Te imaginas perfectamente a Tony Leblanc y Concha Velasco protagonizándolos.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 26 Dic 2014 19:42

Bueno, pues he acabado la segunda parte. Ya está aclarado el marco temporal. La novela transcurre desde luego antes de la República y después de la primera guerra mundial. Yo creo que se podría situar en los años 20.

Recuerdo que hace años un profesor recordaba la experiencia de una lectura del Lazarillo con unos estudiantes de español norteamericanos y decía que sus alumnos eran absolutamente incapaces de encontrar rasgos cómicos en esa novela. Nosotros aún nos reímos con las barrabasadas que el ciego le hace al pobre Lázaro, pero ellos lo leían horrorizados. Vamos, que el Lazarillo era una novela de puro terror.

Zunzunegui tiene una escritura progresiva. Es decir, escribe y la historia avanza. No hay apenas descripciones y sí mucho diálogo. No hay digresiones ni morosidades. O sea, su estilo sería una cosa así:

"Adelita llegó a la tienda. Le esperaba allí Fulanita.
- ¡Qué poca vergüenza tienes!
Adelita palideció. La gente se paraba a mirarlos.
Entraron en el reservado de la tienda para hablar a gusto"

A veces me recuerda a James Ellroy :cunao:

Pero la novela es fuerte, a ratos fortísima. Vamos, en la segunda parte se narra una historia de una crueldad y una amoralidad pasmosas. Algo tremebundo. Hace tiempo que no me topaba yo con un personaje tan cabronazo que le diera al lector deseos de entrar en la novela a cometer un asesinato de pura justicia. Lo que pasa es que el autor no se recrea y yo diría que tampoco juzga.

La velocidad de crucero es alta.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 05 Ene 2015 20:45

Pues y adentrado en la tercera parte.

Muy buen escritor Zunzunegui. La novela es verdad que, aunque escrita en los años cincuenta, es decimonónica. Va brotando con agilidad, a un ritmo envidiable y con mucha amenidad. Interesan y entretienen los avatares de estas manolas y manolos del Lavapiés. Luego el tema hampesco y criminal está hecho entre el horror y la gracia. Últimamente hay un niño de tres años que ha nacido con unos dedos colosales para ser carterista. Le tiran monedas al suelo, le hacen recoger agujas usando sólo el corazón y el índice, le obligan a hacer digitaciones, le buscan un profesor particular. le compran un maniquí para que practique la suerte... y le quitan de la escuela al enterarse de que el maestro le ha pegado con la regla en la palma de la mano por no saberse el abecedario.

Al maestro casi lo matan, claro.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 08 Ene 2015 14:15

Anda, no sabía yo que Valladolid era y es famoso por sus carteristas. :mrgreen:

Supongo que ya no existe la famosa escuela de Valladolid, porque la raza degenera y ya no se choricea con arte :?

Pero, vamos, la cosa en la tercera parte se convierte en un Madrid-Valladolid sañero. El Pintao, el Patitas de Rana y el Niño del Pisuerga, por un lado, y, por otro, el Yemitas, que es como el Mozart de la mangancia andante, un Mesías que viene a recuperar el orgullo del carterismo madrileño, muy alicaído y acomplejado ante estos invasores castellanos que han tenido que trasladarse a la capital cansados de que sus paisanos no lleven en la cartera más que una estampita de la Virgen o una foto de la niña en su primera comunión. :roll:

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por triste » 08 Ene 2015 19:46

RAOUL escribió:Anda, no sabía yo que Valladolid era y es famoso por sus carteristas. :mrgreen:


¿Carteristas en España será lo mismo que en México? :shock:
Aquí yace un pájaro.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 08 Ene 2015 19:54

Pues sí, creo yo. Hurtadores de la guita, paridores de bosillos, liberadores de lo oculto :roll:

Allá en México, ¿cómo se hace más? ¿Se utiliza consorte, se va al encontronazo, se ataca de frente y al embroque?

Avatar de Usuario
triste
Foroadicto
Mensajes: 4014
Registrado: 25 Abr 2012 12:15

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por triste » 08 Ene 2015 20:13

No estoy segura de cómo lo hacían. Mucha gente dice "extrañar" a los carteristas, porque te robaban sin usar algún tipo de violencia. Hay quien hasta dice que eran "elegantes". Ahora solo nos roban poniéndonos una pistola en la cabeza. :cry:
Aquí yace un pájaro.

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 08 Ene 2015 21:54

Sí, e incluso eran carteristas que se preocupaban de devolver a los propietarios de las carteras todo lo que no fuera dinero.

Ay, sobre eso me acabo de acordar de una historia de Federico Chueca con unos carteristas y que es muy bonita. A Chueca le robaron la cartera en un tranvía, al poco de haber compuesto precisamente esto:


Enlace


La presa se hizo eco y guasa del asunto. Pero al enterarse los raterillos de que el "primo" de su acto había sido ni más ni menos que el maestro Chueca, se apresuraron a devolverle la cartera vía postal acompañando esta carta explicativa:

Al saber por los periódicos que la cartera sustraída hace unos días en el tranvía del Este, a las seis y media de la tarde, pertenece al señor Chueca, el gremio acordó, en Junta General, devolverle dicha cartera con los tres billetes de Banco, y cinco duros más de gratificación por parte nuestra, como prueba de respeto y admiración, al guripa de más pupila y más salero de España. Como verá usted, no nos quedamos con nada de lo que contenía la cartera, más que con el retrato, como recuerdo para esta "Academia". Dios guarde a usted muchos años y le conceda salud para que se ocupe de nosotros en el escenario

Firmado: "El rata primero", "El rata segundo", "El rata tercero"
Visto Bueno: "La Chata". "La Pelos"


El original de es carta está en no recuerdo qué museo :roll:

Luego le robarían a Sabina, pero de otra forma :cunao: O tempora, o mores!

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4516
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: La vida como es - Juan Antonio de Zunzunegui

Mensaje por RAOUL » 09 Ene 2015 18:47

Bueno, que ya lo acabé. Es curioso que en una novela en la que la Historia ha permanecido muy al fondo y casi oculta (de forma que durante buena parte de la misma resultaba difícil ubicarla temporalmente), el ambiente político irrumpa de pronto en las últimas diez páginas para conformar un paisaje de relámpagos sobre un cielo negro de tormenta y en una escena final patética y desgarradora. Surgen abundantes nombres concretos de la época. Y se pone punto final en una fecha exacta: 14 de abril de 1931, por la mañana, con la gente camino de las urnas. La novela ha cubierto aproximadamente un cuarto de siglo.

Me ha parecido en conjunto magnífica, a salvo quizás de pocos personajes y momentos quizás no tan logrados. Escrita con nervio, pulso, agilidad, garbo,amenidad, despliegue léxico, donde humor y episodios tristes y dramáticos, algunos durísimos, se suceden o se mezclan, con escenas a veces muy duras e intensas. No sé si la Vida es así, pero así ha sido la vida de este puñado de seres humanos, pobres, menestrales y modestos, que pasan por el mundo con más pena que gloria. Hay dos brazos en esta novela-río: la de los hombres, la mayor parte dedicados al hampa, a la delincuencia a pequeña escala, en la que se rige como protagonista Luis "El Cotufas", y la de las mujeres, en el que destacan las peripecias de Encarna, la bella mujer del tabernero.

Los tipos de las mujeres, que muchas veces han de sacar adelante las casas ante la inutilidad, vagancia, ruina o puerilidad de los hombres, más interesante: Enriqueta, Clarita, la señora Paca, Conchita, Pepa, Margot, Paloma... el muestrario es variado, hay un poco de todo. Por la parte masculina, ahí quedan el buenazo del señor Benito, el guardia Onofre, el viejo clarinetista padre de Enriqueta, el impresentable Agapito, el filosofante Epaminondas, el aprovechado Mauricio, el fantasioso enamorado de Margot, y ya toda la caterva de espadistas, espaderos, sañeros, palquistas etc. etc. instalados en una amoralidad sorprendente.

Se pasan las páginas sin sentirlo y sin cansancio. La verdad es que la novela, de corte tradicional, es más que notable y dan ganas de continuar con la obra de Zunzunegui. Me ha gustado mucho.

Responder