Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Elemental, querido Watson.
Y acción, espionaje e intriga, exploraciones...

Moderador: Runita

Responder
Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por doctorkauffman » 27 Abr 2015 00:51

Imagen

Pues ya está aquí mi nueva novela :128:
Se trata de un nuevo caso del comisario Trápaga tras "Clara dice".
El día 6 de mayo estará a la venta en Amazon en ebook. En papel aun tardará un poco más.
La portada es de nuestro David P. González, que, como ya nos tiene acostumbrados, ha hecho un gran trabajo.
Os dejo la sinopsis:

"El pasado visita de forma inesperada al comisario Trápaga. Lo que creía muerto y olvidado aparece de nuevo en su vida. ¿Logrará descubrir lo que no pudo treinta años atrás? ¿Estará preparado para afrontar una investigación como esta hasta el final? ¿Lo estás tú?"

Tiene un poco de todo: misterio, terror y humor. Se trata de un caso que se mueve entre dos épocas, la actual y la de la transición a la democracia en España.

Os dejo el primer capítulo, que es una declaración de principios del comisario Trápaga sobre la profesión de actor :D

Actores, cómo los detesto. Siempre tan seguros de sí mismos, siempre con esa sonrisita afectuosa con la que pretenden conquistarnos, pero en el fondo tan condescendientes, tan superiores ellos. Con esa figura bien plantada y esa voz de seductores de pacotilla. Sólo porque son famosos tenemos que sonreírles, seguirles el juego, alabarles, buscarles. Si les parece, también tendríamos que arrodillarnos ante ellos y limpiarles los zapatos. Seguro que les invitan a infinidad de fiestas, que no pagan en los restaurantes y que las azafatas de los aviones, ¿o debería decir auxiliares de vuelo?, les dan sus números de teléfono; no como a nosotros, pobres pasajeros insignificantes de segunda clase, merecedores únicamente de su típica sonrisa tan falsa como insípida. “Gracias por volar con nosotros”, te dicen al salir, como si la experiencia hubiera sido de nuestro agrado. Idiotas.

Estos actores creen que la vida es como las películas en las que trabajan; bueno, lo de trabajar es un decir, porque a cualquier cosa le llaman trabajo: pagarte por meterte en la piel de otro, por hacer de alguien que no existe mientras viajas y comes con todos los gastos pagados. Por Dios, si ni siquiera se peinan ellos. Y yo aquí, partiéndome el culo para llevar el sustento a mi familia; arriesgándome la vida sin saber si por la noche regresaré a casa o si el jodido forense de turno me estará abriendo en canal para hacerme la autopsia mientras se come un sándwich de atún con mayonesa y busca, con esas gafas de culo de botella que tiene, la bala que me ha perforado el hígado. Estos actores creen que por tener esa cara bonita se les van a abrir todas las puertas. Pues conmigo está muy equivocado ese mediatinta. ¿Quién se ha creído que es? Venir a mi comisaría a hacerme perder el tiempo con sus estupideces de fumaporros, porque eso es lo que son todos, unos fumaporros grifientos, como si yo no tuviera cosas más importantes que hacer. Que soy comisario, leches, que no tengo que aguantar estas memeces a mi edad. Pero claro, como ese niño bonito le ha enseñado su sonrisa de perlas al alcalde, y éste le lame el culo a cualquiera por ganar un voto, y mucho más si se trata de un actor famoso, ahora resulta que yo tengo que dedicarle MI tiempo. Pues mi tiempo es mío y bastante ocupado que lo tengo. Pensar que mi mujer admira a ese gilipollas. Cuando le cuente que ha venido a verme no se lo va a creer. Pensándolo mejor, no voy a contárselo, capaz es que me insiste para que le invite a cenar. Una mierda invito yo a ese soplagaitas a mi casa y que luego mis hijas pierdan el sueño porque no sólo les ha sonreído sino porque ha compartido mesa, MI mesa, con ellas y vayan como locas al día siguiente al instituto restregando a todo el mundo su puto autógrafo. Por mí que se meta el autógrafo por su culo de estrella. Y encima con ese gesto estúpido que hace cada vez que termina una frase, como si hubiera dicho algo importante.
¿Qué es esto? ¡Pero si hasta he cogido notas y todo! Lo habré hecho por instinto, para evitar mirar su cara de niño guapo y no tener que vomitar. ¿Y qué me viene a contar éste de su cumpleaños? ¿A mí qué coño me importan sus orgías pajilleras?, como si yo quisiera pillarme algo contagioso. No le he entendido ni una sola palabra. Que vaya a un vidente o a uno de esos frikis astrólogos de la tele y que me deje en paz con sus putos fantasmas.

Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Re: Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por doctorkauffman » 30 Abr 2015 21:33

Me preguntan los lectores de "Clara dice" si este nuevo caso del comisario Trápaga tiene alguna conexión con el anterior. No, son casos distintos e independientes. "Entre el esperpento y el escalofrío" tiene alguna referencia a "Clara dice", en concreto en lo que se refiere al trato con su hija mayor, pero nada que no pueda ser entendido si no se ha leído esta. :D

Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Re: Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por doctorkauffman » 07 May 2015 11:18

Pues ya es una realidad: el nuevo caso del comisario Trápaga, "Entre el esperpento y el escalofrío", ya está a la venta en Amazon. :lista:
Por 1.15 euros el ebook (el cortadito del bar) :boese040:
Y en precio de promoción por unos días en papel, a 7.55 euros. :alegria:

I Feel Pretty, Oh so Pretty... :D

Os dejo un enlace a mi blog donde podréis leer las primeras páginas.

http://carlosroncero.blogspot.com.es/p/ ... ofrio.html

Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Re: Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por doctorkauffman » 16 May 2015 13:53

El comisario Trápaga nació en un pequeño rincón de mi mente; ese rincón que me animaba siempre a rebelarme y al que tan poco caso hago. Quizás por eso lo creé, quizás por eso nació, para tranquilizar mi mente pequeño-burguesa. Él protesta por mí, o se rebela, si hace falta, en mi lugar; y, desde luego, suelta todas las palabrotas que yo no puedo ni pensar en mencionar. ¿Qué hay en él que no sea mío? Su físico, pero no por atlético, sino por deteriorado. Espera, que yo tampoco soy un portento del atletismo (nada más lejos). Trápaga me recuerda lo que no quiero ser físicamente, porque ¿quién desea que le pasen los años y le vaya pesando el alma? Es un cincuentón y siempre lo será.

Tampoco tengo de él su escasa capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos. Busca la paz en su familia y lo cierto es que tiene mucha suerte en contar con una esposa tan comprensiva. No lo lleva tan bien con sus hijas que, en cuanto llegan a la adolescencia siente que las ha perdido, pero no por ellas, sino por su mínima capacidad para el consenso; lo suyo es dar órdenes, ser el líder solitario de su vida. Es un poco contradictorio, estoy de acuerdo, pero él es así.

A veces pienso que es real, que existe, que vivió todos esos casos, resolviendo la mayoría y maldiciendo los que se le resistieron. Sueño con conocerle y decirle que he escrito unas cuantas novelas con él de protagonista. Cuando me lo imagino, siempre lo hago con el rostro del actor (ya fallecido) Juan Luis Galiardo, cuyo trabajo admiro profundamente. Todo el proceso creativo me resulta más fácil con él en mente.

Los que le conocen me preguntan si en realidad yo soy el comisario Trápaga. Les contesto que no, pero que me gustaría.

Avatar de Usuario
doctorkauffman
Vivo aquí
Mensajes: 7920
Registrado: 26 Ago 2007 02:04
Ubicación: Hill Valley

Re: Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por doctorkauffman » 19 May 2015 19:53

De cómo Futurama me ayudó a escribir “Entre el esperpento y el escalofrío”

¿Cada acto de nuestra vida está gobernado por los caprichos de la casualidad o verdaderamente está todo predeterminado de antemano?

El caso es que considero a Futurama lo mejor que ha parido la televisión, después de Seinfeld, claro, y pocos personajes hay más grandes que Bender. Nunca me perdía un episodio cuando los emitían a mediodía. Me coincidía con el almuerzo, así que perfecto. Hubo un episodio que, simplemente, me dejó petrificado. Era aquel en el que Fry tenía la oportunidad de devolver la vida a su perro fosilizado (de mil años atrás). Al final no lo hizo porque consideró que el perro le habría olvidado al poco de desaparecer de su vida. Entonces, la cámara se queda en el flashback de mil años atrás y vemos cómo el perro nunca se alejó de la pizzería donde trabajaba Fry. Jamás, nevara o lloviera, el perro se fue un instante de aquel lugar esperando a su dueño. Vemos cómo pasan los años hasta que el perro, ya envejecido, cierra los ojos por última vez, pero siempre delante de la pizzería y aun con la esperanza del reencuentro. Y así termina el capítulo.

Tremendo.

Empecé a llorar y a aplaudir al televisor por lo que acababa de ofrecerme.
Esa escena no sería la misma sin la música que le pusieron. La versión de Connie Francis para “Los paraguas de Cherburgo” (¿la canción más versionada de la historia?). En inglés se llamó “I Wil wait for you”. No pude quitármela de la cabeza hasta que por fin entendí que con esa canción debía escribir una novela. Y así surgió “Entre el esperpento y el escalofrío”. De hecho, si al terminar de leer la novela escucháis esa versión de Connie Francis, tendréis la sensación física de estar junto a los personajes (que sobreviven) de esa última página. Os lo garantizo.
Os dejo el video de esos dos últimos minutos del capítulo de Futurama. Insisto: tremendo.

[Youtube]https://www.youtube.com/watch?v=AK3PWHxoT_E[/Youtube]

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67298
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Entre el esperpento y el escalofrío - Carlos Roncero

Mensaje por lucia » 02 Ago 2015 21:15

Anda, si soy la primera que lo va a comentar :grinno:

Sigo sin saber de dónde te sacas esas historias tan terribles en las que involucras a Trápaga.
¿De dónde sacaste la idea para mezclar la parte de los chantajes con la esotérica?
Y encima manteniendo el sentido del humor hasta el final. Trápaga me sigue gustando mucho y su mujer es una santa, aunque Francis te ha quedado un poco caricatura, que no sé si es lo que querías o no :lista: Total, que me ha durado mas bien poquito :cunao:

Eso sí, ya me puedes poner
unas fotos de las calderas, porque ni las de leña ni las de carbón que conozco se les parecen.

Responder