La chica que cayó del cielo - Simon Mawer

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: Ashling, magali, caramela

Avatar de Usuario
Eyre
Vivo aquí
Mensajes: 53386
Registrado: 25 Nov 2007 22:34

La chica que cayó del cielo - Simon Mawer

Mensaje por Eyre » 15 Abr 2015 11:01

LA CHICA QUE CAYÓ DEL CIELO
Simon Mawer

Imagen

Editorial: Lumen
Título original: The Girl Who Fell from the Sky
ISBN: 8426400396
Páginas: 416

Publicación: 04/06/2015

La historia de una mujer valiente que, trabajando de espía para el gobierno británico durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo que aprender que ni el amor ni la patria mantienen su significado cuando hay una guerra por medio.

«Está sentada en el fuselaje, atada con cuerdas como una maleta, azotada por el ruido. Media hora antes habían tenido que ayudarla a pasar por la puerta porque el paracaídas entorpecía sus movimientos...»

La chica que va a caer del cielo es Marian Sutro, y su destino es el sur oeste de Francia al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. No es una mujer cualquiera: más inteligente pero también más ingenua de lo esperado, ha sido entrenada en el arte del espionaje y ahora trabaja para el gobierno británico. La principal misión de Marian es encontrar a Clément Pelletier, un científico implicado en la fabricación de armamento atómico, y antiguo amor de la joven.

La chica que cayó del cielo es, ante todo, la historia de una profesional valiente que se movió bajo la amenaza constante de la muerte y la traición. Le enseñaron a colocar explosivos y a llevar una vida clandestina, pero la gran lección que Marian aprendió es que la guerra todo lo cambia, incluso nuestros sentimientos sobre el amor y la patria.

Simon Mawer construye una aventura intensa, rigurosamente ambientada en un París rendido ante el miedo y las penurias, donde las calles y los cafés han dejado de ser lugares de encuentro para convertirse en puntos estratégicos de una misión. La chica que cayó del cielo es un espléndido homenaje a las mujeres discretas que durante los conflictos bélicos trabajaron, y siguen trabajando, sin pedir medallas.

Fuente

Responder