El último rey de Tenerife - Pedro L. Yúfera

En este foro se hablará de novelas históricas.

Moderador: ciro

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66886
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

El último rey de Tenerife - Pedro L. Yúfera

Mensaje por lucia » 27 Ago 2016 18:40

Imagen
Encuadernación: Tapa blanda | Páginas: 477 | Formato 15x23 cmcm. | P.V.P. 22,50€
Stella Maris escribió:En 1474, Isabel I de Castilla y su esposo, Fernando II de Aragón, firmaron el Concordato de Segovia. Ambos acordaron en dicho tratado el futuro gobierno de los reinos, pero un enfrentamiento entre ambos los llevó a realizar un pacto secreto que no se reflejaría en el concordato. Acto seguido, llamaron a un caballero, caballero que partió con unos manuscritos que nunca vieron la luz y permanecieron ocultos en un monasterio vallisoletano.

Veinte años después, en este monasterio próximo a Valladolid, un monje resulta asesinado y se profana la tumba de un antiguo abad. La apertura del sarcófago revela que nunca hubo en él restos humanos: todo lo que se encuentra dentro es un pequeño cofre que contenía los manuscritos, que han desaparecido. El abad del monasterio ordena a Rodrigo, un antiguo soldado enclaustrado allí por enfrentarse a la Inquisición, que recupere el contenido del cofre.

Por otra parte, un contencioso en la Chancillería de Valladolid sobre un mayorazgo y un posible fraude, conduce a Gonzalo, un joven y ambicioso abogado, a caer en una trampa que originará su descrédito y expulsión de la profesión. Gonzalo marcha a Sevilla y allí se convertirá en espía de un comerciante genovés que financia la expedición de Alonso de Lugo para conquistar la isla de Tenerife.

Es en el monasterio donde se cruzan los destinos de los protagonistas de la novela, Rodrigo, el antiguo soldado que busca los manuscritos, y Gonzalo, el joven expulsado de la abogacía y convertido en espía. Finalmente, ambos personajes se embarcarán juntos en la peligrosa y sangrienta aventura de la ocupación de la isla, donde acabará teniendo lugar uno de los mayores genocidios de la historia.

Responder