Niño poeta en barquita (Cuento)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4535
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Niño poeta en barquita (Cuento)

Mensaje por Estrella de mar »

Una barquita en la playa, varada en la arena,
para que junte sus letras un niño poeta...


Contaba mi tía Catalina que una noche de esas de ceniza en la garganta salió a la calle a pescar luciérnagas para el negro pozo. Se dirigía hacia el pantano en busca de un nuevo ejemplar de Lampyris noctiluca cuando encontró, girando una esquina, una barquita azul con rayas. Enseguida imaginó a un infante ceñudo perdiendo el juguete por una rabieta. Sintió de pronto una desolación profundísima que le mordía el pecho al ver esa barquita a la deriva sin agua donde mecerse ni viento que le soplara. Impulsada por un arrebato se agachó para observarla mejor y sin darse cuenta ya la tenía navegando en sus manos. Qué bonito azul y qué graciosas las rayas rosa fosforito, pensó. Yo te soplaré, le dijo, mirándola con desbocada piedad. Y a continuación la introdujo en su bolsillo como si fuera un pequeño ser desvalido.
Contaba mi tía que sintió la transformación de inmediato. Comenzó a sentir la marea latiendo en su bolsillo. Le siguieron los cuchicheos de lluvia y la pequeña estela de arena que dejaban sus huellas. Olvidándose de las noctilucas corrió de vuelta a casa donde un plato muy hondo, lleno hasta la mitad, le sirvió de río. Asegura que a los pocos días escuchaba silbidos de viento y graznidos de gaviotas (a los que acabó bautizando requiebros) que brotaban de la barquita en las noches de tormenta.
Luego vinieron los olores. Embriagador olor a mar y a una mezcla de vacío salado llenándose como un cántaro. Más tarde, los regueros de pequeñas piedras en los cajones. Porque en aquella barca tan pequeñita cabían muchas cosas. Cabían los benditos requiebros, la arena, cabían las piedras, la mezcla de olores. Y cabía un niño poeta en las noches de luna llena.
Aparecía sentado en la barca juntando sus letras. Cuando mi tía le pedía un qué me cuentas se arrancaba él meciendo unos versos que era gloria bendita oírlo y verlo. Una vez acababa de arrullar palabras le describía con pelos y señales lo bien que se lo pasaba los Clitunnos cuando iba a volar su cometa, le narraba cómo de unos geranios habían germinado tres vidas enteras, para terminar prometiendo que aún quedaba muchisísima limonada. Después mi tía le pedía que cantara esa melodía tan graciosa que él sabía soplar muy bonito: “Yo prefiero seguir buscando los defectos y los encantos de una dama golfa y valiente, verdadera como la guerra, despeinada como la tierra y canalla como la gente”. Y se le pegaba a ella cosa mala porque se pasaba silbándola días y días. Contaba que cuando el niño poeta terminaba de trinar hacía como si oteara el horizonte, le sonreía y se desvanecía sin más hasta la siguiente luna llena. Fue por aquella época cuando mi tía se pasmó viva al despertarse una mañana y darse cuenta de que ya hacía la tira de tiempo que no salía a pescar luciérnagas para el negro pozo. Nadie se creerá que de una cosa tan pequeñita me haya brotado una playa con su mar y su niño poeta. Han enterrado la ceniza de la garganta bajo la arena, susurraba riéndose.
Nadie lo vio normal, (menos el vecino del quinto, que en cuanto se enteró quiso ver la barquita y se quedó prendado), pero mi tía que se sentía tan feliz como el que tiene un jilguero que le canta todas las mañanas decía que lo normal es lo que le va bien a cada uno.
Al poco tiempo, una mañana de infernal ventisca en la que ella no estaba en casa, mandó la mar a su hermano el viento a reclamar lo suyo. Descoyuntó persianas con violencia, hizo añicos los cristales de las ventanas, echó a volar sillas y pulverizó las figuritas de porcelana. Cuando mi tía volvió y vio todo el desastre nada de eso le pesó. Lo único que le pesó fue la desaparición del río, el río con su barquita. En vano la estuvo buscando mi tía por toda la casa. Empezó a menguar, ya no era la misma. Se agrietaba sin cuchicheo de la marea y sin niño poeta. Pero no se amilanó fácilmente. La buscó en las pilas bautismales, en las bañeras de todas las casas que visitaba, la buscaba a la vuelta de todas las esquinas. ¿Has visto mi barquita?, preguntaba a todo aquel que se cruzaba. Las vecinas le decían que había que ver la perra que le había dado con la barquita. Que mucho mejor era buscar un barquero con un buen remo. Pero cuando se enteró el señor Emilio, el vecino del quinto que daba clases de guitarra, se compadeció de ella y recorrió todas las jugueterías de la ciudad buscando una barquita de las mismas características. Como no encontró ninguna que luciera esos tonos tan peculiares compró una barquita blanca, cinco pinceles, más dos botes de los colores consabidos, (que anda que no le costó al pobre hombre identificarlos, pero resultaron ser azul glaciar y rosa profundo), para pintarle a ya sabemos quién la barca con sus cinco rayitas, mientras sonaba la Butterfly en su viejo tocadiscos. Cuando hubo acabado llamó a la puerta de mi tía con una tímida sonrisa y tembleque de manos. Ella se ilusionó mucho. ¡Mi barquita, mi barquita!, chillaba, llevándosela al pecho. Pero duró poco el embrujo y la rechazó pronto mi tía, porque de esa barquita, por mucho que fuera azul glaciar y tuviera las cinco rayas del genuino rosa fosforito, no brotaba niño poeta, ni cuchicheo de lluvia, ni arrullo de la marea. Y así fue cómo se dedicó un tiempo el profesor de guitarra a comprar más barquitas blancas y a pasar las noches en vela plantándoles sus cinco anillos (como ya los llamaba) con la esperanza de que de alguna de ellas saliera un niño poeta. Con renovada ilusión volvía a llamar a la puerta de mi tía para entregarle la barquita de rigor. Ella la miraba de cerca, se la acercaba a su oído derecho, la olisqueaba como whisky añejo y con mirada apenadísima la devolvía negando con la cabeza. Se iba evaporando mi tía hasta que un día de extrema angustia ya no resistió más y decidió salir a la calle a pescar luciérnagas para el negro pozo. Se puso su vestido de seda estampado con flores, cogió la pamela amarilla y se embarcó para vivir su travesía. Volveré cuando la encuentre, nos garabateó en una nota regada con veleros.
El señor Emilio no cejó en su empeño y siguió con su tarea nocturna (contagiado ya del todo con el virus de la barquita), pintando anillos al abrigo de la madame de Puccini, sin el beneplácito de las vecinas. El las oía murmurar que qué lástima daba, un señor de lo más sociable y apuesto, saliendo siempre a la calle hecho un pincel, ahora resultaba que ya ni se le veía el pelo porque le había dado la misma ventolera que a la señora Catalina. Y que esa música, sonando noche tras noche, los iba a volver tarumba a todos. Pero el profesor de guitarra, que se pasaba por el pepino lo que dijeran las vecinas y que además estaba convencido de que era justo en ese momento cuando estaba hecho un pincel de verdad, siguió insistiendo hasta que acabó encontrando LA barquita.
Dice el señor Emilio que se le agarró el vendaval al pecho en una noche de tormenta y le empujó a salir a la calle en medio de un aguacero tremendo. Dice que recorrió innumerables calles sin saber a dónde iba ni por qué, pero que estaba impelido a obedecer esos impulsos punto por punto. Hasta que doblando una esquina algo le hizo pararse en seco. Ahí estaba, varada en tierra de jacarandá. Cogiéndola con infinita ternura se la acercó al pecho. Yo te cuidaré, le susurró. Echó a correr de vuelta a su casa, donde confirmó que sí, que aquéllos sí eran el auténtico azul y su rosa fosforito que tanto se le habían resistido a él. Puso agua en una ensaladera (a la que llamó bahía), posó la barquita y suspiró satisfecho.
Ahora es el señor Emilio quien cuenta que escucha el arrullo del mar, que ve cómo se le inunda de playa la casa entera. Quien jura que, en las noches de luna llena, aparece en la bahía un niño poeta juntando letras. Y se siente tan rebosante de felicidad como aquel que tiene un jilguero que le canta todas las mañanas. Porque le han valido la pena todas las noches en vela, todas las fatiguitas, para que cuando vuelva mi tía Catalina tenga por fin su barquita.

Pescador sin barca (Barquita 2)
Última edición por Estrella de mar el 16 Nov 2016 14:44, editado 2 veces en total.
Ya es carnaval en el cielo.
Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4535
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Estrella de mar »

Un cuadrito que le he pintao al Tolito. :boese040: Un niño poeta mu bonito que nos ha robao el alma. :lol:

:dragon:
Ya es carnaval en el cielo.
Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4380
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Tolomew Dewhust »

Estoy en el hospitalito de mujeres con una botella de oxígeno encima... Cuando se encienda la luna me paso de nuevo a matarte a beso limpio...
Por ti yo ando este camino aunque pierda la cabeza.
Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9165
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Ororo »

Coñito, qué bueno!!
Ohhhhh... Qué mona la historia, tiene mucha magia.
Y es muy tiernecito.
Me alegra ver que aunque no participaras en el concur tienes mucho que dar.
Qué monaeta, Estrellita.
Mañana lo releeré con más calma.

Los diminutivos son una plaga, pero nos gusta :cunao:
1
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 18698
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por jilguero »

¡Qué grata sorpresa! Mira que no quería yo entretenerme... He entrado para otra cosa con idea de salirme enseguida, pero al leer el título y la autora me ha sido imposible no leerlo.

¡Qué imágenes tan preciosas! Me encanta esa de la tía Catalina saliendo a pescar luciérnagas para el negro pozo; o la de ese plato hondo convertido en río o esa sopera convertida en bahía, con el barquito con los colores de Pin y el niño poeta a bordo juntando letras cada luna llena. :chino:

¡Niño poeta en barquita no vayas a faltar el domingo a la fiesta de la luna llena!
Ya sabes que, como bien le explicó el zorro al principito, los ritos son los que hacen que un día sea diferente de los otros días y una hora de las otras horas. Sin ellos, la vida sería demasiado monótona :60:



Última edición por jilguero el 23 Ene 2016 00:34, editado 1 vez en total.


Barcos de papel navegando por el Sena :party: La insólita veleta de Santa Lilaila

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4380
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Tolomew Dewhust »

Yo tengo una barca que ni es marinera
ni sale del agua como lo haces tú. Tengo una barquilla
hecha con madera que no es tan pequeña como lo eres tú...


Que sea mi barca y Santa Catalina el hilo conductor de esta historia es para quererte ya pa siempre, Caleta... ¡y qué colores más bonitos, canalla! Así que azul y el rosa fosforito, jaja.

Me lo he leído solo unas treinta y dos veces, y cada vez con más ganas. Retorciéndome con algunos de los puñales con los que has salpicado este texto y entrando en éxtasis cada vez que me golpeaban las referencias a mis clasecillas de guitarra, a mi madre Catalina o a mi hermano Daniel, alías cerezoman. Están todas (también los conceptos matemáticos...), solo hay que dejarse mecer mientras se lee y romperse.

Tras los dos primeros párrafos me tuve que detener y pararme a pensar si esto no lo había escrito yo en un estado de enajenación mental transitoria o algo por el estilo, porque eres la niña camaleón (y esto me lo apunto desde ya como título de cualquier pamplina, por si acaso...) que te has vestido de Tolo y has puesto muchisísima limonada en el asunto.

Déjame, Caleta, volver esta tarde para destripar esta historia, traducir cada frase... porque muchas de ellas duelen. Déjame decirte que la primavera empezó para mí ayer por la tarde, cuando te acordaste de este payaso y perdiste tu tiempo retratándome, que me va a ser imposible ya separarme demasiado de este hilo (e incluso del foro, aunque lo siga intentando de vez en cuando), y que casi me desmayo la primera vez que lo he leído porque me has vencido con el título, que has clavado el negro pozo, que me gustan los geranios, la barquilla y esa ensaladera rebautizada bahía... en fin, de arriba abajo (como tú :beso:).

Que te vi a comé tó las cosas, niña.
Por ti yo ando este camino aunque pierda la cabeza.
Avatar de Usuario
noramu
Dina
Mensajes: 5406
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por noramu »

¡Qué bonito! Tierno a la vez que ácido, poético a la vez que sencillo, salao a la vez que triste, ... me he quedado sin más adjetivos y sin palabras. Nada, que ya puede estar dando volteretas de alegría nuestro niño poeta con este cuento que le has escrito, Estrellita :60: :60:
1
Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4380
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Tolomew Dewhust »

Estrella de mar escribió:Un cuadrito que le he pintao al Tolito. :boese040: Un niño poeta mu bonito que nos ha robao el alma. :lol: :dragon:
A ver si va a resultar que el tigre Sogad se inspiró en mi persona para su personaje de Ojo de Pez... todo es posible 8).
Ororo escribió:...
Ohhhhh... Qué mona la historia, tiene mucha magia.
Y es muy tiernecito...
Sí. Tiene pellizquito del bueno, del que se te agarra en el pecho y no te suelta.
jilguero escribió:¡Qué imágenes tan preciosas! Me encanta esa de la tía Catalina saliendo a pescar luciérnagas para el negro pozo; o la de ese plato hondo convertido en río o esa sopera convertida en bahía, con el barquito con los colores de Pin y el niño poeta a bordo juntando letras cada luna llena. :chino: ...
Al pellizquito que mencionaba antes se unen frases contundentes y que a mí me derriten... una de ellas (aunque quiero destripar esto a lo largo del finde), esta: Nadie se creerá que de una cosa tan pequeñita me haya brotado una playa con su mar y su niño poeta. Han enterrado la angustia en la garganta bajo la arena... Moooortal kombat. K.O. técnico.
Tolomew Dewhust escribió:... Me lo he leído solo unas treinta y dos veces... bla, bla, bla...
Pocas son :colleja:.
noramu escribió:¡Qué bonito! Tierno a la vez que ácido, poético a la vez que sencillo, salao a la vez que triste, ... me he quedado sin más adjetivos y sin palabras. Nada, que ya puede estar dando volteretas de alegría nuestro niño poeta con este cuento que le has escrito, Estrellita :60: :60:
En lugar de niño poeta :cunao: entendí niño piruleta... Y la verdad es que me ha encantado igualmente :mrgreen:.
Por ti yo ando este camino aunque pierda la cabeza.
Avatar de Usuario
noramu
Dina
Mensajes: 5406
Registrado: 06 Oct 2011 11:32

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por noramu »

Tú te lo has buscado. Por mi parte te quedas con niño piruleta :lol:
1
Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4380
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Tolomew Dewhust »

:alegria: :alegria: :alegria:
Por ti yo ando este camino aunque pierda la cabeza.
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 18698
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por jilguero »

noramu escribió:Tú te lo has buscado. Por mi parte te quedas con niño piruleta :lol:
El poeta de los mil y dos nombres. :wink:
Mira que había conseguido yo ya salirme de la tela de araña foril y la estrellita caletera me ha puesto un relato trampa (sí, como esos que le contaba Berlin al viejito para que no se muriera) delante de los ojos.
Han enterrado la angustia en la garganta bajo la arena...: por eso es un relato trampa, por eso, porque mientras haya barquito con niño poeta dentro ya no habrá pozo negro ni harán falta las luciérnagas.:chino:
Vale, es un texto dedicado a nuestro poeta majareta, pero no me digáis que la historia no es mucho, mucho más universal.
Estrellita :chino:
Jilguero, que no entres más :colleja:



Barcos de papel navegando por el Sena :party: La insólita veleta de Santa Lilaila

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 4380
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Tolomew Dewhust »

jilguero escribió:Vale, es un texto dedicado a nuestro poeta majareta, pero no me digáis que la historia no es mucho, mucho más universal.
La historia, del uno al diez, es un mil quinientos :133:. Trasciende, va más allá del mero homenaje a este juntaletras... Tiene pelusilla, limonada y pellizquito. Me pone pitosillo, sí :cunao:.

Estrellilla, a Catalina le ha encantado :chino:.
Jilguero, que no dejes de pasarte por aquí...
Por ti yo ando este camino aunque pierda la cabeza.
Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 18698
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por jilguero »

Tolomew Dewhust escribió: Estrellilla, a Catalina le ha encantado :chino:.
Jilguero, que no dejes de pasarte por aquí...
Criar un geranio y, cuando menos te lo esperas, descubrir que tienes un barquito con un niño poeta dentro en casa es para sentirse orgullosa. :wink:
Toca "junquear" :wink:
Última edición por jilguero el 23 Ene 2016 00:37, editado 1 vez en total.


Barcos de papel navegando por el Sena :party: La insólita veleta de Santa Lilaila

El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre (A. Camus)
Avatar de Usuario
Ororo
Diosa de ébano
Mensajes: 9165
Registrado: 14 Oct 2008 18:30
Ubicación: En África

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Ororo »

Estrella de mar escribió:lo normal es lo que le va bien a cada uno.
Me encanta :cunao:
1
Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4535
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: Niño poeta en barquita

Mensaje por Estrella de mar »

Jo, qué ilu me hace que se os haya contagiado el virus de la barquita. :lol: Muchas gracias por leerme, Ororete, Jilguerillo y Noreta. :60:

Estoy que implosiono de satisfaction :lol: por que le haya gustado a Catalina. :08: :alegria: Le mando un abrazo con olor a mar mediterráneo. :beso:
Y a ti, poeta piruleta, :meparto: da gusto pintarte cuadros con las cosas que me dices.
La verdad es que parece que me la silbaras tú. En un principio sólo tenía los dos versitos en cursiva del comienzo. Tenía claro que el elemento principal sería la barquita. Estuve dándole vueltas hasta que me vino la primera frase y de ahí surgió la historia solita. Algo que no me suele pasar porque normalmente las paso canutas para "armar" los relatos. :boese040:

No me enrollo más. :lol: Sólo quiero volver a darle un besote al poeta majareta y decirle que aquí siempre tendrá su barquita. En el hilo y en el foro. Ya nos encargaremos de ello tu club de fans. :lista: :boese040: ¿Verdad, jilguerito mío? :lol: Me ha flechado el cuore las cositas que me has puesto, ojito de Aquiles. :cunao: :beso:
Ya es carnaval en el cielo.
Responder