Jan Potocki

Pues eso, para hablar de un autor en general.

Moderador: natura

Responder
Avatar de Usuario
Gamow
Vivo aquí
Mensajes: 6340
Registrado: 24 Oct 2011 16:54

Jan Potocki

Mensaje por Gamow » 26 Feb 2018 20:39

Jan Potocki
(8 de marzo de 1761, Pykiv, Ucrania - 23 de diciembre de 1815, Vínnytsia, Ucrania)

Imagen

Conde Jan Nepomucen Potocki de Piława, fue un noble, científico, historiador y novelista polaco, capitán de zapadores del ejército polaco, célebre por su novela El manuscrito encontrado en Zaragoza.

Biografía
Escritor polaco, de origen noble, también conocido como el conde Potocki. Nació en el castillo de Pikow en Polonia, en la región de Podolia. A los 12 años marchó a Suiza, donde continuó sus estudios primero en Lausana y después en Ginebra. A su regreso a Polonia ingresó en la carrera militar, abandonada poco después para dedicarse a sus dos pasiones, los viajes y el estudio. Adquirió un conocimiento enciclopédico, y dominó casi todas las lenguas modernas, a la vez que se contagió del espíritu progresista que dominaba en la corte polaca.

Precursor del espíritu romántico que reinaría cincuenta años después, Potocki viajó al sur de Europa, visitó Italia, Sicilia y Malta, desde donde pasó a Túnez en 1779 como invitado del príncipe Alí-Bey y desde allí marchó a España. En España visitó Sevilla, Granada, Córdoba, Sierra Morena y Madrid, donde parece que conoció el estudio de Goya.

En 1781 inició un segundo viaje por Turquía, Grecia, Egipto, Albania y Montenegro y regresó en 1784 a Polonia. Se casó en 1785 con Julia Lumbmirska, con la que tuvo dos hijos. Fue invitado a París por su suegra, donde frecuentó círculos próximos al enciclopedismo de Diderot, a los ocultistas seguidores de Swedenbor y a los Rosa-Cruz. Viajó a Holanda, y allí fue testigo presencial de la insurrección popular contra el ejército prusiano.

Regresó a Polonia para participar como diputado de la Dieta a principios de 1788; desde su escaño propugnó la revolución desde arriba: la abolición de la esclavitud, la participación del tercer estado en las tareas de gobierno y el abandono del militarismo prusiano. Tachado de jacobino y vigilado por la policía, instaló en su palacio una imprenta clandestina en la que realizó panfletos revolucionarios. En junio de 1791 viajó a Marruecos, donde el caíd de Tetuán le recibió con grandes honores. Posteriormente viajó a Rabat como invitado del emperador Muley Yésid, y después a Larache, Arcila y Tánger. Durante su permanencia en Marruecos, España declaró la guerra a Marruecos, y Potocki decidió regresar a Cádiz para después visitar Coimbra, Cintra y Madrid. Regresó, finalmente a Varsovia, no sin antes participar en una sesión de la Asamblea Nacional Revolucionaria en París.

Tras la muerte de su esposa de tisis en 1794, dejó a sus hijos a cargo de su suegra y se dedicó, de nuevo, a viajar y estudiar.

En 1799 contrajo matrimonio con su prima Constance Potocka, con la que en 1801 tuvo un único hijo, Bernard. En los años siguientes se dedicó al estudio y a la realización de numerosas obras sobre etnología, historia, geografía y viajes. En 1804 en San Petersburgo publicó la primera parte de su extraordinaria novela El manuscrito encontrado en Zaragoza. Allí trabajó como alto funcionario de la Dirección de Asuntos Asiáticos.

En 1805 el zar Alejandro I le envió en misión diplomática a China, compuesta por más de 250 personas, y mandada por el conde Golovkine. Por deseo del zar, Potocki viajó con él como jefe de la misión científica adjunta. Al regreso de esta misión, el zar le nombró su consejero personal, cargo que ostentó hasta 1812 cuando los polacos se alzaron en masa contra el imperio ruso. Por esta razón, Potocki solicitó permiso del zar para retirarse a sus posesiones en Podolia, donde, desengañado de la vida pública, se consagró al estudio y al trabajo.

En 1815, después de la batalla de Waterloo, y perdidas todas las esperanzas de los polacos de tener una Polonia independiente, vivió sus últimos días aquejado de fiebres y con una fuerte depresión. Se suicidó en su biblioteca de un tiro en la sien con una bala de plata que el mismo fabricó.
Fuente

Bibliografía
Novela
El manuscrito encontrado en Zaragoza (I.ª parte, San Petersburgo, 1804). II.ª parte, Avadoro (una historia española), París: Gide Fils, 1813, reeditada con supresiones, cambios y añadiduras con el título Les dix Journées de la Vie d'Alphonse van Worden, París: Gide Fils, 1815. En 2002 se descubrió el manuscrito de una segunda redacción de la primera parte datada en 1810, que fue impresa en 2008.

Teatro
Farsas (parades) (1792)
Los gitanos de Andalucía (1794)

Libros de viajes
Viaje a Turquía y Egipto (1789)
Viaje al Imperio de Marruecos (1792)
Viaje por algunas partes de la Baja Sajonia para la busca de Antigüedades o wendas (1794)
Memoria sobre un nuevo periplo del Ponto Euxino, así como sobre la más antigua historia de los pueblos del Tauro, del Cáucaso y de Escitia (1796)
Viaje al imperio de China
Viaje por las estepas de Astracán y del Cáucaso (póstumo-1829)

Libros de viajes e historia en sus ediciones originales
Histoire Primitive des Peuples de la Russie avec une Exposition complete de Toutes les Nations, locales, nationales et traditionelles, necessaires a l'intelligence du quatrieme livre d'Herodote (St. Petersbourg: Imprime a l'Academie Imperiale des Sciences, 1802)
Voyage dans les steppes d'Astrakhan et du Caucase (Paris, 1829)
Voyage en Turquie et en Egypte (1788; traducción polaca: Julian Ursyn Niemcewicz, Podróz do Turek i Egiptu, 1789)
Voyage dans l’Empire de Maroc (1792)

Libros de Historia
Fragmentos históricos y geográficos sobre Escitia, Sarmacia y los eslavos (1796)
Historia primitiva de los pueblos de Rusia (1802)
Ensayo sobre la historia universal
Cronología de los hebreos (Chronologie des Hébreux, 1805)
Principios para una cronología de los tiempos anteriores a los Juegos Olímpicos

Fuente: Wikipedia

-----
Biografía completada por Moderación
Leyendo: ¿?
Recuento 2019

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14245
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Jan Potocki

Mensaje por Arden » 28 Feb 2018 08:28

El manuscrito encontrado en Zaragoza siempre ha sido uno de mis pendientes, y sus libros de viajes son muy interesantes.

Em encantaría un miniclub, de esos semanales de una parte del libro por semana.
Los normandos en Sicilia de John Julius Norwich.

Responder