Pedro Bonifacio Palacios, Almafuerte (1854-1917)

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... ¡eres tú!

Moderadores: Tessia, sergio,

Responder
Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68002
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Pedro Bonifacio Palacios, Almafuerte (1854-1917)

Mensaje por lucia » 22 Ago 2005 11:36

Imagen

Pedro Bonifcacio Palacios nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 13 de mayo de 1854 y falleció a los los 62 años, el 28 de febrero de 1917.

Almafuerte es el pseudónimo que mayor popularidad alcanzó, aunque no fue el único que utilizó a lo largo de su vida (sobre todo, en la actividad periodística).

Fue criado por parientes, ya que sufrió la muerte de su madre cuando él era aún pequeño y el abandono de su padre. La primera meta que se impuso fue la de destacarse en la pintura, pero no tuvo el éxito que esperaba: la beca oficial que solicitó para viajar a Europa le fue negada. Por lo tanto, siguiendo su vocación y sin título oficial, se decicó a la docencia: tenía sólo 16 años cuando comenzó a dirigir una pequeña escuela en Chacabuco (donde, en 1884, tuvo la posibilidad de conocer a Domingo Faustino Sarmiento).

Tiempo después, Almafuerte dejó esta ciudad para mudarse a La Plata: allí lo esperaba el diario "Buenos Aires" y, más tarde, la dirección del diario "El Pueblo". Su actividad periodística no fue demasiado extensa: sin embargo, desde ese lugar dio una intensa batalla y alentó a los jóvenes de la época, que más tarde participarían del movimiento revolucionario de los ´90.

Durante dos años -desde 1894 hasta 1896- retomó sus actividades en la escuela de la localidad de Trenque Lauquen pero, por temas políticos, fue dejado cesante.

Almafuerte tuvo cinco hijos adoptivos, lo que marca un gran contraste entre la enorme generosidad que tenía para los demás y la pobreza en la que se vio sumerjido casi toda su vida.

Publicó sólo dos libros en toda su vida; más que suficiente para que su obra sea juzgada por personalidades de la talla de Jorge Luis Borges o Rubén Darío, entre otros.



¡Mucho barro hay que batir.
En la vía del sepulcro.
No hay oficio menos pulcro.
Que el oficio de vivir!

Ni más frágiles encantos
Que las alas de lo puro
Ni agujero más oscuro
Que las almas de los santos...

http://comunidad.ciudad.com.ar/ciudadan ... /Almaf.htm

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68002
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 16 Sep 2005 10:36

Olímpicas

I

Vislumbrar una luz a lo lejos.
Cuya luz en el yo se retrata.
Cual se observa, a la vez, una estrella.
Rodando en el éter, rielando en las aguas.

Es tener vocación y sentirla.
Guerrear con divisa y con armas.
Armas propias, divisa de fuego.
Que el arduo pasaje del héroe señalan.



II

Avanzar con la carne en el polvo.
Carne vil que del polvo no se alza.
Mientras forja la mente indomable.
La escena y el cuadro, la estrofa y la estatua.

Es haber aflojado las cuerdas.
Que a la torpe materia nos atan.
Ostentar como el clásico Alcides.
La leche de Juno vibrando en la casta.



III

Recibir el dolor y sufrirlo.
Con no sé que mental arrogancia.
Cual pudieran sentir si sintiesen-.
Los nobles metales la acción de la fragua.

Es tenerse por hombre y gozarse.
En su propia virtud y sustancia.
Merecer la corona de espinas.
Que es nimbo y diadema, que es yelmo y tiara.



IV

Aceptar el placer y vivirlo.
Con un dejo de hastío y nostalgia.
Cual pudiese entregarse a los faunos.
Forzada de Jove, la púdica Diana.

Es probar un espíritu fuerte.
Refractario a las artes de Onfalia.
Sacudir, todavía, en los hombros.
Del ángel caído las místicas alas.



V

Sospechar una mano en la sombra.
Que combina fantásticos dramas.
Que describe una red de caminos.
Por donde las fuerzas del orbe se lanzan.

Es tener la intuición de la ciencia.
De una ciencia profunda y exacta.
Que a esta suma de causas y efectos.
Supone un efecto, supone una causa.


VI

Esperar esa vida futura.
Vida plena, sin nubes ni pausas.
Donde todo es amable, y a donde.
No cabe, siquiera, la cólera santa.

Es sentir la pasión de lo hermoso.
Al supremo nivel exaltada.
Presumir la estrategia sublime.
De aquel que en el seno del tiempo trabaja.


VII

Percibir en la propia conciencia.
La noción de lo bueno que canta.
Como el eco de un mundo invisible.
Que es centro, y es fuerza, y es vida, y es gracia.

Es tener un blasón en el pecho.
Es llevar las insignias humanas.
Es reinar sobre el lodo y las bestias.
Y ser hijo de Dios y ser alma.

Avatar de Usuario
felipoween
No tengo vida social
Mensajes: 1674
Registrado: 17 Ago 2005 23:20
Ubicación: EN MI MUNDO, SOÑANDO CONTIGO.

Mensaje por felipoween » 18 Sep 2005 20:15

Lo que yo quiero

I
Quiero ser las dos niñas de tus ojos,
las metálicas cuerdas de tu voz,
el rubor de tu sien cuando meditas
y el origen tenaz de tu rubor.

Quiero ser esas manos invisibles
que manejan por sí la Creación,
y formar con tus sueños y los míos
otro mundo mejor para los dos.

Eres tu, providencia de mi vida,
mi sosten, mi refugio, mi caudal:
cual si fueras mi madre yo te amo...
¡y todavía más!

II
Tengo celos del sol, porque te besa
con sus labios de luz y de calor,
del jasmín tropical y del jilguero
que decoran y alegran tu balcón.

Mando yo que ni el aire te sonreía:
ni los astros, ni el niño, ni la flor,
ni la Fe, ni el Amor, ni la Esperanza,
ni ninguno en lo eterno más que yo.

Eres tú, Soberana de mis noches,
mi constante, perpetuo cavilar:
ambicioso tu amor como la Gloria...
¡y todavía más!

III
Yo no quiero que alguno te consuele
si me mata la fuerza de tu amor...
¡si me matan los besos insaciables
fervorosos, ardientes que te doy!

Quiero yo que te invadan las tinieblas
cuando ya para mí no salga el sol.
Quiero yo que defiendas mi cadáver
del más leve ritual profanador.

Quiero yo que me nombres y conjures
sobre labios y frente y corazón.
Quiero yo que sucumbas o enloquezcas...
¡loca, sí, muerta, sí, te quiero yo!

Mi querida, mi bien, mi soberana,
mi refugio, mi sueño, mi caudal,
mi laurel, mi ambición, mi santa madre...
¡y todavía más!

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40316
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 18 Sep 2005 20:19

:wink:

Avatar de Usuario
saultp3000
Lector
Mensajes: 67
Registrado: 19 Sep 2006 05:48
Ubicación: Morelia, México

Mensaje por saultp3000 » 28 Dic 2007 20:01

Una pregunta, no sé si alguien tenga un libro de él, o sepa dónde poder bajar de internet, lo que pasa es que tengo bastante tiempo buscando sus libros y me ha sido imposible encontrarlos.
Gracias
"La angustia es el precio de ser uno mismo"

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44837
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Mensaje por julia » 28 Dic 2007 20:36

Tienes sus obras completas e Hansi, puedes entrar desde el foro.

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Almafuerte

Mensaje por Katia » 15 Mar 2009 14:10

Pedro Bonifacio Palacios (San Justo, Argentina, 13 de mayo de 1854 - La Plata, Argentina, 28 de febrero de 1917), conocido también por el seudónimo de Almafuerte, fue un poeta argentino.

Sonetos

AVANTI !
Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas;
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.
Obcecación asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura,
y en cualquier infeliz se me figura
que no mellan los garfios de la suerte ...
Todos los incurables tienen cura
cinco minutos antes de su muerte !

PIU AVANTI !
No te des por vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y acomete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua, y no la implora...
Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza !

MOLTO PIU AVANTI !
Los que viertan sus lágrimas amantes
sobre las penas que no son sus penas;
los que olvidan el son de sus cadenas
para limar las de los otros antes;
los que van por el mundo delirantes
repartiendo su amor a manos llenas,
caen, bajo el peso de sus obras buenas,
sucios, enfermos, trágicos, sobrantes.
Ah! Nunca quieras remediar entuertos;
nunca sigas impulsos compasivos;
ten los garfios del Odio siempre activos
y los ojos del juez siempre despiertos...
y al echarte en la caja de los muertos,
menosprecia los llantos de los vivos !

MOLTO PIU AVANTI ANCORA !
Esta vida mendaz es un estrado
donde todo es estólido y fingido,
donde cada anfitrión guarda escondido
su verdadero ser tras el tocado:
No digas tu verdad ni al más amado,
no demuestres temor ni al más temido,
no creas que jamás te hayan querido
por más besos de amor que te hayan dado.
Mira cómo la nieve se deslice
sin una queja de su labio yerto,
cómo ansía las nubes del desierto
sin que a ninguno su ansiedad confíe:
Maldice de los hombres, pero ríe;
vive la vida plena, pero muerto.
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68002
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Pedro Bonifacio Palacios, Almafuerte (1854-1917)

Mensaje por lucia » 15 Mar 2009 14:36

Fusionados.

Avatar de Usuario
luisoroverde
Vivo aquí
Mensajes: 7584
Registrado: 19 Sep 2007 15:29
Ubicación: Argentina
Contactar:

Re: Pedro Bonifacio Palacios, Almafuerte (1854-1917)

Mensaje por luisoroverde » 12 Abr 2010 00:41

Jesús de Galilea
Para mí no eres Dios,
Eres sólo una idea
De la que marcho en pos.

No me humillo ni ruego
A tus plantas Jesús,
Llego a ti como un ciego
Que va en busca de luz.

Jesucristo eres nuestro
Más grande innovador,
Profeta ¡no! Maestro
De piedad y de amor.

No le niegues al mundo
La gloria de tu ser,
Que en su vientre fecundo
Te engendró una mujer.

Pastor de la gleba,
Sabio teorizador,
De la turba que lleva
El signo del dolor.

¡Oh, si fuera divino
el destello de tu luz
que alumbró tu camino!
¿Que valdría tu cruz?

Tu doctrina redime,
De ella vamos en pos,
Como hombre eres sublime,
¡Pequeño como Dios!

Avatar de Usuario
luisoroverde
Vivo aquí
Mensajes: 7584
Registrado: 19 Sep 2007 15:29
Ubicación: Argentina
Contactar:

Re: Pedro Bonifacio Palacios, Almafuerte (1854-1917)

Mensaje por luisoroverde » 12 Abr 2010 00:48

más aún...

VERA VIOLETTA

En pos de su nivel se lanza el río
por el gran desnivel de los breñales;
el aire es vendaval, y hay vendavales
por la ley del no-fin, del no-vacío;

la más hermosa espiga del estío
no sueña con el pan de los trigales;
el más noble panal de los panales
no declaró jamás: Yo no soy mío.

Y el sol, el padre sol, el raudo foco
que lo fomenta todo en la Natura,
por fecundar los polos no se apura,
ni se desvía un ápice tampoco...

¡Todo lo alcanzarás, solemne loco,
siempre que lo permita tu estatura!


y por último..

LA YAPA

Como una sola estrella no es el cielo,
ni una gota que salta, el Océano,
ni una falange rígida, la mano,
ni una brizna de paja, el santo suelo;

tu gimnasia de cárcel, no es el vuelo,
el sublime tramonto soberano,
ni nunca podrá ser anhelo humano
tu miserable personal anhelo.

¿Qué saben de lo eterno las esferas;
de las borrascas de la mar, las gotas;
de puñetazos, la falange rota;
de harina y pan, la paja de las eras?...

¡Detente, por piedad, pluma, no quieras
que abandone sus armas el idiota!


Imagen

"me queda inspiración bastante
para incendiar el sol, si se apagara"

:hola:

Responder