Deshielo - Maria-Mercè Marçal

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... ¡eres tú!

Moderadores: madison, Tessia

Responder
Avatar de Usuario
sergio,
Vivo aquí
Mensajes: 21544
Registrado: 14 Ene 2009 15:39

Deshielo - Maria-Mercè Marçal

Mensaje por sergio, » 05 Oct 2016 11:53

Imagen

Título original:
Desglaç
Traductora: Clara Curell
Editorial: Igitur
Nº de páginas: 131 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Edición bilingüe
ISBN:
9788495142276
“El momento del deshielo [desglaç] es un momento doloroso pero abierto. Hay muerte, desaparece el armazón que inmoviliza, pero que también sustenta; lo sólido da paso al intento, aún, de dar forma a lo informe, de ordenar el embate. La desintegración aparente es también la posibilidad de fluir. Lejos queda la rigidez, el envaramiento, los movimientos de autómata, la repetición compulsiva y mecánica de los gestos. Camino fluido, de nuevo sin esquemas ni pautas, que es, a su vez, camino de revivir, de retomar, de reidentificar, de renombrar, de rehacerse.”

Maria Mercè Marçal – LLENGUA ABOLIDA, 1989.

Avatar de Usuario
sergio,
Vivo aquí
Mensajes: 21544
Registrado: 14 Ene 2009 15:39

Re: Deshielo - Maria-Mercè Marçal

Mensaje por sergio, » 05 Oct 2016 11:55

Algunos poemas:
SIN rebote la muerte te ha dado jaque mate.
Y de rebote a mí, surgiendo del espejo
que se me encara, hermético: no existe escapatoria.
Sé que oprimen mi cuello tentáculos de pulpo.

Oigo el aullar del perro y el lamento del lobo.
El trote desbocado del tiempo y el caballo
del recuerdo nos pisa, ni siquiera un harapo
de quien fuimos, y el hielo nos cubre copo a copo.

Yo no puedo salir de esta calle cortada
a sangre por el muro cuyas sombras me enlutan
y donde sólo imito las muecas de un ahorcado.

Donde te miro, ciego a los días que pasan
sin darnos ni una tregua, en el negro tablero
de la Muerte, que nos ha dado jaque mate.
YO que asfixié a la hija
obediente de Ti
y la enterré, convulsa
todavía, en el hielo
no sé ahogar el oscuro
estertor que se une
al tuyo, dócilmente,
muro allá. Y hacia acá.
Ella habla por mí.
Flota sobre las aguas
inmóvil el silencio
de aquella que no sé
si soy.
Que el fuego encienda
la hora muda y desclave
lengua y sendas. Que el día
nazca, desnudo, del deshielo.
"Toda mujer adora a un fascista..."
Sylvia Plath

ESA parte de mí que adoraba a un fascista
-o lo adora, ¡quién sabe!
yace contigo, pace contigo.

No le espanta la tumba. Llamada desde siempre
al reino más oscuro,
muere contigo, y vive de ti.

Ofrenda temblorosa, sólo sabe seguirte
y aferrarse a tu mal
como a un puerto seguro.

Medusa deshuesada, lo que queda de mí
lucha por completarse
sin ti, lejos de ti.

El bisturí vacila. ¿Quién me habita ahí afuera?
¿De qué forma pensarte
como si yo no fuese tú?
PUNK IS NOT DEAD


Palabras para Àngela

Hija oscura del fuego
inextinguible. Amor
violento del desierto:
coraje de palmera.
Ángel no, sino ángela
rebelde, sin un cielo
que perder o ganar.
Sólo, rígido azul,
la pregunta, en abismo.
Tienes agudo el filo
como astros que un alud
de unas sombras de presa,
a sangre, desarmaba,
y con cresta sangrante,
brutalmente, en el alba
han rearmado los gallos.
Chillan los espolones
arrancados, el miedo,
la venganza del día
que el cuchillo ha cegado.
La pena calza orgullo
de bota militar
y el mal busca las altas
torres en que colgar
la alegría-jirón
de bandera robada
al enemigo. Amor
violento de un desierto
sin espejismos. Negro
despertar de una mar
temeraria. ¿Comprendes?
Porque te vi los ojos
entrando con el paso
descalzo de tus verdes
por el bosque expoliado
sin herir el minúsculo
sueño de aquella hierba.
Porque te vi los ojos,
el horror viene a mí
como un pájaro agónico
que reclama un tributo
debido, con impúdico,
vil chantaje de amor.
Y no sé, oscura hija
de la mar y del fuego,
qué arma o qué reclamo
puede echar a este viejo
desleal del futuro.
Ni encima de qué puente
de barcas astilladas
el fuego de una ola
nos unirá en la lucha.
IGUAL que el asesino vuelve al lugar del crimen
tras perder la memoria y el olvido
y en el umbral encuentra al que creía muerto
y se vuelve su esclavo sin saber el porqué
y se convierte en perro, y vigila la casa
en contra de la muerte, contra el ladrón ausente
que quizá le robara el precio del rescate,
así yo regresaba al lugar del amor.
BAJO el viento se avivan
brasas de antiguos gozos mal cubiertos...
¡Caleidoscopio extraño
donde lo que es usado se vuelve nieve intacta
-que te ofrecen a ti, para que dejes huellas
y empañes su pureza demasiado infecunda-
y donde lo que es nuevo pierde su extranjería...!

En ti yo amo todo mi pasado
que se agrupa en un nombre exclusivo y ritual:
los arrabales negros del deseo, el mal,
los mares soleados y la cuna.
Las curvas de tu cuerpo me alimentan
de otros paisajes que el olvido prende:
el fuego reanima todas las campanas
y la nostalgia cesa, al encontrarlos vivos,
encarnados en ti, y tú les das sentido.

Viraje alguno o culpa borraría,
ni rastro de cuchillo, ni el estrago o la sombra,
ni el desierto o la sangre sembrada a ras de duna,
muerta, ni los oasis asolados y verdes, ni un espejismo,
ni el refulgente grito de huesos que chacales
han roído, y que dejan ya cansados...:

Tomo el camino que me llevó a ti.
Fuente original: http://www.barcelonareview.com/46/s_mmm.htm Y en catalán: http://www.barcelonareview.com/46/c_mmm.htm

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 47930
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Deshielo - Maria-Mercè Marçal

Mensaje por Aben Razín » 05 Oct 2016 12:11

Gracias por abrir el hilo, sergio, :60:

No conozco a esta autora y tampoco sabía de este poemario, pero, por lo que he podido leer, me parecen unos poemas muy desgarradores como si el deshielo sirviera para encontrar la tierra dura que nos sostiene y que nos desagrada, :(
Pasado: Filek de Ignacio Martínez de Pisón.

Presente: La dama del lago de Raymond Chandler.

Futuro: La zapatilla por detrás de Javier Oliva.

Responder